Archivos para el tag ‘sopa’

Sopa de pollo, verduras y jengibre

Laura Vichera | 29 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de pechuga de pollo de corral
  • 100 grs de fideos chinos
  • 3 tallos de apio con sus hojas
  • 2 zanahorias
  • 2 nabos pequeños
  • 2 patatas pequeñas
  • un trozo de calabaza
  • una cebolleta
  • una nuez de jengibre fresco
  • caldo de verduras o de ave desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de perejil y culantro frescos
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, enjuagar la pechuga, secamos con papel de cocina y troceamos en daditos que dejamos en un cuenco, con una pizca de sal y pimienta y el jengibre pelado y rallado. Tapar y reservamos en el frigorífico.

Luego, preparamos las verduras: pelar las patatas y se cortan en cubitos, hacemos lo mismo con los nabos y las zanahorias. Retirar la corteza de la calabaza y la cortamos del mismo modo. Quitar las hebras a los tallos de apio y se cortan en rodajitas.

En un cazo ponemos el caldo a calentar, a fuego suave. Aparte, en otra cazuela honda, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos la cebolleta picada muy fina hasta que comience a ablandarse.

Pasados unos minutos, incorporar los dados de pollo y los doramos ligeramente. Mojar con el caldo caliente, añadir las verduras, las hebras de azafrán, una pizca de sal y pimienta y también un puñado de hojas de culantro y perejil picadas.  Mezclar bien, tapar y cocinar a fuego medio durante treinta minutos.

Antes de apartar, incorporamos los fideos chinos troceados y dar un último hervor todo junto. Servir muy caliente.

 

Crema de apio y piquillos

Laura Vichera | 13 de mayo de 2016 a las 8:13

CREMA DE APIO Y PIQUILLOS

  • 2 latas de pimientos de piquillo en conserva (unos 400 grs.)
  • una cebolla roja
  • unas ramitas de apio
  • 6 tomates de pera maduros
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de ave desgrasado
  • una cucharadita de comino molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • unas cucharadas de ricotta o nata semi montada
  • unas semillas de comino
  • unas hojas de culantro fresco

 

Una vez escurridos los pimientos, los cortamos en tiras y se reservan. Pelar la cebolla, se pica menuda y hacemos lo mismo con los dientes de ajo. Quitar las hebras a los tallos de apio y los cortamos en daditos.

En una cazuela, ponemos agua a hervir. Lavar los tomates, les hacemos en la base una incisión en forma de cruz y los escaldamos un par de minutos, lo justo para que se les separe la piel. Los pasamos a un cuenco con agua y hielo y se pelan. Retirar el corazón y las semillas y los cortamos en daditos.

Luego, en otra cazuela, ponemos un chorrito de aceite de oliva a calentar y preparamos el sofrito. En primer lugar, rehogamos la cebolla y el apio. Añadir una pizca de sal y pimienta y dejar a fuego suave unos diez minutos.

Pasado este tiempo, incorporar las tiras de pimiento, los dados de tomate, los ajos y espolvorear el comino. Mojar con el caldo templado, mezclar y cocer durante quince minutos.

Hecho esto, triturar y pasar la crema por el chino. Servir en cuencos y adornar cada uno de ellos con una cucharada de ricotta o nata, unas semillas de comino y unas hojas de culantro muy picadas.

.

Sopa miso

Laura Vichera | 19 de febrero de 2016 a las 8:13

  • 3 hojas de algas Kombu
  • 3 hojas de algas Wakame
  • 200 grs de tofu de textura firme
  • una zanahoria
  • una cebolleta
  • un trozo de jengibre fresco
  • un puñado de champiñones negros secos
  • 100 grs de fideos de arroz
  • 3 cucharadas de pasta Miso
  • unos tallos de cebollino fresco
  • aceite de sésamo
  • unas semillas de sésamo blanco

 

En agua templada, ponemos a remojar las hojas de alga Wakame. Pasados unos minutos, las escurrimos y se cortan en trozos cuadrados. Añadir algo más de agua caliente al cuenco y remojamos los fideos y los champiñones negros. Cuando se ablanden, cortamos los fideos y se reservan.

En una sartén o en un wok calentamos unas gotas de aceite de sésamo, troceamos el tofu en daditos y lo salteamos, a fuego vivo hasta dorar. Lo sacamos a un bol.

