Archivos para el tag ‘pastel salado’

Pastel de carne y calabacín

Laura Vichera | 26 de julio de 2016 a las 8:13

  • 400 grs de carne de ternera picada
  • 5 huevos
  • un pimiento rojo
  • 3 calabacines pequeños
  • una cebolleta
  • 4 cucharadas de queso tierno rallado
  • 2 cucharadas de leche
  • pan rallado
  • unas ramitas de tomillo
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, lavar y despuntar los calabacines. Luego los cortamos en bastones, a lo largo y los reservamos. Lavar el pimiento, lo pintamos con aceite de oliva y lo asamos hasta que la piel quede tostada. Envolver y dejamos enfriar. Lo pelamos, retirar la piel y las semillas y lo cortamos en tiras finas. Colar el jugo que ha soltado y reservamos.

En una sartén calentamos un hilo de aceite de oliva, saltemos las tiras de pimiento y los bastones de calabacín. Sofreír unos cinco minutos y sacar bien escurridos a un plato.

A continuación, en la misma sartén, rehogar la cebolleta muy picada y, cuando comience a dorarse, incorporar la carne, la desmenuzamos y añadir el jugo de los pimientos. Sin dejar de mover, sofreír todo junto hasta que la carne quede bien suelta.

En un cuenco batimos los huevos, el queso rallado, una pizca de sal y pimienta negra molida. Agregar la carne bien escurrida, una pizca de pan rallado y también el tomillo desmenuzado. Precalentar el horno a 170 grados.

Luego, engrasar un molde alargado y espolvorear con pan rallado. Sobre el fondo repartimos la mitad de las verduras y cubrir con la mitad de la carne picada. Repetimos ingredientes y ya, golpear el molde para que no queden huecos y tapar con papel de aluminio.

Por último, hornear unos treinta y cinco minutos y dejamos enfriar dentro del horno. Servir cortado en rodajas y acompañar con una ensalada.

Pastel de pescado y verduras

Laura Vichera | 28 de abril de 2015 a las 8:13

  • 400 grs de pescado variado: salmón, merluza, bacalao…
  • una patata grande
  • 2 zanahorias
  • un puñado de judías verdes
  • un puñado de guisantes (pueden ser congelados)
  • una cebolleta
  • 5 huevos
  • 4 cucharadas de nata ligera
  • 4 cucharadas de salsa de tomate casera
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de culantro
  • unos tallos de cebollino
  • sal y pimienta negra molida
  • algo de mantequilla y pan rallado para el molde

 

Con ayuda de un pincel, engrasar un molde con la mantequilla y espolvorear con pan rallado. Sacudir bocabajo y dejamos en el frigorífico mientras vamos preparando los ingredientes.

En una sartén, ponemos el pescado y la hoja de laurel. Agregar un par de cucharadas de agua, tapar y cocer unos minutos. Sacar un plato, dejamos enfriar y repasar para eliminar las espinas. Desmigar en trozos grandes.

Luego, pelar la patata, se corta en dados y hacemos lo mismo con las zanahorias. Limpiar las judías verdes y las troceamos también. Se escaldan todas juntas, con los guisantes, en agua hirviendo y se vuelcan luego en un escurridor.

En la sartén, calentamos un chorrito de aceite de oliva y pochar la cebolleta muy picada. Cuando esté blandita, incorporar las verduras, el cebollino y el culantro picados, subir un poquito el fuego y rehogar todo junto. Dejamos templar y precalentamos el horno a 180 grados.

En un cuenco batimos los huevos con la nata y la salsa de tomate. Agregar una pizca de sal y pimienta, incorporar las verduras y el pescado y mezclar despacio.

Por último, volcar en el molde y sacudir para que no queden huecos. Hornear al baño María durante una hora. Servir templado y acompañar con una mayonesa casera.

Flan de zanahorias y queso

Laura Vichera | 27 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • un kilo de zanahorias
  • 5 huevos
  • 2 cucharadas de harina de maíz
  • 200 grs de queso Gruyère o Emmental rallado
  • unos tallos de cebollino fresco
  • una pizca de comino molido
  • sal y pimienta negra molida
  • mantequilla y pan rallado para el molde

 

Una vez despuntadas y raspadas las zanahorias, las cortamos en rodajas que cocemos al vapor hasta que estén blanditas. Precalentar el horno a 190 grados. Engrasar un molde con la mantequilla, espolvorear con pan rallado y dejamos en el frigorífico.

