Archivos para el tag ‘patatas’

Ensalada de patatas, alcachofas y anchoas

Laura Vichera | 16 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 8 alcachofas medianas
  • una docena de patatas de guarnición
  • 8 filetes de anchoa en aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • un limón
  • una docena de aceitunas moradas
  • unas ramitas de perejil fresco
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y aceite de oliva

 

Con un cuchillo bien afilado, limpiar las alcachofas, retirar las hojas exteriores y cortar las puntas. Se abren por la mitad, con ayuda de una cucharilla, quitamos la pelusa del interior y las dejamos en un cuenco con agua fría y un chorrito de zumo de limón.

Para el aderezo, machacar los granos de pimienta con los dos dientes de ajo, las hebras de azafrán y la ralladura de piel de limón. Añadir una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva.

A continuación, enjuagar las patatas y sin pelar, las frotamos con un cepillo. Las cocemos al vapor hasta que estén hechas y se dejan enfriar. Cuando estén templadas, las pelamos y se cortan en dos, a lo largo.

En una sartén, con unas gotas de aceite de oliva, sofreímos los ajos en láminas y saltear las alcachofas, a fuego vivo. Cuando vayan tomando color y estén “al dente”,  incorporar las patatas y dejamos que se doren.

Luego, volcar en una ensaladera y dejamos enfriar. Incorporar las aceitunas sin hueso y cortadas en tiras y las anchoas escurridas y troceadas. Agregar unas hojas de perejil picado y agregar parte del aderezo que tenemos preparado. Mezclar despacio, tapar con film y dejamos reposar a temperatura ambiente.

Justo antes de sacar a la mesa, aliñar con el resto de la vinagreta y rectificar de sal.

Estofado de pollo, patatas y almendras

Laura Vichera | 5 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 4 muslos y contra muslos de pollo de corral
  • 4 patatas medianas
  • 3 cebolletas
  • caldo de verduras o de pollo desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • aceite de oliva

PARA EL MAJADO

  • una docena de almendras crudas
  • un pimiento seco
  • una rebanada de pan del día anterior
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de perejil
  • unos granos de pimienta negra

 

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentar un chorrito de aceite de oliva y freír todos los ingredientes del majado: el pimiento limpio y en trozos grandes, los dientes de ajo pelados y enteros, las almendras, unas ramitas de perejil y la rebanada de pan.

Cuando todo esté bien dorado, se saca al mortero y lo machacamos con unos granos de pimienta y un pellizco de sal. Limpiar el pollo de piel y de grasa y lo troceamos.

Luego, en el aceite que nos ha quedado en la cazuela, freír los trozos de pollo, a fuego vivo, de modo que se les forme una costra dorada. Se sacan a un plato y, a continuación, freímos las cebolletas cortadas en tiras muy finas, a fuego medio.

Unos minutos después, cuando estén blanditas, agregamos las patatas cascadas en trozos medianos y las hebras de azafrán. Damos unas vueltas para que tomen color, incorporar los trozos de pollo y el majado.

Por último, añadimos caldo caliente hasta cubrir, tapar a medias y dejamos cocer hasta que las patatas estén tiernas, moviendo la cazuela de vez en cuando para que espese la salsa.

Pasados veinte minutos, comprobar que las patatas están hechas y si estuviera demasiado caldoso, cocer unos minutos más sin tapar. Servir muy caliente.

Etiquetas: , , ,

Estofado de albóndigas con verduras

Laura Vichera | 14 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • ½ kilo de pechuga de pollo de corral limpia y picada
  • unos huesos de pollo y de jamón para el caldo
  • miga de pan mojada en leche
  • un huevo
  • 3 patatas
  • 3 zanahorias grandes
  • un puerro
  • 2 cebolletas
  • unas ramitas de apio
  • dos hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • una pizca de pimentón picante
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • pimienta negra en grano
  • aceite de oliva

Un ratito antes, preparamos el caldo con los huesos de pollo, la parte verde del puerro, unas ramitas de apio, una hoja de laurel y unos granos de pimienta. Cubrir con agua fría y arrimar al fuego. Media hora después, apartar, tapamos y dejamos que repose.

