Archivos para el tag ‘pollo’

Pollo en salsa de apio y limón

Laura Vichera | 19 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • 2 limones, mejor de piel gruesa
  • 2 nabos grandes
  • unos tallos de apio verde con hojas
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • unas cucharadas de salsa de soja
  • caldo de verduras
  • harina para rebozar
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En el mortero, machacar unos granos de pimienta con las hebras de azafrán, los dientes de ajo, unas ramitas de tomillo desmenuzado y ralladura de piel de limón.

Luego, trocear el pollo, retirar la piel y la grasa, enjuagar bien y secamos con papel de cocina. Pasar a un cuenco, salpimentar, añadir el majado, el zumo de los limones y un chorrito de aceite de oliva. Mezclar bien, tapar con film y dejamos un par de horas en el frigorífico.

Pasado este tiempo, escurrir los trozos de pollo, enharinar ligeramente y freír a fuego vivo, en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva. Cuando estén dorados, se sacan bien escurridos a un plato.

En el aceite que nos ha quedado, rehogar a fuego medio las cebolletas muy picadas y los tallos de apio con sus hojas troceados. Incorporar los nabos, pelados y cortados en dados o hacemos bolitas con un vaciador.

Pasados unos minutos, cuando todo vaya tomando color, sin que las verduras se doren en exceso, añadir algo más de ralladura de piel de limón y volvemos a meter los trozos de pollo en la cazuela.

Por último, añadir la salsa de soja, cubrir con el caldo, sacudir la cazuela para que se mezcle todo, tapar a medias la cazuela y cocemos durante cuarenta minutos aproximadamente. Acompañar con arroz blanco o fideos chinos.

 

 

 

 

Estofado de pollo, patatas y almendras

Laura Vichera | 5 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 4 muslos y contra muslos de pollo de corral
  • 4 patatas medianas
  • 3 cebolletas
  • caldo de verduras o de pollo desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • aceite de oliva

PARA EL MAJADO

  • una docena de almendras crudas
  • un pimiento seco
  • una rebanada de pan del día anterior
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de perejil
  • unos granos de pimienta negra

 

En la cazuela donde vayamos a preparar el guiso, calentar un chorrito de aceite de oliva y freír todos los ingredientes del majado: el pimiento limpio y en trozos grandes, los dientes de ajo pelados y enteros, las almendras, unas ramitas de perejil y la rebanada de pan.

Cuando todo esté bien dorado, se saca al mortero y lo machacamos con unos granos de pimienta y un pellizco de sal. Limpiar el pollo de piel y de grasa y lo troceamos.

Luego, en el aceite que nos ha quedado en la cazuela, freír los trozos de pollo, a fuego vivo, de modo que se les forme una costra dorada. Se sacan a un plato y, a continuación, freímos las cebolletas cortadas en tiras muy finas, a fuego medio.

Unos minutos después, cuando estén blanditas, agregamos las patatas cascadas en trozos medianos y las hebras de azafrán. Damos unas vueltas para que tomen color, incorporar los trozos de pollo y el majado.

Por último, añadimos caldo caliente hasta cubrir, tapar a medias y dejamos cocer hasta que las patatas estén tiernas, moviendo la cazuela de vez en cuando para que espese la salsa.

Pasados veinte minutos, comprobar que las patatas están hechas y si estuviera demasiado caldoso, cocer unos minutos más sin tapar. Servir muy caliente.

Etiquetas: , , ,

Calabacines rellenos de carne y arroz

Laura Vichera | 31 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 4 calabacines medianos
  • 150 grs. de pechuga de pollo picada
  • una tacita de arroz salvaje hervido
  • unos daditos de queso Feta
  • 2 cebolletas
  • 2 tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • medio vaso de caldo de verduras
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una pizca de harina
  • nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra molida
  • mantequilla para gratinar
  • aceite de oliva

 

Despuntar los calabacines y cocerlos al vapor procurando que no se ablanden demasiado. Se dejan templar y cuando se hayan enfriado un poquito, los abrimos a lo largo. Con mucho cuidado, raspamos con una cuchara para sacar la pulpa y reservamos las pieles.

En una sartén, calentamos aceite de oliva y rehogamos las cebolletas y los dientes de ajo muy picados. Cuando los tengamos pochados, incorporamos los tomates rallados y la pulpa de los calabacines y dejamos que se vaya evaporando el jugo de vegetación.

