Archivos para el tag ‘patatas’

Pastel de tofu y patatas

Laura Vichera | 30 de enero de 2017 a las 8:13

  • 5 patatas medianas, especiales para hervir
  • 2 zanahorias
  • 200 grs de tofu ahumado
  • 150 mls de leche, puede ser de soja
  • una cebolleta
  • un huevo
  • 2 cucharadas de queso tierno de cabra rallado
  • una pizca de nuez moscada
  • algo de pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Una vez peladas las patatas, las cortamos en dados medianos y las ponemos a cocer en agua hirviendo con una pizca de sal. Cocer a fuego vivo durante veinte minutos, aproximadamente, hasta que estén tiernas.

Cuando estén hechas, las volcamos en un escurridor. Las pasamos a un cuenco, añadimos la mantequilla, la nuez moscada, una pizca de sal y pimienta. Machacar con un tenedor hasta que tengamos un puré liso y bien trabado. Tapar con film y reservar.

En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar la cebolleta muy picada y las zanahorias cortadas en daditos. Pochar a fuego suave durante quince minutos hasta que se ablanden.

Aparte, en un plato, machacamos el tofu, bien escurrido y lo incorporamos al sofrito de verduras en la sartén. Rehogar todo junto diez minutos más. Precalentar el horno a 180 grados.

Sobre una fuente ligeramente engrasada con una pizca de aceite de oliva. Cubrir el fondo con el sofrito de verduras y tofu y cubrir con el puré de patatas.

En un cuenco, batimos el huevo con el queso rallado y repartir por encima. Hornear durante media hora hasta que quede bien doradito. Servir recién hecho y acompañar con una ensalada.

Dorada con puré de patatas y aceitunas

Laura Vichera | 25 de enero de 2017 a las 8:13

  • 2 doradas grandes
  • 5 patatas medianas, especiales para hervir
  • 2 chalotas
  • 6 aceitunas negras y 6 aceitunas verdes deshuesadas
  • un limón
  • una guindilla
  • unas hojas de perejil fresco
  • unas ramitas de eneldo
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Empezamos limpiando las doradas, retirar la espina central y sacar los lomos sin quitarles la piel. Los secamos con papel de cocina y se colocan en una fuente, con la piel hacia abajo. Agregar una pizca de pimienta molida, ralladura de piel de limón, unas gotas de zumo y una pizca de eneldo muy picado. Tapar con film transparente y dejamos en el frigorífico durante media hora.

Con un cepillo frotamos las patatas bajo el grifo y luego las ponemos a cocer, al vapor o en una cazuela con agua hirviendo hasta que estén tiernas.

Mientras, pelar las chalotas y las cortamos en tiras finas. Las rehogamos, a fuego muy suave, en una pizca de aceite de oliva, moviendo para que no se doren. Volcar en un cuenco y reservamos.

Cuando las patatas estén hechas, las dejamos enfriar y retiramos la piel. Las troceamos y se pasan al cuenco con el sofrito de chalotas. Agregar pimentón, sal y pimienta negra molida y perejil muy picado.

Poco a poco, machacar las patatas, trabajándolas con un hilo de aceite de oliva. Agregar las aceitunas muy picadas y algo más de eneldo, probar de sal y reservamos al calor.

Sobre una bandeja engrasada colocamos los lomos de dorada con la piel hacia abajo, añadir un hilo de aceite de oliva por encima y hornear a 200 grados durante doce minutos. Servir enseguida acompañadas del puré y una ensalada.

Crema de acelgas y patatas

Laura Vichera | 20 de enero de 2017 a las 8:13

  • un manojo de acelgas
  • 2 patatas grandes
  • un puerro, la parte blanca
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • un vasito de nata ligera
  • caldo de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • unos tallos de cebollino fresco
  • sal y pimienta negra
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA LOS BUÑUELOS

  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de taquitos de jamón serrano
  • unas hojas de hierbabuena
  • pan rallado

 

 

Una vez limpias las acelgas y se trocean. Picar las cebolletas y el puerro en juliana fina y los rehogamos en una cazuela con un par de cucharadas de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva.

