Archivos para el tag ‘patatas’

Ensalada de remolacha, patata y piñones

Laura Vichera | 7 de julio de 2014 a las 8:13

  • docena y media de patatas de guarnición
  • 3 remolachas grandes
  • 2 cucharadas de piñones
  • unos tallos de cebollino

PARA LA VINAGRETA

  • una cucharada de mostaza a la Antigua
  • una pizca de nuez moscada
  • unas cucharadas de vinagre balsámico
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Para empezar, lavamos las patatas y, sin pelar, las cocemos al vapor, procurando que no se ablanden en exceso. Se dejan enfriar, luego, retiramos la piel y se reservan.

A continuación, cocer las remolachas hasta que queden “al dente”. Igual que hemos hecho con las patatas, cuando estén, las dejamos templar y luego retiramos la piel y se cortan en rodajas gruesas.

En un cuenco mezclamos todos los ingredientes de la vinagreta y emulsionar hasta que queden bien trabados. Dejamos reposar a temperatura ambiente.

Luego, en una sartén sin nada de aceite, tostar los piñones con mucho cuidado de que no se quemen.

En una ensaladera, mezclamos las patatas con las remolachas cuando estén completamente frías. Agregar una pizca de sal y pimienta negra y agregar la vinagreta. Mover bien para que se mezclen los sabores y volcar en una fuente.

Por encima, repartimos el cebollino muy picado y dejamos reposar un ratito a temperatura ambiente. Antes de sacar a la mesa, adornar con los piñones.

SUGERENCIA: Podemos completar esta ensalada añadiéndole también unos daditos de pechuga de pollo asada o unas lascas de queso Parmesano.

Curry de pollo y patatas

Laura Vichera | 1 de mayo de 2014 a las 8:13

  • una pechuga de pollo de corral limpia y deshuesada
  • 3  patatas medianas
  • una cucharada de curry en polvo, más o menos picante, según gustos
  • 3 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • una pizca de ralladura de piel de limón
  • unas ramitas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva de baja graduación o aceite de girasol

 

Preparamos todos los ingredientes, pelar las cebolletas y se pican menudas. Picar igualmente los dientes de ajo, quitar la piel a las patatas y se cortan en dados medianos que dejamos en un cuenco cubiertas de agua fría.

Luego, limpiar el pollo, retirar los restos de grasa y de piel y cortar la pechuga como más nos guste, en tiras anchas o en tacos. Enjuagar, escurrir y secar con papel de cocina. Salpimentar ligeramente, agregar la ralladura de piel de limón y espolvorear con parte del curry.

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentar un chorrito de aceite de oliva y pochar a fuego suave las cebolletas y los dientes de ajo. Vamos moviendo para que se ablanden sin dorarse.

Cuando estén a punto, incorporar los dados de pollo, subir un poquito el fuego y dejamos que tomen color. En el momento que comiencen a dorarse, se sacan a un plato y reservamos.

En la misma cazuela rehogamos los dados de patatas, medio litro de agua, las hojas de laurel y el resto del curry.  Tapar y dejamos a fuego medio hasta que las patatas estén casi hechas.

Entonces, incorporar nuevamente los trozos de pollo a la cazuela, probar de sal, sacudir para que se trabe la salsa y dejar al fuego cinco minutos más.

Pasado este tiempo, apartar, agregar el culantro picado y dejamos reposar antes de servir .

Etiquetas: , , ,

Patatas guisadas con calamares

Laura Vichera | 23 de abril de 2014 a las 8:13

  • 700 grs de calamares pequeños
  • unas pieles y unas espinas de pescado para el caldo
  • 4 patatas grandes
  • un tomate maduro
  • 2 cebolletas
  • un puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 2 pimientos choriceros
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • un vasito de vino blanco seco
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • unos granos de pimienta
  • aceite de oliva

En una olla ponemos las pieles y las espinas del pescado con una hoja de laurel, unos granos de pimienta, el tomate, y la parte verde del puerro, enteros. Cubrir con agua fría y arrimar al fuego. Cocer media hora.

Luego, en un cuenco con agua templada ponemos los pimientos limpios y abiertos por la mitad, a lo largo. Cuando se ablanden, se sacan y raspamos la pulpa con un cuchillo para añadirla luego al guiso.

