Archivos para el tag ‘patatas’

Sardinas con patatas al horno

Laura Vichera | 27 de julio de 2012 a las 8:13

  • una docena de sardinas grandes
  • unas hojas de espinaca
  • 4 tomates de pera maduros
  • 3 patatas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • unas hojas de culantro fresco
  • zumo y ralladura de medio limón
  • unas semillas de comino
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Limpiar las sardinas, retirar la cabeza, las tripas y la espina central, procurando no separar del todo los lomos. Se enjuagan bien y las dejamos escurrir.

En el mortero machacamos unos granos de pimienta con el comino, unas hojas de culantro, la ralladura de piel de limón, dos ajos, sal y un poquito de pimentón. Desleír con un hilo de aceite de oliva y un chorrito de zumo de limón.

Con un pincel o una cucharita vamos pintando con parte del adobo el interior de las sardinas, se cierran, las tapamos con film transparente y se dejan en el frigorífico.

En una sartén con una pizca de aceite, doramos el otro diente de ajo muy picado, salteamos las espinacas troceadas y dejamos que se vaya evaporando el agua de vegetación. Se vuelcan en un plato y dejamos enfriar.

Sobre una fuente de horno ligeramente engrasada, colocamos las patatas y los tomates cortados en rodajas medianas. Agregar una pizca de sal y pimienta molida.

Se van rellenando las sardinas con las espinacas y las vamos colocando en la fuente. Repartir por encima el resto del adobo y añadir algo más de aceite si fuera necesario.

Tapar con papel de aluminio y hornear a 180 grados durante veinticinco minutos. Destapar la fuente y gratinar cinco minutos más y servir enseguida.

 

Etiquetas: ,

Salpicón de mejillones con patatas

Laura Vichera | 25 de julio de 2012 a las 8:13

  • un kilo y medio de mejillones grandes
  • una docena de patatas pequeñas, de guarnición
  • 3 tomates rojos y duros
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • unos tallos de apio
  • una cucharada de alcaparras pequeñas
  • un puñado de aceitunas verdes sin hueso
  • un vasito de vermú blanco
  • una hoja de laurel
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y vinagre de Jerez
  • aceite de oliva

 

Una vez raspados con un cuchillo y bien limpios, enjuagar los mejillones y los pasamos a una cazuela con las ramitas de apio, la hoja de laurel y unos granos de pimienta. Incorporar el vaso de vermú, tapar y cocer hasta que se abran.

Luego, cuando se enfríen, eliminamos las conchas y se reservan. Lavar las patatas y, sin pelar, se cuecen al vapor hasta que estén hechas. Frías del todo, las pelamos y se cortan en dos o en cuatro, dependiendo del tamaño.

En el mortero machacamos unos granos de pimienta con los dos dientes de ajo. Agregar, una cucharada de vinagre y aceite de oliva, sin dejar de mover hasta que tengamos una vinagreta bien emulsionada.

A continuación, retirar la piel y las semillas a los tomates y los cortamos en daditos que mezclamos en una ensaladera con la cebolleta cortada en tiras muy finas, los mejillones, las alcaparras bien escurridas y las aceitunas cortadas en rodajitas.

Por último, incorporar los gajos de patata y regar con la vinagreta. Mezclar despacio, tapar con film y dejamos reposar hasta el momento de servir.

Antes de sacar a la mesa, añadir algo más de aceite y una cucharadita del caldo de cocción de los mejillones.

Etiquetas: , ,

Estofado de cordero y patatas al comino

Laura Vichera | 17 de julio de 2012 a las 8:13

  • 750 grs de carne de cordero deshuesada
  • 3 patatas medianas
  • un puñado de aceitunas moradas sin hueso
  • 2 cebolletas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • caldo de verdura
  • 2 hojas de laurel
  • harina para rebozar
  • unas semillas de comino
  • una pizca de comino molido
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez retirada la grasa a la carne, la cortamos en dados medianos, se salpimenta y espolvorear una pizca de harina. Luego, calentar un hilo de aceite de oliva en una cazuela grande de barro y los freímos hasta que queden dorados. Se sacan bien escurridos y los dejamos en un plato.

