Archivos para el tag ‘vino blanco’

Rollitos de carne con tomate

Laura Vichera | 24 de enero de 2017 a las 8:13

  • 8 filetes finos de tapa de ternera
  • 8 salchichas frescas, de cerdo o de ave
  • 2 chalotas
  • 2 cucharadas de aceitunas verdes deshuesadas
  • una cucharada de piñones
  • un huevo
  • pan rallado
  • harina para rebozar
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA LA SALSA

  • 4 tomates maduros
  • 2 cebolletas
  • un vaso de vino blanco
  • caldo de carne desgrasado

 

Con un mazo, aplanar los filetes que queden muy finos. En una cazuela amplia, con un chorrito de aceite de oliva, rehogamos las chalotas muy picadas, a fuego suave, hasta que estén blanditas.

Mientras, abrir las salchichas y las desmenuzamos en un cuenco. Agregar el huevo, ligeramente batido. Agregar las aceitunas cortadas en rodajas, los piñones y el sofrito de chalotas.

Bien mezclados, añadimos una pizca de sal y pimienta y repartimos cucharadas de relleno sobre cada uno de los filetes, previamente salpimentados por ambas caras.

Con cuidado de que no se salga, vamos enrollando la carne y cerrar los rollitos con un palillo o los atamos. Los pasamos por harina y se van friendo por tandas, dándoles la vuelta con mucho cuidado. Cuando estén doraditos se sacan y los reservamos en un plato cubierto con papel absorbente.

Para la salsa, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las dos cebolletas picadas muy finas. Unos minutos después, agregar los tomates rallados.

Una vez reducido el jugo, mojar con el vino y luego añadimos el caldo. Sacudir la cazuela y cocinar durante veinte minutos. Triturar la salsa o no, según nos guste más.

Por último, incorporar los rollitos, agitar suavemente, tapar y cocer todo junto veinte minutos más. Acompañar con una ensalada y una guarnición de pasta hervida o arroz blanco.

Rape en salsa americana

Laura Vichera | 18 de enero de 2017 a las 8:13

  • un kilo de rape limpio
  • 6 tomates grandes maduros
  • 3 chalotas
  • caldo concentrado de gambas o de pescado
  • un vasito de vino blanco seco
  • 2 cucharadas soperas de whisky
  • una cucharada sopera de azúcar
  • una hoja de laurel
  • una guindilla
  • unas ramitas de perejil fresco
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpio de pieles, enjuagar y secar el rape. Lo cortamos en medallones de grosor mediano y, si lo preferimos, retiramos el hueso central.

En una sartén amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos los filetes de pescado un minuto por cada lado, a fuego vivo, lo justo para sellarlos. Mojar con el whisky, flambear,  los sacamos a una fuente y se reservan.

A continuación, agregar un poco más de aceite a la sartén y rehogar las chalotas picadas muy finas. Pochar, a fuego suave hasta que estén transparentes y agregamos el vino.

Cuando comience a hervir, añadimos los tomates sin piel ni semillas cortados en dados y sofreír todo junto unos minutos. Agregar entonces el azúcar, la hoja de laurel, la guindilla, un par de vasos de caldo. Sacudir la cazuela, añadir también una pizca de sal y pimienta, tapar a medias y cocer a fuego medio durante treinta minutos.

Pasado este tiempo, metemos los filetes de rape dentro de la salsa, mezclar suavemente y cocer todo junto diez minutos más sin tapar, para que reduzca.

Terminada la cocción, añadir unas hojas de perejil picado y dejamos reposar unos minutos antes de servir. Acompañamos con arroz blanco o con unas patatas al vapor.

Estofado de calamares, patatas y piñones

Laura Vichera | 30 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 600 grs de calamares pequeños
  • 2 patatas medianas
  • 5 tomates de pera maduros
  • un par de ramitas de apio con sus hojas
  • una zanahoria
  • una cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de piñones
  • un vaso de vino blanco seco
  • caldo de pescado
  • 2 hojas de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiamos los calamares cuidadosamente, les damos la vuelta y los rellenamos con sus tentáculos y sus aletas.  Se dejan escurrir mientras preparamos el resto de ingredientes.

