Archivos para el tag ‘tomates’

Rape en salsa americana

Laura Vichera | 18 de enero de 2017 a las 8:13

  • un kilo de rape limpio
  • 6 tomates grandes maduros
  • 3 chalotas
  • caldo concentrado de gambas o de pescado
  • un vasito de vino blanco seco
  • 2 cucharadas soperas de whisky
  • una cucharada sopera de azúcar
  • una hoja de laurel
  • una guindilla
  • unas ramitas de perejil fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpio de pieles, enjuagar y secar el rape. Lo cortamos en medallones de grosor mediano y, si lo preferimos, retiramos el hueso central.

En una sartén amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos los filetes de pescado un minuto por cada lado, a fuego vivo, lo justo para sellarlos. Mojar con el whisky, flambear,  los sacamos a una fuente y se reservan.

A continuación, agregar un poco más de aceite a la sartén y rehogar las chalotas picadas muy finas. Pochar, a fuego suave hasta que estén transparentes y agregamos el vino.

Cuando comience a hervir, añadimos los tomates sin piel ni semillas cortados en dados y sofreír todo junto unos minutos. Agregar entonces el azúcar, la hoja de laurel, la guindilla, un par de vasos de caldo. Sacudir la cazuela, añadir también una pizca de sal y pimienta, tapar a medias y cocer a fuego medio durante treinta minutos.

Pasado este tiempo, metemos los filetes de rape dentro de la salsa, mezclar suavemente y cocer todo junto diez minutos más sin tapar, para que reduzca.

Terminada la cocción, añadir unas hojas de perejil picado y dejamos reposar unos minutos antes de servir. Acompañamos con arroz blanco o con unas patatas al vapor.

Ternera estofada con aceitunas

Laura Vichera | 16 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso
  • 4 tomates de pera maduros
  • una zanahoria grande
  • 3 chalotas
  • un puñado de aceitunas verdes sin hueso
  • un par de hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • unas ramitas de romero
  • una cucharada de harina
  • un vaso grande de vino blanco seco
  • un par de vasos de caldo
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, cortamos la carne en dados medianos y reservamos. Con la punta de un cuchillo, hacer unos cortes en la base de los tomates y los escaldamos en agua hirviendo. Se pelan, retiramos las semillas y los cortamos en dados.

También, raspar la zanahoria y la cortamos en taquitos pequeños y picar muy menuda las chalotas. En una cazuela amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar, en primer lugar, los trozos de carne a fuego vivo hasta dorar bien.

A continuación, añadimos las chalotas y la zanahoria, salpimentamos y espolvorear la harina y vamos moviendo para que se tueste. Unos minutos después, añadimos los dados de tomate, un ramillete hecho con el tomillo, el romero y el laurel y unos granos de pimienta.

Una vez rehogado todo junto, mojar con el vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Agregar el caldo, sacudir la cazuela, tapar y cocer a fuego suave durante una hora y media. Vigilar de vez en cuando por si fuera necesario agregar más líquido.

Unos minutos antes de apartar, incorporar las aceitunas, mezclar y dar un último hervor todo junto. Acompañar con pasta hervida.

Crema de tomates asados

Laura Vichera | 13 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de tomates de pera maduros
  • 2 cebollas moradas
  • 4 dientes de ajo
  • una cucharada de concentrado de tomate
  • un vasito de nata ligera
  • caldo de verduras o de ave desgrasado
  • unas ramitas de albahaca fresca
  • unas hebras de azafrán
  • una cucharada de azúcar moreno
  • sal y pimienta negra molida
  • una cucharada de mantequilla
  • aceite de oliva

 

Lo primero que tenemos que hacer es lavar los tomates y los cortamos en dos, a lo largo. Sobre una fuente forrada con papel de aluminio, los colocamos con la parte cortada hacia abajo. Agregar también una de las cebollas cortadas en tiras. Precalentamos el horno a 175 grados.

Por encima, añadimos una pizca de sal y pimienta y también un hilo de aceite de oliva. Hornear durante cuarenta y cinco minutos y dejamos enfriar dentro del horno. Luego, retirar las pieles y los reservamos en un cuenco.

En una cazuela amplia calentamos un chorrito de aceite de oliva con la mantequilla. Cuando funda, añadimos la otra cebolla muy picada y vamos moviendo, a fuego suave, hasta que se ablande.