Luego, añadir algo más de aceite al wok y salteamos la zanahoria y la cebolleta cortadas en tiras finas o en daditos, como nos venga mejor. Rehogar durante cinco minutos.

Aparte, ponemos una cazuela grande al fuego con un litro y medio de agua. Añadimos el jengibre pelado y cortado en daditos pequeños y también las hojas de alga Kombu. Cuando comience a hervir, dejamos al fuego unos diez minutos.

Pasado este tiempo, incorporar las hojas de Wakame, los champiñones, el sofrito de cebolleta y zanahoria y también los fideos. Cocer todo junto durante un cuarto de hora a fuego medio.

Por último, sacar unas cucharadas de caldo y desleír la pasta Miso. La incorporamos a la sopa, agregar también el tofu y dejar al fuego unos minutos más sin que hierva. Servir muy caliente, en cuencos y adornar con el cebollino picado y las semillas de sésamo.

Sopa de verduras y raviolis

Laura Vichera | 25 de enero de 2016 a las 8:13

  • un paquete de raviolis de pasta fresca, con relleno de carne
  • 3 zanahorias hermosas
  • 2 puerros, solamente la parte blanca
  • 2 chalotas
  • queso Parmesano rallado
  • un manojo de culantro fresco
  • caldo de carne o de ave desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Mientras preparamos los ingredientes de la sopa, ponemos el caldo a calentar en un cazo aparte. Despuntar las zanahorias, las raspamos y se cortan en daditos o en rodajas de grosor mediano. Limpiar los puerros y se cortan igualmente en rodajas.

En la cazuela donde vayamos a preparar la sopa, calentar un chorrito de aceite de oliva y pochar, a fuego suave, las chalotas cortadas en tiras finas. Vamos moviendo para que queden muy blanditas y no se doren.

Unos minutos después, incorporamos las zanahorias y los puerros y rehogar todo junto, moviendo suavemente. Agregamos una pizca de sal, pimienta negra molida y las hebras de azafrán.

Cuando todo vaya tomando color, volcar el caldo, añadir un buen puñado de hojas de culantro muy picadas, bajar el fuego y tapar a medias la cazuela. Cocer a fuego muy suave durante un cuarto de hora, más o menos.

Una vez hecha la sopa, mantenemos caliente. Justo antes de servir, arrimar de nuevo al fuego y, cuando comience a hervir, echamos dentro los raviolis y cocer el tiempo necesario.

En el momento de servir, repartirlos en los platos, espolvorear con el queso Parmesano y cubrir con el caldo y las verduras. Sacar enseguida a la mesa.

Crema de puerros con pasta

Laura Vichera | 16 de octubre de 2015 a las 8:13

  • 3 puerros hermosos, sólo la parte blanca
  • 150 grs de pasta corta hueca, tipo tubo o macarrones pequeños
  • un calabacín grandes
  • 2 chalotas
  • un diente de ajo
  • un litro y medio de caldo de verduras o de pollo desgrasado
  • unos tallos de cebollino fresco
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

Para empezar, limpiar los puerros y se cortan en rodajas. Despuntar y quitar la piel al calabacín y lo cortamos en taquitos. Pelar las chalotas y las picamos menudas.

En una cazuela grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva con la mantequilla. Incorporar las chalotas y los puerros y rehogar a fuego suave hasta que estén blanditos, sin dorarse.

Cuando el sofrito esté en su punto, añadimos el calabacín y el diente de ajo muy picado. Damos unas vuelas, incorporar las hebras de azafrán, la nuez moscada, sal y pimienta.

Aparte, ponemos el caldo a calentar y, cuando las verduras vayan tomando color, lo incorporamos a la cazuela, mezclamos y bajar el fuego al mínimo. Tapar la cazuela y cocemos durante veinte minutos más.

Pasado este tiempo, triturar hasta que tengamos una crema fina que pasamos también por el chino. No debe quedar demasiado espesa.

Luego, arrimar de nuevo al fuego y esperar a que hierva. En ese momento,  incorporar la pasta y cocer el tiempo indicado, moviendo de vez en cuando para que quede bien suelta.

Justo antes de apartar, rectificar de sal y pimienta, añadir los tallos de cebollino picados y servir bien caliente.