Luego, en el mortero, machacar las semillas de comino con unos granos de pimienta negra, los dientes de ajo pelados y enteros y los reservamos. Mientras, en la cazuela, freímos las cebolletas cortadas en tiras finas, a fuego suave para que se ablanden.

Cuando estén bien pochadas, incorporar nuevamente la carne, añadir el majado de ajos y comino, agregar una pizca de sal, algo más de comino molido, las hojas de laurel y cubrir con el caldo. Bajar el fuego, tapar a medias la cazuela y cocer durante cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, incorporar las patatas cascadas y las aceitunas. Sacudir para que se mezclen con la salsa, añadir algo más de caldo, si fuera necesario y mantener al fuego hasta que las patatas se ablanden, más o menos unos veinte minutos.

Antes de apartar, comprobar que están blanditas, sacudir la cazuela para que la salsa engorde un poquito y dejamos reposar fuera del fuego antes de servir.

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , ,

Moldes sorpresa de patata

Laura Vichera | 14 de julio de 2012 a las 8:13

  • 3 patatas medianas
  • un puñado de guisantes (pueden ser congelados)
  • 100 grs de jamón serrano en lonchas gruesas
  • 3 huevos
  • 2 cebolletas
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de nata
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • queso Parmesano rallado
  • unos tallos de cebollino
  • nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez retirada la grasa del jamón, lo cortamos en tiras y luego en daditos pequeños. Engrasar unos moldes de flan con una pizca de mantequilla y se reservan en el frigorífico. Precalentar el horno a 190 grados.

A continuación, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de mantequilla, rehogar las dos cebolletas, cortadas en tiras muy finas. Cuando se ablanden, incorporar el diente de ajo muy picado y los guisantes. Saltear hasta que estén a punto, incorporar los daditos de jamón, rehogar brevemente y apartamos.

Con una mandolina, pelar las patatas y se cortan en rodajas muy finas. Forrar con ellas las paredes de las flaneras y rellenar el hueco del centro con el sofrito de cebolletas, guisantes y jamón.

En un cuenco, batimos  los huevos con la nata, incorporar unos tallos de cebollino picado, algo de Parmesano rallado, una pizca de sal, pimienta y nuez moscada. Repartir en los moldes y sacudir para que no queden huecos y llegue hasta el fondo.

Una vez rellenos, vamos colocando los moldes en una fuente con agua y horneamos al Baño María durante cuarenta minutos, aproximadamente, hasta que las patatas se hagan y el huevo quede cuajado. Dejamos templar antes de desmoldar.

 

 

 

 

Ensalada de patatas, remolacha y Feta

Laura Vichera | 11 de junio de 2012 a las 8:13

  •  una docena de patatas de guarnición
  • 3 remolachas cocidas
  • 100 grs de queso Feta
  • un puñado de canónigos
  • unas hojas de menta fresca

          PARA LA VINAGRETA

  •  3 nueces peladas
  • ralladura de piel de naranja
  • un par de cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con un cepillo, frotar las patatas bajo el grifo y las cocemos al vapor, sin pelar, hasta que estén hechas. Las volcamos en un escurridor, se dejan enfriar y luego las pelamos. Se cortan en dos o en cuatro, dependiendo del tamaño.

En un cuenco, preparamos el aderezo. Desmenuzar las nueces, añadir sal, pimienta, el vinagre, ralladura de piel de naranja y el aceite. Emulsionar y dejamos reposar.

Luego, pelar las remolachas y las cortamos en rodajas tiras. Escurrir el queso Feta y lo cortamos en daditos que dejamos en un plato con algo de pimienta recién molida, ralladura de piel de naranja y unas hojas de menta picada.

En el momento de servir, sobre una fuente colocamos una cama de patatas y aliñamos con unas cucharadas de vinagreta. Sobre las patatas colocamos los canónigos y encima repartimos las tiras de remolacha.

Justo antes de sacar a la mesa, distribuímos los daditos de queso Feta y picar por encima unas hojas de menta y aliñar con el resto de la vinagreta de nueces.

 SUGERENCIA.- También podemos cambiar las patatas por pasta y agregar incluso unos gajos de naranja sin piel y convertimos esta ensalada en un plato diferente.

