Archivos para el tag ‘ralladura de piel de limón’

Escalopes de ternera rellenos

Laura Vichera | 7 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 4 filetes grandes de ternera, tipo babilla, falda…
  • 200 grs de salchichas frescas de cerdo o de ave
  • 250 grs de champiñones pequeños
  • un huevo
  • unas ramitas de tomillo
  • ralladura de piel de limón
  • unas hebras de azafrán
  • un vaso de vino blanco seco
  • caldo de verduras
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, limpiar los filetes de grasa y los colocamos entre dos láminas de film transparente. Los aplanamos con un mazo hasta dejarlos lo más finos posibles. Salpimentar por ambas caras y reservar.

A continuación, limpiar los champiñones y los picamos menudos. Se pasan a un cuenco y agregamos las salchichas desmenuzadas. Incorporar el huevo batido, el tomillo, la ralladura de piel de limón y unas hebras de azafrán. Reservar en el frigorífico durante media hora.

Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180 grados. Sobre la mesa, extender los filetes y repartimos el relleno en el centro de cada uno de ellos.

Luego, doblar los bordes más cortos hacia dentro y luego los bordes más largos. Hacemos “paquetes” atándolos con hilo de cocina. Se doran en una sartén con una pizca de aceite de oliva y a fuego vivo para que tomen color y queden sellados.

Seguidamente, mojar con el vino, sacudir la cazuela y sacamos los escalopes y se pasan a una fuente. Mojar con el caldo de verduras y hornear durante cuarenta y cinco minutos, aproximadamente.

Servir recién hechos y acompañar con unas patatas salteadas o pasta hervida.

Albóndigas de ternera con guisantes

Laura Vichera | 17 de enero de 2017 a las 13:06

  • 400 grs de carne de ternera picada
  • unas ramitas de culantro
  • ralladura de piel de limón
  • una pizca de comino molido
  • pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida

PARA LA SALSA

  • 4 tomates de pera maduros
  • 250 grs de guisantes, pueden ser en lata o congelados
  • 3 patatas medianas
  • una cebolla morada
  • un diente de ajo
  • una pizca de: comino molido, pimentón picante, jengibre en polvo, sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Un rato antes preparamos la masa de las albóndigas: en un cuenco mezclamos la carne picada con el culantro muy picado, el comino, el pimentón, una pizca de sal y pimienta. Agregar también la ralladura de piel de limón y trabajar bien todo junto. Tapar con film y dejamos en el frigorífico.

En una cazuela amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos, en primer lugar y a fuego suave, la cebolla y el diente de ajo muy picados.

Aparte, en un cazo con agua hirviendo, escaldamos los tomates. Se pelan, retiramos las semillas y se cortan en daditos. Cuando la cebolla comience a estar transparente, los incorporamos a la cazuela con el culantro picado y las especias. Cocer durante diez minutos a fuego medio.

A continuación, incorporar los guisantes y un vaso grande de agua o de caldo. Tapar y cocer a fuego suave durante media hora. Pasado este tiempo, incorporar las patatas cortadas en daditos y también las albóndigas. Sacudir suavemente la cazuela, agregar más caldo si fuera necesario y cocer todo junto durante veinte minutos más.

Brundy con crema de limón

Laura Vichera | 18 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 160 gramos de harina de repostería
  • 110 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas soperas de azúcar blanca
  • 2 cucharadas soperas de agua
  • un pellizco de sal
  • azúcar glas para servir

PARA LA CREMA

  • 4 huevos
  • 40 grs de harina
  • 220 grs de azúcar blanca
  • 160 mls de zumo de limón
  • ralladura de un limón grande

 

Para preparar este bizcocho necesitaremos un molde o una bandeja cuadrada o rectangular que recubriremos con papel sulfurizado. Precalentamos el horno a 180 grados.

En un cuenco grande tamizamos la harina y añadimos el azúcar, la mantequilla en trocitos y la sal. Trabajar con la punta de los dedos hasta obtener una masa arenosa y añadimos entonces las dos cucharadas de agua. Amasar de nuevo y formar una bola.

Aunque la masa esté un poco pegajosa, enseguida la colocamos sobre el molde previamente engrasado, estirándola rápidamente, en un par de minutos, con la palma de las manos para que no se pegue. Hornear “en blanco” durante quince minutos. Debe quedar poco hecha.

Mientras, vamos preparando la crema de  cobertura: en un cuenco mezclamos el azúcar con la harina. Añadir, a continuación, la ralladura y el zumo de limón.

Cuando todos los ingredientes estén bien trabados, agregar los huevos uno a uno, batiendo con varillas eléctricas hasta obtener una crema lisa y sin grumos.

Luego, sacamos la placa de bizcocho del horno y, sobre ella, extendemos la crema de limón, procurando que quede bien nivelada y hornear veinte minutos más.

Fuera del horno, dejamos enfriar completamente y cortar en cuadraditos. Espolvorear generosamente con azúcar glas antes de servir.