A continuación, añadir las hebras de azafrán, el concentrado de tomate y mezclamos bien. Incorporar entonces los tomates y la cebolla asada, espolvorear el azúcar y rehogamos todo junto durante cinco minutos.

También añadimos un puñado de hojas de albahaca picadas, una pizca de sal y pimienta. Cubrir con el caldo caliente, mezclar bien y tapar la cazuela. Dejar cocer a fuego suave durante media hora.

Pasado este tiempo, dejamos templar y trituramos. Pasar por el chino, agregar la nata, rectificar de sal y pimienta y arrimar de nuevo al fuego. Servir muy caliente y adornar con unas hojas de albahaca y una cucharadita de nata por encima.

Tomates al horno

Laura Vichera | 27 de junio de 2016 a las 8:13

  • 8 tomates rojos medianos, que no estén demasiado maduros
  • medio kilo de salchichas frescas, de ave o de cerdo
  • 2 chalotas
  • 2 huevos hermosos
  • medio vasito de leche
  • una rebanada de pan del día anterior
  • unas semillas de comino
  • unas hojas de culantro y hierbabuena
  • una pizca de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En un cuenco troceamos el pan y lo remojamos con la leche. Lavar los tomates, retirar la parte superior y los vaciamos con ayuda de una cuchara. Se espolvorean por dentro con una pizca de sal y los dejamos escurrir bocabajo.

A continuación, picar menudas las chalotas y las pochamos, a fuego suave, en una sartén con un hilo de aceite de oliva. Cuando estén blanditas, las sacamos bien escurridas a un cuenco. Dejamos templar.

Luego, hacemos un corte en las salchichas a lo largo, sacamos la carne, las desmenuzamos y se mezclan con las chalotas y el pan escurrido y desmenuzado. Agregar también los huevos batidos, las semillas de comino ligeramente machacadas, el pimentón y una pizca de sal y pimienta.

También añadimos un puñado de hojas de culantro y hierbabuena picadas y trabajar todo bien con un tenedor hasta que tengamos una masa bien trabada. Precalentar el horno a 190 grados.

Con una cuchara vamos rellenando los tomates, se van colocando bien juntos en una bandeja y “tapamos” con sus caperuzas. Rociar con un hilo de aceite de oliva y cubrir con papel de aluminio. Hornear durante cuarenta minutos.

Pasado este tiempo, retirar el papel y dorar unos minutos más. Servir templados y acompañar con arroz blanco, cuscús o pasta hervida.

Ensalada templada de melva y berenjenas

Laura Vichera | 21 de octubre de 2014 a las 8:13

  • 2 berenjenas grandes
  • 4 tomates de pera maduros
  • unos lomos de melva o caballa en aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • una cucharadita de comino molido
  • una pizca de ras el hanout, mezcla de especias marroquíes
  • un manojo de culantro fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Es preferible preparar las verduras el día antes para que tomen el sabor de las especias. Abrir las berenjenas por la mitad, a lo largo y sin pelar. Hacemos unas incisiones en la pulpa y alrededor del borde, siguiendo la piel. Espolvorear con sal gorda y dejamos bocabajo en un escurridor. Precalentar el horno a 190 grados.

Luego, forrar una bandeja con papel sulfurizado y colocar las berenjenas enjuagadas y secas encima. Se colocan con la parte cortada hacia arriba, pintamos con aceite de oliva y hornear durante veinte minutos.

Mientras, en una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y agregamos los tomates, sin piel ni semillas, cortados en dados. Añadimos también los dientes de ajo pelados y machacados, un puñado de hojas de culantro picadas, sal y pimienta negra molida, una pizca de comino y de ras el-hanut. Mezclar todo bien y rehogar a fuego medio durante media hora.

Cuando estén templadas, sacar la carne de las berenjenas con ayuda de una cuchara, se corta en tiras y se incorporan al sofrito de tomates. Rectificar de sal y pimienta y dejamos al fuego todo junto diez minutos más. Volcar en un cuenco, agregar algo más de culantro picado y dejamos reposar unas horas antes de servir.

Sobre los platos colocamos unas cucharadas de ensalada templada, acompañar con unos lomos de melva y también con unas rebanadas de pan tostado.