En un cuenco, mezclar la carne picada con la miga de pan y el huevo batido. Agregar una pizca de pimentón, sal y pimienta negra molida. Mezclar con un tenedor y dejamos en el frigorífico.

Luego, en la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, rehogamos la parte blanca del puerro con las dos cebolletas, todo muy picado. Dejamos que vayan tomando color y agregar las patatas cortadas en dados y las zanahorias en rodajas. Incorporar también las hebras de azafrán y la otra hoja de laurel.

Damos unas vueltas, cubrir con el caldo colado y llevamos a ebullición. Formar albóndigas pequeñitas que vamos incorporando al guiso, bajar el fuego y sacudir suavemente la cazuela. Dejar al fuego quince minutos todo junto y servir bien caliente.

Cazuela de almejas con patatas y jamón

Laura Vichera | 30 de octubre de 2013 a las 8:13

3 patatas medianas

100 grs de jamón serrano en un trozo

½ kilo de almejas grandes

2 pimientos choriceros

2 cebolletas

2 dientes de ajo

caldo de verduras

unas hebras de azafrán

unas ramitas de perejil

unos granos de pimienta negra

sal y aceite de oliva

Una vez retirados los rabillos y las semillas, abrimos los pimientos y se dejan en remojo en un cuenco con agua templada. En otro cuenco con agua fría, dejamos las almejas para que suelten la tierra.

En el mortero machacar los dientes de ajo con unos granos de pimienta, unas ramitas de perejil muy picadas y unas hebras de azafrán. Desleír con unas cucharadas de caldo y reservar.

Luego, en la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas muy picadas. Pochar a fuego suave hasta que se ablanden.

Mientras, retirar la grasa del jamón y lo cortamos en tiras. Pelar las patatas y se cascan en trozos medianos. Cuando el sofrito esté a punto, incorporar el jamón y las patatas a la cazuela y damos unas vueltas.

A continuación, incorporar el majado y la pulpa de los pimientos choriceros. Cubrir con caldo en cantidad suficiente. Sacudir la cazuela, tapar a medias y cocer durante veinte minutos, moviendo de vez en cuando y comprobando por si fuera necesario añadir algo más de caldo.

Pasado el tiempo de cocción, enjuagar las almejas y las incorporamos al guiso. Agitar suavemente, tapar y dejamos al fuego hasta que se abran. Servir enseguida.

 

Etiquetas: , , ,

Jamón asado con verduras

Laura Vichera | 21 de octubre de 2013 a las 8:13

  • un kilo de jamón de cerdo fresco en un solo trozo
  • 250 grs de patatas pequeñas, de guarnición
  • 3 zanahorias grandes
  • 4 cebolletas
  • aceite de oliva

PARA EL ADOBO

 

  •  2 dientes de ajo
  • 5 cucharadas de mostaza a la Antigua
  • 3 cucharadas de miel
  • unas ramitas de romero
  • un chorrito de salsa de soja
  • unas bayas de enebro
  • sal y unos granos de pimienta negra

 

La víspera o unas cuatro horas antes, preparamos la carne para que tome el sabor de la marinada. Una vez retirada la grasa, atamos para que no pierda la forma al cocer, salpimentar y reservamos.

En el mortero machacamos los dos dientes de ajo con el romero desmenuzado y picado, unos granos de pimienta, unas bayas de enebro y una pizca de sal. Desleír con un chorrito de salsa de soja y la miel templada. Untar la carne con este adobo, envolver en papel de aluminio y dejamos en el frigorífico.

Luego, precalentar el horno a 220 grados. Sin retirar el papel de aluminio, asamos la carne durante una hora aproximadamente.

Mientras, lavar y frotar las patatas bajo el grifo y las dejamos enteras. Raspar las zanahorias y se cortan en rodajas gruesas. Cocer al vapor hasta dejarlas “al dente”. Rehogar las cebolletas cortadas en tiras finas en una sartén, añadir luego las verduras y saltear hasta que todo tome color.

Por último, retirar el papel de la carne y repartir las verduras alrededor. Mojar con el jugo de cocción y dejamos en el horno quince minutos más hasta dorar.

