Archivos para el tag ‘patatas’

Tortitas de patata, calabaza y queso

Laura Vichera | 2 de febrero de 2015 a las 8:13

  • 2 patatas medianas
  • un trozo de calabaza de pulpa naranja
  • 2 chalotas
  • un diente de ajo
  • un trocito de queso tierno de cabra
  • 2 huevos
  • un vasito de harina
  • una cucharadita de levadura
  • medio vasito de leche
  • unas semillas de comino
  • unas hojas de culantro fresco
  • una pizca de pimentón
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez peladas las patatas, las enjuagamos y se rallan en tiras gruesas con ayuda de una mandolina. Retirar la corteza y las semillas a la calabaza y se prepara del mismo modo. Ponemos la leche a calentar con las hebras de azafrán y antes de que comience a hervir, apartamos y dejamos templar un poquito.

En el mortero, machacamos el diente de ajo con las semillas de comino y las hojas de culantro muy picadas. Rehogar las chalotas muy picadas, en una pizca de aceite de oliva y cuando estén blanditas las pasamos a un cuenco y mezclamos con el majado del mortero.

A continuación, en otro cuenco, batimos los dos huevos y agregamos la harina tamizada. Poco a poco, añadimos la leche, mezclando bien hasta que tengamos una crema lisa, añadimos el pimentón, una pizca de sal y pimienta molida y dejamos reposar.

En el momento de preparar las tortitas, incorporar las verduras a la crema y agregar también el queso rallado o cortado en daditos pequeños. Mezclar bien.

Ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar en la plancha o en una sartén  y vamos agregando cucharadas de masa. Aplastar ligeramente y damos la vuelta con cuidado para que queden bien doradas por ambas caras. Servir recién hechas y acompañar con una ensalada.

Puré de patatas y calabacín con curry

Laura Vichera | 14 de enero de 2015 a las 20:13

  • 5 patatas hermosas
  • 2 calabacines medianos
  • 2 chalotas
  • un vaso de leche de coco
  • una lima
  • una cucharita de curry en polvo o en pasta
  • unas hojas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, pelar las patatas y las cascamos en trozos hermosos. Despuntar los calabacines, se pelan y los cortamos igualmente en rodajas gruesas.  Cocer las patatas en muy poco agua  con un pellizco de sal.

A media cocción, incorporar los calabacines y dejar todo junto al fuego hasta que estén hechos. Escurrir y pasar a un cuenco. Reservar parte del agua de cocción por si fuera necesario aligerar el puré.

Luego, lavar la lima y con un acanalador, sacamos tiras finas de piel que mezclamos con la leche de coco en un cazo. Arrimar al fuego y calentar a fuego suave, moviendo de vez en cuando.

Antes de que empiece a hervir, apartamos, tapar y dejamos templar. Mientras, calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén y rehogar las chalotas muy picadas. Incorporar la cucharadita de curry, mover para que se ablanden sin dorarse y cuando estén, las volcamos en el cuenco con las verduras.

A continuación, incorporar un puñado de hojas de culantro muy picadas, sal y pimienta. Aplastar agregando la leche de coco templada y añadir también unas cucharadas del agua de cocción si fuera necesario. Trabajar hasta que tengamos un puré espeso. Es un acompañamiento perfecto para carnes o pescados a la plancha.

SUGERENCIA: Es mejor preparar el puré con un pasapurés o con un aplastador de patatas. Quedará más compacto y mucho más rico.

 

Hojaldre de carne y patata

Laura Vichera | 20 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 2 láminas de hojaldre precocinado
  • 250 grs de carne de ternera picada
  • 3 patatas hermosas
  • 3 tomates de pera maduros
  • 2 zanahorias
  • 2 chalotas
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una yema de huevo  y unas cucharadas de leche para pintar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Sobre un molde desmontable engrasado con una pizca de aceite de oliva, extender una de las láminas de hojaldre, presionar sobre las paredes y pinchar el fondo. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de rellenarlo.

Luego, pelar las patatas y se cortan en rodajas finas. Las cocemos al vapor. Calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén y rehogar las chalotas muy picadas con las zanahorias en daditos.