Lubina a las hierbas con patatas

Laura Vichera | 25 de enero de 2014 a las 8:13

  • 2 lubinas grandes o 4 pequeñas
  • 3 patatas medianas
  • 4 tomates de pera maduros
  • una bulbo grande de hinojo
  • 4 dientes de ajo
  • zumo y ralladura de un limón
  • tomillo, romero, eneldo y salvia frescos
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

Una vez descamadas, abrir las lubinas y las vaciamos. Enjuagar cuidadosamente por dentro y por fuera, las secamos con papel de cocina y salpimentamos el interior.

En el mortero, machacar las hierbas aromáticas picadas con la ralladura de piel de limón, los ajos, los granos de pimienta, el azafrán y una pizca de sal. Repartir dentro de las lubinas, se colocan en una fuente y dejamos en el frigorífico.

A continuación, en una sartén grande, calentamos unas cucharadas de aceite de oliva y rehogamos el hinojo picado en tiras muy finas. Cuando esté blandito, agregar los tomates, sin piel ni semillas cortados en dados menudos.  Dejamos a fuego suave sin tapar, para que vaya reduciendo el jugo y el sofrito quede bien trabado. Precalentamos el horno a 210 grados.

Sobre una fuente grande engrasada con una pizca de aceite de oliva repartimos las patatas cortadas en rodajas muy finas. Añadir el sofrito y encima colocamos las lubinas. Agregar un vasito de agua.

Luego, añadir unas cucharadas de aceite de oliva mezclado con el zumo de medio limón, una pizca de sal y pimienta molida. Tapar con papel de aluminio y hornear durante media hora aproximadamente, dependiendo del tamaño del pescado.

Pasado este tiempo, retirar el papel, mojar con el jugo de cocción y dejamos en el horno diez minutos más para que se dore un poquito. Servir enseguida.

Tomates gratinados con carne

Laura Vichera | 2 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 4 tomates grandes y rojos pero de pulpa firme
  • ¼ kilo de carne de ternera picada
  • ½ tacita de arroz de grano largo hervido
  • 6 cucharadas de crema de queso para untar, tipo Philadelphia
  • un trozo de pan del día anterior
  • 2 cebolletas
  • unas ramitas de culantro fresco
  • unas cucharadas de salsa de soja
  • sal y pimienta negra recién molida
  • una pizca de nuez moscada
  • aceite de oliva

 

Una vez lavados, secamos los tomates y se abren a lo ancho. Retirar la pulpa con una cuchara, con cuidado de no romperlos. Espolvorear con sal y los dejamos escurrir.

A continuación, pelamos y picamos las cebolletas muy menudas. Se sofríen en un par de cucharadas de aceite de oliva unos minutos, hasta que estén blanditas. Incorporar la pulpa de los tomates y dejamos que vaya reduciendo el sofrito.

Unos minutos después, incorporar la carne desmenuzada, la nuez moscada y una pizca de pimienta. Subir el fuego y saltear brevemente. Volcar en un cuenco y añadimos un puñado de hojas de culantro picadas y una pizca de sal.

Cuando se enfríe un poquito, añadir el arroz y un chorrito de salsa de soja. Mezclar todo bien y agregamos tres cucharadas de queso batido.  Precalentar el horno a 180 grados.

Sobre una fuente ligeramente engrasada, colocar los medios tomates y los vamos rellenando con la farsa que tenemos preparada. Encima repartimos unos montoncitos de queso batido y rallar el pan en migas gruesas.

Hornear durante media hora, para que los tomates se ablanden. Justo antes de sacar del horno, gratinar hasta que la superficie quede doradita y crujiente. Servir enseguida.

Crema de tomates con daditos de polenta

Laura Vichera | 19 de octubre de 2012 a las 8:13

  • 8 tomates de pera maduros
  • una patata pequeña
  • 2 chalotas
  • unas ramitas de apio con sus hojas
  • caldo de verduras
  • un vasito de nata ligera
  • una cucharadita de azúcar
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de nuez moscada
  • sal y pimienta negra molida
  • un poquito de mantequilla

PARA ACOMPAÑAR

  • 30 grs de polenta, sémola de trigo
  • una taza de leche
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta negra molida

 

En una cazuela honda calentar un par de cucharadas de mantequilla con un chorrito de aceite de oliva y cuando funda, agregar las chalotas y el apio picados muy finos.

Luego, pelar la patata, la cortamos en daditos que rehogamos también en el sofrito y luego añadimos los tomates sin pelar, cortados en trozos grandes. Damos unas vueltas para que todo quede bien mezclado.