 

Cuando las zanahorias estén, las sacamos a un cuenco, reservamos unas cuantas para adornar y triturar el resto con la batidora hasta obtener un puré. Si fuera necesario, agregar unas cucharadas de agua de cocción, aunque debe quedar espeso.

Pasados unos minutos, cuando el puré se enfríe un poquito, agregar las dos cucharadas de harina de maíz y los huevos, uno a uno, mezclando bien para que se traben con las zanahorias.

Una vez hecho esto, añadimos el queso rallado, el cebollino picado, sal y pimienta negra molida y también el comino. Trabajar bien de forma que tengamos un puré espeso y sin grumos.

Luego, cubrir el fondo del molde, de forma ordenada, con las rodajas de zanahoria que habíamos reservado, procurando que quede bien cubierto.

A continuación, volcar el puré y sacudir el molde para que no queden huecos. Colocar sobre otro molde lleno de agua y hornear al baño maría durante cuarenta y cinco minutos.

Pasado este tiempo, comprobar que está cuajado y dejamos enfriar completamente dentro del baño maría. Luego desmoldar sobre una fuente y dejar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Hojaldre de carne y patata

Laura Vichera | 20 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 2 láminas de hojaldre precocinado
  • 250 grs de carne de ternera picada
  • 3 patatas hermosas
  • 3 tomates de pera maduros
  • 2 zanahorias
  • 2 chalotas
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una yema de huevo  y unas cucharadas de leche para pintar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Sobre un molde desmontable engrasado con una pizca de aceite de oliva, extender una de las láminas de hojaldre, presionar sobre las paredes y pinchar el fondo. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de rellenarlo.

Luego, pelar las patatas y se cortan en rodajas finas. Las cocemos al vapor. Calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén y rehogar las chalotas muy picadas con las zanahorias en daditos.

A continuación, incorporar los tomates pelados y sin semillas, cortados en dados grandes. Se sofríen a fuego vivo y sin tapar, para que reduzca el jugo y los tomates no se deshagan. Sacamos a un cuenco y dejamos enfriar. Precalentar el horno a 210 grados.

En la misma sartén, saltear la carne, agregar sal y pimienta, apartar  y volcamos en el cuenco con el sofrito de tomate. Añadimos un buen puñado de hojas de culantro picadas y mezclar.

Sobre la base de hojaldre, colocamos la mitad de las patatas, bien ordenadas, salpimentar y repartir por encima el sofrito de carne y tomate y cubrir con el resto de patatas. Cubrir con la otra capa de hojaldre, cerramos bien y hacer un agujero en el centro para que salga el vapor.

Por último, pintar con la yema batida con la leche y hornear durante cuarenta minutos. Una vez hecho, dejamos templar antes de desmoldar y acompañar con una ensalada de lechugas variadas.

Pastel de trucha y judías verdes

Laura Vichera | 2 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 3 lomos de trucha limpios
  • 400 grs de judías verdes redondas
  • 2 chalotas
  • 200 mls. de nata ligera
  • 4 huevos grandes
  • unos tallos de cebollino fresco
  • unas hebras de azafrán
  • pan rallado para el molde
  • sal y pimienta molida
  • aceite de oliva

 

Con ayuda de un pincel, engrasar ligeramente un molde con aceite de oliva y espolvorear con pan rallado. Sacudir bocabajo y dejamos en el frigorífico mientras preparamos todos los ingredientes.

Una vez limpias las judías verdes, sin trocear, las cocemos al vapor hasta dejarlas “al dente”. Se dejan enfriar en un escurridor . En una sartén, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las chalotas muy picadas, a fuego muy suave.

Mientras, repasar el pescado para eliminar todos los restos de piel y las espinas. Enjuagar y secamos con papel de cocina. Con un cuchillo muy afilado, cortamos en daditos que reservamos en un plato.

En un cuenco batimos los cuatro huevos con la nata. Añadir un buen puñado de cebollino picado y el sofrito de chalotas cuando esté templado. Agregar las hebras de azafrán y también sal y pimienta negra molida. Precalentar el horno a 170 grados.

Sobre el fondo del molde, colocamos la mitad de las judías verdes, en fila, muy pegadas unas a otras. Sobre ellas, colocamos los dados de trucha y cubrimos con la otra mitad de judías, colocadas del mismo modo.

A continuación, napar con la crema de huevos y nata y sacudir el molde para que penetre bien entre las capas. Tapar con papel de aluminio y colocar sobre otra fuente con agua. Hornear al baño María durante una hora y dejamos enfriar del todo antes de desmoldar. Mejor aún, si lo podemos preparar la víspera.