A continuación, incorporar los tomates pelados y sin semillas, cortados en dados grandes. Se sofríen a fuego vivo y sin tapar, para que reduzca el jugo y los tomates no se deshagan. Sacamos a un cuenco y dejamos enfriar. Precalentar el horno a 210 grados.

En la misma sartén, saltear la carne, agregar sal y pimienta, apartar  y volcamos en el cuenco con el sofrito de tomate. Añadimos un buen puñado de hojas de culantro picadas y mezclar.

Sobre la base de hojaldre, colocamos la mitad de las patatas, bien ordenadas, salpimentar y repartir por encima el sofrito de carne y tomate y cubrir con el resto de patatas. Cubrir con la otra capa de hojaldre, cerramos bien y hacer un agujero en el centro para que salga el vapor.

Por último, pintar con la yema batida con la leche y hornear durante cuarenta minutos. Una vez hecho, dejamos templar antes de desmoldar y acompañar con una ensalada de lechugas variadas.

Crema de patatas con queso azul

Laura Vichera | 5 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 5 patatas medianas
  • la parte blanca de un puerro grande
  • 2 chalotas
  • un trozo de queso azul, mejor Bavaria o Gorgonzola (más suaves que el queso Roquefort)
  • caldo de verduras
  • unas semillas de alcaravea
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, preparamos el sofrito y ponemos el caldo a calentar en un cazo pequeño. Picar muy menudas las dos chalotas y picar también la parte blanca del puerro. Los rehogamos a fuego suave, en otra cazuela con un chorrito de aceite de oliva y la cucharada de mantequilla, moviendo para que se vayan ablandando sin dorarse.

A continuación, incorporar las semillas de alcaravea ligeramente machacadas y las hebras de azafrán. Tostar un poquito y cuando vayan soltando aroma y color, incorporamos las patatas cascadas en trozos medianos.

Durante unos minutos, vamos moviendo, añadir una pizca de sal y de pimienta negra molida. Cubrir con el caldo caliente, mezclar y tapar a medias la cazuela. Cuando comience a hervir, bajar el fuego y cocer unos veinticinco minutos.

Pasado este tiempo, dejamos templar un poquito y triturar con la batidora hasta obtener una crema fina. Añadir parte del queso en trocitos y triturar de nuevo.  Podemos dejarla así o la pasamos por el chino.  Dejar a fuego muy suave, moviendo para que espese ligeramente.

En la plancha, tostamos unas rebanadas de pan cortadas muy finitas. Al sacar a la mesa, se sirve la crema bien caliente, en platos hondos. En el centro de cada uno de ellos, colocamos una rebanada de pan y repartimos por encima unas migas de queso y también algunas semillas de alcaravea.

Pollo con patatas y pimientos

Laura Vichera | 20 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • 3 patatas medianas
  • 2 pimientos rojos de asar
  • 3 cebolletas
  • 6 dientes de ajo
  • una rebanada de pan del día anterior
  • 2 vasos de vino blanco seco
  • un vaso de caldo de ave
  • una pizca de cúrcuma
  • pimentón dulce o picante
  • unas semillas de comino
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y aceite de oliva

La víspera, troceamos el pollo, quitamos la piel y los restos de grasa. Se enjuaga y  secamos con papel de cocina, salpimentar, agregar la cúrcuma y el pimentón y lo pasamos a un cuenco grande con las cebolletas troceadas, cuatro dientes de ajo machacados con su piel, el comino y unos granos de pimienta.  

Por último, agregar los dos vasos de vino, tapamos y dejamos en el frigorífico durante veinticuatro horas, moviendo de vez en cuando.

Una vez enjuagados los pimientos, se secan y los pintamos con aceite de oliva. Hornear unos treinta minutos a 180 grados, dándoles la vuelta para que se tuesten por igual. Dejamos enfriar tapados.

Cuando estén fríos, colamos el caldo, pelamos los pimientos y retirar las semillas. Se cortan en tiras y reservamos.

Luego, rehogamos los trozos de pollo bien escurridos, a fuego vivo. Se sacan y en el mismo aceite, freímos el pan y los otros dos dientes de ajo. Bien escurridos, se machacan en el mortero.

Nuevamente, incorporamos el pollo a la cazuela, añadir el majado y también el adobo. Sacudir bien, añadir el jugo de los pimientos y el caldo templado, tapar y cocer a fuego suave durante una hora.

