Archivos para el tag ‘piña’

Crêpes rellenas de piña a la vainilla

Laura Vichera | 5 de febrero de 2017 a las 8:13

  •  2 huevos
  • una taza de leche a temperatura ambiente
  • 100 grs de harina
  • una cucharada de mantequilla
  • esencia de vainilla
  • una pizca de sal

PARA EL RELLENO

  • una piña pequeña y madura
  • una cucharada de azúcar moreno
  • 2 vainas de vainilla
  • 2 cucharaditas de mantequilla

 

Siempre es conveniente preparar la masa de las crêpes con antelación para que repose. En un bol grande tamizamos la harina con la sal y hacemos un hueco en el centro, incorporamos los huevos batidos, la vainilla y la sal.

Poco a poco, vamos agregando la leche y la mantequilla fundida y trabajamos bien con las varillas eléctricas. Pasamos la masa por un colador, tapar y dejamos reposar un par de horas a temperatura ambiente.

Para el relleno, cortamos la piña en daditos y los pasamos a una sartén con la mantequilla y las dos vainas de vainilla abiertas por la mitad a lo largo. Les raspamos el interior con un cuchillo para separar las semillas y mezclamos todo con la fruta.

Luego, espolvorear el azúcar moreno y poner a fuego medio, agitando suavemente la sartén para que se funda la mantequilla y la piña se vaya caramelizando. Cuando tenga un color dorado, apartamos y reservar.

Por último, engrasar una sartén y cuando esté muy caliente, vertemos un cucharón de masa y extendemos. Cuando empiecen a salir burbujas, le damos la vuelta y cocemos por el otro lado. Las vamos colocando en un plato, una sobre otra y cubrimos con papel de aluminio para que no se enfríen.

Sobre cada una de las crêpes colocamos unas cucharadas de piña caramelizada y las doblamos en cuatro o en forma de rollito. Servir enseguida y acompañar con helado de vainilla.

Solomillo agridulce con piña

Laura Vichera | 31 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de solomillo de cerdo, si es posible, ibérico
  • media piña
  • una zanahoria hermosa
  • 2 chalotas
  • un puñado de brotes de soja
  • una cucharada de miel
  • unas cucharadas de salsa de soja
  • una cucharada de vinagre de arroz o de Jerez
  • una cucharada de harina de maíz
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Vamos preparando y cortando todos los ingredientes antes de empezar a cocinar. Raspar la zanahoria, la despuntamos y se corta en bastoncillos. Pelar las chalotas y las cortamos en tiras finas. Limpiar la piña, retirar la parte dura del centro y la troceamos en dados de tamaño mediano.

A continuación, retirar la grasa de la carne. Cortar el solomillo en dos, a lo largo, y luego vamos haciendo taquitos, todos más o menos del mismo tamaño.

En un wok o en una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y salteamos, en primer lugar, las chalotas y los bastones de zanahoria. Vamos moviendo y dejamos al fuego durante dos o tres minutos, lo justo para que se hagan, sin ablandarse.

Enseguida, incorporamos los trozos de carne y los dados de piña. Saltear a fuego vivo cinco minutos más, moviendo constantemente.

Cuando vayan tomando color, agregar los brotes de soja, el vinagre, la miel, la salsa de soja y la harina de maíz desleída en medio vasito de agua fría. Mezclamos todo bien y dejamos al fuego cinco minutos más.

Por último, probar de sal y añadir pimienta recién molida. Servir enseguida y acompañar con arroz Basmati o unos fideos de soja.

Compota de piña con queso y miel

Laura Vichera | 4 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • una piña entera de tamaño mediano
  • 200 grs de queso fresco cremoso
  • 150 grs de miel
  • 6 vainas de cardamomo
  • una copita de Jerez Amontillado
  • un puñado de hebras de azafrán
  • un puñado de pistachos pelados

 

En primer lugar, limpiar la piña “ a lo vivo”, retirar los restos de corteza y la cortamos en seis gajos, a lo largo. Luego, eliminamos la parte central  y cortamos los gajos en dos.

A continuación, volcar el queso en un cuenco y agregamos dos cucharadas de miel. Batir hasta que queden bien integrados y dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

En una sartén grande colocamos los gajos de piña sin amontonar. Añadir las semillas de cardamomo ligeramente machacadas y las hebras de azafrán. Mojar con el Jerez y agregar el resto de miel. Arrimar a fuego suave y vamos sacudiendo la sartén para que todo se vaya trabando. Tapamos y cocer durante diez minutos.

Pasado este tiempo, destapar la sartén y damos un último hervor todo junto de modo que la piña tome color y quede bien caramelizada. Apartar del fuego, retirar el cardamomo y dejamos enfriar completamente.