Cuando estén ligeramente dorados, incorporamos las patatas cortadas en daditos, los ajos picados, las hebras de azafrán y las acelgas. Damos unas vueltas y bañamos con el caldo caliente. Tapamos y cocemos a fuego suave durante tres cuartos de hora, aproximadamente.

Triturar con la batidora y pasar la crema por el chino para eliminar las hebras. Dejamos templar y agregamos la nata, rectificamos de sal y añadimos un poquito de pimienta molida.

Si quedara demasiado espesa, agregar un vasito más de caldo y mezclamos bien. Cuando se enfríe completamente, la dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Para preparar los buñuelos, batimos los huevos con el jamón y la hierbabuena muy picados. Le vamos agregando pan rallado hasta que tengamos una masa con la que podamos formar bolitas muy pequeñas. Calentar abundante aceite y, a fuego fuerte, las vamos friendo hasta que queden bien doraditas y se dejan escurrir sobre papel absorbente. Servimos la crema en cuencos, repartimos por encima las bolitas de jamón y el cebollino muy picado.

Albóndigas de ternera con guisantes

Laura Vichera | 17 de enero de 2017 a las 13:06

  • 400 grs de carne de ternera picada
  • unas ramitas de culantro
  • ralladura de piel de limón
  • una pizca de comino molido
  • pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida

PARA LA SALSA

  • 4 tomates de pera maduros
  • 250 grs de guisantes, pueden ser en lata o congelados
  • 3 patatas medianas
  • una cebolla morada
  • un diente de ajo
  • una pizca de: comino molido, pimentón picante, jengibre en polvo, sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Un rato antes preparamos la masa de las albóndigas: en un cuenco mezclamos la carne picada con el culantro muy picado, el comino, el pimentón, una pizca de sal y pimienta. Agregar también la ralladura de piel de limón y trabajar bien todo junto. Tapar con film y dejamos en el frigorífico.

En una cazuela amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos, en primer lugar y a fuego suave, la cebolla y el diente de ajo muy picados.

Aparte, en un cazo con agua hirviendo, escaldamos los tomates. Se pelan, retiramos las semillas y se cortan en daditos. Cuando la cebolla comience a estar transparente, los incorporamos a la cazuela con el culantro picado y las especias. Cocer durante diez minutos a fuego medio.

A continuación, incorporar los guisantes y un vaso grande de agua o de caldo. Tapar y cocer a fuego suave durante media hora. Pasado este tiempo, incorporar las patatas cortadas en daditos y también las albóndigas. Sacudir suavemente la cazuela, agregar más caldo si fuera necesario y cocer todo junto durante veinte minutos más.

Patatas rellenas de chile con carne

Laura Vichera | 12 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 8 patatas pequeñas, especiales para hervir
  • 300 grs de carne de ternera picada
  • 2 chalotas
  • medio pimiento rojo
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • una lima
  • una pizca de queso Cheddar rallado
  • 2 cucharaditas de chile molido
  • una pizca de comino en polvo
  • una pizca de cacao puro
  • unos tallos de cebollino
  • unas cucharadas de nata ligera para acompañar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, sin pelarlas, frotamos las patatas con un cepillo bajo el grifo, las secamos con papel de cocina y las cortamos en dos, a lo largo. Espolvorear con una pizca de sal y pimienta, las colocamos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, pintar con una pizca de aceite de oliva y hornear a 180 grados durante cuarenta minutos, aproximadamente.

Mientras, en una sartén rehogamos las chalotas muy picadas con el pimiento cortado en tiras finas. Dejamos que se ablanden y añadimos el concentrado de tomate, la ternera, el chile, el comino y la pizca de cacao. Agregar la ralladura y el zumo de media lima y vamos moviendo para que la carne quede suelta. Dejar al fuego hasta que reduzca el jugo.

Cuando las patatas estén tiernas, las dejamos enfriar y, con ayuda de una cuchara, vaciamos el interior, dejando las pieles prácticamente vacías. (La pulpa de las patatas la podemos utilizar para preparar una crema, por ejemplo).

Luego, las rellenamos con la mezcla de carne y repartir por encima el queso Cheddar rallado. Hornear durante quince minutos hasta que el queso funda y queden doraditas. Añadir una cucharadita de nata por encima, adornar con el cebollino picado y servir enseguida acompañadas de una ensalada.