Budin de salmón con puerros

Laura Vichera | 29 de octubre de 2014 a las 8:13

  • medio kilo de lomo de salmón fresco
  • 2 puerros grandes, sólo la parte blanca
  • 3 huevos
  • una taza de leche a temperatura ambiente
  • un par de cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla o margarina
  • unas ramitas de eneldo fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Cuando retiremos la piel del pescado, repasar con mucho cuidado para eliminar las espinas. Enjuagar y secar bien con papel de cocina. Trocear a cuchillo en daditos pequeños y reservar. 

En un cuenco grande, montamos las tres claras a punto de nieve fuerte y las reservamos en el frigorífico hasta el momento de utilizarlas, así quedarán más duras.

A continuación, picar los puerros en juliana fina. Los rehogamos en una sartén con una pizca de aceite de oliva y pochar a fuego suave, tapados, moviendo de vez en cuando, hasta que estén blanditos. Apartar y volcamos en un cuenco.

Luego, en la misma sartén, calentar la mantequilla. Cuando esté fundida, espolvorear la harina y la tostamos bien. Agregar el eneldo muy picado, una pizca de sal y pimienta.

Poco a poco, vamos añadiendo la leche, sin dejar de mover, para que se nos vaya haciendo una bechamel, no demasiado espesa. Dejamos templar un poquito y añadir al cuenco con el sofrito de puerros y añadimos también las tres yemas, una a una.

Una vez mezclado todo, agregar los dados de salmón y vamos incorporando las claras montadas, moviendo despacio para que no se “desinflen”. Precalentar el horno a 180 grados.

Por último, volcar en un molde alargado, engrasado con algo más de mantequilla. Sacudir para que no queden huecos y colocamos sobre una fuente con agua. Cocer al baño maría durante una hora aproximadamente. Acompañar con una ensalada.

 

Pastel frío de merluza y aceitunas verdes

Laura Vichera | 23 de julio de 2014 a las 8:13

  • 600 grs de merluza en filetes limpios
  • 2 huevos
  • un vasito de nata ligera
  • 2 zanahorias grandes
  • ralladura y zumo de limón
  • docena y media de aceitunas verdes deshuesadas
  • salsa de tomate casera
  • unas hojas de albahaca
  • una pizca de nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva
  • algo de mantequilla y pan rallado para el molde

 

En primer lugar, raspar las zanahorias, se cortan en bastones a lo largo y las escaldamos unos minutos en agua hirviendo. Engrasar un molde alargado con una pizca de mantequilla y espolvorear con pan rallado. Reservar en el frigorífico.

Con cuidado,  repasar el pescado para eliminar las espinas y los restos de piel. Luego, cortamos en trozos y lo picamos a cuchillo, muy fino o lo trituramos en el robot. Añadimos ralladura de piel de limón, unas hojas de albahaca picada y unas gotas de zumo de limón.

A continuación, en un cuenco, batimos los huevos con la nata y el resto de albahaca muy picada. Incorporar el pescado, añadir también una pizca de nuez moscada, sal y pimienta negra molida. Precalentar el horno a 180 grados.

Cubrir el fondo del molde con la mitad de la mezcla y nivelar con una espátula. Repartir por encima, de forma ordenada, los bastones de zanahoria, alternándolos con las aceitunas cortadas por la mitad, a lo largo.

Por último, cubrir con el resto de la mezcla y sacudir el molde. Hornear al baño maría durante tres cuartos de hora, aproximadamente, hasta que cuaje.

Cuando se enfríe, dejamos en el frigorífico un mínimo de seis u ocho horas. Servir cortado en rodajas gruesas y acompañar con la salsa de tomate.

 

 

Pastel de brécol, zanahorias y jamón

Laura Vichera | 13 de junio de 2014 a las 8:13

  • 150 grs de jamón serrano en lonchas finas
  • 3 zanahorias gruesas
  • 700 grs de brécol
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • un vasito de nata líquida
  • unas hojas de albahaca fresca
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra
  • pan rallado y mantequilla para el molde

Antes de preparar el pastel, engrasar un molde alargado con una pizca de mantequilla y espolvorear por dentro con pan rallado. Sacudir bocabajo y dejamos en el frigorífico.

Luego, limpiar el brécol, pelar los tallos y lo separamos en ramilletes. Despuntar las zanahorias, se raspan y las cortamos en lonchas gruesas, a lo largo. Cocer todo junto al vapor hasta que queden “al dente”.