En el mortero machacamos un poquito los pistachos y luego se tuestan en una sartén hasta dorar. Reservar hasta el momento de servir.

Para presentar el postre, cortar la piña escurrida en daditos o en rodajas finas y se colocan en el fondo de copas altas, de cristal transparente. Añadir algo de jugo y cubrir con unas cucharadas de crema de queso bien fría.

Justo antes de sacar a la mesa, adornar la crema con algunas gotas más del jugo de cocción de la piña y repartir por encima los pistachos tostados.

 

Pastel suave de piña

Laura Vichera | 9 de noviembre de 2014 a las 8:13

  • 12 rodajas de piña en su jugo
  • 6 guindas en almíbar
  • 3 huevos hermosos
  • 225 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 175 grs de harina
  • una cucharada de levadura
  • 220 grs de azúcar moreno
  • 4 cucharadas de jugo de piña
  • 4 cucharadas de azúcar y unas gotas de zumo de limón para el caramelo

 

En primer lugar, vamos precalentando el horno a 180 grados. Escurrir las rodajas de piña y las secamos con papel de cocina.

Luego, en un molde metálico redondo, calentamos el azúcar con unas gotas de zumo de limón para hacer el caramelo. Vamos moviendo el molde y cuando vaya tomando color, procuramos que quede bien extendido por las paredes y el fondo. Apartamos.

Cuando el caramelo se haya enfriado un poquito, colocar las rodajas de piña cubriendo el fondo, bien pegadas y en el hueco, colocamos media guinda con el corte hacia arriba.

En un cuenco, trabajamos la mantequilla con ayuda de varillas para que quede muy blanda. Incorporar el azúcar y continuamos batiendo hasta que quede muy cremoso.

A continuación, vamos añadiendo los huevos, uno a uno y sin dejar de mover. Agregar la harina tamizada con la levadura y, por último, el jugo de la piña. Mezclar despacio hasta integrar todo bien.

Por último, verter sobre las rodajas de piña, sacudiendo suavemente el molde para que penetre bien. Hornear durante cuarenta minutos aproximadamente y asegurarnos de que la masa ha cuajado antes de sacar del horno.

Dejamos enfriar un poquito y luego le damos la vuelta sobre una fuente. Servir templado y acompañar con unas cucharadas de nata semi-montada, sin nada de azúcar.

 

Magro de cerdo con piña

Laura Vichera | 18 de julio de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de magro de cerdo en un solo trozo, puede ser jamón o cabezada
  • una lata de piña en su jugo
  • 100 grs de panceta en una loncha gruesa
  • un tomate de pera
  • un pimiento rojo
  • 2 nabos pequeños
  • 2 dientes de ajo
  • una cebolleta
  • una guindilla pequeña
  • unas ramitas de perejil fresco
  • 250 mls de cerveza
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, cortar la carne en dados medianos que salpimentamos ligeramente y dejamos en un cuenco. Quitar la corteza a la panceta y la cortamos en tiras.

Luego, en una cazuela calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar a fuego suave la cebolleta y el pimiento rojo, limpios y picados menudos. Vamos moviendo y  dejamos que se vayan ablandando.

Unos minutos después, incorporar los dados de carne y la guindilla. Subir un poquito el fuego y rehogar todo junto. Incorporar también los dos nabos, pelados y cortados en rodajas y la panceta. Damos unas vueltas, añadir el tomate sin piel ni semillas troceado. Vamos moviendo hasta que todos los ingredientes se vayan trabando.

A continuación, mojar con la cerveza, reservando un poquito para añadírsela más adelante. Agregar también el jugo de la piña, sacudir la cazuela y tapar. Cocer durante una hora a fuego suave.

A media cocción, agregar el resto de la cerveza, rectificar de sal y ya dejamos al fuego hasta que transcurra el tiempo establecido.

Justo antes de apartar, añadir la piña cortada en trozos, mezclar con el resto de ingredientes y adornar con unas hojas de perejil picado. Acompañar con arroz Basmati.

Magdalenas con corazón de piña

Laura Vichera | 18 de mayo de 2014 a las 8:13

  • 3 huevos
  • 150 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 grs de azúcar moreno
  • 150 grs de harina
  • medio vasito de zumo de piña
  • una cucharadita de levadura
  • unas rodajas de piña en su jugo
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • una pizca de sal
  • algo más mantequilla para los moldes

Una vez separadas las yemas, montar las claras a punto de nieve fuerte con una pizca de sal. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos el resto de ingredientes. Sobre una bandeja vamos colocando los moldes y los engrasamos ligeramente con un pincel mojado en algo de mantequilla fundida.