Rosas de patata, crema y jamón

Laura Vichera | 10 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 6 patatas medianas de tamaño más o menos similar
  • 60 grs de jamón serrano en lonchas finas
  • 80 grs de mantequilla media sal
  • 6 cucharadas de nata ligera
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida
  • unos tallos de cebollino
  • algo más de mantequilla para el molde

 

Para preparar esta receta, necesitaremos una bandeja para hornear magdalenas, de ocho o doce huecos. Los pintamos con mantequilla y dejamos en el frigorífico hasta el momento de hornear.

Luego, retirar la grasa al jamón y cortamos las lonchas en tiras finas. Lavar las patatas, frotamos bien con un cepillo bajo el grifo y las secamos.

Sin pelar, con ayuda de una mandolina o de un cuchillo bien afilado, las vamos cortando en lonchas finas que dejamos sobre papel absorbente para que queden bien secas. Precalentamos el horno a 200 grados.

En un cuenco fundimos la mantequilla y volcamos sobre las rodajas de patata, procurando que se impregnen todas. Agregar una pizca de sal y pimienta.

Con paciencia, vamos colocando las rodajas en los huecos de los moldes, comenzando por los bordes y montando ligeramente unas sobre otras, en forma de abanico. Vamos rellenando los moldes desde fuera hacia dentro, hasta llegar al centro.

Por encima, espolvoreamos el pimentón y repartimos las tiras de jamón. Agregar una cucharadita de nata en el centro de cada una de las “rosas” y pintar los bordes con el resto de mantequilla fundida.  Hornear durante treinta o cuarenta minutos, vigilando para que no se quemen.

Una vez hechas, las sacamos de los moldes con ayuda de dos cucharas y se dejan sobre papel absorbente. Espolvorear con el cebollino picado y las servimos como entrante acompañadas de una ensalada o como guarnición de una carne o un pescado.

Ternera con patatas al azafrán

Laura Vichera | 18 de octubre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso en un solo trozo
  • 3 patatas medianas
  • 4 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • un vasito de Manzanilla o vino blanco seco
  • caldo de carne desgrasado
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de perejil, romero y de tomillo
  • una pizca de pimentón
  • un buen puñado de hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida

En primer lugar, troceamos la carne, procurando eliminar el exceso de grasa. Limpiar una de las zanahorias, las cebolletas y los dientes de ajo. Picar muy menudas todas las verduras.

A continuación, calentamos un chorrito de aceite de oliva y salteamos, a fuego vivo, los trozos de carne, moviendo rápidamente para que queden sellados. Se sacan bien escurridos a un plato y reservamos.

Luego, rascar el fondo de la cazuela para despegar los restos de la carne y agregamos las verduras. Añadir también un ramillete hecho con el perejil, las hojas de laurel, el tomillo y el romero.

Pasados unos minutos, cuando las verduras hayan tomado color, incorporar nuevamente la carne, añadir el pimentón y las hebras de azafrán. Añadir también una pizca de sal y pimienta negra molida y damos unas vueltas para que se mezclen los sabores.

Entonces, incorporar las patatas cascadas y las otras dos zanahorias limpias y cortadas en rodajas. Mojamos con la Manzanilla, sacudir la cazuela enérgicamente y añadir las dos cucharadas de salsa de soja.

Por último, cubrir con el caldo caliente y cocer durante media hora a fuego suave. Dejamos reposar unos minutos fuera del fuego y servir bien caliente.

SUGERENCIA: Si la salsa quedara demasiado líquida, machacar un par de patatas y las mezclamos con el caldo.

Ensalada de patatas y encurtidos

Laura Vichera | 26 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • medio kilo de patatas pequeñas, de guarnición
  • unos ramilletes de coliflor
  • una chalota
  • unos pepinillos en vinagre
  • 2 cucharaditas de alcaparras pequeñas
  • unas ramitas de perejil
  • unos granos de pimienta verde
  • sal y pimienta negra molida
  • vinagre de Jerez
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, lavar las patatas y las cocemos al vapor. Cuando estén hechas, las dejamos enfriar, se pelan y si no son demasiado grandes, las dejamos enteras, sino, las partimos en dos.

