Archivos para el tag ‘piñones’

Albóndigas con piñones y salsa de yogur

Laura Vichera | 7 de marzo de 2017 a las 8:13

  • medio kilo de carne picada, mitad ternera, mitad cerdo
  • un huevo grande
  • 2 cucharadas soperas colmadas de piñones
  • pan rallado
  • unas hojas de hierbabuena y de culantro frescos
  • una cucharadita de comino molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • 2 yogures naturales cremosos, tipo griegos
  • unas hojas de hierbabuena fresca
  • unas gotas de zumo de limón
  • ralladura de piel de limón

 

En una sartén, sin nada de aceite, tostamos los piñones, a fuego suave, con mucho cuidado de que no se quemen. Los sacamos a un cuenco y se reservan.

A continuación, en un cuenco, desmenuzamos la carne y le añadimos el huevo ligeramente batido, un puñado de hojas de hierbabuena y culantro muy picadas, la sal, el comino y la pimienta.

Con un tenedor, vamos mezclando y cuando tengamos todos los ingredientes bien trabados, incorporar los piñones y mezclar de nuevo, suavemente, para que no se rompan. Tapar con film y dejamos la masa reposar durante una hora.

Mientras, en otro cuenco, mezclamos los dos yogures con la hierbabuena muy picada, la ralladura de piel de limón y unas gotas de zumo. Agregar una pizca de sal y pimienta recién molida y mezclar bien. Mantenemos en el frigorífico hasta el momento de servir. Precalentar el horno a 190 grados.

Por último, formar bolitas de carne que pasamos por pan rallado y las colocamos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado. Horneamos durante diez o doce minutos, hasta que queden bien doraditas. Servir recién hechas y acompañar con la salsa para mojar.

Rollitos de carne con tomate

Laura Vichera | 24 de enero de 2017 a las 8:13

  • 8 filetes finos de tapa de ternera
  • 8 salchichas frescas, de cerdo o de ave
  • 2 chalotas
  • 2 cucharadas de aceitunas verdes deshuesadas
  • una cucharada de piñones
  • un huevo
  • pan rallado
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA LA SALSA

  • 4 tomates maduros
  • 2 cebolletas
  • un vaso de vino blanco
  • caldo de carne desgrasado

 

Con un mazo, aplanar los filetes que queden muy finos. En una cazuela amplia, con un chorrito de aceite de oliva, rehogamos las chalotas muy picadas, a fuego suave, hasta que estén blanditas.

Mientras, abrir las salchichas y las desmenuzamos en un cuenco. Agregar el huevo, ligeramente batido. Agregar las aceitunas cortadas en rodajas, los piñones y el sofrito de chalotas.

Bien mezclados, añadimos una pizca de sal y pimienta y repartimos cucharadas de relleno sobre cada uno de los filetes, previamente salpimentados por ambas caras.

Con cuidado de que no se salga, vamos enrollando la carne y cerrar los rollitos con un palillo o los atamos. Los pasamos por harina y se van friendo por tandas, dándoles la vuelta con mucho cuidado. Cuando estén doraditos se sacan y los reservamos en un plato cubierto con papel absorbente.

Para la salsa, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las dos cebolletas picadas muy finas. Unos minutos después, agregar los tomates rallados.

Una vez reducido el jugo, mojar con el vino y luego añadimos el caldo. Sacudir la cazuela y cocinar durante veinte minutos. Triturar la salsa o no, según nos guste más.

Por último, incorporar los rollitos, agitar suavemente, tapar y cocer todo junto veinte minutos más. Acompañar con una ensalada y una guarnición de pasta hervida o arroz blanco.

Estofado de calamares, patatas y piñones

Laura Vichera | 30 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 600 grs de calamares pequeños
  • 2 patatas medianas
  • 5 tomates de pera maduros
  • un par de ramitas de apio con sus hojas
  • una zanahoria
  • una cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de piñones
  • un vaso de vino blanco seco
  • caldo de pescado
  • 2 hojas de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiamos los calamares cuidadosamente, les damos la vuelta y los rellenamos con sus tentáculos y sus aletas.  Se dejan escurrir mientras preparamos el resto de ingredientes.

En el mortero, machacamos los granos de pimienta con los dientes de ajo, las hebras de azafrán y los piñones. Trabajar hasta obtener una pasta y desleír con el vino blanco.