En el mortero, machacamos los granos de pimienta con los dientes de ajo, las hebras de azafrán y los piñones. Trabajar hasta obtener una pasta y desleír con el vino blanco.

A continuación, escaldamos los tomates, retirar la piel y las semillas y los troceamos en daditos. Limpiar el apio, lo cortamos en rodajitas y hacer lo mismo con la cebolla. Pelar las patatas y las cascamos.

En una cazuela amplia preparamos un sofrito con el apio y la cebolla. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditos, incorporar los dados de tomate y espolvoreamos el pimentón.

Cuando se haya evaporado el jugo de las verduras, agregamos la zanahoria y las patatas, damos unas vueltas y añadimos los calamares. Rehogar todo junto unos minutos, volcar el majado de piñones y ajos y movemos para que se mezclen los sabores.

 Por último, cubrir con el caldo, sacudir la cazuela, bajar el fuego y tapar. Cocemos durante media hora, moviendo de vez en cuando. Servir bien caliente y espolvorear cada uno de los platos con algo más de pimentón.

Ternera estofada con aceitunas

Laura Vichera | 16 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso
  • 4 tomates de pera maduros
  • una zanahoria grande
  • 3 chalotas
  • un puñado de aceitunas verdes sin hueso
  • un par de hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • unas ramitas de romero
  • una cucharada de harina
  • un vaso grande de vino blanco seco
  • un par de vasos de caldo
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, cortamos la carne en dados medianos y reservamos. Con la punta de un cuchillo, hacer unos cortes en la base de los tomates y los escaldamos en agua hirviendo. Se pelan, retiramos las semillas y los cortamos en dados.

También, raspar la zanahoria y la cortamos en taquitos pequeños y picar muy menuda las chalotas. En una cazuela amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar, en primer lugar, los trozos de carne a fuego vivo hasta dorar bien.

A continuación, añadimos las chalotas y la zanahoria, salpimentamos y espolvorear la harina y vamos moviendo para que se tueste. Unos minutos después, añadimos los dados de tomate, un ramillete hecho con el tomillo, el romero y el laurel y unos granos de pimienta.

Una vez rehogado todo junto, mojar con el vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Agregar el caldo, sacudir la cazuela, tapar y cocer a fuego suave durante una hora y media. Vigilar de vez en cuando por si fuera necesario agregar más líquido.

Unos minutos antes de apartar, incorporar las aceitunas, mezclar y dar un último hervor todo junto. Acompañar con pasta hervida.

Albóndigas con zanahorias y champiñones

Laura Vichera | 9 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de carne de ternera picada
  • medio kilo de champiñones
  • un calabacín pequeño
  • 2 cebolletas
  • 4 zanahorias
  • un huevo
  • miga de pan mojada en leche
  • harina para rebozar
  • una  hoja de laurel
  • una pizca de nuez moscada
  • 2 clavos de olor
  • unas ramitas de perejil fresco
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

Para preparar las albóndigas, pelar y despuntar el calabacín y lo rallamos. Se pasa a un colador, espolvoreado con sal y con un peso encima y dejamos que suelte el agua.

Luego, mezclar con la carne, añadir una de las cebolletas picada muy fina y también un huevo batido. Agregar la miga de pan escurrida, aderezar con sal y pimienta y también la nuez moscada.

Con un tenedor mezclamos bien hasta que tengamos una masa compacta. Tapamos con film y dejamos en el frigorífico mientras preparamos la salsa.

A continuación, limpiar las zanahorias y partirlas en rodajas gruesas. Pelar la otra cebolleta, la picamos menuda. Las rehogamos a fuego suave, con un chorrito de aceite de oliva.

Cuando estén blanditas, agregar la hoja de laurel, los clavos, el vaso de vino blanco y añadimos un par de vasos de agua. Bajar el fuego y cocer durante media hora.

Luego, formar las albóndigas, y las pasamos por harina. Se van friendo y las dejamos escurrir sobre papel absorbente. Las incorporamos a la cazuela y añadir también los champiñones, limpios y enteros si no son demasiado grandes.

Suavemente, sacudimos la cazuela para que se trabe la salsa, añadir unas hojas de perejil picado y servimos acompañadas de pasta larga.

