Archivos para el tag ‘trucha’

Estofado marinero con patatas

Laura Vichera | 21 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 3 rodajas hermosas de rape
  • un filete de trucha
  • 2 rodajas de merluza
  • un bulbo de hinojo
  • 2 zanahorias
  • 4 patatas medianas
  • una cebolleta
  • un puerro pequeño
  • 3 dientes de ajo
  • una cabeza, unas pieles y unas espinas de pescado para el caldo
  • unas ramitas de culantro y perejil fresco
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • un vasito de vino blanco seco
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

En una cazuela amplia ponemos las espinas, la cabeza y las pieles de pescado con la parte verde del puerro, unos granos de pimienta y una de las hojas de laurel. Cubrir con agua fría y arrimar al fuego. Cocer durante media hora.

Aparte, en otra cazuela, calentar un chorrito de aceite de oliva y rehogar, a fuego suave, la cebolleta y la parte blanca del puerro picados menudos. Agregar luego el bulbo de hinojo y las zanahorias en rodajas y pochar a fuego muy suave para que se ablanden sin dorarse.

Pasados unos minutos, incorporar los dientes de ajo enteros, las hebras de azafrán y las patatas cascadas en trozos medianos. Damos unas vueltas para que tomen color y cubrir con el caldo colado. Sacudir la cazuela y cuando comience a hervir, tapar y bajamos el fuego. Cocer durante veinte minutos.

Transcurrido el tiempo de cocción de las patatas, añadimos los diferentes tipos de pescado, sin piel ni espinas, cortados en dados gruesos y también un buen puñado de hojas de culantro picadas. Sacudir la cazuela y dar un último hervor todo junto.  Servir muy caliente y acompañar con un alioli casero.

Pastel de trucha y judías verdes

Laura Vichera | 2 de diciembre de 2014 a las 8:13

  • 3 lomos de trucha limpios
  • 400 grs de judías verdes redondas
  • 2 chalotas
  • 200 mls. de nata ligera
  • 4 huevos grandes
  • unos tallos de cebollino fresco
  • unas hebras de azafrán
  • pan rallado para el molde
  • sal y pimienta molida
  • aceite de oliva

 

Con ayuda de un pincel, engrasar ligeramente un molde con aceite de oliva y espolvorear con pan rallado. Sacudir bocabajo y dejamos en el frigorífico mientras preparamos todos los ingredientes.

Una vez limpias las judías verdes, sin trocear, las cocemos al vapor hasta dejarlas “al dente”. Se dejan enfriar en un escurridor . En una sartén, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar las chalotas muy picadas, a fuego muy suave.

Mientras, repasar el pescado para eliminar todos los restos de piel y las espinas. Enjuagar y secamos con papel de cocina. Con un cuchillo muy afilado, cortamos en daditos que reservamos en un plato.

En un cuenco batimos los cuatro huevos con la nata. Añadir un buen puñado de cebollino picado y el sofrito de chalotas cuando esté templado. Agregar las hebras de azafrán y también sal y pimienta negra molida. Precalentar el horno a 170 grados.

Sobre el fondo del molde, colocamos la mitad de las judías verdes, en fila, muy pegadas unas a otras. Sobre ellas, colocamos los dados de trucha y cubrimos con la otra mitad de judías, colocadas del mismo modo.

A continuación, napar con la crema de huevos y nata y sacudir el molde para que penetre bien entre las capas. Tapar con papel de aluminio y colocar sobre otra fuente con agua. Hornear al baño María durante una hora y dejamos enfriar del todo antes de desmoldar. Mejor aún, si lo podemos preparar la víspera.

Fiambre de trucha con lenguado

Laura Vichera | 18 de junio de 2014 a las 8:13

  • 8 filetes de lenguado limpios
  • 4 lomos de trucha
  • un huevo
  • unas hojas de salvia fresca
  • 3 cucharadas de nata líquida
  • unas bayas de enebro
  • sal y pimienta negra molida

PARA EL CALDO

  • las espinas del pescado
  • un puerro pequeño
  • un tomate maduro
  • una zanahoria
  • una hoja de laurel
  • un vaso de vino blanco
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

En una cazuela colocamos las espinas con el puerro y la zanahoria limpios y en trozos grandes, el tomate entero, el laurel, el vino, la pimienta y un hilo de aceite de oliva. Cubrir con agua fría y arrimar al fuego. Cocer a fuego suave durante media hora. 

Con mucho cuidado, repasar los filetes de lenguado para que no tengan espinas, se aplanan ligeramente con el mazo y los reservamos. Repasar igualmente la trucha y limpiarla de piel y espinas. La picamos muy menuda a cuchillo o con ayuda de la picadora.

En un cuenco batimos el huevo con la nata, unas hojas de salvia picada, las bayas de enebro machacadas, sal y pimienta. Incorporar la trucha y mezclar con un tenedor hasta que tengamos todo bien trabado.

Sobre una lámina de papel de aluminio, colocamos cuatro filetes de lenguado, ligeramente montados uno sobre otro. Por encima repartimos la mitad del relleno y enrollamos , presionando bien para que quede muy compacto.  Repetimos con los otros cuatro filetes de lenguado y el resto de trucha picada.

Se pasan a una cazuela honda y volcar por encima el caldo de pescado colado. Cocer a fuego medio durante veinte minutos, aproximadamente. Servir en rodajas acompañados de una mayonesa casera y unas patatas al vapor.

