Archivos para el tag ‘tomillo’

Escalopes de ternera rellenos

Laura Vichera | 7 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 4 filetes grandes de ternera, tipo babilla, falda…
  • 200 grs de salchichas frescas de cerdo o de ave
  • 250 grs de champiñones pequeños
  • un huevo
  • unas ramitas de tomillo
  • ralladura de piel de limón
  • unas hebras de azafrán
  • un vaso de vino blanco seco
  • caldo de verduras
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, limpiar los filetes de grasa y los colocamos entre dos láminas de film transparente. Los aplanamos con un mazo hasta dejarlos lo más finos posibles. Salpimentar por ambas caras y reservar.

A continuación, limpiar los champiñones y los picamos menudos. Se pasan a un cuenco y agregamos las salchichas desmenuzadas. Incorporar el huevo batido, el tomillo, la ralladura de piel de limón y unas hebras de azafrán. Reservar en el frigorífico durante media hora.

Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 180 grados. Sobre la mesa, extender los filetes y repartimos el relleno en el centro de cada uno de ellos.

Luego, doblar los bordes más cortos hacia dentro y luego los bordes más largos. Hacemos “paquetes” atándolos con hilo de cocina. Se doran en una sartén con una pizca de aceite de oliva y a fuego vivo para que tomen color y queden sellados.

Seguidamente, mojar con el vino, sacudir la cazuela y sacamos los escalopes y se pasan a una fuente. Mojar con el caldo de verduras y hornear durante cuarenta y cinco minutos, aproximadamente.

Servir recién hechos y acompañar con unas patatas salteadas o pasta hervida.

Pollo en salsa diabla

Laura Vichera | 2 de febrero de 2017 a las 8:13

  • 4 muslos de pollo de corral completos; muslos y contra muslos
  • 150 grs de jamón serrano en un solo trozo
  • 3 chalotas
  • 3 dientes de ajo
  • una lata grande de tomates enteros pelados
  • caldo de ave desgrasado
  • 2 cucharadas de vinagre
  • una cucharada de concentrado de tomate
  • un par de cucharadas de harina
  • unas gotas de salsa Worcestershire
  • unas gotas de salsa Tabasco rojo
  • unas ramitas de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • sal y pimienta negra molida
  • unos granos de pimienta rosa
  • aceite de oliva

 

Una vez separados los muslos de los contramuslos, le quitamos la piel al pollo y retiramos la grasa. Enjuagar cuidadosamente y secar con papel de cocina. Salpimentar y reservamos.

A continuación, en una cazuela, freímos los trozos de pollo, a fuego vivo hasta dorarlos. Se sacan bien escurridos a un plato.

Luego, añadir algo más de aceite a la cazuela y rehogar las chalotas cortadas en tiras muy finas. Cuando estén blanditas, espolvorear la harina y mezclamos bien hasta que quede tostada.

Unos minutos después, incorporar el concentrado de tomate y el vinagre. Agregar un par de vasos de caldo y dejamos que hierva. Incorporar los tomates bien escurridos y cortados en dados, los dientes de ajo muy picados y las hierbas atadas en un ramillete.

También añadimos una pizca de sal y pimienta y cocinar a fuego medio durante treinta minutos, aproximadamente y sin tapar para que la salsa vaya reduciendo.

Pasado este tiempo, retirar las hierbas y triturar. Volvemos a poner al fuego, agregar unas gotas de Tabasco y de salsa Worcestershire. Incorporar el pollo, los granos de pimienta rosa y el jamón cortado en daditos, sacudir la cazuela y cocinar a fuego suave durante media hora más. Acompañar con arroz salvaje.

Ternera estofada con aceitunas

Laura Vichera | 16 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso
  • 4 tomates de pera maduros
  • una zanahoria grande
  • 3 chalotas
  • un puñado de aceitunas verdes sin hueso
  • un par de hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • unas ramitas de romero
  • una cucharada de harina
  • un vaso grande de vino blanco seco
  • un par de vasos de caldo
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, cortamos la carne en dados medianos y reservamos. Con la punta de un cuchillo, hacer unos cortes en la base de los tomates y los escaldamos en agua hirviendo. Se pelan, retiramos las semillas y los cortamos en dados.

También, raspar la zanahoria y la cortamos en taquitos pequeños y picar muy menuda las chalotas. En una cazuela amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar, en primer lugar, los trozos de carne a fuego vivo hasta dorar bien.

