Archivos para el tag ‘sésamo’

Verduras asadas con Parmesano

Laura Vichera | 10 de abril de 2017 a las 8:13

  • 250 grs de judías verdes redondas
  • una docena de espárragos verdes de calibre mediano
  • un trozo de calabaza de pulpa naranja, tipo Butternut
  • 150 grs de brécol
  • una zanahoria gruesa
  • 100 grs de queso Parmesano rallado
  • unas semillas de sésamo negro
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Vamos preparando todas las verduras: despuntar las judías verdes y, sin trocear, retirar las hebras, las enjuagamos y se dejan escurrir. Desechar la parte final de los espárragos y los dejamos enteros también.

Luego, separar el brécol en ramilletes, raspar y despuntar la zanahoria y la cortamos en bastones a lo largo. Retirar la corteza y las barbas a la calabaza y se corta en tacos alargados, de grosor mediano.

En una cazuela ponemos agua a hervir con un puñado de sal y escaldamos, en primer lugar, las judías verdes hasta dejarlas “al dente”. Se sacan, las escurrimos bien y las pasamos a un cuenco con agua helada. Hacemos lo mismo con los espárragos.

A continuación, cocemos al vapor y por separado los ramilletes de brécol, la zanahoria y también la calabaza. Deben quedar crujientes. Se enfrían igual que el resto de verduras y, bien escurridas, las dejamos sobre papel absorbente para que queden lo más secas posible.

Luego, precalentamos el horno a 200 grados y cubrimos una bandeja con papel sulfurizado.  En un cuenco mezclamos un chorrito de aceite de oliva con una pizca de sal, pimienta negra recién molida y unas cucharadas de queso Parmesano.

Por tandas, vamos “rebozando” las verduras y se colocan bien separadas sobre la bandeja. Gratinar diez minutos, el tiempo de que el queso funda y quede crujiente. Una vez hechas, se sacan a una fuente, espolvorear el sésamo y servir enseguida.

 

 

Lomo de cerdo caramelizado con almendras

Laura Vichera | 22 de marzo de 2017 a las 8:13

  • 800 grs de lomo de cerdo
  • 2 chalotas
  • medio pimiento rojo
  • un puñado de almendras crudas
  • una nuez de jengibre fresco
  • 4 cucharaditas de azúcar moreno
  • 5 cucharadas de salsa nuoc mâm
  • unas semillas de sésamo
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, limpiar la carne de grasa y la cortamos en dados de tamaño mediano. Salpimentar y reservar.  Luego, en un cazo, ponemos agua a hervir y escaldamos las almendras. Las pelamos y se reservan.

En una sartén, a fuego medio, calentamos dos cucharadas de azúcar y dejamos que se funda moviendo hasta que tenga un color dorado. Agregar entonces un par de cucharadas de agua fría y mezclamos hasta obtener un caramelo.

A continuación, pelar las chalotas y las cortamos en gajos. Limpiar el pimiento, retirar la semilla y lo cortamos también en trozos grandes. Arrimar un wok al fuego y calentarlo bien. Añadir unas cucharadas de aceite de oliva, incorporar la carne, las chalotas y el pimiento y saltear, a fuego vivo, durante cinco minutos.

Luego, agregar un par de vasos de agua, sacudir la cazuela, tapar y cocinar a fuego suave durante media hora. Pasado este tiempo, incorporar la salsa nuoc mâm, el caramelo líquido, el resto del azúcar y las semillas de sésamo. Añadir el jengibre rallado, mezclar y cocer nuevamente, sin tapar, durante veinte minutos.

Mientras, en una sartén con muy poco aceite, tostamos las almendras ligeramente, lo justo para que tomen color. Se sacan y se escurren sobre papel absorbente.

Acabado el tiempo de cocción de la carne, incorporamos las almendras, las mezclamos bien y dejamos un último hervor todo junto. Servir bien caliente y acompañar con fideos chinos o arroz blanco.

Bizcocho cremoso de chocolate y sésamo

Laura Vichera | 30 de octubre de 2016 a las 8:13

  • 160 grs de chocolate negro para fundir (70% de cacao)
  • 80 grs de azúcar moreno
  • 80 mls de nata para cocinar
  • 3 huevos
  • 70 grs de harina
  • una cucharada de levadura
  • 2 cucharadas de tahiné (pasta de sésamo)
  • una cucharada de  semillas de sésamo para decorar
  • algo de mantequilla para el molde
  • azúcar glas para decorar

 

Para empezar, vamos precalentando el horno a 170 grados con aire. En un cuenco, troceamos el chocolate y lo calentamos al baño María. Cuando esté fundido, dejamos templar y, poco a poco, incorporar la nata y la pasta de sésamo, sin dejar de mover con las varillas.