Empanada de pollo y espinacas

Laura Vichera | 15 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 2 láminas de masa quebrada
  • 400 grs de pechuga de pollo de corral
  • 2 manojos de espinacas
  • queso tierno rallado
  • una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • un huevo
  • medio vasito de leche evaporada
  • unas ramitas de perejil y culantro
  • ralladura y zumo de limón
  • una pizca de pimentón picante
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharadita de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Una vez limpias, picar las espinacas, las enjuagamos y se dejan escurrir. En una sartén, calentar un chorrito de aceite de oliva  con la mantequilla y, cuando funda, rehogamos la cebolleta muy picada. Pochar a fuego suave.

Pasados unos minutos, cuando esté blandita, incorporar las espinacas, una pizca de sal y perejil picado y rehogar todo junto hasta que reduzca el jugo. Agregar el pimentón y volcamos en un cuenco. Cuando se enfríe, añadir el queso rallado, mezclar y reservamos.

En la misma sartén, rehogamos los dientes de ajo muy picados con cuidado de que no se quemen. Incorporar la pechuga limpia y troceada, una pizca de sal y pimienta.

Luego, agregar unas hojas de culantro y perejil picado y también el pimentón. Añadimos la ralladura y zumo de limón, mover y dejar al fuego cinco minutos más. Volcar en el cuenco y mezclar con las espinacas y con la leche evaporada. Precalentar el horno a 180 grados.

Por último, forrar un molde con una de las láminas de masa, procurando que sobresalgan los bordes. Rellenar con la mezcla de pollo y espinacas y tapar con la otra hoja de masa quebrada. Cerramos, pegando los bordes y pintar con el huevo batido. Pinchar la superficie y hornear durante cuarenta minutos. Servir templada.

Pastel de albaricoques y requesón

Laura Vichera | 17 de julio de 2016 a las 8:13

  • 400 grs de requesón
  • 4 albaricoques maduros pero de pulpa firme
  • 4 huevos enteros
  • 140 grs de azúcar
  • ralladura de piel de limón
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • mantequilla para el molde
  • azúcar glas para presentar

 

Antes de empezar, desmenuzar  el requesón y lo dejamos en un escurridor para que suelte todo el líquido. Forrar un molde redondo o rectangular con papel sulfurizado y lo engrasamos con la mantequilla. Reservar en el frigorífico hasta que vayamos a utilizarlo.

En un cuenco, batimos los huevos con el azúcar hasta que tengamos una mezcla blanquecina y espumosa, muy ligera. Reservamos mientras preparamos el resto de ingredientes. Precalentar el horno a 170 grados.

Aparte, en otro cuenco, trabajamos el requesón desmenuzado con el agua de azahar y la ralladura de piel de limón. Una vez trabados estos tres ingredientes estén bien mezclados, los vamos incorporando poco a poco y moviendo siempre en la misma dirección, a la mezcla de huevos y azúcar.

Cuando tengamos una pasta lisa y sin grumos, volcar en el molde y sacudir para que no queden huecos. El molde debe ser lo suficientemente grande para que la altura de la masa no sea superior a cuatro o cinco centímetros.

Por último, lavar y secar los albaricoques, retiramos el hueso y los cortamos en rodajitas que vamos colocando de forma ordenada sobre la masa, presionando para hundirlas ligeramente. Hornear durante cuarenta y cinco minutos aproximadamente. Debe quedar cuajado pero no apelmazado.

Fuera del horno, dejamos templar y luego, una vez frío, lo pasamos al frigorífico hasta el momento de servir. Espolvorear generosamente con azúcar glas antes de sacar a la mesa.

Pastel de patatas y pescado

Laura Vichera | 30 de marzo de 2016 a las 8:13

  • 800 grs de patatas, especiales para hervir
  • 400 grs de pescado limpio, tipo bacalao fresco o rosada
  • un huevo
  • 2 cebolletas
  • ralladura de piel de limón
  • un diente de ajo
  • unas ramitas de perejil
  • una hoja de laurel
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, lavar las patatas y las cocemos al vapor, sin pelar, hasta que estén tiernas en el interior. Repasar el pescado para eliminar los restos de piel y las espinas. Enjuagar, secamos bien, cortamos en dados hermosos.

Una vez hechas las patatas, reservar un vasito de agua de cocción, se dejan enfriar, las pelamos y se trituran con el pasapurés o las machacamos en un cuenco con un aplasta patatas.

Si quedara un puré excesivamente espeso, agregar unas cucharaditas de agua de la cocción. Añadir sal y pimienta recién molida, ralladura de piel de limón y mezclar con la cucharada de mantequilla. Tapar con film y reservar.

Luego, en una sartén con un hilo de aceite de oliva, rehogamos las cebolletas y el diente de ajo hasta que estén bien pochados. Añadir un puñado de hojas de perejil picado y la hoja de laurel. Incorporar los dados de pescado, subir el fuego y saltear un par de minutos.

Fuera del fuego, desmenuzamos el pescado con un tenedor y lo mezclamos con el sofrito. Precalentar el horno a 180 grados. Cubrimos el fondo de cuatro moldes individuales o uno grande con una base de puré, repartimos el pescado por encima y “tapar” con la otra mitad de puré.

Por último, pintar con el huevo batido y hornear durante quince minutos, procurando que la superficie quede bien cuajada.