Una vez reducido el sofrito, agregar la carne picada y sofreír a fuego vivo para que quede suelta. Espolvorear la harina y la tostamos bien, moviendo para que absorba todo el jugo de la sartén. Aderezar con el culantro picado, una pizca de sal, pimienta molida y nuez moscada.

Cuando se haya evaporado prácticamente todo el jugo, incorporamos el caldo caliente, poco a poco hasta que tengamos una mezcla cremosa y sin grumos. Se aparta del fuego y dejamos templar un poquito. Precalentamos el horno a 180 grados.

En un cuenco mezclamos la farsa con el arroz y el queso desmenuzado. Vamos rellenando las barquitas de calabacín. Se van colocando bien juntas sobre una fuente engrasada. Repartir por encima unas bolitas de mantequilla. Horneamos durante quince minutos, aproximadamente, hasta que estén gratinados. Servir enseguida.

 

Pollo con romero, tomillo y limón

Laura Vichera | 17 de octubre de 2013 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • 2 limones pequeños
  • 4 cebolletas hermosas
  • 8 dientes de ajo
  • medio litro de vino blanco seco
  • caldo de pollo desgrasado
  • unas ramitas de romero fresco
  • unas ramitas de tomillo
  • una guindilla
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

En el mortero, machacamos unos granos de pimienta con ralladura de piel de limón y algo de tomillo y romero desmenuzado.  Después de troceado el pollo, retirar la piel y la grasa, se enjuaga y secamos con papel de cocina. Salpimentar, frotar con el majado y pasamos a un cuenco.

También añadimos el zumo de medio limón y un hilo de aceite de oliva. Mover para que todo quede bien impregnado y tapar con film transparente. Dejamos en el frigorífico durante una hora.

Pasado este tiempo, calentar un chorrito de aceite de oliva en una cazuela honda y freímos por tandas los trozos de pollo hasta que queden bien dorados por todos lados.

A continuación, mojar con el vino y dejamos que rompa a hervir. Incorporar los dientes de ajo sin pelar, ligeramente machacados y las cebolletas cortadas en aros.

Añadir también algunas ramitas de tomillo y romero, la guindilla y el otro limón cortado en cuartos. Mezclamos bien y cubrir con el caldo de pollo y sacudir la cazuela. Tapar a medias y cocer durante cuarenta y cinco minutos, hasta que la salsa esté bien trabada y melosa.

Una vez hecho, dejamos reposar fuera del fuego y acompañar con unas patatas fritas en gajos gruesos.

Etiquetas: , , ,

Pollo con calabaza, canela y cuscús

Laura Vichera | 10 de octubre de 2013 a las 8:13

  • un pollo de corral
  • 4 cebolletas
  • un trozo grande de calabaza de pulpa naranja
  • 200 grs de cuscús integral
  • un puñado de pistachos pelados
  • 2 hojas de laurel
  • 3 clavos de olor
  • un palo de canela
  • unas hebras de azafrán
  • una tira de piel de naranja
  • caldo de pollo desgrasado
  • una copita de brandy
  • 2 cucharadas de vinagre Balsámico
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez troceado el pollo, retirar la piel y la grasa. Enjuagar y dejar en un escurridor. Secamos con papel de cocina y salpimentamos. En una cazuela grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las cebolletas en tiras finas. Pochar hasta que estén blanditas y se sacan a un plato.

Luego, en el aceite que nos queda, freír los trozos de pollo, subir el fuego y dejamos que se le forme una costra crujiente. Incorporar de nuevo las cebolletas, agregar los clavos, la canela y la tira de piel de naranja.

A continuación, añadir también unos granos de pimienta rosa, el laurel y el azafrán. Mojar con el brandy y dejamos evaporar el alcohol.  Añadir el vinagre y un par de vasos de caldo.  Tapar a medias y dejamos a fuego lento unos cuarenta minutos.

Mientras, sacar bolitas o dados pequeños de calabaza y los salteamos en una sartén con muy poco aceite hasta que quede doradita por fuera.  Cocer el cuscús al vapor y lo mezclamos con los pistachos picados.

Pasado el tiempo de cocción del pollo, incorporar la calabaza a la cazuela y dejamos unos minutos más al fuego sin tapar para que reduzca la salsa.  Acompañar con el cuscús.