Cazuela marinera de patatas

Laura Vichera | 1 de junio de 2012 a las 8:13

  • 4 patatas medianas
  • 300 grs de gambas hermosas
  • una cola de rape no muy grande
  • un choco
  • un puñado de almejas
  • 2 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • un pimiento seco
  • unas cucharadas de salsa de tomate casera
  • 2 hojas de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de perejil
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, dejamos las almejas en un cuenco con agua fría y un puñado de sal para que suelten la tierra. Pelar las gambas y se reservan. Limpiar el choco y lo cortamos en dados. 

Para el caldo, poner las espinas y las pieles del rape, las cabezas y las cáscaras de las gambas, una hoja de laurel, un hilo de aceite de oliva y unos granos de pimienta negra en una cazuela. Cubrir con agua fría y cocer una media hora. Colar el caldo y reservar. 

Luego, en la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, freír los dientes de ajo enteros con el pimiento seco en trozos grandes. Se sacan bien escurridos al mortero y los machacamos con unas hojas de perejil picado, el azafrán y una pizca de sal. 

A continuación, en ese aceite que nos ha quedado, pochar las cebolletas muy picadas. Luego, añadir las patatas cascadas en trozos medianos y los dados de choco. Damos unas vueltas, agregar el majado y la otra hoja de laurel. Cubrimos con el caldo, en cantidad suficiente para que quede muy jugoso, sacudir la cazuela y cocer a fuego medio unos diecisiete minutos. 

Pasado este tiempo, añadir el rape cortado en tacos, las almejas y los cuerpos de las gambas. Cocer cinco minutos más, apartar y dejamos reposar tapado.

Etiquetas: , ,

Choco con patatas y espinacas

Laura Vichera | 11 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 4 chocos grandes
  • 3 patatas medianas
  • 500 grs de espinacas limpias
  • 4 tomates de pera maduros
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • unas hojas de apio
  • 1 vasito de vino blanco seco
  • caldo de verduras o de pescado
  • unas ramitas de romero
  • unas hojas de perejil fresco
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En una cazuela honda calentamos un chorrito de aceite de oliva y preparamos un sofrito con la cebolleta y los tallos de apio muy picados. Rehogar a fuego suave y cuando estén transparentes, incorporamos los tomates rallados y dejamos al fuego unos diez minutos. 

Mientras, limpiar los chocos, separar los tentáculos y se cortan en trozos grandes. Los enjuagamos y se dejan escurrir. En el mortero machacar los dientes de ajo con unos granos de pimienta negra y las hebras de azafrán. Añadimos también el romero muy picado y algunas hojas de perejil. 

Cuando el sofrito esté a punto, incorporar las patatas cascadas y también los trozos de choco. Damos unas vueltas, mojar con el vino blanco y, pasados unos minutos, incorporar el majado de ajos, pimienta y azafrán y cubrir con el caldo. Sacudir la cazuela para trabar todos los ingredientes, tapar a medias y cocer a fuego suave un cuarto de hora. 

Pasado este tiempo, incorporar las espinacas troceadas, mezclar con el guiso y dejamos cocer unos minutos más. Luego, apartar del fuego para que repose y servir bien caliente. Sobre cada plato añadir un hilo de aceite de oliva y sacar enseguida a la mesa.

 

 

Etiquetas: , ,

Gratinado de patatas, jamón y nueces

Laura Vichera | 7 de mayo de 2012 a las 8:13

  • 4 patatas grandes, de muy buena calidad
  • 150 grs de jamón York extra en lonchas
  • un puñado de nueces peladas
  • un vaso de leche
  • ½ vaso de nata
  • queso tierno rallado
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • unos tallos de cebollino fresco
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez peladas las patatas, las cortamos en rodajas, ni muy finas ni muy gordas. Las pasamos a una cazuela, cubiertas de agua fría y agregar unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Arrimar al fuego y cocer hasta que queden “al dente”, más bien duras, porque luego tendrán que ir al horno.

Cuando estén, se vuelcan en un escurridor, retirar los granos de pimienta y el laurel y dejamos enfriar. Precalentamos el horno a 150 grados y engrasar una fuente honda con una pizca de aceite.