Luego, limpiar la coliflor y la separamos en ramilletes pequeños que cocemos igualmente al vapor, dejándola “al dente”. Dejamos enfriar del todo y la mezclamos luego en un cuenco con las patatas.

A continuación, incorporar un buen puñado de hojas de perejil picado y las chalotas cortadas en tiras muy finas. Escurrir las alcaparras, las añadimos a la ensalada y agregar también los pepinillos cortados en daditos pequeños. Sazonar con sal y pimienta negra molida.

Para la vinagreta, mezclamos el vinagre con los granos de pimienta verde y añadimos aceite de oliva en cantidad suficiente. Repartir sobre la ensalada y movemos bien. Tapar con film y dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Antes de sacar a la mesa, mover la ensalada de nuevo y probar de sal. Añadir algo más de aceite de oliva si fuera necesario y servir.

SUGERENCIA: Podemos incorporar a esta ensalada unas tiras de pescado ahumado o, incluso, unas migas de bacalao desalado. Igualmente se le pueden añadir aceitunas negras.

Estofado marinero con patatas

Laura Vichera | 21 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 3 rodajas hermosas de rape
  • un filete de trucha
  • 2 rodajas de merluza
  • un bulbo de hinojo
  • 2 zanahorias
  • 4 patatas medianas
  • una cebolleta
  • un puerro pequeño
  • 3 dientes de ajo
  • una cabeza, unas pieles y unas espinas de pescado para el caldo
  • unas ramitas de culantro y perejil fresco
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • un vasito de vino blanco seco
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En una cazuela amplia ponemos las espinas, la cabeza y las pieles de pescado con la parte verde del puerro, unos granos de pimienta y una de las hojas de laurel. Cubrir con agua fría y arrimar al fuego. Cocer durante media hora.

Aparte, en otra cazuela, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar, a fuego suave, la cebolleta y la parte blanca del puerro picados menudos. Agregar luego el bulbo de hinojo y las zanahorias en rodajas y pochar a fuego muy suave para que se ablanden sin dorarse.

Pasados unos minutos, incorporar los dientes de ajo enteros, las hebras de azafrán y las patatas cascadas en trozos medianos. Damos unas vueltas para que tomen color y cubrir con el caldo colado. Sacudir la cazuela y cuando comience a hervir, tapar y bajamos el fuego. Cocer durante veinte minutos.

Transcurrido el tiempo de cocción de las patatas, añadimos los diferentes tipos de pescado, sin piel ni espinas, cortados en dados gruesos y también un buen puñado de hojas de culantro picadas. Sacudir la cazuela y dar un último hervor todo junto.  Servir muy caliente y acompañar con un alioli casero.

Ensalada templada de pollo

Laura Vichera | 1 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de pechuga de pollo de corral
  • 2 cogollos de lechuga
  • 4 champiñones hermosos
  • una docena de tomates cherry
  • una cebolla roja pequeña
  • una zanahoria grande
  • una docena de patatas pequeñas, de guarnición
  • un puñado de judías verdes redondas
  • un puñado de guisantes
  • ralladura y zumo de limón
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar el pollo y cortar en daditos. Lo pasamos  un cuenco y añadimos la ralladura de piel de limón, las hebras de azafrán y unas gotas de zumo. Mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Sin pelar, lavamos las patatas y las cocemos al vapor hasta que estén “al dente”. Una vez frías, se pelan y las cortamos en rodajas gruesas o en dados. Luego, cocer las judías verdes, los guisantes y la zanahoria raspada y cortada en bastoncillos. Las mezclamos con las patatas y reservamos.

Para el aderezo, mezclamos en un bol un buen puñado de hojas de culantro muy picadas con algo más de ralladura de piel de limón, un pellizco de sal y pimienta. Agregar aceite de oliva y emulsionar.

Luego salteamos los trozos de pollo hasta dorar y saltear también los champiñones laminados y el resto de verduras. Agregar una pizca de sal y dejamos que tomen color.

Por último, cubrir el fondo de una fuente con las hojas de lechuga y repartir por encima la ensalada templada. Adornar con la cebolla cortada en tiras finas y los tomates cherry cortados en dos.

Justo antes de sacar a la mesa, aderezar con el aliño, mezclar bien y servir enseguida.