Archivos para el tag ‘patatas’

Ensalada templada de pollo

Laura Vichera | 1 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de pechuga de pollo de corral
  • 2 cogollos de lechuga
  • 4 champiñones hermosos
  • una docena de tomates cherry
  • una cebolla roja pequeña
  • una zanahoria grande
  • una docena de patatas pequeñas, de guarnición
  • un puñado de judías verdes redondas
  • un puñado de guisantes
  • ralladura y zumo de limón
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar el pollo y cortar en daditos. Lo pasamos  un cuenco y añadimos la ralladura de piel de limón, las hebras de azafrán y unas gotas de zumo. Mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Sin pelar, lavamos las patatas y las cocemos al vapor hasta que estén “al dente”. Una vez frías, se pelan y las cortamos en rodajas gruesas o en dados. Luego, cocer las judías verdes, los guisantes y la zanahoria raspada y cortada en bastoncillos. Las mezclamos con las patatas y reservamos.

Para el aderezo, mezclamos en un bol un buen puñado de hojas de culantro muy picadas con algo más de ralladura de piel de limón, un pellizco de sal y pimienta. Agregar aceite de oliva y emulsionar.

Luego salteamos los trozos de pollo hasta dorar y saltear también los champiñones laminados y el resto de verduras. Agregar una pizca de sal y dejamos que tomen color.

Por último, cubrir el fondo de una fuente con las hojas de lechuga y repartir por encima la ensalada templada. Adornar con la cebolla cortada en tiras finas y los tomates cherry cortados en dos.

Justo antes de sacar a la mesa, aderezar con el aliño, mezclar bien y servir enseguida.

 

Hojaldre de patatas, apio y jamón

Laura Vichera | 30 de julio de 2016 a las 8:13

  • 2 láminas de masa de hojaldre
  • 250grs de jamón asado o jamón serrano en lonchas gruesas
  • 3 patatas medianas
  • unas ramitas de apio
  • unos tallos de cebollino fresco
  • un diente de ajo
  • 6 cucharadas de nata ligera
  • 2 huevos y una yema
  • nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 En primer lugar, pelar las patatas, las lavamos y se cortan en lonchas finas. Las dejamos en un cuenco cubiertas con agua fría para que suelten el almidón. Engrasar un molde desmontable con la pizca de mantequilla y lo dejamos en el frigorífico.

Aparte, en otro cuenco, batimos los dos huevos con la nata. Incorporar el cebollino y el ajo muy picados. Agregar también sal, nuez moscada y pimienta recién molida.

En una sartén con muy poco aceite rehogamos los tallos de apio, muy picados, a fuego suave hasta que vayan ablandándose. Los dejamos templar y luego se incorporan a la mezcla anterior. Precalentar el horno a 210 grados.

Por último, incorporamos las patatas, el jamón cortado en tiras y mezclamos suavemente. Sacamos el molde del frigorífico y cubrimos con una de las láminas de hojaldre. Procuramos que la masa sobresalga por los bordes. Presionar sobre las paredes y pinchar el fondo.

A continuación, repartimos el relleno, nivelando para que quede repartido por igual. Cubrir con la otra lámina de pasta, recortar lo que nos sobre y cerramos la pasta de la parte inferior sobre ella, humedeciendo los bordes.

Luego, presionar bien para que no se abra y pinchar la superficie que pintamos con la yema desleída con una cucharadita de agua. Hornear durante media hora y, posteriormente, quince minutos más a 160 grados. Servir templado.

Ensalada de patatas y calamares

Laura Vichera | 15 de junio de 2016 a las 8:13

  • 400 grs de chipirones o calamares pequeñitos
  • un puñado de gambas hermosas
  • medio kilo de patatas pequeñas de guarnición
  • unas hojas grandes de lechuga
  • un vaso de leche
  • 3 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de limón
  • unas ramitas de culantro
  • una cucharada de mayonesa
  • una cucharadita de alcaparras pequeñas
  • sal y unos granos de pimienta
  • aceite de oliva

En primer lugar, limpiamos cuidadosamente los calamares, separar los tentáculos y las aletas, damos la vuelta a la bolsa y los metemos dentro. Dejamos escurrir y luego ponemos al fuego un cazo con la leche y un vaso de agua.

Agregar luego unos granos de pimienta, dos diente de ajo pelados y enteros y un pellizco de sal. Cocer durante siete minutos y luego dejamos enfriar dentro.