A continuación, añadimos las chalotas y la zanahoria, salpimentamos y espolvorear la harina y vamos moviendo para que se tueste. Unos minutos después, añadimos los dados de tomate, un ramillete hecho con el tomillo, el romero y el laurel y unos granos de pimienta.

Una vez rehogado todo junto, mojar con el vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Agregar el caldo, sacudir la cazuela, tapar y cocer a fuego suave durante una hora y media. Vigilar de vez en cuando por si fuera necesario agregar más líquido.

Unos minutos antes de apartar, incorporar las aceitunas, mezclar y dar un último hervor todo junto. Acompañar con pasta hervida.

Pollo braseado a la naranja

Laura Vichera | 10 de noviembre de 2016 a las 8:13

  • 4 muslos de pollo de corral completos (con los contramuslos)
  • 5 naranjas
  • 6 dientes de ajo
  • unas ramitas de romero
  • unas ramitas de tomillo
  • unas hojas de perejil
  • 2 hojas de laurel
  • 3 clavos de olor
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de empezar, separar los muslos y los contramuslos, retirar la piel y la grasa, enjuagamos bien y dejamos escurrir. Frotar las naranjas con un cepillo, las secamos y, con un acanalador, retiramos la piel de dos de ellas en tiras finas que reservamos. Exprimimos las cinco naranjas y colar el zumo.

Luego, ponemos a calentar unas cucharadas de aceite de oliva en una cazuela amplia. Secar el pollo, salpimentamos generosamente y lo freímos, a fuego vivo, dándole la vuelta, hasta que quede bien dorado por todas partes.

En el mortero machacamos los dientes de ajo con unos granos de pimienta rosa y los incorporamos a la cazuela. Incorporar los clavos, el tomillo, el romero y las dos hojas de laurel, atados en un ramillete.

A continuación, añadimos las tiras de piel de naranja, reservando unas cuantas para decorar. Mojar con el zumo, sacudir la cazuela, subir un poquito el fuego para que hierva y luego, bajamos a fuego mínimo. Tapar y cocinar durante cuarenta minutos.

Durante la cocción, vigilamos por si fuera necesario añadir algo más de agua o de caldo. Sacudir de vez en cuando para que se trabe la salsa y, acabado el tiempo de cocción, agregar el resto de las tiras de piel de naranja y unas hojas de perejil picado. Dejamos reposar unos minutos antes de servir y acompañar con arroz salvaje o unos fideos chinos.

Ternera con patatas al azafrán

Laura Vichera | 18 de octubre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso en un solo trozo
  • 3 patatas medianas
  • 4 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • un vasito de Manzanilla o vino blanco seco
  • caldo de carne desgrasado
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de perejil, romero y de tomillo
  • una pizca de pimentón
  • un buen puñado de hebras de azafrán
  • sal y pimienta negra molida

En primer lugar, troceamos la carne, procurando eliminar el exceso de grasa. Limpiar una de las zanahorias, las cebolletas y los dientes de ajo. Picar muy menudas todas las verduras.

A continuación, calentamos un chorrito de aceite de oliva y salteamos, a fuego vivo, los trozos de carne, moviendo rápidamente para que queden sellados. Se sacan bien escurridos a un plato y reservamos.

Luego, rascar el fondo de la cazuela para despegar los restos de la carne y agregamos las verduras. Añadir también un ramillete hecho con el perejil, las hojas de laurel, el tomillo y el romero.

Pasados unos minutos, cuando las verduras hayan tomado color, incorporar nuevamente la carne, añadir el pimentón y las hebras de azafrán. Añadir también una pizca de sal y pimienta negra molida y damos unas vueltas para que se mezclen los sabores.

Entonces, incorporar las patatas cascadas y las otras dos zanahorias limpias y cortadas en rodajas. Mojamos con la Manzanilla, sacudir la cazuela enérgicamente y añadir las dos cucharadas de salsa de soja.

Por último, cubrir con el caldo caliente y cocer durante media hora a fuego suave. Dejamos reposar unos minutos fuera del fuego y servir bien caliente.

SUGERENCIA: Si la salsa quedara demasiado líquida, machacar un par de patatas y las mezclamos con el caldo.

