Archivos para el tag ‘puerro’

Crema de acelgas y patatas

Laura Vichera | 20 de enero de 2017 a las 8:13

  • un manojo de acelgas
  • 2 patatas grandes
  • un puerro, la parte blanca
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • un vasito de nata ligera
  • caldo de verduras
  • unas hebras de azafrán
  • unos tallos de cebollino fresco
  • sal y pimienta negra
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA LOS BUÑUELOS

  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de taquitos de jamón serrano
  • unas hojas de hierbabuena
  • pan rallado

 

 

Una vez limpias las acelgas y se trocean. Picar las cebolletas y el puerro en juliana fina y los rehogamos en una cazuela con un par de cucharadas de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva.

Cuando estén ligeramente dorados, incorporamos las patatas cortadas en daditos, los ajos picados, las hebras de azafrán y las acelgas. Damos unas vueltas y bañamos con el caldo caliente. Tapamos y cocemos a fuego suave durante tres cuartos de hora, aproximadamente.

Triturar con la batidora y pasar la crema por el chino para eliminar las hebras. Dejamos templar y agregamos la nata, rectificamos de sal y añadimos un poquito de pimienta molida.

Si quedara demasiado espesa, agregar un vasito más de caldo y mezclamos bien. Cuando se enfríe completamente, la dejamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Para preparar los buñuelos, batimos los huevos con el jamón y la hierbabuena muy picados. Le vamos agregando pan rallado hasta que tengamos una masa con la que podamos formar bolitas muy pequeñas. Calentar abundante aceite y, a fuego fuerte, las vamos friendo hasta que queden bien doraditas y se dejan escurrir sobre papel absorbente. Servimos la crema en cuencos, repartimos por encima las bolitas de jamón y el cebollino muy picado.

Terrina de verduras

Laura Vichera | 14 de octubre de 2016 a las 8:13

  •  huevos
  • 2 calabacines pequeños
  • 2 zanahorias
  • la parte blanca de un puerro
  • un pimiento rojo
  • 100 mls de nata ligera
  • 2 cucharaditas de harina de maíz
  • 100 grs de queso rallado, tipo Gruyère o Emmental
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de perejil
  • unos tallos de cebollino
  • una pizca de comino molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Para empezar, preparamos las verduras: despuntar los calabacines y, sin pelar, los cortamos en rodajas a lo largo y luego en bastones. Lavar el pimiento, retirar las semillas y lo cortamos en juliana fina. Limpiar las zanahorias, las raspamos y se parten en rodajas finas. Cortamos el puerro del mismo modo.

Luego, calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén amplia y rehogar todas las verduras, a fuego suave, añadir las hebras de azafrán, sal, pimienta y una pizca de comino. Tapar y cocinar durante diez o doce minutos. Precalentar el horno a 180 grados.

Cuando las verduras estén blanditas, apartar del fuego y dejamos enfriar. En un cuenco batimos los huevos con la nata y la harina de maíz. Trabajar con varillas hasta que queden bien trabados.

A continuación, incorporar el queso rallado, un puñado de hojas de perejil y unos tallos de cebollino picados. Agregar las verduras y mezclar suavemente. Volcar en un molde ligeramente engrasado y sacudir para que no queden huecos.

Por último, hornear al baño maría durante cuarenta y cinco minutos y dejamos templar antes de desmoldar. Acompañar con una salsa de tomate o una mayonesa casera.

 

 

Estofado marinero con patatas

Laura Vichera | 21 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 3 rodajas hermosas de rape
  • un filete de trucha
  • 2 rodajas de merluza
  • un bulbo de hinojo
  • 2 zanahorias
  • 4 patatas medianas
  • una cebolleta
  • un puerro pequeño
  • 3 dientes de ajo
  • una cabeza, unas pieles y unas espinas de pescado para el caldo
  • unas ramitas de culantro y perejil fresco
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • un vasito de vino blanco seco
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En una cazuela amplia ponemos las espinas, la cabeza y las pieles de pescado con la parte verde del puerro, unos granos de pimienta y una de las hojas de laurel. Cubrir con agua fría y arrimar al fuego. Cocer durante media hora.