Crema de brécol, patata y queso

Laura Vichera | 11 de marzo de 2015 a las 8:13

  • medio kilo de brécol
  • 2 patatas medianas
  • 2 cebolletas
  • un vasito de leche evaporada
  • 50 grs de queso rallado, tipo Gruyère o Emmental
  • caldo de verduras o de pollo desgrasado
  • unas hojas de albahaca
  • unas hebras de azafrán
  • unas pipas de calabaza peladas para adornar
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

Una vez retiradas las partes más duras de los tallos de brécol, lo separamos en ramilletes, se enjuagan y los escaldamos unos minutos en agua hirviendo. Pelar las patatas, se cortan en daditos y se reservan.  En un cazo ponemos el caldo a calentar.

Aparte, en la cazuela donde vayamos a preparar la crema, calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva con la mantequilla y rehogamos, a fuego muy suave, las cebolletas picadas.

Vamos moviendo y, cuando estén blanditas incorporar los dados de patata, los ramilletes de brécol y parte de las hojas de albahaca. Agregar una pizca de sal y pimienta molida, las hebras de azafrán y rehogamos todo junto.

Pasados unos minutos, agregar caldo en cantidad suficiente, mezclar bien y tapar la cazuela. Bajar el fuego y cocer durante media hora.

Mientras, enjuagar las hojas de albahaca restantes, se secan bien y las pasamos por harina. Se fríen hasta que queden crujientes y se dejan escurrir sobre papel absorbente.

Finalizado el tiempo de cocción de las verduras, apartamos y dejamos templar un poquito. Triturar y pasamos por el chino. Incorporar la leche evaporada, el queso rallado y arrimar nuevamente al fuego. Calentar despacio, moviendo con varillas para que el queso funda y nos quede una crema bien trabada.

Servir muy caliente, adornar con un puñado de pipas y las hojas de albahaca.

Sopa de pescado, mejillones y patata

Laura Vichera | 4 de marzo de 2015 a las 8:13

  • 300 grs de pescado de roca limpio
  • huesos, una cabeza y espinas para el caldo
  • una patata mediana
  • ½ kilo de mejillones
  • un bulbo de hinojo
  • 2 chalotas
  • un tomate maduro
  • una  hoja de laurel
  • unas ramitas de perejil
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

PARA EL MAJADO

  • un puñado de almendras
  • unas semillas de hinojo
  • un diente de ajo
  • unas hebras de azafrán
  • una rebanada de pan del día anterior

Una vez limpio el pescado, lo cortamos en tacos. Pasamos las pieles, las espinas y la cabeza a un cazo, agregar el tomate troceado, el laurel, el perejil y unos granos de pimienta negra. Cubrir con abundante agua fría, arrimar al fuego. Cocer durante veinte minutos y colamos luego.

Mientras, limpiar los mejillones y se cuecen con un vasito de agua. cuando se abran, retiramos las valvas, colar el caldo y mezclar con el caldo de pescado.

En un chorrito de aceite de oliva, freímos las almendras, la rebanada de pan y el diente de ajo. Dejamos que se doren y se sacan al mortero. Machacamos con unas semillas de hinojo y las hebras de azafrán y desleír con una pizca de caldo. Reservamos.

Luego, en la misma cazuela, agregar algo más de aceite si fuera necesario y rehogar  las chalotas y el bulbo de hinojo, todo muy picado. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditos, agregamos el majado y bastante caldo. Poner a fuego medio y cocer durante treinta minutos.

 Incorporamos entonces la patata cortada en rodajas muy finas, rectificar de sal y pasados diez minutos, añadimos el pescado y los mejillones. Mezclar suavemente y dejamos al fuego unos minutos más.  Servir muy caliente.

Sopa de verduras con daditos de pollo

Laura Vichera | 15 de enero de 2015 a las 8:13

  • 3 zanahorias pequeñas
  • 2 calabacines
  • 2 cebolletas
  • un diente de ajo
  • un litro y medio de caldo de pollo desgrasado o caldo de verduras
  • unas hojas albahaca fresca
  • unas hojas de perejil
  • una hoja de laurel
  • queso Parmesano rallado
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • media pechuga de pollo
  • 6 cucharadas de salsa de soja
  • media cucharadita de azúcar moreno
  • una cucharadita de mostaza a la antigua

 

En primer lugar, limpiar el pollo de piel y grasa, enjuagamos, secamos con papel de cocina y cortamos en dados pequeños, todos iguales, que pasamos a un cuenco.