Lomo asado con mostaza

Laura Vichera | 27 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de lomo de cerdo en un solo trozo
  • 150 grs de aceitunas verdes deshuesadas
  • 200 grs de tomates cherry
  • 3 cucharadas soperas de mostaza tipo Dijon
  • 3 cucharadas soperas de pan rallado
  • ralladura de piel de limón
  • unas ramitas de tomillo y romero
  • un puñado de hojas de perejil
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar el lomo, retirar la grasa y atarlo con hilo de bramante. A continuación, en el mortero, machacamos unos granos de pimienta con una pizca de sal y parte de las hojas de perejil picadas.

Luego, añadir también las espigas de romero y el tomillo desmenuzado y trabajar hasta que tengamos una pasta. incorporar la mostaza y la ralladura de piel de limón. Aligerar con unas gotas de aceite de oliva, mezclar bien y reservar. Precalentamos el horno a 200 grados.

A continuación, colocamos el lomo sobre una fuente, añadimos una pizca de sal y untamos con el majado del mortero. Espolvorear el pan rallado y añadir algo más de aceite de oliva. Hornear durante media hora.

Mientras, con ayuda de la batidora trituramos los tomates con las aceitunas y algo más de perejil. Añadir sal, pimienta y un chorrito de aceite y trabajar hasta que tengamos una pasta. Mantener en el frigorífico hasta el momento de servir.

Una vez reposado el lomo, aún templado, retiramos el hilo y cortamos en lonchas finas que colocamos sobre una fuente acompañadas de la salsa de tomates y aceitunas y unas patatas fritas.

Calamares rellenos con arroz

Laura Vichera | 13 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 600 grs de calamares medianos
  • 100 grs de arroz salvaje
  • 6 champiñones pequeños
  • un puñado de morillas deshidratadas
  • 2 cebolletas
  • un diente de ajo
  • una pizca de comino
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • caldo de pescado o de verduras
  • unas ramitas de tomillo
  • 3 cucharadas de nata ligera
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpios los calamares, les damos la vuelta y se dejan escurrir. Picar menudos las aletas y los tentáculos y se reservan. Poner las morillas en agua templada y cocer y escurrir el arroz.

En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos, a fuego suave, una de las cebolletas y el diente de ajo muy picados. Vamos moviendo para que se hagan sin dorarse.

Cuando el sofrito esté blandito, incorporamos las tres cucharadas de salsa de soja, las ramitas de tomillo y añadir las aletas y los tentáculos picados y el comino. Rehogar todo junto, dejamos reducir ligeramente y volcar en un cuenco.

A continuación, incorporar también el arroz y las morillas bien escurridas y picadas. Mezclar todo bien y, con ayuda de una cucharilla vamos rellenando los calamares.

Para la salsa, en una cazuela amplia calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos la otra cebolleta y los champiñones muy picados. Incorporar los calamares, cubrir con el caldo y sacudir la cazuela. Tapar a medias y cocer durante media hora.

Pasado este tiempo, incorporar las tres cucharadas de nata y dar un hervor todo junto. La salsa debe quedar bien trabada y untuosa. Servir bien caliente y acompañar con una ensalada.

Ensalada de bacalao, pimientos y piñones

Laura Vichera | 6 de septiembre de 2016 a las 8:13

ENSALADA DE BACALAO, PIMIENTOS Y PIÑONES

  • 300 grs de bacalao salado
  • un pimiento rojo, un pimiento verde y un pimiento amarillo para asar
  • una cebolla morada
  • unas ramitas de tomillo
  • una cucharada de azúcar
  • un puñado de piñones
  • una hoja de laurel
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

La víspera, remojamos el bacalao en agua fría y lo dejamos en el frigorífico. Le vamos cambiando el agua cada tres o cuatro horas. Una vez desalado, lo enjuagamos y secamos bien.

Luego, retirar los restos de piel y repasar cuidadosamente para eliminar las espinas. Desmigar en lascas grandes y reservamos en un escurridor mientras preparamos el resto de ingredientes.

Una vez lavados, secar los pimientos y los pintamos con aceite de oliva. Los asamos en el horno, a 180 grados. Se envuelven luego en papel de aluminio y dejamos enfriar.

En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, rehogamos, a fuego muy suave, la cebolla cortada en tiras finas con el laurel. Espolvorear la cucharada de azúcar y, cuando esté blandita, la pasamos a una ensaladera y reservamos. En otra sartén, doramos los piñones.