Aparte, en otra cazuela, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar, a fuego suave, la cebolleta y la parte blanca del puerro picados menudos. Agregar luego el bulbo de hinojo y las zanahorias en rodajas y pochar a fuego muy suave para que se ablanden sin dorarse.

Pasados unos minutos, incorporar los dientes de ajo enteros, las hebras de azafrán y las patatas cascadas en trozos medianos. Damos unas vueltas para que tomen color y cubrir con el caldo colado. Sacudir la cazuela y cuando comience a hervir, tapar y bajamos el fuego. Cocer durante veinte minutos.

Transcurrido el tiempo de cocción de las patatas, añadimos los diferentes tipos de pescado, sin piel ni espinas, cortados en dados gruesos y también un buen puñado de hojas de culantro picadas. Sacudir la cazuela y dar un último hervor todo junto.  Servir muy caliente y acompañar con un alioli casero.

Salteado de verduras y jamón

Laura Vichera | 26 de febrero de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de jamón serrano en lonchas finas
  • 4 zanahorias medianas
  • 2 chirivías
  • unas ramitas de apio
  • un nabo
  • 2 cebolletas
  • un puerro
  • unas hojas de espinaca
  • caldo de ave desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • unos tallos de cebollino
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, preparar todas las verduras. Despuntar las zanahorias y las chirivías y el nabo, los raspamos y se cortan en rodajas o en bastoncillos, como más nos guste.

Luego, en un wok con un chorrito de aceite de oliva, preparamos un sofrito con las cebolletas, el puerro y el apio muy picados. Rehogar a fuego suave hasta que estén muy blanditos, sin que lleguen a dorarse.

En este punto, incorporamos el resto de verduras, subir un poquito el fuego, agregar las hebras de azafrán y, pasados unos minutos, mojar con algo de caldo. Sacudir el wok para que todo quede bien mezclado y dejamos a fuego medio unos diez o doce minutos.

Mientras, retirar la grasa del jamón y lo cortamos en tiras finas a lo ancho. Enjuagar y secar las hojas de espinaca y las cortamos también en tiras.

Cuando falten cinco minutos para apartar, incorporamos las espinacas y el jamón, subir ligeramente el fuego y saltear todo junto unos minutos más, hasta que el caldo reduzca.

Servir muy caliente, adornar con unos tallos de cebollino picado, rectificar de sal y pimienta y acompañar con quinoa al vapor.

Garbanzos y patatas en escabeche

Laura Vichera | 23 de febrero de 2016 a las 8:13

  • 300 grs de garbanzos
  • 700 grs de patatas de guarnición
  • un puerro mediano
  • 2 cebollas moradas
  • 10 dientes de ajo
  • un pimiento seco
  • 3 hojas de laurel
  • una cucharada de pimentón picante
  • un par de cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

La víspera preparamos las patatas. Sin pelar, las limpiamos muy bien y se pasan a una cazuela con las cebollas y la parte blanca del puerro en juliana fina, el pimiento seco troceado y las otras dos hojas de laurel.

A continuación, añadimos medio vasito de aceite de oliva, las otras dos cucharadas de vinagre, el pimentón y ocho dientes de ajo machacados con su piel. Agregar un vaso de agua, tapar y cocer a fuego suave hasta que estén tiernas. Cuando estén templadas, se pasan a una fuente, cubiertas con su adobo y dejamos reposar unas horas.

También la víspera, ponemos los garbanzos en remojo. En el momento de prepararlos, enjuagar los garbanzos y los cocemos en una olla con una hoja de laurel, la parte verde del puerro y unos granos de pimienta negra.

Por último, agregar sal y un hilo de aceite de oliva, cubrir con agua templada y cocer hasta que estén tiernos. Una vez hechos, y queden “al dente”, se escurren, retiramos el laurel y el puerro y los colamos. Dejamos templar.

En una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos los otros dos dientes de ajo muy picados. Incorporar los garbanzos hasta que se vayan dorando.

Luego añadimos las patatas escurridas, damos una vueltas para que se mezclen con los garbanzos y mojar con unas cucharadas del jugo del adobo. Servir templado.