A media cocción, añadimos las tiras de pimiento y las patatas cascadas en trozos medianos. Sacudir la cazuela y dejar al fuego hasta que las patatas estén tiernas.

Cazuela de rape con calabacín y patata

Laura Vichera | 7 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de rape limpio
  • 2 patatas medianas
  • 2 calabacines grandes
  • 4 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • caldo de verduras o de pescado
  • ralladura de piel de limón
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón picante
  • unas semillas de culantro
  • unas ramitas de eneldo fresco
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta recién molida
  • aceite de oliva

En el mortero machacamos los granos de pimienta con las semillas de culantro. Añadir los dientes de ajo, una pizca de sal gorda, las hebras de azafrán, la ralladura de piel de limón y, también, parte del eneldo picado. Trabajar todo bien y desleír con unas cucharadas de caldo.

Luego, repasar el pescado, retirar los restos de piel y lo enjuagamos. Secar con papel de cocina y salpimentar ligeramente. Reservar.

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, rehogar las cebolletas muy picadas con un chorrito de aceite de oliva. Pochar a fuego medio y, pasados unos minutos, incorporar las patatas cascadas en trozos y movemos para que tomen color.

A continuación, agregar los calabacines, despuntados y pelados a medias, cortados en trozos medianos. Añadir también el majado y espolvorear el pimentón. Mezclar todo bien para que se mezclen los sabores y agregar un par de vasos de caldo. Tapar la cazuela y cocer a fuego suave unos veinte minutos.

Pasado este tiempo, probar de sal y colocar los trozos de rape encima del guiso. Agregar algo más de eneldo picado, sacudir suavemente la cazuela y dejamos a fuego suave cinco minutos más sin tapar. Servir enseguida.

 

Crema de puerros, patatas y setas

Laura Vichera | 13 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 200 grs de setas variadas, puede ser congelada
  • 2 puerros hermosos
  • 2 patatas
  • 2 chalotas
  • 4 lonchas de jamón serrano para acompañar
  • un vasito de nata líquida ligera
  • caldo de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • unos tallos de cebollino fresco
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta molida
  • aceite de oliva

En una cazuela grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva con la mantequilla. Picar muy menudas las chalotas y la parte blanca de los dos puerros, sólo la parte blanca. Pochar a fuego suave, moviendo, para que se ablanden sin dorarse.

Mientras, limpiar las setas y se cortan en trozos grandes. Cuando el sofrito de chalota y puerros esté a punto, se incorporan a la cazuela y damos unas vueltas.

A continuación, añadimos las patatas troceadas y rehogar todo junto un par de minutos. Añadimos las hebras de azafrán y una pizca de sal y pimienta.

Unos minutos después, cubrir con el caldo templado, mezclar y bajar el fuego. Tapar la cazuela y cocemos durante veinte minutos más.

Pasado este tiempo, incorporamos la nata y triturar hasta que tengamos una crema fina que pasamos también por el chino. Reservar caliente.

Para la guarnición, colocar las lonchas de jamón entre dos hojas de papel de cocina y las cocemos durante ocho o diez minutos en el microondas a máxima potencia hasta que queden crujientes. Dejamos enfriar.

Luego se desmenuzan sobre la crema, en cada uno de los platos y adornar también con unos tallos de cebollino picado.

Muslos de pollo rellenos

Laura Vichera | 9 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 4 muslos de pollo de corral deshuesados
  • 100 grs de requesón
  • 2 patatas
  • un calabacín grande
  • 3 zanahorias grandes también
  • 3 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • un puñado de pipas de calabaza
  • una pizca de cúrcuma
  • un manojo de perejil fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez retirada la piel del pollo, limpiarlo también de grasa, enjuagamos bien, por dentro y por fuera y dejamos escurrir, mientras preparamos las verduras que nos servirán de base.

Sin pelar, despuntar el calabacín y lo cortamos en rodajas. Pelar las patatas, las cortamos de igual modo y hacemos también lo mismo con las zanahorias. Enjuagar bien y dejamos en un escurridor.

Luego, en un chorrito de aceite de oliva, rehogamos las cebolletas cortadas en tiras o en aros muy finos. Pochar a fuego suave y, cuando estén blanditas, se pasan a una fuente honda.  Precalentar el horno a 200 grados.

