Archivos para el tag ‘pimienta rosa’

Salteado de ternera con naranja y soja

Laura Vichera | 17 de mayo de 2017 a las 20:36

  • medio kilo de filetes de ternera en filetes finos
  • unos tallarines de arroz para acompañar
  • una naranja
  • una cebolla morada
  • un diente de ajo
  • una cucharada de vinagre de arroz
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • una cucharada de azúcar moreno
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, lavamos la naranja y con ayuda de un acanalador, sacamos tiras de piel que reservamos en un cuenco. Exprimir media naranja y colamos el zumo.

Una vez repasados los filetes para eliminar la grasa, los aplastamos ligeramente con un mazo y los cortamos en tiras. En un wok, calentamos unas gotas de aceite de oliva y los salteamos tres o cuatro minutos y los sacamos a un plato.

A continuación, pelar y picar la cebolla en tiras finas y picar también el diente de ajo. Añadir algo más de aceite al wok si fuera necesario y los salteamos, a fuego vivo con el vinagre y la salsa de soja.

Un par de minutos después, añadimos un par de cucharadas de agua, el azúcar y los granos de pimienta rosa. Agregar luego tres cucharadas de zumo de naranja y las tiras de piel.

Cuando el jugo vaya reduciendo, incorporar nuevamente las tiras de carne, agregar una pizca de pimienta negra molida y saltear todo junto unos minutos más.

Mientras, cocer los tallarines de arroz hasta dejarlos ”al dente”. Se escurren bien y, cuando la carne esté a punto, los incorporamos al wok, mezclar y servir enseguida.

Risotto con salmón y albahaca

Laura Vichera | 9 de mayo de 2017 a las 8:13

  • 300 grs de arroz redondo
  • 300 grs de salmón fresco limpio y sin espinas
  • 2 chalotas
  • una copita de vermú blanco
  • un litro de caldo de verduras
  • ralladura de piel de naranja
  • unas hojas de albahaca fresca
  • 3 cucharadas de nata ligera
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

En un cazo ponemos el caldo a calentar a fuego suave y lo mantenemos tapado mientras vamos preparando todos los ingredientes.

Una vez repasado el salmón para eliminar los restos de piel y las espinas que puedan quedar, lo cortamos en taquitos pequeños. Se pasan a un cuenco, añadimos una pizca de ralladura de piel de naranja, sal y pimienta molida.

En una cazuela amplia, de paredes bajas, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos a fuego muy suave, las chalotas picadas muy finas.

Pasados unos minutos, cuando estén blanditas, incorporar el arroz, los granos de pimienta rosa y las hebras de azafrán.  Subir un poquito el fuego y doramos ligeramente. Mojar con el vermú y dejamos evaporar el alcohol.

Luego, vamos añadiendo el caldo, cucharón a cucharón para que el grano lo vaya absorbiendo, así durante diez minutos aproximadamente. En este punto, incorporamos los dados de salmón y un buen puñado de hojas de albahaca picada. Mezclar y continuar añadiendo caldo.

Cuando el grano esté “al dente”, incorporamos la nata y movemos suavemente para que todos los ingredientes queden bien trabados y los daditos de pescado queden enteros. Dejamos cinco minutos de reposo y servir enseguida.

 

Guiso de alcachofas con verduras

Laura Vichera | 7 de abril de 2017 a las 8:13

  • una docena de alcachofas medianas
  • 3 patatas no muy grandes
  • una zanahoria grande
  • unas ramitas de apio con sus hojas
  • una tacita de guisantes desgranados (pueden ser congelados)
  • un limón
  • una cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • caldo de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • unas semillas de comino
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez retiradas las hojas exteriores de las alcachofas, cortamos las puntas y las cortamos en dos o en cuatro, a lo largo, dependiendo del tamaño. Las pasamos a un cuenco con agua fría y un chorrito de zumo de limón.

Luego, raspar la zanahoria y la cortamos en rodajas. Limpiar el apio, retirar las hebras y lo cortamos también en tiras. Pelar las patatas, las enjuagamos y se cascan en trozos medianos.