Lasaña de pollo al romero

Laura Vichera | 26 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • 12 placas de lasaña
  • ½ kilo de pechuga de pollo de corral
  • ½ kilo de champiñones
  • 6 tomates maduros grandes
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebolletas
  • un vasito de vino blanco seco
  • unas ramitas de romero fresco
  • unas hojas de albahaca
  • sal y pimienta negra recién molida
  • queso Parmesano rallado
  • un tazón de bechamel clarita

 

En una cazuela amplia ponemos agua a hervir y cocemos las placas de lasaña, las dejamos escurrir sobre un paño limpio y preparamos el relleno. Precalentamos el horno a 200 grados.

Luego, colocamos la pechuga de pollo en filetes, limpia de grasa, en una fuente, con el romero salpicado por encima y regamos con un hilo de aceite de oliva. Hornear durante veinte minutos.

A continuación, en un par de cucharadas de aceite en una sartén grande y rehogamos las cebolletas muy picadas. Cuando comiencen a ablandarse, mojamos con el vino y una vez reducido, incorporamos los tomates pelados y troceados. Salpimentamos y dejar que se vaya haciendo durante media hora, moviendo de vez en cuando. Volcar en un cuenco, agregar la albahaca picada y dejamos enfriar.

En la misma sartén, salteamos los dientes de ajo. Cuando comiencen a tomar color, incorporamos los champiñones limpios y laminados. Unos minutos antes de apartar, incorporamos algo más de albahaca picada y lo unimos al sofrito de tomate. Incorporamos también el pollo cortado en dados y mezclamos bien.

Cubrimos el fondo de una fuente rectangular con unas cucharadas de bechamel, ponemos encima una capa de placas de pasta y alternamos con capas de pollo y tomate, así hasta acabar con pasta. Napar con la bechamel restante, espolvorear el Parmesano rallado y horneamos durante media hora a 180 grados. Gratinar antes de servir.  

Pechuga de pollo con frutos secos

Laura Vichera | 19 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • una pechuga de pollo de corral grande, entera y deshuesada
  • una manzana tipo Starky o Reineta
  • una docena de almendras crudas peladas
  • 2 cucharadas de pasas sin semillas
  • 2 cebolletas
  • un diente de ajo
  • un huevo
  • un trocito de pan del día anterior
  • unas ramitas de tomillo
  • ralladura de piel de limón
  • un vaso de Jerez Oloroso
  • caldo de pollo desgrasado
  • harina para rebozar
  • sal y unos granos de pimientas variadas
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 

En un cazo ponemos a calentar el caldo con unas ramitas de tomillo y antes de que comience a hervir, apartamos y dejamos templar tapado con las pasas dentro.

Luego, en el mortero machacamos el diente de ajo con las almendras, algo más de tomillo, unos granos de pimienta, ralladura de pìel de limón y un pellizco de sal.

Con un rallador o a cuchillo, picamos muy menudas la manzana y las dos cebolletas. Incorporar el huevo batido, el pan rallado y el majado. Abrimos la pechuga a lo ancho, en forma de libro. Salpimentar por dentro y por fuera y repartimos el relleno. Vamos enrollando la carne y cosemos con bramante.

En una cazuela honda, calentamos la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva. Enharinar el pollo y freír a fuego vivo, dándole la vuelta para que se le forme una costra dorada.

Por último, mojar con el brandy, flambear y añadir luego un par de vasos de caldo y un vaso de agua. Tapar y cocer a fuego medio durante tres cuartos de hora. Dejamos reposar dentro de la salsa y cuando se enfríe, cortamos en rodajas que acompañamos con un puré espeso de calabaza.

Escalopines de pollo con soja y bambú

Laura Vichera | 12 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • 600 grs de pechuga de pollo de corral en filetes
  • 150 grs de brotes de soja
  • 100 grs de bambú laminado
  • ½ kilo de setas shi-itake
  • un puerro grande, sólo la parte blanca
  • unas cucharadas de salsa de soja
  • caldo de verduras
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • una cucharada de harina de maíz
  • una pizca de jengibre en polvo
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva de baja graduación

 

Una vez limpios de grasa, salpimentar los filetes de pollo y se dejan macerar con unas cucharada de salsa de soja, el azúcar y el jengibre en polvo. Tapar con film y dejamos reposar en el frigorífico.

En un wok calentamos un hilo de aceite y saltear el puerro cortado en tiras finas. Dejamos que vaya pochando, moviendo para que no se quemen.