A continuación, pelar los pimientos, colar el jugo y cortamos la pulpa en tiras finas que mezclamos con la cebolla. Tapar con film y dejamos reposar en el frigorífico.

Para el aderezo, mezclar en un cuenco el jugo de los pimientos, las dos cucharadas de vinagre, el tomillo desmenuzado y una pizca de sal y pimienta. Mezclar bien.

En el momento de presentar la ensalada, volcar la mezcla de pimientos y cebolla en una fuente, repartir por encima las lascas de bacalao y los piñones tostados. Aliñar y dejamos reposar unos minutos más antes de servir.

Hojaldre de tomate y bacalao

Laura Vichera | 16 de abril de 2016 a las 8:13

  • una lámina de hojaldre precocinado
  • 200 grs de bacalao desalado
  • 400 grs de tomate entero pelado (en conserva)
  • unas cucharada de pasta de aceitunas negras (tapenade)
  • una cebolla morada
  • un diente de ajo
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • unas ramitas de tomillo
  • una cucharada sopera de semillas de sésamo
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva
  • unas gotas de aceite de sésamo
  • una pizca de mantequilla para el molde

 

En primer lugar, escurrir los tomates, los troceamos y se dejan sobre un escurridor para eliminar el jugo. Luego, con una pizca de mantequilla, engrasar un molde redondo, mejor si es desmontable, y lo forramos con la masa, presionando bien sobre las paredes para que no bajen al cocer. Pinchar el fondo y dejamos en el frigorífico.

A continuación, en una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar la cebolla picada muy fina, a fuego suave hasta que se ablande.

Cuando esté bien pochada, incorporar el diente de ajo muy picado y los tomates bien escurridos. Agregamos el tomillo desmenuzado, la cucharadita de azúcar, una pizca de sal y pimienta. Añadir un par de cucharadas de agua, mezclar bien, tapar y dejamos que se haga a fuego suave.

Luego, precalentamos el horno a 200 grados. Sobre la masa, repartimos el tomate bien escurrido y hornear durante media hora. Pasado este tiempo, cubrir con el bacalao en lascas, repartir por encima las semillas de sésamo y bolitas de pasta de aceitunas.

Por último, colocar la pasta de aceitunas bien repartida en bolitas sobre el pescado y añadir unas gotas de aceite de sésamo. Hornear diez minutos más y servir templado.

Milhojas de patata y queso de cabra

Laura Vichera | 27 de febrero de 2016 a las 8:13

  • 4 patatas grandes
  • 150 grs de queso de cabra en rulo
  • unas ramitas de tomillo
  • un puñado de aceitunas negras sin hueso
  • una pizca de pimentón, dulce o picante
  • sal y pimienta negra molida
  • unas gotas de vinagre balsámico
  • aceite de oliva

 

La víspera preparamos las patatas para que estén completamente frías a la hora de preparar el plato. Las frotamos con un cepillo bajo el grifo y las cocemos al vapor hasta que queden “al dente”. Bien escurridas, se dejan enfriar y luego las dejamos en el frigorífico.

Cuando vayamos a preparar el plato, las pelamos y las cortamos en rodajas de grosor mediano. Picar muy menudas las aceitunas y desmenuzar el tomillo. Precalentamos el horno a 180 grados.

Cortamos cuatro cuadrados de papel sulfurizado y sobre cada uno de ellos colocamos una rodaja de patata y encima otra de queso de cabra. Vamos alternando los ingredientes, espolvoreando cada rodaja de queso con una pizca de pimentón y de tomillo.

Una vez acabados los ingredientes, procuramos que la última rodaja sea de queso. Por encima, repartimos el picadillo de aceitunas negras. Agregar unas gotas de vinagre balsámico y un chorrito de aceite de oliva.

Por último, cerrar los “paquetes” procurando que queden herméticos para que no salga el vapor al hornear. Los colocamos sobre una fuente y, en el último momento, metemos en el horno durante quince minutos.

Justo antes de sacar a la mesa, abrir el papel y dorar ligeramente la superficie. Servimos enseguida y acompañar con una ensalada de canónigos y tomates cherry.

SUGERENCIA.- Podemos cambiar el queso de cabra por cualquier otro tipo de queso de sabor fuerte e incluso alternar las rodajas de patata con alguna de boniato o calabaza.