Luego, en un bol, mezclamos la salsa de soja con la mostaza, una pizca de sal, pimienta y el azúcar. Volcar sobre los dados de pollo, mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

A continuación, calentar un chorrito de aceite de oliva en una cazuela grande y rehogar las cebolletas muy picadas. Vamos moviendo y cuando estén blanditas, incorporamos las zanahorias, despuntadas y raspadas cortadas en daditos pequeños.

Entre tanto, despuntar los calabacines y, sin pelar, los cortamos en dados más o menos del mismo tamaño. Se incorporan a la cazuela con los dientes de ajo, el perejil y las hojas de albahaca, todo muy picado.

Por último, mojar con el caldo caliente, agregar sal y pimienta, mezclar bien y dejamos al fuego una media hora.

Mientras, saltear los daditos de pollo a fuego vivo con muy poco aceite en una sartén y cuando estén doraditos se sacan a escurrir sobre papel absorbente.

Una vez hecha la sopa, servimos muy caliente, espolvorear con Parmesano rallado y repartir los taquitos de pollo por encima.

Crema de pescado con alioli

Laura Vichera | 1 de diciembre de 2014 a las 19:51

  • un kilo de mezcla de pescado para caldo: congrio, merluza, rascacio, salmonete
  • 2 cebolletas
  • un bulbo grande de hinojo
  • una zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • dos hojas de laurel
  • unas ramitas de perejil
  • unas hebras de azafrán
  • un par de cucharadas de concentrado de tomate
  • sal y unos granos de pimienta negra

PARA ACOMPAÑAR

  • 4 rebanadas de pan del día anterior
  • un huevo
  • un diente de ajo
  • aceite de oliva suave o de girasol

Un buen rato antes, preparamos el caldo. Limpiar y cortar el pescado en trozos grandes. Pelar las cebolletas, se cortan en gajos y limpiar también el hinojo y la zanahoria y los cortamos del mismo modo.

En una cazuela grande, calentar un chorrito de aceite y rehogar el pescado con las cebolletas, el hinojo y los dientes de ajo, a fuego medio, sin dejar de mover, para que todo vaya tomando color.

Luego, incorporar el concentrado de tomate y las hebras de azafrán. Añadimos también un manojito hecho con el laurel, el tomillo y las ramitas de perejil. Cubrir con litro y medio de agua templada y cocer durante tres cuartos de hora.

Mientras, preparamos el alioli y lo mantenemos en el frigorífico. Tostar las rebanadas de pan y reservar.

Una vez hecha la sopa, colamos el caldo. Desmenuzar el pescado y lo incorporamos de nuevo a la cazuela, así como las verduras. Triturar hasta obtener una crema fina, probar de sal y poner nuevamente al fuego.

Servir muy caliente y sobre cada uno de los platos colocamos una rebanada de pan con una cucharadita de alioli encima.

 

Crema suave de zanahorias y maíz

Laura Vichera | 12 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 600 grs de zanahorias
  • 150 grs de maíz congelado
  • 2 chalotas
  • medio litro de leche
  • un vasito de nata ligera
  • media vaina de vainilla
  • una pizca de nuez moscada
  • unas hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA DECORAR

  • unas pipas de girasol
  • unas semillas de amapola

En una cazuela ponemos a calentar la cucharada de mantequilla con un chorrito de aceite de oliva y ponemos a pochar, a fuego suave, las chalotas picadas muy finas.

Mientras, raspar y despuntar las zanahorias, y se cortan en rodajas. Cuando las chalotas estén blanditas, se incorporan a la cazuela con el maíz bien escurrido. Mezclar bien y dejamos estofar unos diez minutos.

Pasado este tiempo, incorporar la nuez moscada, las hebras de azafrán, sal y pimienta negra molida. Mover y agregar la leche para que todo quede bien mezclado. Bajar el fuego al mínimo, tapar y cocer durante veinte minutos.

Aparte, ponemos la nata en un cazo, abrir la media vaina de vainilla a lo largo, raspar las semillas e incorporar todo. Llevar a ebullición, apartar y dejamos que infusione fuera del fuego.

Cuando las zanahorias estén tiernas, triturar con la batidora y agregarle la crema de vainilla. Probar de sal y arrimar nuevamente al fuego. Si quedara demasiado espesa, añadir algo de caldo o de leche.

Podemos tomar esta crema fría o caliente. Antes de sacar a la mesa, servir en cuencos individuales o platos hondos y adornar con las semillas de amapola y un puñado de pipas.