Archivos para el tag ‘patatas’

Patatas marineras con almejas

Laura Vichera | 18 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • 4 patatas hermosas
  • una docena de calamaritos pequeños
  • ½ kilo de almejas grandes
  • un tomate
  • una cebolla
  • 2 pimientos verdes
  • 2 chalotas
  • unas espinas y unas pieles de pescado para el caldo
  • unas ramitas de perejil fresco
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Con unas espinas y unas pieles de pescado y el tomate y la cebolla cortados en gajos grandes, preparamos el caldo que nos servirá de base. Dejamos al fuego una media hora, procurando eliminar la espuma que se vaya formando. Una vez hecho, Colamos y dejamos a fuego suave.

A continuación, Ponemos las almejas en agua con un puñado sal gorda para que suelten la tierra que puedan tener, moviéndolas de vez en cuando.

Luego, limpiar los calamares y si no son demasiado grandes, se dejan enteros, sino, los cortamos por la mitad. En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar, a fuego muy suave, los pimientos y las chalotas muy picados, para que vayan haciéndose sin dorarse.

Cuando estén blanditos, incorporar las patatas cascadas en trozos medianos. Agregar también las hebras de azafrán, algo de perejil picado y espolvorear el pimentón.

Unos minutos después, añadimos los calamares y damos unas vueltas todo junto. Cubrir con abundante caldo caliente, mezclar, rectificar de sal y pimienta y dejamos cocer, con la cazuela tapada a medias, unos veinte minutos.

En el último momento, se incorporan las almejas, sacudimos para que se mezclen con el caldo y con las patatas y cuando se abran, apartamos. Agregar algo más de perejil picado por encima y servir enseguida.

Etiquetas: , , ,

Rosada al horno con patatas

Laura Vichera | 11 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • 600 grs de rosada en filetes no muy finos
  • 4 patatas medianas
  • 3 cebollas rojas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates maduros
  • zumo y ralladura de medio limón
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una cucharada de orégano
  • una cucharadita de pimentón picante
  • una cucharadita de mostaza a la Antigua
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con cuidado, repasar el pescado para eliminar las espinas, cortamos los filetes en tiras anchas y salpimentamos. Pelar y cortar los tomates en dados y se reservan.

En el mortero machacamos los dientes de ajo con la mostaza, la ralladura y el zumo de limón, el orégano y el pimentón. Desleír con unas cucharadas de aceite de oliva y pintar el pescado con parte de este adobo. Tapar con film y dejamos que el pescado tome el sabor de la marinada. Precalentamos el horno a 200 grados.

Sobre el fondo de una fuente de horno colocamos las cebollas cortadas en aros y las mezclamos con las patatas cortadas en rodajas no demasiado finas. Salpimentar, agregar el resto del adobo, unas ramitas de culantro picadas y un hilo de aceite de oliva . Tapamos con papel de aluminio y horneamos hasta que las patatas estén blandas.

Luego, retirar el papel, colocar por encima el pescado y cubrir con los dados de tomate. Salpimentar nuevamente, agregar algo más de culantro picado y mojar con el jugo de cocción. Hornear unos doce minutos, regando de vez en cuando con su propio jugo.

En el último momento, subir la temperatura y dorar un par de minutos. Servir enseguida.

Etiquetas: , , ,

Patatas rellenas de pisto y queso

Laura Vichera | 22 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 4 patatas grandes

  • 100 grs de queso curado de oveja

  • 1 berenjena

  • 1 calabacín pequeño

  • 3 tomates de pera maduros

  • 1/2 pimiento rojo

  • 1 pimiento verde

  • 2 cebolletas

  • un diente de ajo

  • una pizca de azúcar

  • sal y pimienta negra molida

        PARA LA SALSA

  •  2 tomates maduros
  • una zanahoria

  • una cebolleta

  • un diente de ajo

  • 4 pimientos de Piquillo en conserva

  • un vaso de caldo de verduras

  • aceite de oliva

En primer lugar, preparamos el pisto según tengamos costumbre de prepararlo, pero procurando trocear la verdura en daditos pequeños. Una vez hecho, rectificar de sal y pimienta y si estuviera demasiado ácido, añadir una pizca de azúcar y mantener a fuego suave para que reduzca.