Cuando los tomates empiecen a soltar el jugo, agregar las hebras de azafrán, una pizca de sal, pimienta y nuez moscada. Cubrir con el caldo caliente, tapar a medias la cazuela y cocer a fuego lento de treinta a cuarenta minutos.

Mientras cuecen las verduras, preparamos la guarnición. Ponemos a calentar la leche, agua o caldo con una pizca de sal y cuando comience a hervir, agregar la polenta poco a poco.

A fuego suave, dejamos cocer unos cinco minutos hasta que se despegue de la cazuela. Fuera del fuego, incorporar la mantequilla, mover y volcar en una fuente engrasada y extender. Cuando se enfríe, cortamos en daditos y doramos a fuego vivo.

Por último, triturar la crema, la pasamos por el chino y arrimar al fuego para que espese. Servir muy caliente y adornar con la polenta.

 

 

 

 

 

Crema fría de tomate y calabaza

Laura Vichera | 23 de julio de 2012 a las 8:13

  • 2 kilos de tomates de pera maduros
  • una rodaja de calabaza de pulpa naranja
  • 3 chalotas
  • un vasito de nata ligera
  • una cucharada de azúcar moreno
  • sal y pimienta negra molida
  • una pizca de pimentón picante
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • aceite de oliva

PARA LA GUARNICIÓN

  •  un puñado de maíz tostado (kikos)
  • unos tallos de cebollino

 

En la cazuela donde vayamos a preparar la crema, calentar la mantequilla con un hilo de aceite de oliva y, cuando esté fundida, rehogar las chalotas muy picadas, a fuego suave hasta que se ablanden.

A continuación, incorporar la calabaza, sin piel ni semillas, cortada en dados pequeños y rehogamos para que tome color. Cuando comience a ablandarse, incorporar los tomates bien lavados y sin pelar, cortados en trozos grandes. Damos unas vueltas, espolvorear el azúcar, el pimentón, una pizca de sal y pimienta, tapar la cazuela y cocer durante media hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, dejamos enfriar un poquito, triturar con la batidora y pasamos luego por el chino para eliminar todas las pieles y las semillas. Agregar la nata, mezclar y poner nuevamente a fuego suave para que vaya espesando.

Cuando veamos que tiene más consistencia, apartar,  dejamos templar y cuando se enfríe, la conservamos en el frigorífico hasta el momento de servir. En el mortero, machacamos el maíz hasta dejarlo en trocitos, procurando que no quede pulverizado.

Una vez servida la crema, sobre cada uno de los cuencos, repartimos unas cucharadas de kikos machacados y unos tallos de cebollino muy picados.

Papillote de verduras, queso y jamón

Laura Vichera | 6 de junio de 2012 a las 8:13

  • una berenjena grande o dos pequeñas
  • 2 tomates no muy maduros
  • un rulo de queso de cabra
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • unas gotas de vinagre balsámico
  • aceite de oliva

 

Una vez despuntada la berenjena, la cortamos en rodajas gruesas que espolvoreamos con sal y dejamos en un escurridor. Retirar el corazón a los tomates y los cortamos igualmente en rodajas medianas.

En el mortero machacamos unos granos de pimienta con los dos dientes de ajo pelados y unas ramitas de tomillo desmenuzado. Agregar un hilo de aceite de oliva y unas gotas de vinagre. Precalentar el horno a 200 grados.

Cuando vayamos a montar las papillotes, poner la plancha a calentar. Asar las rodajas de berenjena, a fuego fuerte, unos minutos por cada lado, de modo que queden crudas por dentro y tostadas por fuera. Se sacan a un plato y se reservan. Hacemos lo mismo con las rodajas de tomate.

Sobre la encimera colocamos cuatro cuadrados grandes de papel sulfurizado o papel de aluminio. En la base, ponemos media loncha de jamón, una rodaja de berenjena, luego unas rodajas finas de queso, unas cucharadas del aliño y la otra media loncha de jamón.

A continuación, tapamos con una capa de tomate y rociamos con unas cucharadas de aliño. Con cuidado de no desmontar las verduras, cerrar el papel procurando que no quede ningún hueco y colocamos los “paquetitos” sobre una bandeja.

En el último momento, damos un golpe de horno, cinco minutos, no más, lo justo para que el queso funda. Servir enseguida como entrante o como acompañamiento de una carne o un pescado.