 En otro cuenco, batimos enérgicamente los tres huevos con el azúcar hasta obtener una crema lisa y espumosa. Incorporar la harina tamizada con la levadura y añadimos luego la mezcla de chocolate. Mezclar suavemente y agregar, por último, las semillas de sésamo.

Luego, engrasar un molde redondo con algo de mantequilla y volcar la mezcla. Sacudir ligeramente para que no queden huecos y hornear durante media hora. Debe formarse una costra en la superficie pero debe quedar cremoso por dentro.

Una vez hecho, esperar a que se enfríe un poco para desmoldar. Espolvoreamos generosamente con azúcar glas y servir templado o a temperatura ambiente, para que conserve la cremosidad en su interior.

NOTA: El TAHINÉ (también llamado TAHINI o TAHINA) se encuentra en todas las grandes superficies y en tiendas de alimentación oriental. Está elaborada a base de semillas de sésamo tostadas y machacadas con aceite de oliva. Se utiliza tanto en platos dulces como salados. Es uno de los ingredientes del conocido HUMMUS o crema de garbanzos.

Hamburguesas de salmón con crema de queso

Laura Vichera | 12 de octubre de 2016 a las 8:13

  • medio kilo de lomo de salmón limpio
  • 2 claras de huevo
  • 2 chalotas
  • una cucharadita de sambal oelek (salsa picante oriental)
  • zumo y ralladura de piel de media lima
  • una cucharada de semillas de sésamo
  • una cucharada de harina
  • sal y pimienta negra molida
  • 4 panecillos integrales

PARA LA CREMA

  • 150 grs de queso Feta
  • 2 cucharaditas de miel
  • un manojo de culantro fresco

En la picadora mezclamos todos los ingredientes de la crema de queso, triturar todo junto y pasamos a un bol. Tapar con film y reservar en el frigorífico hasta el momento de servir. En otro cuenco, batimos las claras a punto de nieve hasta que queden bien firmes y se reservan.

A continuación, limpiamos el salmón de restos de piel, cuidadosamente repasamos para eliminar todas las espinas y picar a cuchillo, en taquitos muy menudos que mezclamos con las chalotas muy picadas.

También espolvoreamos la harina, añadimos las semillas de sésamo y la salsa picante, así como la ralladura y el zumo de lima. Vamos mezclando con un tenedor y, poco a poco, agregamos las claras montadas. Sazonar con sal y pimienta y cuando tengamos una masa bien trabada, tapar con film y dejamos en el frigorífico para que quede algo más compacta.

Cuando vayamos a preparar el plato, dividir la mezcla de salmón en cuatro porciones y formar las hamburguesas. Calentar la plancha, añadir una pizca de aceite de oliva y las asamos, a fuego vivo, dándoles la vuelta hasta que queden bien doraditas.

En el último momento, tostar los panecillos abiertos por la mitad. Untar con la crema de queso y colocar encima la hamburguesa recién hecha. Servir enseguida y acompañar con una ensalada.

Albóndigas de lentejas y sésamo

Laura Vichera | 20 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de lentejas naranja
  • una cebolla roja
  • una pizca de culantro molido
  • una cucharadita de tahiné (pasta de sésamo)
  • pimentón picante
  • comino molido
  • una nuez de jengibre fresco
  • unas semillas de sésamo para rebozar
  • 2 hojas de laurel
  • unas hojas de perejil fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • 2 yogures naturales, tipo griego
  • un diente de ajo pequeño
  • zumo y ralladura de limón

 

Media hora antes de prepararlas, dejamos las lentejas en remojo en un cuenco con agua templada. Para preparar la salsa, triturar el yogur con el ajo y el limón y dejamos en el frigorífico.

En una cazuela amplia, rehogamos la cebolla, picada muy fina con un chorrito de aceite de oliva. Un par de minutos después, agregamos el jengibre pelado y rallado, el pimentón y el comino. Incorporar las lentejas bien escurridas, las hojas de laurel y cubrir con el doble de agua. Cocer a fuego medio durante media hora, moviendo de vez en cuando.

Cuando las lentejas estén untuosas y hayan absorbido el agua, añadir sal y pimienta y mover de nuevo. Retirar la hoja de laurel, dejamos enfriar y añadimos la cucharadita de tahine y el perejil. Debemos obtener una masa suave. Volcar en un plato, tapar con film y dejamos en el frigorífico durante una hora.

