Archivos para el tag ‘perejil’

Pastel suave de pescado y zanahorias

Laura Vichera | 14 de febrero de 2017 a las 20:46

  • medio kilo de pescado al gusto: merluza, bacalao, trucha…
  • 2 zanahorias gruesas
  • 3 huevos
  • 4 cucharadas de queso desnatado para untar
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 150 mls de leche evaporada
  • unas ramitas de eneldo, perejil, cebollino e hinojo
  • zumo y ralladura de limón
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida

PARA ACOMPAÑAR

  •  6 cucharadas de mayonesa casera
  • 3 cucharadas de queso para untar
  • media cucharadita de curry en polvo
  • una cucharadita de vinagre de Jerez
  • unos tallos de cebollino
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, cocemos el pescado durante ocho minutos. Lo dejamos templar dentro del caldo y luego eliminamos la piel y las espinas y lo desmenuzamos. Una vez limpias las zanahorias, las cortamos en bastoncillos que escaldamos en agua hirviendo y se dejan en un escurridor.

En el vaso de la batidora mezclamos los huevos con dos cucharadas de zumo de limón, las hierbas picadas, el pan empapado en la leche evaporada y el queso. Añadimos una pizca de sal y pimienta y  triturar hasta obtener una crema.

Luego, volcar en un cuenco y agregamos los trozos de pescado, los granos de pimienta rosa ligeramente machacados y la ralladura de piel de limón. Mezclar suavemente para que el pescado no se deshaga y volcar la mitad en un molde alargado, ligeramente engrasado.

Por encima colocamos los bastones de zanahoria de forma ordenada y cubrir con el resto de la mezcla. Hornear al baño María a 190 grados durante cuarenta y cinco minutos.

Mientras, preparamos la crema de curry mezclando todos los ingredientes y cuando el pastel esté templado, lo cortamos en rodajas y acompañamos con la salsa y una ensalada.

 

Mejillones rellenos

Laura Vichera | 25 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 2 kilos de mejillones hermosos
  • 2 huevos
  • 4 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 2 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de medio limón
  • 4 cucharadas de concentrado de tomate
  • unas gotas de salsa Tabasco
  • unos tallos de cebollino
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Una vez limpios los mejillones, los enjuagamos con abundante agua fría y los vamos pasando a una cazuela grande. Añadimos unos granos de pimienta negra y unas gotas de zumo de limón. Tapamos, arrimar al fuego y cocer hasta que se abran.

Una vez abiertos, los sacamos bien escurridos y se reservan en una fuente. Cuando se enfríen un poquito, retiramos una de las conchas y colamos el caldo.

A continuación, precalentamos el horno a 180 grados. Troceamos el pan, lo pasamos a un cuenco y lo remojamos con el caldo de los mejillones cuando se haya enfriado.

En un cuenco batimos los huevos con un puñado de hojas de perejil y unos tallos de cebollino, todo muy picado. Agregar también la ralladura de piel de limón y el pan bien escurrido. Agregar el concentrado de tomate y trabajar todo bien.

Cuando todo esté bien trabado, agregar unas gotas de salsa Tabasco y ligar con un tenedor. Con esta mezcla vamos rellenando los mejillones y se van colocando sobre una fuente, bien juntos para que no se vuelquen. Salpimentar.

En el último momento, cuando vayamos a comer, horneamos durante veinte minutos y gratinar justo antes de sacar del horno. Servir recién hechos y acompañar con una ensalada y una guarnición de arroz blanco.

Salteado de lentejas y quinoa

Laura Vichera | 30 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 150 grs de lentejas naranja peladas
  • 150 grs de quinoa
  • 8 salchichas frescas de ave o de cerdo
  • 2 zanahorias hermosas
  • 2 chalotas
  • caldo de verduras
  • unas cucharadas de salsa de soja
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • unas ramitas de perejil
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez despuntadas las zanahorias, las pelamos y se cortan en daditos. Pelar las chalotas y se pican del mismo modo. En un cazo ponemos el caldo a calentar y lo mantenemos a fuego suave.

En otra cazuela ponemos las lentejas, añadimos un pellizco de sal y un chorrito de aceite de oliva. Cubrir con agua y cocer hasta dejarlas “al dente”. Las volcamos en un escurridor y dejamos enfriar. A continuación, hacemos lo mismo con la quinoa y la escurrimos del mismo modo.

Luego, en un wok calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos a fuego suave las chalotas y las zanahorias. Mover para que se vayan ablandando y, pasados unos minutos, cuando comiencen a tomar color, apartamos.

A continuación, incorporar las lentejas y la quinoa y un vasito de caldo. Mezclar, añadir pimienta negra recién molida, las hebras de azafrán y una pizca de pimentón. Bajar el fuego y cocer todo junto durante diez minutos.

Mientras, trocear las salchichas y las salteamos en una sartén con unas gotas de aceite de oliva. Justo antes de apartar, se incorporan al wok y añadir también unas cucharadas de salsa de soja y un buen puñado de hojas de perejil picado. Dar unas vueltas todo junto y servir enseguida.

Pasta con almejas y tomates secos

Laura Vichera | 13 de enero de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de pasta larga fresca: espaguetis, linguine…
  • un kilo de almejas medianas
  • 4 o 5 orejones de tomate
  • 3 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • una guindilla
  • unas ramitas de perejil
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Antes de empezar a preparar el plato, ponemos las almejas en un cuenco con agua fría y un buen pellizco de sal. Procurar que el agua las cubra, así irán soltando la tierra que puedan tener.

A continuación, dejamos los orejones de tomate en remojo en agua templada. Picar menudas las chalotas y los dientes de ajo. Calentar un chorrito de aceite en una cazuela y los rehogamos, a fuego suave, moviendo para que no se doren.

Cuando estén blanditos, incorporar un puñado de tallos de perejil muy picados, la guindilla y las almejas bien escurridas y enjuagadas. Agregar el vaso de vino blanco, sacudir la cazuela y tapamos a medias.

Pasados unos minutos, cuando las almejas se hayan abierto, se sacan de las conchas, dejando algunas de ellas con sus cáscaras. Sacar el caldo y lo reservamos para incorporarlo al final.

Aparte, en otra cazuela, hervimos la pasta el tiempo indicado por el fabricante. La dejamos “al dente” escurrimos bien y volcar en la cazuela con las almejas.

También añadimos los tomates secos bien escurridos y cortados en tiras, subir el fuego y saltear todo junto, sin dejar de mover. Vamos agregando el caldo poco a poco, para que la pasta quede más bien seca. Añadir algunas hojas de perejil picado y algo más de pimienta negra molida y sacar enseguida a la mesa.