En una cazuela calentamos un chorrito de aceite de oliva y preparamos un sofrito con la cebolla y el ajo muy picados. Rehogamos a fuego suave y añadimos a continuación el apio y la zanahoria.

Unos minutos después, incorporar las patatas, las ramitas de tomillo, el laurel y los granos de pimienta rosa. Añadimos unas semillas de comino, los guisantes y las alcachofas bien escurridas.

Por último, espolvorear el pimentón y añadimos una pizca de sal y pimienta. Cubrir con el caldo, sacudir la cazuela y tapar a medias. Poner a fuego suave y cocinar durante treinta minutos aproximadamente. Servir enseguida.

Ternera estofada con chirivías

Laura Vichera | 31 de enero de 2017 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso: jarrete, aleta…
  • 3 chalotas
  • 2 chirivías grandes
  • 2 zanahorias
  • caldo de carne desgrasado
  • una cucharada de harina de maíz
  • 2 vainas de vainilla
  • 2 clavos de olor
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiamos la carne de grasa y la cortamos en dados de tamaño mediano. Pelar las chalotas y las picamos muy menudas. Raspar y despuntar las chirivías y las zanahorias y se cortan en rodajas.

Con la punta de un cuchillo abrimos la vainilla, en dos, a lo largo y sacamos las semillas. Se reservan en un cuenco y conservar también las vainas vacías.

En una cazuela honda, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar los dados de carne salpimentados. Sofreír a fuego vivo y, un par de minutos después, añadir las chirivías y las zanahorias y también los clavos de olor, los granos de pimienta rosa y el azafrán. Saltear todo junto unos cinco minutos.

A continuación, cubrir con el caldo y añadimos las semillas y las vainas de vainilla. Sacudir la cazuela, tapamos y cocer a fuego suave durante una hora y media, comprobando de vez en cuando por si fuera necesario agregar algo más de caldo o de agua.

Pasado el tiempo de cocción, desleír la harina de maíz en un vasito de caldo o de agua fría, emulsionar bien para que no tenga grumos y la agregamos a la cazuela sin dejar de mover. Damos un último hervor todo junto, sin tapar, y dejamos reposar fuera del fuego antes de servir.

Lomo con higos frescos y romero

Laura Vichera | 8 de octubre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de lomo de cerdo en una sola pieza
  • una docena de higos frescos
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de romero
  • una copa de Jerez Amontillado
  • un vasito de caldo de carne
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, precalentamos el horno a 210 grados. Limpiar la carne de grasa y la atamos con hilo para que no se deforme durante el asado. Salpimentamos y, alrededor del lomo, debajo del hilo, vamos metiendo las ramitas de romero y las hojas de laurel.

Luego, colocar en una fuente, añadir un hilo de aceite de oliva por encima y hornear durante quince minutos aproximadamente, dándole la vuelta a media cocción hasta que la carne quede sellada.

A continuación, mojar con el Jerez y añadir también el caldo y unos granos de pimienta rosa. Bajamos la temperatura del horno a 180 grados y cocinar durante media hora más mojando con el jugo del fondo de la fuente.

 Mientras, lavar los higos y los cortamos en cuatro. Podemos quitarles la piel o no, según nos guste más. Cuando haya pasado el tiempo de horneado indicado, repartir los higos alrededor de la carne, mojar con el caldo y hornear diez minutos. Damos la vuelta al lomo y dejamos en el horno otros diez minutos más.

Acabada la cocción, dejamos reposar tapado para que la carne conserve sus jugos. Cuando el lomo esté templado, retirar el hilo y las hierbas y cortamos en lonchas finas. Acompañar con los higos, su salsa y una ensalada.

 

Redondo de ternera con trufa

Laura Vichera | 27 de noviembre de 2015 a las 8:13

  • un redondo de ternera en un solo trozo de un kilo y medio aprox.
  • 2 zanahorias
  • 2 chalotas
  • 2 o 3 trufas pequeñas
  • un ramillete de hierbas: laurel, romero, tomillo, mejorana…
  • caldo concentrado de carne
  • 4 cucharadas de nata ligera
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

Empezamos precalentando el horno a 150 grados. Una vez limpio el redondo de grasa, le hacemos unas pequeñas incisiones alrededor y vamos metiendo dentro las trufas cortadas en rodajitas finas.  Salpimentar y atamos con hilo de cocina para que no se deforme.