Pastel de trucha y puerros

Laura Vichera | 10 de diciembre de 2013 a las 8:13

  • 4 lomos de trucha, limpios de piel
  • la parte blanca de dos puerros hermosos
  • 6 huevos
  • una taza de mayonesa casera
  • un vasito de salsa de tomate casera
  • un vasito de nata
  • unos tallos de cebollino
  • algo de pan rallado para el molde
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva

 

En una sartén grande calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos la parte blanca de los dos puerros, picada muy finas. Pochar a fuego muy suave, moviendo de vez en cuando hasta que estén blanditas.

A continuación, repasar el pescado para eliminar las espinas que pudiera tener y lo picamos en daditos medianos. Se incorporan a la sartén y saltear a fuego vivo un par de minutos. Apartar del fuego y dejamos templar.

Separar las claras y se montan a punto de nieve fuerte con una pizca de sal.  Aparte, en otro cuenco, batir los huevos y añadir la nata, la  salsa de tomate, sal y pimienta negra recién molida.

Cuando todo esté bien trabado, incorporar el sofrito de trucha y puerros y añadir también unos tallos de cebollino muy picadosmezclar despacio para que el pescado no se deshaga. Agregar también las claras montadas, poco a poco, de modo que no pierdan volumen.

Engrasar ligeramente un molde tipo plumcake con una pizca de aceite y espolvorear con pan rallado.  Volcar la mezcla y sacudir el molde para que no queden huecos. Poner sobre otro molde más grande, llenar de agua y hornear al baño María durante una hora aproximadamente.

Pasado este tiempo, cuando veamos que está cuajado, sacar y dejamos templar. Volcar sobre una fuente refractaria, cubrir con mayonesa y gratinar a 200 grados hasta que se forme una costra dorada.  Servir templado.

 

 

 

Lomos de trucha con verduras

Laura Vichera | 25 de enero de 2013 a las 8:13

  • 2 truchas medianas
  • 2 calabacines
  • 2 patata
  • un huevo
  • un vaso de caldo de verduras
  • unas ramitas de tomillo
  • una pizca de cúrcuma
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

Una vez limpias las truchas de tripas y cabeza, quitamos espina central y la piel y cortamos cada uno de los lomos en dos trozos grandes. Repasar para que no nos queden espinas.  Sin pelar, cortar los calabacines en rodajas no muy gruesas, pelar las patatas y las cortamos igual. Precalentar el horno a 180º.

Sobre el fondo de una fuente honda que habremos engrasado con algo de aceite de oliva, alternamos las rodajas de calabacín y patata. Salpimentar, desmenuzar por encima parte del tomillo y añadir medio vasito de caldo de verduras. Cubrir con papel de aluminio y hornear durante media hora.

Pasado este tiempo, retirar el papel y colocar encima los filetes de trucha salpimentados por ambas caras, mojar con el jugo que han soltado las verduras, tapar nuevamente  y hornear unos diez minutos más.

Mientras, preparar una mayonesa a la que añadiremos algo más de tomillo y una pizca de pimienta y cúrcuma.  Cuando el pescado esté hecho, sacamos nuevamente del horno y precalentar el grill a 220 grados.

Dejamos templar un poquito y sobre cada lomo de trucha repartimos unas cucharadas de mayonesa y gratinamos dos o tres minutos hasta que se forme una costra dorada. Servir enseguida.

SUGERENCIA: En vez de calabacín y patata, podemos también poner unas rodajas finas de berenjena y calabaza y cambiar el tomillo por albahaca.

 

 

 

Etiquetas: , ,

Pastelitos de patata y trucha

admin | 15 de septiembre de 2005 a las 12:15

(para cuatro personas)
·½ kilo de trucha limpia
·2 patatas medianas
·2 yemas de huevo
·1 cebolleta
·una cucharadita de semillas de sésamo
·un manojo de culantro fresco
·harina para rebozar
·sal y pimienta negra
·aceite de oliva
PARA ACOMPAÑAR :
·4 tomates rojos y duros
·3 calabacines medianos
·2 cucharadas de azúcar moreno
·4 cucharadas de aceite de oliva
·unas hojas de orégano
·sal y pimienta negra

-Hervimos las patatas al vapor con su piel. Cuando se hayan enfriado, las pelamos y se machacan con un tenedor hasta reducirlas a puré. Retirar las espinas y la piel del pescado, y una vez troceado, lo trituramos en la picadora con un puñado de hojas de culantro, las dos yemas y la cebolleta troceada.
-En un cuenco grande mezclamos el puré de patatas con el de pescado, salpimentar y añadir las semillas de sésamo. Tapar con film y dejar reposar la masa en el frigorífico durante una hora para que se endurezca un poco mientras preparamos la guarnición.
-Lavar y cortar los tomates y los calabacines en rodajas, sin pelar. Se van poniendo alternativamente unas encima de otras sobre una fuente, sazonando con sal, pimienta y orégano entre capas y cuando hayamos terminado, con toda la verdura, espolvoreamos con el resto del orégano, el azúcar y el aceite. Metemos en el horno, precalentado a 180 grados y dejamos unos treinta minutos, hasta que se hayan dorado.
-Preparamos los pastelitos de pescado, aplastándolos ligeramente. Se pasan por harina y se fríen en aceite bien caliente, dorándolos por ambas caras. Se sacan y se dejan escurrir sobre papel absorbente y los servimos enseguida acompañados de las verduras.