Por encima, repartimos las rodajas de patata, calabacín y zanahoria, alternándolas. Agregar una pizca de sal y pimienta y aceite de oliva, tapar con papel de aluminio y hornear durante veinte minutos.

En el mortero, machacar unos granos de pimienta con los dientes de ajo. Agregar una pizca de cúrcuma, un puñado de perejil picado y las pipas de calabaza. Salpimentar los trozos de pollo por dentro y por fuera y los rellenamos con la farsa. Se colocan sobre la base de verduras, agregar un vasito de caldo y algo más de aceite de oliva por encima. Hornear tapado durante media hora.

Pasado este tiempo, destapar, damos la vuelta y hornear diez minutos más hasta que queden bien dorados.

Estofado de albóndigas con patatas

Laura Vichera | 30 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 2 patatas medianas
  • 4 tomates maduros
  • 3 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un puñado de piñones
  • un vasito de brandy
  • caldo de carne desgrasado
  • 2 hojas de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

PARA LAS ALBÓNDIGAS

  • 350 grs de carne picada, mitad cerdo, mitad ternera
  • 100 grs de jamón serrano
  • miga de pan mojado en leche
  • un huevo grande o dos pequeños
  • unas ramitas de tomillo
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta negra molida
  • harina para rebozar

 

Con antelación, preparamos la masa de las albóndigas. Picar el jamón, limpio de grasa y lo mezclamos con la carne, la miga de pan escurrida, una de las cebolletas ralladas y el huevo batido. Trabajar con el tenedor, agregamos el tomillo desmenuzado, sal y pimienta y dejamos en el frigorífico.

A continuación, en un hilo de aceite, pochar las otras dos cebolletas muy picadas. Cuando estén blanditas, agregar los tomates rallados y las hojas de laurel, mantener a fuego suave y sin tapar para que vaya reduciendo.

En el mortero, machacamos los dientes de ajo con las hebras de azafrán, unos granos de pimienta y los piñones. Formar las albóndigas, las pasamos por harina, se fríen y se escurren sobre papel absorbente.

Cuando tengamos el sofrito trabado, incorporamos las patatas cascadas y mojar con el brandy. Damos unas vueltas y añadir caldo templado en cantidad suficiente. Poner a fuego medio y pasados diez minutos, incorporar las albóndigas y el majado. Sacudir la cazuela y cocer diez minutos más todo junto.

Ensalada de patatas al curry

Laura Vichera | 21 de julio de 2014 a las 8:13

  • docena y media de patatas pequeñas, de guarnición
  • 150 grs de panceta ahumada en una sola loncha
  • 10 tomates cherry
  • unas ramitas de apio con sus hojas
  • 4 huevos
  • un pepino pequeño
  • unas hojas de lechuga lollo rosso

PARA LA VINAGRETA

  • 4 cucharadas de mayonesa de leche
  • unos tallos de cebollino
  • una cucharadita de curry
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Para el aderezo, mezclar todos los ingredientes de la vinagreta, añadir una cucharada de agua fría y emulsionar hasta que todo quede bien ligado. Cocer los huevos y cuando estén, los refrescamos, se pelan y los reservamos.

Sin pelar, frotar las patatas con un cepillo y se cuecen al vapor hasta dejarlas “al dente”. Una vez hechas, las dejamos enfriar y luego se pelan y las dejamos enteras, si no son demasiado grandes.

Luego, enjuagar los tomates cherry y los secamos bien. Si son pequeños, los utilizaremos sin cortar. Lavar igualmente los tallos de apio y los picamos menudos y se pasan a una ensaladera. Pelar el pepino, retirar las semillas y se corta en dados.

En una sartén, sin nada de aceite, saltear la panceta cortada en tiras, hasta que quede tostadita y crujiente. La dejamos escurrir sobre un plato cubierto con papel absorbente.

A las verduras que tenemos en la ensaladera, incorporamos las patatas y unas cucharadas de vinagreta. Mezclar despacio para que no se deshagan.

Cubrimos el fondo de una fuente con las hojas de lechuga y volcar la ensalada. Adornar con los huevos cortados en cuartos o en medios y con las tiras de panceta. Servir fresca y acompañar con el resto de vinagreta en un cuenco aparte.