Luego, precalentamos el horno a 180 grados y forramos una bandeja con papel sulfurizado. Con las manos húmedas, vamos formando bolitas de masa, del tamaño de una nuez y las pasamos por el sésamo. Se van colocando sobre la bandeja y añadir un hilo de aceite de oliva.  Hornear durante veinte minutos. Servir las albóndigas recién hechas y acompañar con el dip de yogur.

Pollo al horno con berenjenas y sésamo

Laura Vichera | 3 de julio de 2014 a las 8:13

  • un pollo de corral
  • 3 berenjenas grandes
  • 5 tomates de pera maduros
  • 6 dientes de ajo
  • una cucharada de semillas de sésamo
  • harina para freír
  • unas hebras de azafrán
  • un buen manojo de culantro fresco
  • una cucharada de cúrcuma
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Sin pelar, despuntar las berenjenas y se cortan en gajos a lo largo. Las dejamos en un escurridor y espolvoreamos con sal gorda. Luego, trocear el pollo, retirar la piel y la grasa y lo enjuagamos a conciencia. Secar con papel de cocina y salpimentar.

En una cazuela, calentar un chorrito de aceite de oliva, vamos pasando los trozos de pollo por harina y se van friendo a fuego vivo con los dientes de ajo enteros y ligeramente machacados.

Cuando el pollo tome color, se saca a una fuente de horno y en el mismo aceite, doramos los gajos de berenjena  que colocamos luego alrededor del pollo. Precalentar el horno a 180 grados.

A continuación, pelar y quitar las semillas a los tomates y se pasan a la cazuela. Añadir el culantro muy picado, las hebras de azafrán, la cúrcuma y unos granos de pimienta. Estofar hasta que los tomates queden blanditos.

Por último, repartir el sofrito sobre el pollo y las berenjenas y mojar con un par de vasos de caldo. Sacudir para que todo quede bien mezclado, tapar con papel de aluminio y hornear durante cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, espolvorear con el sésamo tostado y dejamos reposar fuera del horno. Acompañar con pasta hervida.

Pollo salteado con arroz y pistacho

Laura Vichera | 26 de junio de 2014 a las 8:13

  • 8 contramuslos de pollo
  • 300 grs de arroz basmati
  • una manzana tipo Reineta o Granny Smith
  • una cebolleta
  • una zanahoria
  • un puñado de pistachos pelados
  • caldo de verduras o de ave desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA EL ADOBO DEL POLLO

  • 2 cucharadas de semillas de sésamo
  • 2 dientes de ajo
  • una nuez de jengibre fresco
  • 3 cucharadas de miel
  • 3 cucharadas de salsa de soja

 

La víspera, deshuesar el pollo, retirar la piel y la grasa y lo cortamos en daditos. Enjuagamos bien y se pasan a un cuenco con los dientes de ajo machacados, el sésamo y la miel.

Luego, agregar el jengibre pelado y rallado, la salsa de soja, una pizca de pimienta molida y un hilo de aceite. Tapar con film y dejamos en el frigorífico, moviendo de vez en cuando para que se mezclen los sabores.

Para preparar el arroz, en una cazuela con una pizca de aceite de oliva rehogamos la cebolleta y la zanahoria, muy picadas. Cuando estén blanditas y vayan tomando color, incorporar el arroz y las hebras de azafrán.

Movemos y añadir caldo en cantidad suficiente, agregar una pizca de sal y pimienta molida, tapar a medias y cocer hasta que el grano esté al dente. Volcar en un escurridor y dejamos templar.

Aparte, en una sartén grande, calentar algo más de aceite y saltear a fuego vivo los trozos de pollo bien escurridos con la manzana pelada y cortada en dados.

Cuando veamos que la carne está hecha, incorporar el arroz, los pistachos troceados y el jugo de la marinada y saltear a fuego vivo hasta que todo quede suelto. Servir enseguida.

Salteado de judías verdes, panceta y sésamo

Laura Vichera | 3 de junio de 2014 a las 8:13

  • medio kilo de judías verdes redondas muy tiernas
  • 150 grs de panceta ibérica ahumada
  • una cucharada de semillas de sésamo
  • un trozo de pan del día anterior
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • una cucharada de vinagre de Jerez
  • una cucharadita de azúcar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez despuntadas las judías verdes, se enjuagan y las cocemos al vapor, procurando no hacerlas demasiado, que queden “al dente”. Se sacan y se dejan en un escurridor mientras preparamos el resto de ingredientes.