En una cazuela que podamos meter en el horno, calentar unas gotas de aceite con la cucharada de mantequilla y dorar el redondo, a fuego vivo hasta que quede bien dorado por todas partes.

Luego, en la misma cazuela, incorporar las chalotas cortadas en cuatro, a lo largo, los granos de pimienta rosa, el ramillete de hierbas y un par de vasos de caldo de carne.

A continuación, incorporamos también las zanahorias, raspadas y cortadas en rodajas medianas y dejamos todo junto al fuego unos diez minutos. tapamos con papel de aluminio y hornear durante una hora y media, dándole la vuelta a la carne a media cocción.

Pasado el tiempo de horneado. retirar el redondo y lo envolvemos para que no pierda jugo. Retirar las hierbas y pasar la salsa y las verduras a un cazo y arrimar al fuego. Dejamos reducir un poquito y añadimos el jugo de las trufas y las cucharadas de nata. Triturar y, sin dejar de mover, dejamos que vaya espesando.

Para servir, cortar la carne en lonchas finas, napar con la salsa y acompañar con pasta larga hervida.

Pollo en salsa picante

Laura Vichera | 8 de octubre de 2015 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • una docena de patatas de guarnición, pequeñitas
  • un limón
  • 3 cebolletas medianas
  • 3 dientes de ajo
  • un vaso grande de vino blanco
  • caldo de pollo desgrasado
  • 4 cucharadas de mostaza de Dijon
  • una cucharadita de harissa o cualquier salsa de chile
  • una cucharadita de cúrcuma
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

La víspera, preparamos el adobo.  Partir el pollo en trozos medianos, retiramos la piel y limpiamos de grasa. Enjuagar cuidadosamente y secar con papel de cocina. Salpimentar y reservamos.

Para el adobo, lavar el limón y rallamos la piel. La mezclamos en un cuenco con el zumo colado, la cúrcuma, la mostaza, la harissa y unos granos de pimienta rosa machacados. Mezclar, agregar unas gotas de aceite de oliva y pintar el pollo con esta pasta.

Luego, tapar con film y dejamos en el frigorífico de seis a ocho horas, moviendo de vez en cuando.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas cortadas en tiras finas. Vamos moviendo para que se hagan bien y, cuando comiencen a estar blanditas, incorporar los dientes de ajo machacados con su piel y damos unas vueltas. Volcar en una fuente honda y reservar. Precalentar el horno a 170 grados.

A continuación, en la misma sartén, ponemos las patatas, sin pelar y bien lavadas y las doramos a fuego medio.

Sobre el sofrito de cebolletas, colocamos los trozos de pollo con su adobo y mojamos con el vino. Agregar una pizca de caldo y hornear durante tres cuartos de hora, regando con su jugo.

En el último momento, incorporar las patatas y las mezclamos con la salsa.

Pasta con menta y queso Feta

Laura Vichera | 9 de septiembre de 2015 a las 8:13

PASTA CON MENTA Y QUESO FETA

  • 350 grs de espaguetis muy finos
  • 120 grs de queso Feta
  • un puñado de hojas de rúcola
  • 2 calabacines pequeños
  • un puerro hermoso, la parte blanca
  • 2 dientes de ajo
  • unas nueces peladas
  • un puñado de hojas de menta o de hierbabuena
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharadita de mantequilla
  • aceite de oliva

Para empezar, lavar y despuntar los calabacines y, sin pelar, los cortamos en tiras finas con ayuda de una mandolina o un pelador. Se reservan en un escurridor.

Luego, cortar del mismo modo el puerro y picar los dientes de ajo muy menudos. En una sartén calentamos la mantequilla con una cucharadita de aceite de oliva y los pochamos a fuego medio para que se ablanden sin dorarse. Apartar y reservamos.

