Archivos para el tag ‘ricotta’

Crêpes de ahumados, alcaparras y ricotta

Laura Vichera | 11 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • 100 grs de harina
  • 300 mls de leche, mejor templada
  • unos tallos de cebollino
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • mantequilla para engrasar la sartén

PARA EL RELLENO

  •  150 grs de ahumados variados: atún, trucha, bacalao
  • 125 grs de ricotta o requesón
  • 2 cucharadas de alcaparras pequeñas
  • 2 chalotas
  • unas gotas de Tabasco verde
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las chalotas, muy picadas a fuego suave. Cuando estén blanditas, las pasamos a un cuenco y dejamos enfriar.

Para las crêpes, en otro cuenco mezclamos la leche con los huevos, el azafrán, sal y pimienta. Agregar unos tallos de cebollino picados y batir con varillas eléctricas.

A continuación, vamos incorporando la harina tamizada y luego pasamos por un colador para eliminar los grumos. Tapamos y dejamos reposar en el frigorífico mientras preparamos el relleno.

Al cuenco donde tenemos las chalotas pochadas, incorporamos las alcaparras muy picadas y los ahumados cortados en daditos. Agregar a continuación la ricotta o el requesón, una pizca de Tabasco y pimienta negra recién molida. Mezclar bien hasta que tengamos una crema compacta.

Luego, una sartén antiadherente y fundir una pizca de mantequilla. Verter un par de cucharadas de masa, extender y cuando comiencen a formarse burbujas, le damos la vuelta. Deben salir unas diez crêpes medianas.

Justo antes de sacar a la mesa, se rellenan con unas cucharadas de crema de ahumados y las doblamos en cuatro. Servir acompañadas de una ensalada de lechugas variadas.

Canelones de salmón con espinacas

Laura Vichera | 16 de noviembre de 2016 a las 8:13

  • 18 placas de pasta para canelones
  • 300 grs de lomo de salmón sin piel
  • medio kilo de espinacas baby
  • 200 grs de ricotta o queso batido
  • un vasito de nata ligera
  • queso Parmesano rallado
  • nuez moscada molida
  • sal y pimienta negra
  • un par de cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

En primer lugar, cocemos por tandas las láminas de pasta en abundante agua hirviendo con una pizca de sal. Se van sacando bien escurridas y las dejamos sobre un paño.

A continuación, repasar el pescado, eliminando los restos de piel y las espinas. Con un cuchillo muy afilado, lo cortamos en filetes y tiras finas y luego en daditos que reservamos en un cuenco.

Luego, limpiar las espinacas y retirar la parte más dura de los tallos. En una sartén grande, fundimos una de las cucharadas de mantequilla con una pizca de aceite de oliva y rehogarlas, a fuego suave, hasta que se evapore todo el agua.

Fuera del fuego, dejamos templar un poquito y añadimos la nuez moscada, una pizca de sal y pimienta y, por último, la ricotta o el queso batido. Añadir también los daditos de salmón y mezclamos. Precalentar el horno a 200 grados.

Con la otra cucharada de mantequilla, engrasamos una fuente de horno. Sobre cada placa de pasta colocamos unas cucharadas de relleno y, procurando que no se salga, enrollamos la pasta y vamos colocando los canelones en la fuente con el “cierre” hacia abajo.

Una vez hechos, napar con el Parmesano mezclado con la nata. Tapar con papel de aluminio y hornear durante veinte minutos. Pasado este tiempo, retirar el papel y gratinar.

Pechuga rellena al horno

Laura Vichera | 10 de marzo de 2016 a las 8:13

  • 2 pechugas de pollo de corral deshuesadas
  • 8 cucharadas soperas de ricotta o requesón
  • 2 dientes de ajo
  • un puñado de pistachos pelados
  • unas hojas de albahaca fresca
  • unos granos de pimienta negra
  • una pizca de pimentón
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de nada, dejamos el requesón o la ricotta en un colador con un peso encima para que suelte la mayor cantidad de agua posible, así el relleno quedará más compacto.

Una vez limpias las pechugas de restos de piel y de grasa, las cortamos en dos trozos más o menos iguales y luego abrimos cada mitad, en dos, a lo largo, sin llegar a separarlas. Salpimentamos bien por dentro y por fuera y reservamos.

En el mortero, machacamos unos granos de pimienta con los dientes de ajo. Añadir un puñado de hojas de albahaca muy picadas y, cuando tengamos una pasta, volcar en un cuenco. Precalentar el horno a 220 grados.

A la mezcla de ajos y pimienta añadimos el pimentón y la ricotta y trabajar bien hasta obtener una crema homogénea.

A continuación, rellenamos las pechugas y las cerramos. Se van colocando sobre una fuente engrasada y añadir un hilo de aceite de oliva por encima. Tapar con papel de aluminio y hornear durante cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, retirar el papel y dejamos que la superficie se dore un poquito. Servir recién hechas y acompañar con pasta hervida y unas verduras a la plancha.