Timbal de patatas con setas shi-itake

Laura Vichera | 14 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 3 patatas medianas
  • ½ kilo de setas shi-itake
  • 3 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 huevos
  • ½ litro de leche
  • un vasito de nata líquida ligera
  • unas ramitas de tomillo
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • una pizca de nuez moscada molida
  • mantequilla para engrasar el molde
  • aceite de oliva

 

En una cazuela ponemos a calentar la leche con las ramitas de tomillo, unos granos de pimienta machacados y una pizca de nuez moscada molida. Metemos dentro las patatas, peladas y cortadas en rodajas finas y cocer unos quince o veinte minutos, hasta que comiencen a estar blanditas. Se sacan, con cuidado de no romperlas, y las dejamos en un escurridor.

En un chorrito de aceite de oliva, rehogamos las cebolletas cortadas en tiras muy finas. Pochar a fuego muy suave, moviendo, para que no se doren. Cuando estén blanditas, se sacan bien escurridas a un cuenco. Precalentar el horno a 180 grados.

Luego, en la misma sartén, doramos los dientes de ajo muy picados y salteamos las setas laminadas. Subir el fuego y apartamos. Aparte, batimos os huevos con la nata,  sal y pimienta negra molida. Incorporar las setas  y reservar.

Engrasar un molde hondo, cuadrado o tipo flanera con mantequilla y forramos las paredes y el fondo con la mitad de las rodajas de patata, alternando con el sofrito de cebolletas. Rellenar el centro con las setas y los huevos batidos con la nata. Sacudir para que todo quede bien empapado y “cerrar” con las patatas que quedan.

Por último, hornear unos cuarenta minutos, hasta que cuaje. Una vez hecho, dejamos enfriar fuera del horno y desmoldar sobre una fuente.

Buñuelos de patata y espinacas

Laura Vichera | 8 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 4 o 5 patatas medianas y arenosas
  • la parte blanca de dos puerros
  • 200 grs de espinacas cocidas
  • un trozo de queso Camembert o Brie
  • 2 huevos
  • una pizca de nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra
  • pan rallado
  • aceite de oliva

 

Con el agua justa o mejor aún, al vapor, cocemos las patatas con piel hasta que estén blanditas. Las dejamos enfriar y se pelan. Machacar en un cuenco con uno de los huevos batidos, una pizca de sal, pimienta y nuez moscada molida. Dejamos enfriar.

En una sartén, con unas gotas de aceite de oliva, ponemos los puerros, picados muy finos y pochar a fuego suave hasta que estén blanditos. Luego, bien escurridos, se pasan a un cuenco y se mezclan con las espinacas, bien escurridas también y muy picadas.

Cuando se enfríen, añadir el queso cortado en daditos pequeños y mezclar hasta que todo quede bien trabado. Vamos haciendo porciones de puré de patatas, en el centro ponemos una cucharadita de la mezcla de espinacas, puerros y queso y cerramos el puré hasta formar una bolita.

Se van colocando en una bandeja y las dejamos en el frigorífico una media hora para que queden más compactas. Luego, en un plato batimos el otro huevo y vamos pasando las bolitas y se pasan luego por pan rallado.

Las vamos friendo en abundante aceite de oliva bien caliente y se les va dando la vuelta hasta dorar. Se van sacando a escurrir sobre papel absorbente y se sirven recién hechas, acompañadas de una ensalada.

 

Pastel de patatas, hinojo y queso azul

Laura Vichera | 5 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 5 patatas medianas
  • 2 bulbos de hinojo
  • 150 grs de queso azul o Gorgonzola
  • un yogur natural cremoso
  • una cucharada de semillas de hinojo
  • un huevo
  • una pizca de pimentón dulce
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y pochamos los dos bulbos de hinojo, cortados en tiras finas. Rehogar a fuego suave, moviendo de vez en cuando para que no se doren y queden blanditos. Cuando estén, apartamos y se dejan enfriar.

Luego, pelar las patatas y las cortamos en rodajas muy finas que dejamos en un cuenco cubiertas de agua fría para que no se oxiden.  En el mortero, machacamos las semillas de hinojo con unos granos de pimienta, las hebras de azafrán y una pizca de sal.