A continuación, separar las yemas y las mezclamos en un cuenco con la nata y un buen puñado de albahaca picada, nuez moscada, sal y pimienta. Montar las claras a punto de nieve fuerte, con una pizca de sal.

Cuando se haya enfriado la verdura, separar el brécol y lo mezclamos con la nata, desmenuzando ligeramente con el tenedor. Precalentar el horno a 170 grados.

Sobre el molde vamos colocando las lonchas de jamón, cubriendo el fondo y las paredes, procurando montarlas unas sobre otras y dejando que sobren por los bordes.

Volcar la mitad de la crema de brécol y por encima colocamos las lonchas de zanahoria. Cubrir con el resto de brécol y nata y sacudir para que no queden huecos.

Por último, “cerrar” el pastel plegando el jamón, tapar con papel de aluminio y cocer al baño María durante una hora aproximadamente. Comprobar que está bien cuajado y cuando esté frío lo sacamos del molde y se deja en el frigorífico un par de horas antes de cortarlo.

Pastel de patatas y setas

Laura Vichera | 14 de abril de 2014 a las 8:13

  • 3 patatas medianas
  • ½ kilo de setas tipo Portobello o Shi-itake
  • 2 cebolletas hermosas
  • 2 dientes de ajo
  • un vasito de vino blanco seco
  • un vasito de caldo de pollo desgrasado
  • un vasito de nata ligera
  • un vsasito de leche
  • queso Gruyère o Emmental rallado
  • unas ramitas de tomillo
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Retirar la parte terrosa del pie de las setas y se dejan enteras. Las enjuagamos bien, se secan y las reservamos. Pelar las patatas, se cortan en rodajas de un centímetro, más o menos. Las escaldamos en agua hirviendo con un pellizco de sal, lo justo para que se ablanden ligeramente. Se sacan y se dejan enfriar. Precalentar el horno a 200 grados.

En una sartén calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva y rehogamos las dos cebolletas cortadas en tiras finas. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditas, incorporar los dientes de ajo y damos unas vueltas para que no se doren.

A continuación, incorporar la setas, subir un poquito el fuego, saltear brevemente y agregar el vino blanco. Cuando se evapore el alcohol agregar el caldo, sacudir la sartén y sofreír sin tapar para que reduzca el jugo.

En un cuenco mezclamos la  nata con la leche, el tomillo desmenuzado, el queso rallado y una pizca de sal y pimienta. Engrasar una fuente de horno con unas gotas de aceite de oliva y  cubrir el fondo con la mitad de las rodajas de patata.

Sobre ellas extendemos la mitad de las setas y repetir, acabando con una última capa de setas. Napar con la mezcla de queso y  hornear durante media hora. Gratinar antes de sacar del horno. Servir caliente.

Pastel de berenjenas, patatas y pimientos

Laura Vichera | 3 de febrero de 2014 a las 8:13

  • 3 berenjenas medianas, depende del tamaño
  • 3 patatas pequeñas
  • 3 pimientos amarillos
  • 2 cebolletas
  • 4 huevos
  • un vasito de nata ligera
  • unas ramitas de culantro fresco
  • nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva

                                                                                     

Después de despuntarlas, sin pelar, cortar las berenjenas en rodajas. Se dejan en un escurridor espolvoreadas con sal gorda. Enjuagar y secar los pimientos y se pintan con aceite. Los asamos a 180 grados unos treinta minutos, hasta que la piel quede tostadita. Se dejan enfriar tapados, así será más fácil pelarlos.

Luego, quitamos la piel, se cortan en tiras y colar el jugo. En una sartén grande, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas muy picadas, a fuego suave.

Cuando comiencen a estar blanditas, incorporar las patatas cortadas en rodajas. Mezclar bien, añadir el jugo de los pimientos y dejamos todo junto al fuego unos minutos.

En un cuenco batimos los huevos con la nata, el culantro picado, nuez moscada, sal y pimienta negra recién molida. Precalentar el horno a 200 grados y engrasar ligeramente un molde alargado con una pizca de aceite de oliva.

Sobre el fondo del molde ponemos una primera capa de tiras de pimiento y encima colocamos una capa de berenjenas. Luego una capa de patatas, otra de pimientos y así hasta acabar con todos los ingredientes.

Verter la mezcla de huevos y nata, haciendo hueco con un cuchillo para que penetre entre las verduras. Colocar sobre otra bandeja llena de agua y hornear durante una hora al baño María.

Pasado este tiempo, dejamos enfriar dentro del horno y, cuando esté frío del todo, desmoldar. Servir acompañado de una mayonesa casera o una salsa suave de queso.