Pasta salteada con almejas

Laura Vichera | 6 de julio de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de pasta larga fresca
  • un kilo de almejas
  • un par de cucharadas de salsa de tomate casera
  • un vaso de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 2 chalotas
  • una guindilla
  • una hoja de laurel
  • unas ramitas de perejil
  • una cucharadita de harina
  • una pizca de pimentón picante
  • unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Dos o tres horas antes de preparar el plato, dejamos las almejas en remojo en un cuenco con agua fría y un puñado de sal, procurando cambiarle el agua varias veces.

Pasado el tiempo de remojo, las enjuagamos y las frotamos enérgicamente y se dejan escurrir. En una cazuela ponemos a calentar la mitad del vino y cuando comience a hervir, agregar la hoja de laurel y unos granos de pimienta negra.

A continuación, incorporar las almejas, tapamos y cocer un par de minutos y cuando estén abiertas, las sacamos escurridas a un cuenco, colar el caldo y reservar aparte.

En una cazuela amplia rehogamos las chalotas y los dientes de ajo muy picados con una pizca de aceite de oliva. Agregar la guindilla y espolvorear el pimentón y la harina, bajar el fuego al mínimo y remover durante un minuto.

Cuando el sofrito esté bien trabado, agregar el resto del vino blanco y arrimar al fuego sin dejar de remover. Agregar el agua de cocción  y la salsa de tomate. Mezclar bien y apartar.

Aparte, cocer la pasta el tiempo indicado por el fabricante. Cuando esté “al dente” escurrir y refrescar con agua fría. Se incorpora a la cazuela, agregar también las almejas y un buen puñado de hojas de perejil picado. Saltear todo junto, probar de sal y servir enseguida.

Bacalao en salsa de mejillones

Laura Vichera | 10 de mayo de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de lomos de bacalao
  • un kilo de mejillones
  • 4 cebolletas pequeñitas
  • 2 tomates de pera maduros
  • unas ramitas de apio
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino blanco seco
  • unas ramitas de perejil
  • unas hebras de azafrán
  • una hoja de laurel
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Antes de preparar el pescado, lavamos los mejillones, los frotamos bajo el grifo, se enjuagan y los pasamos a una cazuela con las ramitas de apio, las hojas de laurel y unos granos de pimienta. Agregar el vino blanco, tapar y cocer a fuego medio hasta que se abran. Cuando se enfríen, retirar las conchas y filtrar el caldo que han soltado.

A continuación, repasar el pescado para eliminar las espinas, enjuagar y secar con papel de cocina y reservamos. Pelar y picar menudos las cebolletas y los dientes de ajo, quitar la piel y las semillas a los tomates y los cortamos en daditos pequeños.

En una sartén amplia, calentar un chorrito de aceite de oliva y dorar, a fuego suave, las cebolletas y el diente de ajo. Agregar los dados de tomate, las hebras de azafrán y un poquito de sal y pimienta.

Pasados unos minutos, agregar el jugo de cocción de los mejillones y añadir un vasito de agua también. Sacudir la sartén suavemente y dejamos que se haga todo junto diez minutos.

Pasado este tiempo, colocar dentro del caldo los lomos de bacalao y repartir los mejillones alrededor. Bajar un poquito el fuego, añadir unas hojas de perejil picado y cocer cinco minutos más. Acompañar con arroz blanco.

Mejillones rellenos al horno

Laura Vichera | 6 de abril de 2016 a las 8:13

  • un kilo de mejillones medianos
  • unas ramitas de apio
  • 2 huevos
  • 2 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • un trozo de pan duro
  • 4 cucharadas de concentrado de tomate
  • un vaso de vino blanco seco
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • una pizca de comino molido
  • unas ramitas de perejil y culantro
  • unos granos de pimienta
  • una pizca de pimentón picante
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiar los mejillones, los rascamos con un cuchillo bajo el grifo para eliminar las barbas, se enjuagan bien y se pasan a una cazuela grande

A continuación, añadimos el vaso de vino blanco, unos granos de pimienta, los tallos de apio cortados en trozos grandes y las hojas de laurel. Tapamos y cocemos a fuego suave hasta que se abran. Luego los dejamos templar y cuando se enfríen retiramos una de las conchas y se reservan en una fuente. Precalentar el horno a 180 grados.