A continuación, lavar las patatas sin pelar y las cocemos al vapor hasta dejarlas “al dente”. Cocer también las gambas y cuando se enfríen, las pelamos, igual que las gambas.

Luego, trocear las patatas y las pasamos a un cuenco. Cortar las gambas a lo largo, retirar la vena dorsal y las incorporamos a la ensaladera. Escurrir los calamares y, si son pequeños, los dejamos enteros, sino, los cortamos en dos.

En otro cuenco mezclamos la mayonesa con ralladura y unas gotas de zumo de limón, unas hojas de culantro y el otro diente de ajo muy picados y también un chorrito de aceite de oliva. Aderezar la ensalada con el aderezo, añadir una pizca de sal y pimienta y añadir también las alcaparras. Mezclar bien, tapar con film y dejamos reposar en el frigorífico.

Cuando vayamos a servir, cubrir el fondo de una fuente con las hojas de lechuga y repartir la ensalada por encima.

Ensalada de patatas, ahumados y cebollino

Laura Vichera | 3 de junio de 2016 a las 8:13

  • un kilo de patatas pequeñas, de guarnición
  • 250 grs de filetes de ahumados variados: atún, pez espada, trucha, palometa…
  • un limón
  • 3 cucharadas de yogur natural cremoso
  • una cucharada de mostaza fuerte
  • unos tallos de cebollino fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez lavadas, cocemos al vapor las patatas enteras y sin pelar. Las dejamos al fuego hasta estén “al dente”, sin que se ablanden en exceso. Las sacamos y se dejan templar. Pasados unos minutos, las pelamos y se dejan enfriar del todo.

A continuación, preparamos la salsa con la que aderezaremos la ensalada. Lavar el limón y rallamos la piel en un cuenco. Agregar el yogur, la mostaza, parte del cebollino picado y también unas cucharadas de zumo de limón. Mezclar bien y reservar.

Luego, separar los filetes de pescado y los cortamos en tiras finas, añadir algo más de zumo y ralladura de piel de limón, movemos, tapar con film y dejamos reposar.

Cuando las patatas se hayan enfriado completamente, las pasamos a un cuenco. Añadir una pizca de sal y pimienta y también unos tallos de cebollino picados muy finos.

 También añadimos la salsa de yogur, mostaza y limón. Mezclamos despacio para que las patatas no se rompan y cuando estén bien trabadas con el aliño, incorporar también los ahumados.

Por último, agregar unas cucharadas de aceite de oliva, mezclar nuevamente, probar de sal y tapar con papel film y dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Media hora antes de sacar a la mesa, dejamos la ensalada a temperatura ambiente para que no esté demasiado fría.

Milhojas de patata y queso de cabra

Laura Vichera | 27 de febrero de 2016 a las 8:13

  • 4 patatas grandes
  • 150 grs de queso de cabra en rulo
  • unas ramitas de tomillo
  • un puñado de aceitunas negras sin hueso
  • una pizca de pimentón, dulce o picante
  • sal y pimienta negra molida
  • unas gotas de vinagre balsámico
  • aceite de oliva

 

La víspera preparamos las patatas para que estén completamente frías a la hora de preparar el plato. Las frotamos con un cepillo bajo el grifo y las cocemos al vapor hasta que queden “al dente”. Bien escurridas, se dejan enfriar y luego las dejamos en el frigorífico.

Cuando vayamos a preparar el plato, las pelamos y las cortamos en rodajas de grosor mediano. Picar muy menudas las aceitunas y desmenuzar el tomillo. Precalentamos el horno a 180 grados.

Cortamos cuatro cuadrados de papel sulfurizado y sobre cada uno de ellos colocamos una rodaja de patata y encima otra de queso de cabra. Vamos alternando los ingredientes, espolvoreando cada rodaja de queso con una pizca de pimentón y de tomillo.

Una vez acabados los ingredientes, procuramos que la última rodaja sea de queso. Por encima, repartimos el picadillo de aceitunas negras. Agregar unas gotas de vinagre balsámico y un chorrito de aceite de oliva.

Por último, cerrar los “paquetes” procurando que queden herméticos para que no salga el vapor al hornear. Los colocamos sobre una fuente y, en el último momento, metemos en el horno durante quince minutos.

Justo antes de sacar a la mesa, abrir el papel y dorar ligeramente la superficie. Servimos enseguida y acompañar con una ensalada de canónigos y tomates cherry.