Luego, en otro cuenco, batimos la mantequilla con el azúcar (reservando un par de cucharadas para espolvorear las magdalenas antes de hornear) y trabajar hasta que tengamos una mezcla blanquecina. A continuación,  añadir las yemas una a una y cuando se hayan trabado bien, incorporar la harina tamizada con la levadura.

Una vez mezclados todos estos ingredientes, incorporar la esencia de vainilla y el jugo de la piña. Mezclar todo bien y, por último, añadir las claras montadas y mover despacio para que no bajen. Pasar la masa a una manga pastelera y dejamos reposar en el frigorífico durante media hora. Precalentar el horno a 200 grados.

Pasado este tiempo, con cuidado, vamos  cubriendo el fondo de los moldes con muy poca masa. Ponemos un trocito de piña en el centro y cubrir con el resto de masa, siempre sin llegar al borde.

Cuando estén todos llenos, espolvorear con algo más de azúcar y hornear unos doce o quince minutos. Cuando estén hechas, se sacan y las dejamos enfriar sobre una rejilla antes de guardarlas en un recipiente hermético.

Lomo caramelizado con piña

Laura Vichera | 21 de enero de 2014 a las 8:13

  • 800 grs de lomo de cerdo en un solo trozo
  • una lata grande de piña en su jugo
  • ½ pimiento rojo carnoso
  • 2  cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de carne desgrasado
  • una cucharada de harina
  • 2 o 3 clavos de olor
  • una ramita de tomillo
  • una hoja de laurel
  • unos granos de pimienta de Jamaica
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Un par de horas antes, limpiar el lomo de grasa, lo cortamos en dados grandes que salpimentamos y se reservan en un cuenco con el tomillo desmenuzado, los clavos de olor, unos granos de pimienta de Jamaica y la hoja de laurel. Agregar un par de cucharadas del jugo de la piña, mezclar , tapamos con film y se deja en el frigorífico.

A continuación, preparamos el sofrito. Calentar un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y pochamos los dientes de ajo, las cebolletas y el medio pimiento, todo picado muy fino. Rehogamos a fuego muy suave, moviendo de vez en cuando para que no se doren.

Luego, escurrir los trozos de carne, los pasamos por harina y sacudir. Subir un poquito el fuego y se incorporan a la cazuela. Dorar  ligeramente la carne y mojar con el caldo de carne que iremos añadiendo poco a poco, sacudiendo la cazuela para que se trabe el sofrito. Añadir también el jugo de la piña.

Dejamos cocer a fuego medio durante cuarenta minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, incorporar la piña cortada en trozos grandes, rectificar de sal y dejamos cocer diez minutos más, sin tapar para que la salsa reduzca. Acompañar con fideos chinos de soja o de arroz.

Tarta de piña y mango a la vainilla

Laura Vichera | 14 de octubre de 2012 a las 8:13

  • 100 grs de harina de repostería
  • 80 grs de mantequilla ligeramente salada, a temperatura ambiente
  • 80 grs de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • un palito de vainilla
  • una cucharadita de levadura

PARA EL RELLENO

  •  una piña pequeña
  • un mango maduro pero no blando
  • una cucharada de azúcar moreno
  • unas gotas de esencia de vainilla
  • una copita de ron
  • una cucharada de mantequilla

 

En primer lugar, preparamos la base de la tarta para que pueda reposar. En un cuenco mezclamos la mantequilla con el azúcar y batimos enérgicamente.

Luego, incorporar las yemas, primero una y luego la otra. Raspar el interior de la vainilla, sacar las semillas, se aplastan ligeramente y las agregamos también. Por último, incorporar la harina tamizada con la levadura, trabajar para que todo quede perfectamente trabado, formar una bola, envolver con film transparente y dejamos en el frigorífico.

Vamos precalentando el horno a 180 grados. Pelar el mango, retirar el hueso y lo cortamos en dados pequeños. Hacemos lo mismo con la piña.

En una sartén amplia, fundimos la cucharada de mantequilla y salteamos la fruta, a fuego vivo. Agregar la esencia de vainilla, el azúcar moreno y el ron y dejamos que vaya caramelizando sin que se ablanden demasiado.

A continuación, estirar la masa, procurando que no quede  muy fina y cubrir con ella el fondo de un molde desmontable, presionando sobre las paredes. Hornear durante media hora. Debe quedar crujiente.

Fuera del horno, dejamos enfriar un poquito y rellenamos con la fruta, rellenando bien todos los huecos. Cuando esté completamente fría la pasamos al frigorífico hasta el momento de servir. Acompañar con unas cucharadas de nata semi montada o un yogur cremoso batido.

 

Etiquetas: , ,