En un cuenco remojamos la miga de pan con unas cucharadas del caldo de cocción, previamente colado. Batir los huevos, añadimos los dientes de ajo muy picados y las especias.

También añadimos unas hojas de perejil y culantro muy picados, el concentrado de tomate y el pan bien escurrido y desmenuzado. Trabajar todo bien con un tenedor.

Con ayuda de una cuchara, vamos rellenando los mejillones con esta pasta y rallar por encima algo de pan asentado. Agregar un hilo de aceite de oliva y, en el último momento, hornear durante veinte minutos. Dorar y servir enseguida acompañando el plato con una ensalada.

Cazuela de calamares y jamón

Laura Vichera | 9 de junio de 2015 a las 8:13

  • 800 grs de calamares en anillas
  • 2 lonchas gruesas de jamón serrano
  • 4 tomates de pera maduros
  • un pimiento amarillo
  • 2 cebolletas
  • 2 dientes de ajo
  • ralladura de piel de limón
  • 2 hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • 2 clavos de olor
  • un vasito de vino blanco seco
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

Una vez limpios los calamares, los dejamos escurrir. Pelar las cebolletas y se pican menudas. Enjuagar y rallar los tomates. Lavar y secar el pimiento y lo asamos hasta que la piel quede bien tostada. Lo pelamos, se corta en tiras y colamos el jugo.

En una cazuela amplia y baja calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos las cebolletas a fuego suave. Cuando estén blanditas, incorporar los tomates rallados y los dientes de ajo muy picados.

Unos minutos después, agregamos las tiras de pimiento y la ralladura de piel de limón. Añadir también los clavos de olor, unos granos de pimienta y las hebras de azafrán. Dejamos diez minutos a fuego medio sin tapar.

Luego, incorporar los calamares, el tomillo y las hojas de laurel. Mojar con el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol. Mezclamos bien y, por último, agregamos el jamón cortado en tiras. Añadir algo de agua o caldo si fuera necesario, bajar el fuego, tapar la cazuela y guisar durante una hora aproximadamente.

Una vez hechos, dejamos reposar antes de servir. Acompañar con arroz blanco o pasta hervida.

Caldereta de alubias pintas con almejas

Laura Vichera | 11 de abril de 2015 a las 8:13

  • 300 grs de alubias pintas
  • ½ kilo de almejas grandes
  • un puerro mediano
  • un tomate maduro
  • un pimiento rojo
  • 2 chalotas
  • 2 dientes de ajo
  • caldo de pescado
  • un vaso de vino blanco seco
  • una hoja de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • sal y unos granos de pimienta negra
  • aceite de oliva

 

Una vez remojadas las alubias durante la noche, las escurrimos y se pasan a una cazuela. Incorporar la parte verde del puerro, un tomate entero, unos granos de pimienta y la hoja de laurel. Agregar una pizca de sal, cubrir con agua fría y añadir un hilo de aceite de oliva.

Cuando comience a hervir, cortar la ebullición un par de veces con una pizca de agua fría y ya dejamos cocer hasta que la legumbre esté tierna. Sacar a escurrir y retirar las verduras. Triturar el tomate con el caldo de pescado y reservar.

Mientras, dejamos las almejas en un cuenco cubiertas de agua fría con un pellizco de sal para que suelten la tierra. En otra cazuela, con un chorrito de aceite de oliva, rehogar el pimiento y las chalotas, todo muy picado.

En una sartén, rehogar los dientes de ajo laminados y añadimos las almejas y el vaso de vino blanco. Tapar y dejamos al fuego hasta que se abran. Luego, retirar las conchas y colar el caldo.

Al sofrito de pimientos y chalota, incorporar las hebras de azafrán, las alubias, el tomate triturado con el caldo y añadimos también el jugo de cocción de las almejas. Sacudir la cazuela y poner a fuego suave durante un cuarto de hora.

Un par de minutos antes de apartar, incorporar las almejas, tapar y dejamos reposar unos minutos antes de servir.