Crema de coliflor con chorizo picante

Laura Vichera | 2 de febrero de 2016 a las 8:13

  • una coliflor mediana
  • un trozo grande de chorizo picante, calidad extra
  • un puerro hermoso
  • 2 zanahorias
  • una cebolleta
  • un hueso de jamón
  • un vasito de nata ligera
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • una cucharadita de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Con un cuchillo bien afilado retiramos las hojas de la base de la coliflor y sacamos la parte más dura del tronco. Separamos los ramilletes, se enjuagan y los dejamos escurrir. Los cocemos al vapor dejándolos “al dente” y se reservan.

En otra cazuela preparamos un caldo con el hueso de jamón, la parte verde del puerro y las zanahorias. Cubrir con agua fría y, cuando comience a hervir, bajamos el fuego y cocer durante tres cuartos de hora.

Aparte, en la cazuela donde vayamos a preparar la crema, calentar la mantequilla con un chorrito de aceite de oliva y rehogar la cebolleta y la parte blanca del puerro muy picadas. Pochar a fuego muy suave.

Pasados unos minutos, incorporar la coliflor y las hebras de azafrán. Agregar una pizca de sal y pimienta y rehogamos todo junto unos minutos. Cubrir con el caldo colado, mover y tapamos la cazuela. Cocer durante media hora.

Mientras, quitar la tripa al chorizo y lo cortamos en rodajas finas o en taquitos pequeños que pasamos por la plancha hasta que queden bien tostadas. Se dejan escurrir entre dos hojas de papel absorbente.

Una vez cocida, triturar la crema y dejamos templar un poquito, incorporar la nata y volver a batir hasta obtener una crema fina. Mantener al fuego hasta el momento de servir y adornar cada plato con unos chips de chorizo.

Etiquetas: , , ,

Papillotes de salmón a la crema

Laura Vichera | 16 de enero de 2016 a las 8:13

  • 4 trozos de lomo de salmón, sin piel
  • un puerro pequeño, la parte blanca
  • una zanahoria mediana
  • un bulbo pequeño de hinojo
  • una cebolleta
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de curry en polvo o en pasta
  • 4 cucharadas de nata espesa
  • una cucharadita de zumo de limón
  • una cucharada de vinagre balsámico
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En un cuenco preparamos la salsa con la que aderezaremos el pescado. Mezclar un par de cucharadas de aceite de oliva con el zumo de limón, el vinagre, el curry, sal y pimienta negra molida. Emulsionar bien y reservar.

A continuación, repasar el pescado para eliminar los restos de piel y las espinas que pudiera tener. Enjuagamos y secar con papel de cocina. Reservamos mientras preparamos las verduras.

Una vez limpios el puerro, la zanahoria, la cebolleta y el hinojo, los picamos en tiras finas con ayuda de una mandolina. En un wok o en una sartén, con muy poco aceite, se saltean hasta que se ablanden ligeramente. Precalentamos el horno a 180 grados.

Luego, cortamos cuatro trozos grandes de papel sulfurizado o papel de aluminio. En el centro de cada uno de ellos repartimos unas cucharadas de verdura y encima colocamos el pescado.

Encima del pescado, vertemos un chorrito de salsa, colocamos una cucharada más de verdura, una cucharada de nata y adornamos con las hebras de azafrán.

Por último, cerrar bien cada uno de los “paquetes” procurando que no quede ninguna abertura por donde se pueda escapar el vapor al cocer. Hornear durante veinte minutos y servir enseguida.

Crema de garbanzos y zanahorias

Laura Vichera | 9 de noviembre de 2015 a las 8:13

  • 350 grs de garbanzos, previamente remojados
  • 2 zanahorias hermosas
  • 100 grs de panceta ahumada, en una sola loncha (si es ibérica, mejor)
  • un puerro
  • unas ramitas de apio
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de verduras
  • unas cucharadas de nata ligera
  • unas hebras de azafrán
  • una hoja de laurel
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En una olla ponemos la parte verde del puerro, las dos zanahorias raspadas y cortadas en trozos grandes, los garbanzos remojados y escurridos, las ramitas de apio, limpias de hebras y un chorrito de aceite de oliva. Agregar también la hoja de laurel, una pizca de sal y pimienta y cubrir con agua templada. Cocer hasta que estén tiernos.

Mientras, en una sartén, preparamos un sofrito con el puerro picado en tiras muy finas, a fuego suave. Cuando esté blandito, incorporar los ajos laminados y las hebras de azafrán. Rehogar todo junto hasta que los ajos comiencen a tomar color y volcamos en un cuenco.

