Archivos para el tag ‘queso Camembert’

Croquetas de Camembert y jamón

Laura Vichera | 29 de abril de 2017 a las 8:13

  • 125 grs de queso Camembert muy frío
  • 100 grs de jamón York en lonchas gruesas
  • 800 mls de leche
  • 125 grs de harina
  • 100 grs de mantequilla
  • 2 chalotas
  • 4 cucharadas de queso Parmesano rallado
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra recién molida
  • 3 huevos
  • algo más de harina para el rebozado
  • pan rallado

En un cazo ponemos la leche a calentar con la nuez moscada, a fuego suave, sin que llegue a hervir. Cortar el queso en daditos y picar el jamón en la picadora. Dejamos en el frigorífico hasta el momento de utilizarlos.

A continuación, en una sartén grande calentamos la mantequilla a fuego suave hasta que funda. Incorporar las chalotas muy picadas y rehogar, moviendo de vez en cuando, hasta que queden muy blanditas.

En este punto, espolvorear la harina y la tostamos bien antes de ir agregando la leche, poco a poco, para que se vaya absorbiendo. Añadir una pizca de sal y pimienta negra recién molida y continuamos moviendo hasta acabar con toda la leche, sin dejar de mover, para que no se formen grumos.

Fuera del fuego, dejamos templar un poquito e incorporar los daditos de Camembert y el jamón picado. Mezclar y volcar sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, extendemos bien y dejamos enfriar completamente.

Cuando vayamos a preparar las croquetas, vamos cogiendo porciones de masa, no muy grandes y les damos forma cilíndrica. Se pasan brevemente por harina, luego, las empapamos en huevo batido y, por último, se pasan por pan rallado.

En el último momento, se fríen por tandas y se sacan a escurrir sobre papel absorbente. Servir enseguida y acompañar con una ensalada de canónigos y tomate.

Revuelto de espárragos y Camembert

Laura Vichera | 2 de mayo de 2014 a las 8:13

  • una docena de espárragos verdes de calibre medio
  • 4 huevos hermosos
  • 3 cebolletas pequeñas, con sus tallos
  • ½ queso Camembert
  • unas gotas de Tabasco verde
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

En primer lugar, retirar la parte dura de los espárragos. El resto, lo cortamos en trocitos más o menos del mismo tamaño, reservando las yemas enteras.

A continuación, en una cazuela con agua hirviendo y un pellizco de sal, los escaldamos unos minutos, lo justo para que se ablanden un poquito. Volcamos en un escurridor y refrescar con agua fría para que no pierdan el intenso color verde.

Aparte, en un cuenco, batimos los huevos como para tortilla, agregar una pizca de sal, pimienta negra recién molida y unas gotas de Tabasco verde. También, cortamos el queso Camembert en daditos.

En una sartén grande, calentar un chorrito de aceite de oliva y pochar a fuego suave las cebolletas cortadas en tiras muy finas, con sus tallos. Cuando estén blanditas, incorporar los espárragos, reservando las yemas para añadirlas en el último momento. Saltear unos minutos.

Cuando comiencen a tomar color, incorporar los huevos y mover muy rápido para que los huevos no cuajen y queden jugosos.

Justo antes de apartar del fuego, añadimos las yemas de los espárragos y los dados de queso. Damos una última vuelta a todo y servir enseguida, muy caliente. Acompañar con unas rebanadas de pan frito o de pan tostado.

SUGERENCIA: Siempre podemos cambiar el queso Camembert por cualquier otro queso de pasta blanda, siempre que no tenga un sabor demasiado intenso para que no enmascare el de los espárragos.  Será perfecto con un queso Brie o similar.

Tarta de puerro y queso al curry

Laura Vichera | 22 de febrero de 2014 a las 8:13

  • 2 láminas de hojaldre
  • 2 puerros medianos, sólo la parte blanca
  • 1/2 queso Camembert o una cuña de queso Brie
  • 3 yemas de huevo
  • una cucharada de harina de maíz
  • una taza de leche
  • una cucharada de curry en pasta o en polvo
  • unas almendras fileteadas
  • sal y pimienta blanca molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

Una vez limpios los puerros, se cortan en tiras muy finas y los pasamos a una sartén, a fuego muy suave con la cucharada de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva, unos quince minutos. Deben quedar muy blanditos.

Luego, forrar un molde redondo desmontable con una de las lámina de hojaldre, presionar sobre las paredes y pinchar el fondo. Dejamos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

En otra sartén, tostamos las almendras sin nada de aceite, con cuidado de que no se quemen. Se sacan a un plato y se reservan. Precalentar el horno a 200 grados.

Cuando veamos que los puerros están en su punto, apartar del fuego y volcar por encima la leche, espolvorear el curry, una pizca de sal y pimienta blanca. Continuar moviendo para que vaya tomando consistencia y, si fuera necesario, agregar algo más de leche para que no quede demasiado espeso y apartar.

Una vez templado, añadir dos de las yemas y mezclar bien. Volcar sobre la base de hojaldre y por encima repartir el queso cortado en rodajitas. Agregar las almendras y tapar con la otra lámina de hojaldre. Cerrar bien y pinchar la superficie. Pintar con la yema de huevo restante y hornear durante cuarenta minutos, hasta que el hojaldre quede bien dorado. Servir templada y acompañar con una ensalada.

Buñuelos de patata y espinacas

Laura Vichera | 8 de octubre de 2013 a las 8:13

  • 4 o 5 patatas medianas y arenosas
  • la parte blanca de dos puerros
  • 200 grs de espinacas cocidas
  • un trozo de queso Camembert o Brie
  • 2 huevos
  • una pizca de nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra
  • pan rallado
  • aceite de oliva

 

Con el agua justa o mejor aún, al vapor, cocemos las patatas con piel hasta que estén blanditas. Las dejamos enfriar y se pelan. Machacar en un cuenco con uno de los huevos batidos, una pizca de sal, pimienta y nuez moscada molida. Dejamos enfriar.

En una sartén, con unas gotas de aceite de oliva, ponemos los puerros, picados muy finos y pochar a fuego suave hasta que estén blanditos. Luego, bien escurridos, se pasan a un cuenco y se mezclan con las espinacas, bien escurridas también y muy picadas.

Cuando se enfríen, añadir el queso cortado en daditos pequeños y mezclar hasta que todo quede bien trabado. Vamos haciendo porciones de puré de patatas, en el centro ponemos una cucharadita de la mezcla de espinacas, puerros y queso y cerramos el puré hasta formar una bolita.

Se van colocando en una bandeja y las dejamos en el frigorífico una media hora para que queden más compactas. Luego, en un plato batimos el otro huevo y vamos pasando las bolitas y se pasan luego por pan rallado.

Las vamos friendo en abundante aceite de oliva bien caliente y se les va dando la vuelta hasta dorar. Se van sacando a escurrir sobre papel absorbente y se sirven recién hechas, acompañadas de una ensalada.