Luego, cortar la panceta en lonchas gorditas y seguidamente en tiras que salteamos en una sartén, sin nada de aceite, hasta que queden bien tostaditas y crujientes. Se sacan a escurrir sobre papel absorbente y reservamos.

En el wok o en una sartén grande calentamos un chorrito de aceite de oliva y saltear los ajos sin pelar y machacados. Unos minutos después, cuando comiencen a tomar color, incorporar las judías verdes.

Sin dejar de mover, añadimos el azúcar, el vinagre y la salsa de soja. Añadir también una pizca de pimienta negra molida, tapar y dejar a fuego medio unos diez minutos, procurando que no se agarren.

Mientras, cortar el pan  en bastones gruesos que vamos friendo hasta que queden doraditos. Se escurren sobre papel de cocina.

Justo antes de apartar, destapamos para que reduzca el jugo de las judías verdes, probar de sal, añadimos los torreznos y espolvorear las semillas de sésamo. Servir enseguida antes de que se enfríe.

 

 

Sopa con fideos chinos y tofu

Laura Vichera | 10 de enero de 2014 a las 8:13

  • 160 grs de tofu
  • 150 grs de fideos chinos al huevo, noodles
  • 2 zanahorias
  • 2 cebolletas con sus tallos
  • unas ramitas de apio con sus hojas
  • una nuez de jengibre fresco
  • caldo de verduras
  • unas cucharadas de salsa de soja
  • una cucharada de vinagre de arroz
  • unas ramitas de culantro fresco
  • una cucharada de sésamo
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

En primer lugar, arreglamos todas las verduras: raspar las zanahorias, las despuntamos y se cortan en bastones cortos. Pelar las cebolletas, se cortan en tiras finas y picar parte de los tallos en rodajitas.

Además, pelar y rallar el jengibre, retirar las hebras y picar el apio muy fino también. Escurrir el tofu y lo cortamos en dados. Ponemos el caldo a calentar y lo mantenemos a fuego mínimo.

Aparte, en otra cazuela, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar las zanahorias con las cebolletas, los tallos y el apio. Arrimar al fuego y sofreír suavemente, sin dejar de mover para que vayan tomando color sin que se ablanden.

Pasados unos minutos, incorporar el jengibre y algunas hojas de culantro muy picado. Agregar también los dados de tofu, la salsa de soja y la cucharada de vinagre.

Un par de minutos después, añadimos las semillas de sésamo y bañar con el caldo caliente. Sacudir la cazuela y cocer a fuego suave unos quince minutos.

Pasado este tiempo, incorporar los fideos, deshacerlos para que se mezclen con las verduras y dejar al fuego cinco minutos más. Servir muy caliente, añadir algo de pimienta negra recién molida y adornar con algo más de culantro picado.

 

 

 

 

Crema de setas con galleta de queso

Laura Vichera | 15 de noviembre de 2013 a las 8:13

  • 600 grs de setas surtidas (pueden ser congeladas)
  • un puerro, la parte blanca
  • 2 chalotas
  • caldo de carne o de verduras
  • un vasito de nata ligera
  • unas ramitas de romero
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA LA GALLETA DE QUESO

  • 100 grs de queso rallado
  • unas semillas de sésamo
  • una pizca de pimentón
  • pimienta negra recién molida

 

 

Si las setas son frescas, se limpian con un paño húmedo y retirar la parte terrosa. Troceamos y se reservan. Si son congeladas, las dejamos sobre un escurridor y recogemos el agua que vayan soltando. Poner el caldo a calentar en un cazo mientras preparamos el sofrito.

En la cazuela donde vayamos a preparar la crema, fundimos la mantequilla y rehogamos las chalotas y la parte blanca del puerro, todo muy picado. Vamos moviendo para que se ablanden, sin dejar que tomen color. Incorporar las setas y algunas espigas de romero, una pizca de sal y pimienta y las hebras de azafrán.

Cuando reduzca un poquito el jugo, cubrir con el caldo templado y el jugo de las setas. Tapar, bajar el fuego y cocer durante media hora aproximadamente. Precalentar el horno a 180 grados.

En un cuenco mezclamos el queso rallado con las semillas de sésamo y el pimentón. Se van haciendo montoncitos sobre una bandeja forrada con papel sulfurizado, bien separados unos de otros y hornear unos ocho minutos. Dejamos enfriar y retirar con cuidado para que no se rompan.

Pasado el tiempo de cocción, triturar la crema y la pasamos por el chino. Poner nuevamente a fuego suave, incorporar a nata, rectificar de sal y dejamos espesar ligeramente. Servir adornada con las galletas de queso.