A continuación, incorporar el bambú y las setas cortadas en trozos grandes. Luego, incorporar los brotes de soja y saltear todo junto.  Incorporar entonces algo más de salsa de soja, las dos cucharadas de vinagre y la harina de maíz desleída en un vaso de caldo.

Despacio, vamos moviendo para que la salsa espese ligeramente y cuando tenga la densidad deseada, volcar en un cuenco y mantener al calor.

En el aceite que nos ha quedado, hacemos los escalopines bien escurridos, enteros o cortados en tiras anchas, subimos el fuego y cuando comiencen a tomar color, cubrir con la salsa.

Por último,  agregar el jugo de maceración y dejar al fuego unos minutos más sin dejar de agitar el wok. Servir enseguida y acompañar con unos fideos de arroz.

 

Pastel de pollo, manzana y ciruelas

Laura Vichera | 5 de septiembre de 2013 a las 8:13

  • 600 grs de pechuga de pollo de corral limpia
  • una manzana Golden o Royal Gala
  • 2 chalotas
  • una docena de ciruelas pasas deshuesadas
  • un vasito de caldo de ave desgrasado
  • una clara de huevo
  • 2 trufas pequeñas
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida
  • pan rallado para el molde
  • aceite de oliva

 

Una vez repasada la pechuga para eliminar los restos de grasa y cartílagos, trocear la pechuga y se pica con el robot. Reservamos en un cuenco. Engrasar un molde alargado con una pizca de aceite, espolvorear por dentro con pan rallado y dejar en el frigorífico.

A continuación, en un cazo, calentamos el caldo y dejamos dentro las ciruelas pasas mientras preparamos el resto de ingredientes. En una sartén con unas gotas de aceite de oliva, pochamos las chalotas muy picadas.

Cuando estén blanditas, apartamos, dejamos templar y se mezclan con la carne. Incorporar también la manzana rallada y las trufas picadas. Añadir también sal, nuez moscada y pimienta negra además de la clara batida. Trabajar con un tenedor hasta mezclar bien todos los ingredientes. Precalentar el horno a 180 grados.

Luego, volcar la mitad de la mezcla en el molde, y colocar por encima las ciruelas, bien escurridas y cortadas en dos, a lo largo. Cubrir con el resto de la mezcla de carne y manzana y sacudir el molde para que no queden huecos.

Por último, nivelar con una espátula y hornear al baño María unos cincuenta minutos, aproximadamente. Antes de sacarlo, comprobamos que está cuajado. Dejamos enfriar y lo metemos en el frigorífico unas horas, con un peso encima para que quede bien prensado. Servir cortado en rodajas y acompañar con una ensalada. 

Pollo rebozado con alcachofas

Laura Vichera | 9 de mayo de 2013 a las 8:13

    • 12 contra muslos de pollo
    • una docena de alcachofas medianas
    • 3 cebolletas
    • 1 limón
    • caldo de verduras
    • un vaso de vino blanco
    • una cucharada de vinagre de Jerez
    • unos granos de comino
    • unas ramitas de tomillo
    • unas hebras de azafrán
    • pan rallado
    • sal y pimienta negra recién molida
    • aceite de oliva

     

    En el mortero machacamos el diente de ajo con el tomillo desmenuzado, el comino, el vinagre, sal, una pizca de pimienta molida y unas cucharadas de aceite de oliva. Quitar la piel y la grasa del pollo, enjuagar y secamos con papel de cocina. Colocar los trozos en una fuente y lo empapamos con el adobo. Tapamos con film y dejamos en el frigorífico durante un par de horas.

    Luego, limpiar las alcachofas, retirar las hojas más duras y se van pasando a un cuenco con agua fría y unas gotas de limón. Calentamos unas cucharadas de aceite en una cazuela de barro y rehogamos  las cebolletas picadas en tiras finas, a fuego suave, hasta que se ablanden.

    Cuando estén transparentes, añadimos las hebras de azafrán, una pizca de sal y pimienta y las alcachofas cortadas por la mitad. Bañamos con el vaso de vino, damos un hervor y apartamos.

    A continuación, pasar los trozos de pollo por pan rallado y se fríen por tandas a fuego vivo, hasta que se doren. Los sacamos bien escurridos y se van pasando a la cazuela con las alcachofas. Arrimar al fuego, cubrir con el caldo y cocer una media hora.

    Pasado este tiempo, sacudir la cazuela para que la salsa se trabe y espolvorear con algo más de tomillo desmenuzado antes de sacar a la mesa.

Etiquetas: , ,