Una vez majado todo, mezclar en un cuenco con el queso azul desmenuzado, el yogur y el huevo batido, agregar una pizca de pimentón y un hilo de aceite de oliva. Reservar.

A continuación, precalentamos el horno a 200 grados. Pintar el fondo de una fuente con una pizca de aceite de oliva y cubrir con la mitad de las patatas, salpimentadas.  Cubrir con parte del sofrito de hinojos y luego, unas cucharadas de la mezcla de yogur y por encima colocamos algo más de patatas y vamos alternando hasta acabar con todos los ingredientes.

Por último, sacudir para que la mezcla penetre bien entre las capas de patatas y hornear unos cuarenta minutos. Dejamos que se dore por encima antes de retirar del horno. Servir templado y acompañar con una ensalada de tomates y canónigos.

Estofado de patatas con magro

Laura Vichera | 25 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • ½ kilo de magro de cerdo: cabezada, jamón….
  • 4 patatas medianas
  • 2 pimientos verdes pequeños
  • 4 tomates de pera maduros
  • 3 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un vasito de vino blanco
  • caldo de carne desgrasado
  • unos granos de pimienta rosa
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En primer lugar, trocear la carne en tacos más o menos iguales, salpimentar y sofreír a fuego vivo en una cazuela grande con un chorrito de aceite de oliva. Se sacan a un plato bien escurridos y reservar.

A continuación, en el aceite que nos ha quedado, sofreír, a fuego suave, las cebolletas y los pimientos picados en tiras finas con los dientes de ajo también picados menudos. Pochar a fuego suave hasta que todas las verduras estén blanditas.

Luego, incorporar los tomates rallados y espolvorear una pizca de sal, pimienta y azúcar. Dejamos que vaya evaporando el jugo del sofrito y, unos minutos después, incorporar las patatas cascadas, la carne y los granos de pimienta. Agregar también las hebras de azafrán y el pimientón y rehogar todo junto.

Por último, cubrir con el caldo caliente, mezclar bien, rectificar de sal y tapar a medias la cazuela. Bajar el fuego y cocer todo junto media hora hasta que la carne quede muy tierna.

Antes de apartar del fuego, si estuviera demasiado caldoso, dejamos unos minutos más sin tapar. Sacudir la cazuela, rectificar de sal, añadir unas ramitas de perejil picado y espolvorear con algo más de pimentón. Servir muy caliente.

Etiquetas: , , ,

Gratinado de verduras y queso Feta

Laura Vichera | 23 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • 4 patatas medianas
  • 4 tomates maduros grandes
  • 2 berenjenas
  • 2 latas de anchoas en aceite de oliva
  • 3 chalotas
  • unas hojas de apio
  • 2 dientes de ajo
  • queso Feta
  • un vaso de caldo de verduras
  • unas hojas de albahaca
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En una sartén con una pizca de aceite de oliva rehogamos, a fuego muy suave, las chalotas y las ramitas de apio muy picadas. Cuando estén blanditas, se reservan.

Luego, pelar las patatas y se cortan en rodajas de grosor mediano que cocemos al vapor. Despuntar las berenjenas, se cortan igual y las dejamos en un escurridor, espolvoreadas con sal gorda. Cortar los tomates del mismo modo. Precalentamos el horno a 190 grados.

A continuación, en el mortero, machacamos unos granos de pimienta con los dientes de ajo y un puñado de hojas de albahaca picada. Desleír con una pizca de aceite de oliva y reservar. Escurrimos las anchoas y se pican menudas.

Calentar la plancha y asamos las rodajas de berenjena, patata y tomate, a fuego fuerte, para que se doren por fuera. Engrasar con unas gotas de aceite de oliva una fuente grande y vamos alternando las verduras, pintándolas con el majado de albahaca.

Entre las verduras, vamos repartiendo el sofrito de chalotas mezclado con las anchoas. Mojar con algo de caldo templado, procurando que todo quede bien empapado.

Por último, desmenuzamos el queso Feta desmenuzado y agregar algo más de pimienta negra recién molida. Horneamos durante un cuarto de hora y unos minutos antes de apartar, encendemos el grill y doramos. Servir templado.