Luego, retirar la corteza a la panceta, cortamos en tiras y luego en daditos. En la misma sartén, sin nada de aceite, salteamos hasta que queden tostados y crujientes. Se escurren y los dejamos sobre papel absorbente.

Cuando los garbanzos estén tiernos, retirar parte del agua de cocción y retirar también la hoja de laurel. Agregar un par de vasos de caldo de verduras. La cantidad de caldo dependerá de cómo queremos la crema, más líquida o más espesa.

A continuación, añadimos también el sofrito de puerro y las cucharadas de nata. Triturar hasta obtener una crema fina que luego pasamos por el chino. Servir bien caliente, adornar con algunas hebras de azafrán y acompañar con los daditos de panceta.

Caldereta de alubias pintas con almejas

Laura Vichera | 11 de abril de 2015 a las 8:13

  • 300 grs de alubias pintas
  • ½ kilo de almejas grandes
  • un puerro mediano
  • un tomate maduro
  • un pimiento rojo
  • 2 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de pescado
  • un vaso de vino blanco seco
  • una hoja de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez remojadas las alubias durante la noche, las escurrimos y se pasan a una cazuela. Incorporar la parte verde del puerro, un tomate entero, unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Agregar una pizca de sal, cubrir con agua fría y añadir un hilo de aceite de oliva.

Cuando comience a hervir, cortar la ebullición un par de veces con una pizca de agua fría y ya dejamos cocer hasta que la legumbre esté tierna. Sacar a escurrir y retirar las verduras. Triturar el tomate con el caldo de pescado y reservar.

Mientras, dejamos las almejas en un cuenco cubiertas de agua fría con un pellizco de sal para que suelten la tierra. En otra cazuela, con un chorrito de aceite de oliva, rehogar el pimiento y las chalotas, todo muy picado.

En una sartén, rehogar los dientes de ajo laminados y añadimos las almejas y el vaso de vino blanco. Tapar y dejamos al fuego hasta que se abran. Luego, retirar las conchas y colar el caldo.

Al sofrito de pimientos y chalota, incorporar las hebras de azafrán, las alubias, el tomate triturado con el caldo y añadimos también el jugo de cocción de las almejas. Sacudir la cazuela y poner a fuego suave durante un cuarto de hora.

Un par de minutos antes de apartar, incorporar las almejas, tapar y dejamos reposar unos minutos antes de servir.

 

Bacalao frito con tomate

Laura Vichera | 10 de marzo de 2015 a las 8:13

  • 8 trozos de lomo de bacalao
  • 6 tomates maduros
  • un puerro, la parte blanca
  • 2 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • un pimiento choricero
  • un huevo
  • harina para rebozar
  • una cucharada de azúcar
  • sal y pimienta recién molida
  • aceite de oliva

 

Desalar el bacalao, durante cuarenta y ocho horas, cambiando el agua tres o cuatro veces y manteniéndolo en el frigorífico durante todo este tiempo. Una vez desalado, lo enjuagamos bien y se seca con papel de cocina. Repasar para eliminar las espinas y cortamos en tacos gruesos.

Para preparar la salsa, dejamos el pimiento abierto por la mitad a lo largo en un cuenco con agua templada. Picar muy menudas las parte blanca del puerro y las cebolletas y se rehogan en un chorrito de aceite de oliva.

Cuando estén blanditos, incorporar las zanahorias raspadas y ralladas y damos unas vueltas. Con la punta de un cuchillo, sacamos la pulpa del pimiento y la incorporamos también al sofrito con los dientes de ajo muy picados.

Pasados unos minutos, añadir los tomates rallados, sal y pimienta negra molida y también la cucharada de azúcar. Mezclar bien, tapar y dejamos estofar una media hora a fuego suave.

Mientras, secar muy bien los trozos de bacalao, se pasan por harina y luego por huevo batido. Se fríen hasta que se doren bien por todas partes y se sacan a escurrir sobre papel absorbente.

Una vez hecha la salsa, la dejamos así o la trituramos y la pasamos por el chino, como más nos guste. Metemos dentro los trozos de bacalao, sacudir la cazuela y cocer todo junto diez minutos más.