A continuación, escaldamos los tomates, retirar la piel y las semillas y los troceamos en daditos. Limpiar el apio, lo cortamos en rodajitas y hacer lo mismo con la cebolla. Pelar las patatas y las cascamos.

En una cazuela amplia preparamos un sofrito con el apio y la cebolla. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditos, incorporar los dados de tomate y espolvoreamos el pimentón.

Cuando se haya evaporado el jugo de las verduras, agregamos la zanahoria y las patatas, damos unas vueltas y añadimos los calamares. Rehogar todo junto unos minutos, volcar el majado de piñones y ajos y movemos para que se mezclen los sabores.

 Por último, cubrir con el caldo, sacudir la cazuela, bajar el fuego y tapar. Cocemos durante media hora, moviendo de vez en cuando. Servir bien caliente y espolvorear cada uno de los platos con algo más de pimentón.

Cuscús con pollo a la miel

Laura Vichera | 13 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 8 contramuslos de pollo de corral
  • 300 grs de cuscús
  • un limón
  • 3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharadas de piñones
  • una cucharadita de pasas sin semillas
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de ras el hanout (mezcla marroquí de especias)
  • una cucharadita de cúrcuma
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Unas horas antes, limpiamos el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagamos bien y dejamos en un escurridor. En un cuenco, mezclamos la cúrcuma con el ras el hanout, la miel, la mostaza, el zumo y la ralladura de limón. Agregar un hilo de aceite de oliva y emulsionar.

Luego, secar los trozos de pollo con papel de cocina y los salpimentamos. Se pasan a una fuente y los pintamos con el adobo que tenemos preparado. Tapar con papel de aluminio y dejamos en el frigorífico.

Cuando vayamos a prepararlo, precalentar el horno a 180 grados. Sin destapar, asamos durante tres cuartos de hora. A media cocción, retiramos el papel, damos la vuelta a los trozos de pollo y continuar hasta finalizar el tiempo indicado.

Mientras, pasar el cuscús a un cuenco, mezclar con las hebras de azafrán y remojar con agua templada. Aparte, hidratar las pasas y tostamos los piñones. Cocemos el grano al vapor y lo dejamos “al dente”.

Una vez templado, añadir unas gotas de aceite de oliva y movemos para que se suelte. Agregar las pasas bien escurridas y los piñones y mezclar enérgicamente. Reservar.

Fuera del horno, dejamos reposar el pollo unos minutos.Servir el cuscús en una fuente amplia, hacer un hueco en el centro y colocar los trozos de pollo. Napar con la salsa y sacar enseguida a la mesa.

Arroz azafranado con piñones y pasas

Laura Vichera | 23 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de arroz Basmati, Thaï o Jazmín
  • una cebolleta grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de piñones
  • un puñado de pasas sin semillas
  • caldo de pollo desgrasado
  • 3 semillas de cardamomo verde
  • una pizca de cúrcuma molida
  • un puñado de hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Con la punta de un cuchillo, abrimos las vainas de cardamomo y sacamos las semillas. Se machacan en el mortero con las hebras de azafrán, unos granos de pimienta y los dientes de ajo. Trabajar hasta que tengamos una pasta y reservar.

En un cuenco dejamos las pasas en remojo con agua templada. Enjuagar el arroz y lo dejamos escurrir. Tostar los piñones y se reservan.

Ponemos una cazuela al fuego y calentamos un chorrito de aceite de oliva donde pochamos la cebolleta picada muy fina. Vamos moviendo, a fuego suave y, cuando comience a ablandarse y a tomar color, incorporar el arroz y sofreír un par de minutos.

A continuación, espolvorear la cúrcuma y añadimos también el majado de ajos, azafrán y cardamomo. Agregar una pizca de sal y caldo templado en cantidad suficiente, mezclar bien y bajar el fuego. Tapamos y cocer durante dieciocho minutos aproximadamente.

Pasado este tiempo, incorporamos las pasas bien escurridas y también los piñones. Mezclamos y dejamos reposar fuera del fuego, unos minutos más sin destapar. El arroz debe quedar muy suelto.

SUGERENCIA: Es un acompañamiento perfecto para cualquier carne o pescado y también como plato vegetariano.