Para la salsa, en otra cazuela, rehogamos la cebolleta y la zanahoria muy picada. Añadir el diente de ajo y los tomates rallados y cuando se vaya evaporando el jugo de las verduras, incorporar los pimientos cortados en tiras, el caldo de verduras, sal y pimienta y dejamos al fuego durante quince o veinte minutos. Una vez hecha la salsa, triturar y reservamos.

Luego, pelar las patatas, se enjuagan, las cortamos por la mitad a lo largo y con un vaciador les hacemos un hueco amplio en el centro. Cuando el pisto esté templado, incorporar el queso cortado en daditos y mezclar.

Con cuidado, rellenar las patatas, las cerramos y se atan con hilo de cocina. Se meten en la cazuela, sacudir despacio para que no se vuelquen y añadir algo más de caldo si fuera necesario. Tapar la cazuela y cocer a fuego mínimo unos treinta y cinco minutos.

Guiso de patatas con choco

Laura Vichera | 5 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 6 chocos medianos
  • 3 patatas grandes
  • 3 cebolletas
  • 2 zanahorias
  • 4 dientes de ajo
  • 2 pimientos secos
  • caldo de pescado
  • un vasito de vino blanco
  • una cucharada de vinagre de Jerez
  • unas hebras de azafrán
  • una hoja de laurel
  • unos tallos de perejil fresco
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez limpios los chocos, separar los tentáculos, se dejan enteros y cortar el cuerpo en tiras anchas. Enjuagar y dejamos en un escurridor. Retirar las semillas de los pimientos, abrirlos a lo largo y se ponen en un cuenco con agua templada.

En el mortero, machacar los dientes de ajo con un puñado de hojas de perejil picado, las hebras de azafrán y una pizca de sal. Trabajar hasta obtener una pasta, desleír con el vino blanco y reservar.

Luego, ponemos una cazuela al fuego y calentar un chorrito de aceite de oliva donde rehogamos las cebolletas y las zanahorias cortadas en daditos. Vamos pochando a fuego suave, moviendo para que no se doren.

Cuando comiencen a tomar color, incorporar las patatas “cascadas” en trozos medianos y también agregamos los chocos y el majado de ajos y azafrán. Damos unas vueltas todo junto y, un par de minutos después,  añadir la pulpa de los pimientos que teníamos en remojo.

Suavemente, dejamos que el sofrito reduzca, agregar la cucharada de vinagre, la hoja de laurel y unos granos de pimienta negra. Mezclamos todo bien y añadir caldo hasta cubrir.  Tapar a medias y cocer a fuego lento unos veinte minutos, hasta que las patatas estén a punto. Dejamos reposar fuera del fuego y antes de servir, añadir algo más de perejil picado por encima.

Etiquetas: , ,

Bacalao con patatas a la portuguesa

Laura Vichera | 2 de febrero de 2013 a las 8:13

  • 400 grs de bacalao salado
  • ½ kilo de patatas
  • 3 cebolletas grandes
  • 6 huevos
  • 1 diente de ajo
  • perejil fresco
  • pimienta negra recién molida
  • aceitunas negras
  • aceite de oliva

 

En un cuenco con agua fría, ponemos el bacalao en remojo la víspera, cambiándole el agua varias veces, manteniéndolo en el frigorífico para que no sufra alteraciones de temperatura.

Una vez desalado, lo enjuagamos, le quitamos la piel y con cuidado, retiramos las espinas que pueda tener. Lo desmenuzamos en trozos no demasiado pequeños y reservamos.

Luego, pelamos las patatas y las cortamos en bastones, lo más finos posible con ayuda de una mandolina. Las echamos en agua para que suelten almidón, las dejamos escurrir y freímos en abundante aceite bien caliente, moviéndolas mientras se fríen para que queden sueltas. Las dejamos escurrir sobre papel de cocina y luego añadimos una pizca de sal.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas cortadas en tiras finas. Vamos moviendo hasta que comiencen a ablandarse y agregamos entonces el diente de ajo muy picado.

Cuando todo esté bien pochado, incorporamos las lascas de bacalao y subir un poquito el fuego. Salteamos y cuando esté doradito, añadimos las patatas fritas, sin dejar de mover. Batimos los huevos con pimienta recién molida y los agregamos a la sartén. Damos unas vueltas con una cuchara de madera hasta que comiencen a cuajar, pero deben quedar blanditos.