SUGERENCIA.- Podemos cambiar el queso de cabra por cualquier otro tipo de queso de sabor fuerte e incluso alternar las rodajas de patata con alguna de boniato o calabaza.

 

 

 

Garbanzos y patatas en escabeche

Laura Vichera | 23 de febrero de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de garbanzos
  • 700 grs de patatas de guarnición
  • un puerro mediano
  • 2 cebollas moradas
  • 10 dientes de ajo
  • un pimiento seco
  • 3 hojas de laurel
  • una cucharada de pimentón picante
  • un par de cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

La víspera preparamos las patatas. Sin pelar, las limpiamos muy bien y se pasan a una cazuela con las cebollas y la parte blanca del puerro en juliana fina, el pimiento seco troceado y las otras dos hojas de laurel.

A continuación, añadimos medio vasito de aceite de oliva, las otras dos cucharadas de vinagre, el pimentón y ocho dientes de ajo machacados con su piel. Agregar un vaso de agua, tapar y cocer a fuego suave hasta que estén tiernas. Cuando estén templadas, se pasan a una fuente, cubiertas con su adobo y dejamos reposar unas horas.

También la víspera, ponemos los garbanzos en remojo. En el momento de prepararlos, enjuagar los garbanzos y los cocemos en una olla con una hoja de laurel, la parte verde del puerro y unos granos de pimienta negra.

Por último, agregar sal y un hilo de aceite de oliva, cubrir con agua templada y cocer hasta que estén tiernos. Una vez hechos, y queden “al dente”, se escurren, retiramos el laurel y el puerro y los colamos. Dejamos templar.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos los otros dos dientes de ajo muy picados. Incorporar los garbanzos hasta que se vayan dorando.

Luego añadimos las patatas escurridas, damos una vueltas para que se mezclen con los garbanzos y mojar con unas cucharadas del jugo del adobo. Servir templado.

Pollo en salsa picante

Laura Vichera | 8 de octubre de 2015 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • una docena de patatas de guarnición, pequeñitas
  • un limón
  • 3 cebolletas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • un vaso grande de vino blanco
  • caldo de pollo desgrasado
  • 4 cucharadas de mostaza de Dijon
  • una cucharadita de harissa o cualquier salsa de chile
  • una cucharadita de cúrcuma
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

La víspera, preparamos el adobo.  Partir el pollo en trozos medianos, retiramos la piel y limpiamos de grasa. Enjuagar cuidadosamente y secar con papel de cocina. Salpimentar y reservamos.

Para el adobo, lavar el limón y rallamos la piel. La mezclamos en un cuenco con el zumo colado, la cúrcuma, la mostaza, la harissa y unos granos de pimienta rosa machacados. Mezclar, agregar unas gotas de aceite de oliva y pintar el pollo con esta pasta.

Luego, tapar con film y dejamos en el frigorífico de seis a ocho horas, moviendo de vez en cuando.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas cortadas en tiras finas. Vamos moviendo para que se hagan bien y, cuando comiencen a estar blanditas, incorporar los dientes de ajo machacados con su piel y damos unas vueltas. Volcar en una fuente honda y reservar. Precalentar el horno a 170 grados.

A continuación, en la misma sartén, ponemos las patatas, sin pelar y bien lavadas y las doramos a fuego medio.

Sobre el sofrito de cebolletas, colocamos los trozos de pollo con su adobo y mojamos con el vino. Agregar una pizca de caldo y hornear durante tres cuartos de hora, regando con su jugo.

En el último momento, incorporar las patatas y las mezclamos con la salsa.

Guiso de ternera, champiñones y patatas

Laura Vichera | 19 de mayo de 2015 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso: babilla, falda…
  • un puñado de champiñones pequeñitos
  • 2 zanahorias gruesas
  • 2 patatas grandes
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco
  • caldo de carne desgrasado
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • una cucharada de harina
  • un ramillete hecho con dos hojas de laurel, unas ramitas de romero y tomillo
  • ralladura de piel de limón
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Cuando hayamos limpiado la carne de grasa, la cortamos en dados y salpimentar. Pelar y cascar las patatas. Despuntar las zanahorias , se raspan y las cortamos en rodajas. Retirar la parte final del pie de los champiñones y los limpiamos bien de tierra.

En una cazuela honda, calentamos un chorrito de aceite de oliva. Espolvorear la carne con la harina y la freímos a fuego vivo para sellarla. Se saca y dejamos escurrir sobre papel absorbente. Precalentamos el horno a 200 grados.