Ensalada de bacalao, pimientos y piñones

Laura Vichera | 6 de septiembre de 2016 a las 8:13

ENSALADA DE BACALAO, PIMIENTOS Y PIÑONES

  • 300 grs de bacalao salado
  • un pimiento rojo, un pimiento verde y un pimiento amarillo para asar
  • una cebolla morada
  • unas ramitas de tomillo
  • una cucharada de azúcar
  • un puñado de piñones
  • una hoja de laurel
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

La víspera, remojamos el bacalao en agua fría y lo dejamos en el frigorífico. Le vamos cambiando el agua cada tres o cuatro horas. Una vez desalado, lo enjuagamos y secamos bien.

Luego, retirar los restos de piel y repasar cuidadosamente para eliminar las espinas. Desmigar en lascas grandes y reservamos en un escurridor mientras preparamos el resto de ingredientes.

Una vez lavados, secar los pimientos y los pintamos con aceite de oliva. Los asamos en el horno, a 180 grados. Se envuelven luego en papel de aluminio y dejamos enfriar.

En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, rehogamos, a fuego muy suave, la cebolla cortada en tiras finas con el laurel. Espolvorear la cucharada de azúcar y, cuando esté blandita, la pasamos a una ensaladera y reservamos. En otra sartén, doramos los piñones.

A continuación, pelar los pimientos, colar el jugo y cortamos la pulpa en tiras finas que mezclamos con la cebolla. Tapar con film y dejamos reposar en el frigorífico.

Para el aderezo, mezclar en un cuenco el jugo de los pimientos, las dos cucharadas de vinagre, el tomillo desmenuzado y una pizca de sal y pimienta. Mezclar bien.

En el momento de presentar la ensalada, volcar la mezcla de pimientos y cebolla en una fuente, repartir por encima las lascas de bacalao y los piñones tostados. Aliñar y dejamos reposar unos minutos más antes de servir.

Ensalada de alubias con piñones

Laura Vichera | 1 de julio de 2016 a las 8:13

  • 250 grs de alubias blancas pequeñas
  • una docena de tomates cherry, rojos pero firmes
  • 100 grs de queso Feta
  • 2 cucharadas de piñones
  • un puñado de aceitunas negras deshuesadas
  • 2 cebolletas
  • un diente de ajo
  • una hoja de laurel
  • una cucharada de mostaza al gusto
  • vinagre balsámico
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Después de haberlas tenido en remojo el tiempo suficiente, escurrir las alubias, las enjuagamos y se pasan a la olla con la hoja de laurel, una de las cebolletas entera y un diente de ajo.

Luego, cubrir con agua fría y ponemos al fuego. Cortar el hervor un par de veces y, a continuación, dejamos cocer hasta que queden “al dente”. Volcar en un escurridor y dejamos enfriar del todo.

Para aderezar la ensalada, mezclamos en un bol la cucharada de mostaza con el vinagre balsámico, una pizca de sal y pimienta molida y aceite de oliva en cantidad suficiente. Emulsionar bien y reservar.

En una sartén, sin nada de aceite, tostar  los piñones hasta que tomen color y los reservamos. Enjuagar los tomates y los secamos con papel de cocina. Escurrir el queso y lo cortamos en daditos.

Cuando las alubias se hayan enfriado del todo, desechar el laurel, el diente de ajo y la cebolleta y se pasan a un cuenco grande. Añadimos los tomates cortados en dos, las aceitunas en rodajas y la otra cebolleta picada muy fina. Aderezar con la vinagreta, mezclar bien y dejamos reposar hasta el momento de servir.

En el momento de sacar la ensalada a la mesa, mover de nuevo, probar de sal y repartir por encima los dados de queso y los piñones.

Garbanzos con calabacín y piñones

Laura Vichera | 28 de septiembre de 2015 a las 8:13

  • 400 grs de garbanzos lechosos
  • 2 calabacines hermosos
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • una hoja de laurel
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y unos granos de pimienta
  • aceite de oliva

PARA EL MAJADO

  • 2 cucharadas de piñones
  • un diente de ajo
  • una rebanada del pan del día anterior
  • unas hojas de culantro fresco
  • unas hebras de azafrán
  • una cucharadita de granos de comino
  • una cucharadita de vinagre de Jerez

Para empezar, enjuagamos y escurrimos los garbanzos del agua de remojo. Los ponemos en la olla, con unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Cubrimos con agua templada y cocemos hasta que estén tiernos.