Limpiar los calamares, los enjuagamos bien, les damos la vuelta y metemos dentro los tentáculos y las aletas. Machacar en el mortero las hebras de azafrán con unos granos de pimienta, los dientes de ajo, el tomillo desmenuzado y una pizca de sal.

A continuación, calentamos un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y preparamos un sofrito con las cebollas y la parte blanca del puerro. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditos, incorporar las patatas cascadas en trozos.

Cuando comiencen a tomar color, agregar los calamares y la pulpa de los pimientos. Mojar con el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol.

Unos minutos después, agregar el majado y bañar con el caldo colado. Sacudir la cazuela, probar de sal y cocer a fuego suave durante media hora.  Debe quedar una salsa bien trabada. Servir muy caliente.

Etiquetas: , ,

Pastel de patatas y setas

Laura Vichera | 14 de abril de 2014 a las 8:13

  • 3 patatas medianas
  • ½ kilo de setas tipo Portobello o Shi-itake
  • 2 cebolletas hermosas
  • 2 dientes de ajo
  • un vasito de vino blanco seco
  • un vasito de caldo de pollo desgrasado
  • un vasito de nata ligera
  • un vsasito de leche
  • queso Gruyère o Emmental rallado
  • unas ramitas de tomillo
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Retirar la parte terrosa del pie de las setas y se dejan enteras. Las enjuagamos bien, se secan y las reservamos. Pelar las patatas, se cortan en rodajas de un centímetro, más o menos. Las escaldamos en agua hirviendo con un pellizco de sal, lo justo para que se ablanden ligeramente. Se sacan y se dejan enfriar. Precalentar el horno a 200 grados.

En una sartén calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva y rehogamos las dos cebolletas cortadas en tiras finas. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditas, incorporar los dientes de ajo y damos unas vueltas para que no se doren.

A continuación, incorporar la setas, subir un poquito el fuego, saltear brevemente y agregar el vino blanco. Cuando se evapore el alcohol agregar el caldo, sacudir la sartén y sofreír sin tapar para que reduzca el jugo.

En un cuenco mezclamos la  nata con la leche, el tomillo desmenuzado, el queso rallado y una pizca de sal y pimienta. Engrasar una fuente de horno con unas gotas de aceite de oliva y  cubrir el fondo con la mitad de las rodajas de patata.

Sobre ellas extendemos la mitad de las setas y repetir, acabando con una última capa de setas. Napar con la mezcla de queso y  hornear durante media hora. Gratinar antes de sacar del horno. Servir caliente.

Pastel de berenjenas, patatas y pimientos

Laura Vichera | 3 de febrero de 2014 a las 8:13

  • 3 berenjenas medianas, depende del tamaño
  • 3 patatas pequeñas
  • 3 pimientos amarillos
  • 2 cebolletas
  • 4 huevos
  • un vasito de nata ligera
  • unas ramitas de culantro fresco
  • nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva

                                                                                     

Después de despuntarlas, sin pelar, cortar las berenjenas en rodajas. Se dejan en un escurridor espolvoreadas con sal gorda. Enjuagar y secar los pimientos y se pintan con aceite. Los asamos a 180 grados unos treinta minutos, hasta que la piel quede tostadita. Se dejan enfriar tapados, así será más fácil pelarlos.

Luego, quitamos la piel, se cortan en tiras y colar el jugo. En una sartén grande, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas muy picadas, a fuego suave.

Cuando comiencen a estar blanditas, incorporar las patatas cortadas en rodajas. Mezclar bien, añadir el jugo de los pimientos y dejamos todo junto al fuego unos minutos.

En un cuenco batimos los huevos con la nata, el culantro picado, nuez moscada, sal y pimienta negra recién molida. Precalentar el horno a 200 grados y engrasar ligeramente un molde alargado con una pizca de aceite de oliva.

Sobre el fondo del molde ponemos una primera capa de tiras de pimiento y encima colocamos una capa de berenjenas. Luego una capa de patatas, otra de pimientos y así hasta acabar con todos los ingredientes.

Verter la mezcla de huevos y nata, haciendo hueco con un cuchillo para que penetre entre las verduras. Colocar sobre otra bandeja llena de agua y hornear durante una hora al baño María.