A continuación, cocer la pasta en abundante agua con sal y la dejamos “al dente”. Se escurre bien y refrescar ligeramente. Arrimar de nuevo el sofrito de puerro al fuego, añadir las tiras de calabacín, sal, pimienta negra molida y las hebras de azafrán.

Rehogamos sin dejar de mover y sin que el calabacín se ablande, incorporar la pasta, los granos de pimienta rosa y la hierbabuena picada. Rehogar todo junto unos minutos y añadimos las nueces en trozos grandes.

Fuera del fuego, mezclar con el queso Feta desmenuzado y servir. Añadir un hilo de aceite de oliva y adornar cada plato con un puñado de hojas de rúcola.

 

 

 

Lomo asado a la mostaza

Laura Vichera | 17 de marzo de 2015 a las 8:13

  • 800 grs de lomo de cerdo en un solo trozo
  • 4 tomates rojos y de pulpa firme
  • 4 cebolletas
  • 3 dientes de ajo
  • 5 cucharadas de mostaza fuerte
  • un vaso de vermú blanco seco o, en su defecto, vino blanco
  • un vasito de leche evaporada
  • una pizca de harina
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, precalentamos el horno a 180 grados. Luego, limpiar la carne y retirar la grasa.  Pinchamos con los dientes de ajo cortados a lo largo y salpimentar. Atar con hilo de cocina y espolvorear ligeramente con harina.

Luego, calentar un chorrito de aceite de oliva en una cazuela honda y freír el lomo, a fuego vivo, por todas partes hasta que quede bien dorado y crujiente. Se saca a una fuente de horno y cuando se enfríe, lo pintamos generosamente con cuatro cucharadas de mostaza.

Alrededor, repartimos las cebolletas cortadas en gajos y los tomates en cuartos. Desglasar los restos de la cazuela con el vino blanco y volcar en la fuente. Agregar los granos de pimienta rosa y hornear durante una hora aproximadamente.

Durante el tiempo de cocción, si vemos que se dora en exceso, lo tapamos con papel de aluminio hasta que acabe el horneado.

Una vez hecho, retirar la carne de la fuente y volcar la salsa y las verduras en un cazo. Agregar la otra cucharada de mostaza y la leche evaporada. Vamos moviendo y rectificar de sal.

Luego, triturar la salsa, la pasamos por el chino y cortamos la carne en lonchas finas. Servimos napada con la salsa caliente, unas patatas al vapor y una ensalada.

Pasta con espinacas y panceta

Laura Vichera | 10 de enero de 2015 a las 8:13

  • 400 grs de pasta corta
  • 150 grs de panceta ahumada en lonchas finas
  • 4 mandarinas pequeñas
  • un puñado de hojas de espinacas baby
  • una cucharada de azúcar
  • unas gotas de vinagre balsámico
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez peladas las mandarinas, retirar también la piel que envuelve cada uno de los gajos, procurando que no se rompan. Limpiar también las hojas de espinaca, retirar la parte dura de los tallos, se enjuagan y las dejamos enteras.

En una sartén con una pizca de aceite de oliva y saltear los gajos de mandarina con cuidado de no romperlos. Espolvorear la cucharada de azúcar, mover despacio y agregar las gotas de vinagre balsámico. Dejamos caramelizar, se sacan a un plato y reservamos.

Luego, quitar los bordes a las lonchas de panceta y las cortamos en tiras finas que salteamos también hasta dejarlas doraditas. Se vuelcan en un plato cubierto con papel absorbente.

En una cazuela grande calentamos abundante agua con un pellizco de sal. Cocer la pasta hasta que quede al dente, refrescar con agua fría y volcar en la sartén. Incorporar la panceta, los granos de pimienta rosa, las hojas de espinaca y una pizca de sal y pimienta negra recién molida. Sacudir para que todo quede bien mezclado y apartar.

Por último, volcar en los platos y adornar con los gajos de mandarina. Regar con el jugo y añadir un hilo de aceite de oliva por encima. Sacar enseguida a la mesa.