A continuación, en el aceite que nos ha quedado, rehogar las cebolletas muy picadas con las zanahorias. Rehogar unos minutos y añadir los dientes de ajo pelados y machacados. Damos unas vueltas y añadimos las cucharadas de concentrado de tomate, la ralladura de piel de limón, los granos de pimienta, el ramillete de hierbas y el vino blanco.

Una vez evaporado el alcohol, añadir un par de vasos de caldo de carne y dejamos que comience a hervir. Incorporar entonces las patatas, la carne y  los champiñones.

Pasados unos minutos, volcar en una fuente honda, tapar y hornear durante tres cuartos de hora. Al finalizar la cocción, comprobar que la carne y las patatas quedan muy tiernas.

 

Crema de brécol, patata y queso

Laura Vichera | 11 de marzo de 2015 a las 8:13

  • medio kilo de brécol
  • 2 patatas medianas
  • 2 cebolletas
  • un vasito de leche evaporada
  • 50 grs de queso rallado, tipo Gruyère o Emmental
  • caldo de verduras o de pollo desgrasado
  • unas hojas de albahaca
  • unas hebras de azafrán
  • unas pipas de calabaza peladas para adornar
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

Una vez retiradas las partes más duras de los tallos de brécol, lo separamos en ramilletes, se enjuagan y los escaldamos unos minutos en agua hirviendo. Pelar las patatas, se cortan en daditos y se reservan.  En un cazo ponemos el caldo a calentar.

Aparte, en la cazuela donde vayamos a preparar la crema, calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva con la mantequilla y rehogamos, a fuego muy suave, las cebolletas picadas.

Vamos moviendo y, cuando estén blanditas incorporar los dados de patata, los ramilletes de brécol y parte de las hojas de albahaca. Agregar una pizca de sal y pimienta molida, las hebras de azafrán y rehogamos todo junto.

Pasados unos minutos, agregar caldo en cantidad suficiente, mezclar bien y tapar la cazuela. Bajar el fuego y cocer durante media hora.

Mientras, enjuagar las hojas de albahaca restantes, se secan bien y las pasamos por harina. Se fríen hasta que queden crujientes y se dejan escurrir sobre papel absorbente.

Finalizado el tiempo de cocción de las verduras, apartamos y dejamos templar un poquito. Triturar y pasamos por el chino. Incorporar la leche evaporada, el queso rallado y arrimar nuevamente al fuego. Calentar despacio, moviendo con varillas para que el queso funda y nos quede una crema bien trabada.

Servir muy caliente, adornar con un puñado de pipas y las hojas de albahaca.

Sopa de pescado, mejillones y patata

Laura Vichera | 4 de marzo de 2015 a las 8:13

  • 300 grs de pescado de roca limpio
  • huesos, una cabeza y espinas para el caldo
  • una patata mediana
  • ½ kilo de mejillones
  • un bulbo de hinojo
  • 2 chalotas
  • un tomate maduro
  • una  hoja de laurel
  • unas ramitas de perejil
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

PARA EL MAJADO

  • un puñado de almendras
  • unas semillas de hinojo
  • un diente de ajo
  • unas hebras de azafrán
  • una rebanada de pan del día anterior

Una vez limpio el pescado, lo cortamos en tacos. Pasamos las pieles, las espinas y la cabeza a un cazo, agregar el tomate troceado, el laurel, el perejil y unos granos de pimienta negra. Cubrir con abundante agua fría, arrimar al fuego. Cocer durante veinte minutos y colamos luego.

Mientras, limpiar los mejillones y se cuecen con un vasito de agua. cuando se abran, retiramos las valvas, colar el caldo y mezclar con el caldo de pescado.

En un chorrito de aceite de oliva, freímos las almendras, la rebanada de pan y el diente de ajo. Dejamos que se doren y se sacan al mortero. Machacamos con unas semillas de hinojo y las hebras de azafrán y desleír con una pizca de caldo. Reservamos.

Luego, en la misma cazuela, agregar algo más de aceite si fuera necesario y rehogar  las chalotas y el bulbo de hinojo, todo muy picado. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditos, agregamos el majado y bastante caldo. Poner a fuego medio y cocer durante treinta minutos.

 Incorporamos entonces la patata cortada en rodajas muy finas, rectificar de sal y pasados diez minutos, añadimos el pescado y los mejillones. Mezclar suavemente y dejamos al fuego unos minutos más.  Servir muy caliente.