Enseguida, volcar en una fuente, espolvorear con perejil recién picado, añadir algo más de pimienta y adornar con las aceitunas cortadas por la mitad, a lo largo.

Gratinado de ternera y coliflor

Laura Vichera | 19 de enero de 2013 a las 8:13

  • 600 grs de carne de ternera picada
  • una coliflor pequeña
  • 3 patatas medianas
  • 4 dientes de ajo
  • unas ramitas de culantro fresco
  • ½ vaso de leche
  • un vasito de nata ligera
  • un puñado de queso Parmesano rallado
  • una hoja de laurel
  • una pizca de nuez moscada
  • un pellizco de pimentón picante
  • sal y pimienta negra recién molida
  • mantequilla para el molde
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar la coliflor, separar en ramilletes y pelamos y troceamos las patatas. Cocer todo al vapor y reservar parte del agua de cocción por si fuera necesaria.

Luego, en una sartén con un hilo de aceite de oliva, rehogamos los ajos muy picados y antes de que se doren, incorporar la carne desmenuzada y la hoja de laurel. Añadimos también unas hojas de culantro picado, espolvorear el pimentón  y vamos moviendo para que la carne se suelte.

Cuando las verduras estén blanditas, se sacan a un cuenco y las machacamos juntas. Añadir la nuez moscada, algunas hojas más de culantro picado y el vaso de leche. Debe quedar un puré no demasiado líquido.

Sobre una fuente honda colocamos la carne bien escurrida y retirar la hoja de laurel. Por encima, repartimos el puré, cubriendo bien y formamos picos para que luego quede más bonito al hornear.

En un cuenco mezclamos la nata con el queso Parmesano rallado y lo repartimos por encima. Hornear a 180 grados durante diez minutos y gratinar cinco minutos más a 200 grados. Servir enseguida.

 

 

Doradas al horno con patatas y pimientos

Laura Vichera | 18 de enero de 2013 a las 8:13

  • 2 doradas grandes o 3 más pequeñas
  • 4 patatas medianas
  • 6 tomates de pera maduros
  • 2 pimientos rojos para asar
  • un pimiento verde
  • 2 limones
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA LA MARINADA

 

  •  4 dientes de ajo
  • un buen puñado de hojas de culantro
  • una cucharadita de pimentón
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • zumo y ralladura de limón

 

Unas horas antes, limpiar el pescado de tripas y escamas, se enjuaga bien y dejamos escurrir. En el mortero, machacamos unos granos de pimienta con los dientes de ajo y la ralladura de limón. Agregar el pimentón, unas hojas de culantro muy picado y el comino molido. Desleír con un chorrito de zumo de limón y un par de cucharadas de aceite de oliva.

Sobre el lomo de las doradas hacemos unos cortes transversales y pintamos con la marinada. Lavar el otro limón y cortamos en rodajas finas que vamos metiendo también en esas aberturas. Pintar el pescado por dentro y colocamos en una fuente. Tapar con film y dejamos en el frigorífico un par de horas.

Una vez lavados los pimientos, se pintan con aceite y los asamos a 190 grados. Dejamos enfriar tapados y, mientras, engrasamos una fuente grande con un hilo de aceite de oliva y cubrimos con dos tomates, sin piel ni semillas cortados en rodajas finas.

Sobre ellos, las patatas, cortadas también en lonchas muy finitas, agregar una pizca de sal y pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva. Encima, colocamos las doradas y repartimos alrededor los otros dos tomates pelados y troceados y los pimientos a tiras.

Pintar con el resto de la marinada y agregar el jugo de los pimientos. Tapar con papel de aluminio y hornear durante cuarenta minutos. Servir recién hecho.

 

Patatas estofadas con pulpo

Laura Vichera | 8 de enero de 2013 a las 8:13

  • un pulpo pequeño que tendremos congelado
  • 4 patatas medianas
  • 3 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates de pera maduros
  • 1 calabacín
  • 2 hojas de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En una cazuela ponemos agua a calentar con sal, una hoja de laurel y una de las cebolletas enteras. En cuanto el agua comience a hervir, metemos el pulpo y cocemos una media hora. Debe quedar “al dente”.