En una sartén grande, freímos el pan y uno de los dientes de ajo pelados. Cuando estén doraditos, incorporar unas hojas de culantro y los piñones, vigilar para que no se quemen. Sacar todo bien escurrido al mortero y machacar con los granos de comino, las hebras de azafrán y la cucharadita de vinagre.

Luego, en la misma sartén, rehogamos los otros dos dientes de ajo picados y la cebolleta cortada en tiras finas. Pasados unos minutos, agregamos los calabacines, despuntados y sin pelar, cortados en rodajas no demasiado finas. Cuando comiencen a tomar color, agregamos el pimentón y algo más de culantro muy picado.

Una vez tiernos los garbanzos, se pasan a una cazuela, incorporamos el majado de piñones y el sofrito de calabacín. Cubrir con caldo de verduras, sacudir suavemente la cazuela, rectificar de sal y cocer a fuego suave unos quince minutos, moviendo de vez en cuando para que nos quede un caldo bien trabado.

Solomillos en salsa de naranja y miel

Laura Vichera | 5 de mayo de 2015 a las 8:13

  • 3 solomillos de cerdo de, aproximadamente, medio kilo cada uno
  • 4 naranjas medianas
  • 3 chalotas
  • 2 cucharadas de miel de flores
  • un puñado de piñones
  • unos granos de pimienta rosa
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

Con un cuchillo bien afilado limpiar los solomillos de grasa y se salpimentan bien por todos lados. Los reservamos en un plato. Pelar las chalotas y se pican menudas en tiras más o menos iguales.

Luego, lavar dos de las naranjas y, con ayuda de un acanalador, sacamos tiras finas de piel. Exprimimos todas las naranjas y colar el zumo.

En una cazuela amplia calentamos la cucharada de mantequilla con un chorrito de aceite de oliva. Freír los solomillos a fuego vivo, dándoles la vuelta con cuidado de no pincharlos.

Cuando estén bien dorados por todas partes, incorporar las chalotas, las dos cucharadas de miel, el zumo y la ralladura de piel de naranja, las hebras de azafrán, sal y los granos de pimienta rosa.

Vamos sacudiendo suavemente la cazuela de vez en cuando y dejamos a fuego medio durante media hora aproximadamente. En una sartén, sin nada de aceite, tostar los piñones y los reservamos para terminar el plato.

Pasado este tiempo, sacar los solomillos bien escurridos de la salsa y se cortan en medallones hermosos. Dejamos la salsa al fuego para que reduzca un poquito y justo antes de apartar, incorporamos los piñones.

Servir la carne napada con la salsa y acompañar con pasta larga hervida y una ensalada.

Pasta con espinacas y costillas

Laura Vichera | 9 de marzo de 2015 a las 8:19

  • 300 grs de pasta larga, espaguetis o tallarines
  • medio kilo de espinacas limpias
  • medio kilo de costillas de cerdo, procurando que tengan bastante magro
  • un puñado de piñones
  • 3 dientes de ajo
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En el mortero, machacar los dientes de ajo con los piñones, una pizca de sal y unos granos de pimienta negra. Retirar los tallos más duros de las espinacas, se enjuagan, las escurrimos bien y las cortamos en tiras anchas. Reservar hasta el momento de prepararlas.

Luego, retirar la grasa de las costillas y las troceamos. En una sartén, con muy poco aceite,  se fríen hasta que queden bien doraditas. Se sacan bien escurridas a un plato cubierto con papel absorbente y, cuando se enfríen, las desmenuzamos y retiramos el hueso.

A continuación, en la misma sartén, salteamos las espinacas a fuego vivo, moviendo hasta que suelten todo el agua. Incorporar el majado, damos unas vueltas todo junto y apartar.

Justo en el último momento, cocer la pasta el tiempo indicado en el envase, enjuagar y refrescar con agua fría. Volcar en la sartén, mezclar con las espinacas y añadimos también las costillas desmenuzadas. Probar de sal y servir enseguida.

SUGERENCIA: Podemos preparar este mismo plato, utilizando restos de pollo asado desmenuzado o incluso, salchichas frescas, de ave o de cerdo, troceadas.