Pasado este tiempo, dejamos enfriar dentro del horno y, cuando esté frío del todo, desmoldar. Servir acompañado de una mayonesa casera o una salsa suave de queso.

 

Estofado de cordero y patatas

Laura Vichera | 27 de enero de 2014 a las 8:13

  • 700 grs de carne de cordero deshuesada, pierna o paletilla
  • 3 patatas medianas
  • un puñado de aceitunas verdes sin hueso
  • un pimiento seco
  • 6 dientes de ajo
  • ralladura de piel de naranja
  • un vasito de Jerez Amontillado
  • caldo de carne
  • 2 hojas de laurel
  • una  cucharadita de semillas de comino
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

 

 

En el mortero machacar los granos de pimienta con la ralladura de piel de naranja, tres dientes de ajo y las semillas de comino. Incorporar las aceitunas muy picadas y trabajar hasta que tengamos una pasta. Desleír con el Jerez y reservar.

Luego, quitar la grasa a la carne, trocearla en taquitos medianos y aderezar con sal y pimienta molida y enharinar ligeramente. Calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén grande y freír la carne a fuego vivo, para sellarla. Se saca bien escurrida a un plato.

A continuación, en ese aceite que nos queda,  freír los otros tres dientes de ajo, sin pelar y ligeramente machacados y añadir también el pimiento seco, sin semillas, abierto en dos.

Cuando todo vaya tomando color, incorporar las patatas cascadas y las hojas de laurel. Damos unas vueltas todo junto, añadir nuevamente la carne a la cazuela y agregamos el majado de aceitunas y comino.

Suavemente, sacudir la cazuela, cubrir con abundante caldo templado, bajar el fuego al mínimo, tapar y cocemos durante tres cuartos de hora aproximadamente. Debe quedar caldoso y la salsa bien trabada.

Una vez hecho, rectificar de sal, apartamos y se deja reposar unos minutos antes de servir.

 

 

 

Lubina a las hierbas con patatas

Laura Vichera | 25 de enero de 2014 a las 8:13

  • 2 lubinas grandes o 4 pequeñas
  • 3 patatas medianas
  • 4 tomates de pera maduros
  • una bulbo grande de hinojo
  • 4 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de un limón
  • tomillo, romero, eneldo y salvia frescos
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

Una vez descamadas, abrir las lubinas y las vaciamos. Enjuagar cuidadosamente por dentro y por fuera, las secamos con papel de cocina y salpimentamos el interior.

En el mortero, machacar las hierbas aromáticas picadas con la ralladura de piel de limón, los ajos, los granos de pimienta, el azafrán y una pizca de sal. Repartir dentro de las lubinas, se colocan en una fuente y dejamos en el frigorífico.

A continuación, en una sartén grande, calentamos unas cucharadas de aceite de oliva y rehogamos el hinojo picado en tiras muy finas. Cuando esté blandito, agregar los tomates, sin piel ni semillas cortados en dados menudos.  Dejamos a fuego suave sin tapar, para que vaya reduciendo el jugo y el sofrito quede bien trabado. Precalentamos el horno a 210 grados.

Sobre una fuente grande engrasada con una pizca de aceite de oliva repartimos las patatas cortadas en rodajas muy finas. Añadir el sofrito y encima colocamos las lubinas. Agregar un vasito de agua.

Luego, añadir unas cucharadas de aceite de oliva mezclado con el zumo de medio limón, una pizca de sal y pimienta molida. Tapar con papel de aluminio y hornear durante media hora aproximadamente, dependiendo del tamaño del pescado.

Pasado este tiempo, retirar el papel, mojar con el jugo de cocción y dejamos en el horno diez minutos más para que se dore un poquito. Servir enseguida.

Patatas con cazón y almejas

Laura Vichera | 22 de enero de 2014 a las 8:13

  • 3 patatas medianas
  • 600 grs de cazón en rodajas gruesas
  • medio kilo de almejas grandes
  • 4 tomates rojos de pera
  • una cebolla grande
  • un pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • un  vaso de Manzanilla o de Jerez
  • caldo de pescado o de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • una hoja de laurel
  • unas hojas de perejil fresco
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En el mortero machacamos los dientes de ajo con los granos de pimenta, unas hebras de azafrán y un pellizco de sal. Dejamos las almejas en remojo con agua fría y sal para que suelten la tierra. Cortar el cazón en dados gruesos y reservar.