Una vez cocido, lo dejamos enfriar y se corta en trocitos. Colar el agua de cocción. En el mortero machacar los dos dientes de ajo con unos granos de pimienta negra y las hebras de azafrán.

Aparte, en la cazuela donde vayamos a preparar el estofado, calentar unas cucharadas de aceite de oliva y rehogamos las otras dos cebolletas picadas muy finas y sofreír a fuego suave hasta que se ablanden.

Cuando estén blanditas, incorporar los tomates rallados y dejamos que vayan soltando todo el agua. Una vez reducido el sofrito, incorporar las patatas cascadas en trozos medianos y añadir también el majado, las hojas de laurel y el calabacín, cortado en dados.

Luego, cubrir con el agua de cocción, poner a fuego medio, tapar la cazuela y cocer durante quince minutos. Pasado este tiempo, incorporar el pulpo y el pimentón, rectificar de sal, sacudir la cazuela y cocer todo junto hasta que las patatas estén muy tiernas.

Una vez hecho el guiso, apartamos y dejamos reposar tapado unos minutos más antes de servir.

 

 

Etiquetas: , ,

Alcachofas y almejas con patatas

Laura Vichera | 27 de noviembre de 2012 a las 8:13

  • 700 grs de almejas
  • una docena de alcachofas grandes
  • 3 patatas medianas
  • 2 puerros, la parte blanca
  • 3 dientes de ajo
  • un limón
  • una copa de cava brut
  • caldo de verduras
  • un manojito de perejil fresco
  • una hoja de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez enjuagadas las almejas, se dejan en un cuenco con agua y sal para que suelten la tierra. Limpiar las alcachofas, retirar las hojas de fuera y cortamos las puntas. Las cortamos en cuartos, quitamos la pelusa del interior y las dejamos en agua fría con unas gotas de zumo de limón.

En una cazuela honda, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar los puerros muy picados, a fuego suave. Cuando estén blanditos, incorporar los dientes de ajo muy picados también y sofreír brevemente.

A continuación, incorporar las patatas cascadas en trozos medianos y las alcachofas bien escurridas. Añadir también las hebras de azafrán, la hoja de laurel y unos granos de pimienta negra. Damos unas vueltas, agregar el cava y dejamos evaporar el alcohol. Cubrir con el caldo, en cantidad suficiente, tapar a medias y cocer unos veinte minutos.

Pasado este tiempo, incorporar las almejas bien enjuagadas y un buen puñado de hojas de perejil picado. Sacudir la cazuela y dejar al fuego hasta que las almejas se abran. Servir muy caliente.

SUGERENCIA: Podemos también sustituir las alcachofas por cardos cortados en trozos grandes.

Crema de patatas al jengibre

Laura Vichera | 31 de octubre de 2012 a las 8:13

  • 5 patatas medianas
  • 3 chalotas
  • un trozo grande de jengibre fresco
  • una taza de nata ligera
  • caldo de verduras o de ave desgrasado
  • unas ramitas de culantro fresco
  • unas semillas de comino
  • un trocito de guindilla
  • sal y pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • 100 grs de chorizo extra, mejor ibérico
  • unas escamas de sal o unos granos de sal negra

 

En una cazuela honda calentamos la mantequilla con un hilo de aceite de oliva y rehogamos las chalotas muy picadas, a fuego suave para que se ablanden sin que tomen color.

A continuación, pelamos las patatas y las cortamos en dados pequeños y las incorporamos a la cazuela. Añadir también el jengibre pelado y rallado, unas hojas de culantro picadas, la guindilla, las semillas de comino, las hebras de azafrán, sal y pimienta.

Durante unos minutos, subir un poquito el fuego, movemos para que se mezclen todos los sabores y luego cubrir con el caldo. Sacudir la cazuela, bajar el fuego al mínimo, tapar y cocemos durante treinta o cuarenta minutos.

Mientras, cortar el chorizo en taquitos pequeños y se saltean sin nada de aceite en una sartén. Los sacamos y se dejan escurrir sobre papel absorbente.

Pasado el tiempo de cocción, trituramos la crema con la batidora, incorporamos la nata líquida y la pasamos por el chino para que quede más fina. Poner nuevamente a fuego mínimo.

Cuando vayamos a sacar los platos a la mesa, sobre la crema repartimos unos daditos de chorizo y unas escamas de sal.