Sobre el fondo de la fuente colocamos una primera capa de patatas y sobre ellas la mitad de las nueces troceadas, unos tallos de cebollino picado. Cubrir con la mitad del jamón y repartir por encima un poquito de queso rallado.

Volvemos a hacer una capa de patatas y repetir todos los ingredientes. Por último, cerrar con las patatas que nos quedan, repartir por encima el tomillo desmenuzado y cubrir con queso rallado.

Justo antes de meter en el horno, napar con la leche mezclada con la nata y hornear durante cuarenta minutos. Servir caliente y acompañar con una ensalada de rúcola.

 

Ensalada de patatas, gambas y aceitunas

Laura Vichera | 3 de abril de 2012 a las 8:13

  • una docena y media de patatas pequeñas, de guarnición
  • 300 grs de gambas grandes
  • una manzana agridulce
  • 2 cucharaditas de alcaparras pequeñas
  • un puñado de aceitunas negras sin hueso
  • unos granos de pimienta negra
  • un par de hojas de laurel

PARA LA VINAGRETA

  •  2 cucharaditas de mostaza a la Antigua
  • zumo y ralladura de limón
  • unas hojas de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Con un cepillo, frotamos las patatas, se enjuagan y las cocemos al vapor. Aparte, cocer las gambas en abundante agua con las hojas de laurel, un pellizco de sal y unos granos de pimienta. Las volcamos en un escurridor y se dejan enfriar. Luego, las pelamos y se reservan.

Para la vinagreta, en el mortero machacamos unas hojas de culantro picadas con ralladura de piel de limón, una pizca de sal y unos granos de pimienta. Añadir a continuación unas gotas de zumo de limón y la mostaza, vamos agregando aceite de oliva, mezclar y dejamos reposar fuera del frigorífico.

Cuando las patatas se enfríen completamente, retirar la piel y las cortamos por la mitad. Se pasan a un cuenco y añadimos las aceitunas cortadas en rodajas, las alcaparras bien escurridas y las gambas. Pelar la manzana, retirar el corazón, la cortamos en daditos, rociar con unas gotas de zumo de limón y volcar en el cuenco.

Una vez mezclados todos los ingredientes, agregar unas cucharadas de vinagreta, mezclar y tapar con film transparente. Dejamos reposar fuera del frigorífico un dejamos reposar una media hora a temperatura ambiente.

En el momento de servir, añadir el resto de la vinagreta, algunas hojas más de culantro muy picadas y algo más de aceite si fuera necesario.

Etiquetas: , ,

Alcachofas estofadas con patatas

Laura Vichera | 19 de marzo de 2012 a las 8:13

  • 10 alcachofas medianas
  • 4 patatas
  • 100 grs de jamón serrano en lonchas finas
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un limón
  • 1 vaso de vino blanco seco
  • ½ litro de caldo de verduras
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo fresco
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar las alcachofas, retirar las hojas de fuera, cortar las puntas y se cortan en cuartos. Las pasamos a un cuenco con agua fría y un chorrito de zumo de limón.

A continuación, en una cazuela, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogamos, a fuego suave, las cebolletas muy picadas. Luego, incorporar los dientes de ajo muy picados y dejamos que tomen color.

Aparte, en otro cazo, ponemos el caldo a calentar. Pelamos las patatas y se cascan en trozos regulares que incorporamos a la cazuela. Agregar las hebras de azafrán, los granos de pimienta y una pizca de sal. Movemos y cuando vayan tomando color las verduras, mojar con el vino blanco y dejamos que evapore el alcohol.

Cuando haya reducido un poquito el sofrito, agregar las ramitas de tomillo y cubrir con el caldo. Sacudir la cazuela, tapar a medias y cocer durante veinte minutos aproximadamente, vigilando de vez en cuando por si fuera necesario agregar algo más de caldo.

Mientras, ponemos las lonchas de jamón entre dos hojas de papel sulfurizado y, con otra bandeja encima, metemos en el horno a 190 grados durante diez minutos para que quede crujiente.

Una vez hechas las verduras, apartar del fuego y dejamos reposar unos minutos. Servimos muy caliente y sobre cada plato, desmenuzamos el jamón y sacamos enseguida a la mesa.

 

 

 

Etiquetas: , ,