Luego, en la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentamos un chorreón de aceite de oliva y rehogar la cebolla y el pimiento verde muy picados.

Cuando estén blanditos, incorporar los tomates rallados, mover y dejar que se vaya trabando el sofrito. Incorporar entonces las patatas cascadas, la hoja de laurel y el majado.

A continuación, mojar con el vino y, cuando se haya evaporado el alcohol, cubrir con el caldo, sacudir la cazuela y tapar a medias. Cocer a fuego medio unos veinte minutos.

Pasado este tiempo, incorporar las almejas y los dados de cazón. Añadir también el pimentón y unas hojas de perejil muy picados. Cocer sin tapar hasta que las almejas se abran. Probar de sal, dejamos reposar unos minutos fuera del fuego y servir muy caliente.

Etiquetas: , , ,

Patatas con calamares

Laura Vichera | 14 de enero de 2014 a las 8:13

  • 4 patatas medianas
  • 700 grs de calamares pequeños
  • 2 pimientos verdes para asar
  • 2 cebolletas
  • 3 tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • caldo vegetal o de pescado
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de perejil fresco
  • unos granos de pimienta negra
  • una guindilla
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez retiradas las aletas y los tentáculos, limpiar los calamares, les damos la vuelta, los enjuagamos bien y se dejan en un escurridor. Pintar los pimientos con aceite y los asamos.

Cuando la piel esté tostada, los dejamos enfriar tapados. Luego, se pelan, los cortamos en tiras y reservar el jugo que suelten para añadirlo al guiso en el último momento.

En una cazuela honda, calentar un chorrito de aceite de oliva y preparar un sofrito con las cebolletas y los dientes de ajo, todo muy picado.

Pasados unos minutos, incorporar los tomates rallados, una pizca de sal y pimienta. Cuando el jugo de las verduras vaya reduciendo, añadir a la cazuela las patatas peladas y cascadas en trozos medianos.

A continuación, incorporar la guindilla, unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Añadir también los calamares, que habremos rellenado con sus patas y sus tentáculos y sofreír todo junto.

Por último, incorporar el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol. Incorporar las tiras de pimiento verde y su jugo. Añadir agua o caldo hasta cubrir, sacudir la cazuela y cocer a fuego medio unos veinte minutos.

Dejamos reposar antes de servir y adornar con unas hojas de perejil muy picado.

Lomo de salmón mechado con patatas

Laura Vichera | 31 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 800 grs de lomo de salmón en un trozo
  • una docena de patatas pequeñas, de guarnición
  • 6 tomates de pera maduros
  • 3 cebollas rojas
  • una cabeza de ajos
  • 6 dientes de ajo
  • un vaso de Jerez seco
  • unas hojas de perejil fresco
  • pimienta negra en grano
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta molida
  • aceite de oliva

 

 

Separar las dos partes del salmón, sacar los lomos limpìos, retirar la piel y repasar  para comprobar que no quedan espinas. Enjuagar, secamos con papel de cocina, salpimentar y ponemos los dos lomos juntos, atamos con hilo de cocina y reservamos.

A continuación, sobre una bandeja de horno o en la plancha asamos los tomates, las cebollas y la cabeza de ajos. Cuando estén bien tostados, retirar la piel a los tomates y reservarlos en un plato con el jugo que suelten.

Luego, clavar alrededor de todo el pescado los otros seis dientes de ajo, pelados y cortados a lo largo. Clavar también unos granos de pimienta y unas hojas de perejil.

Con cuidado de que no se nos desarme el salmón, lo enharinamos y se fríe en un chorrito de aceite de oliva hasta que se le forme una costra por todos lados.

A continuación, incorporar la cabeza de ajos entera, las cebolletas cortadas a lo largo y los tomates pelados y cortados en trozos grandes con su jugo. Mojar con el vino, añadir algo más de agua, sacudir la cazuela y cocer durante media hora.

Mientras, cocer las patatitas al vapor. Las pelamos y en el último momento, las incorporamos a la salsa. Acompañamos con una mayonesa casera.