Archivos para el tag ‘zanahoria’

Verduras asadas con Parmesano

Laura Vichera | 10 de abril de 2017 a las 8:13

  • 250 grs de judías verdes redondas
  • una docena de espárragos verdes de calibre mediano
  • un trozo de calabaza de pulpa naranja, tipo Butternut
  • 150 grs de brécol
  • una zanahoria gruesa
  • 100 grs de queso Parmesano rallado
  • unas semillas de sésamo negro
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Vamos preparando todas las verduras: despuntar las judías verdes y, sin trocear, retirar las hebras, las enjuagamos y se dejan escurrir. Desechar la parte final de los espárragos y los dejamos enteros también.

Luego, separar el brécol en ramilletes, raspar y despuntar la zanahoria y la cortamos en bastones a lo largo. Retirar la corteza y las barbas a la calabaza y se corta en tacos alargados, de grosor mediano.

En una cazuela ponemos agua a hervir con un puñado de sal y escaldamos, en primer lugar, las judías verdes hasta dejarlas “al dente”. Se sacan, las escurrimos bien y las pasamos a un cuenco con agua helada. Hacemos lo mismo con los espárragos.

A continuación, cocemos al vapor y por separado los ramilletes de brécol, la zanahoria y también la calabaza. Deben quedar crujientes. Se enfrían igual que el resto de verduras y, bien escurridas, las dejamos sobre papel absorbente para que queden lo más secas posible.

Luego, precalentamos el horno a 200 grados y cubrimos una bandeja con papel sulfurizado.  En un cuenco mezclamos un chorrito de aceite de oliva con una pizca de sal, pimienta negra recién molida y unas cucharadas de queso Parmesano.

Por tandas, vamos “rebozando” las verduras y se colocan bien separadas sobre la bandeja. Gratinar diez minutos, el tiempo de que el queso funda y quede crujiente. Una vez hechas, se sacan a una fuente, espolvorear el sésamo y servir enseguida.

 

 

Solomillo agridulce con piña

Laura Vichera | 31 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de solomillo de cerdo, si es posible, ibérico
  • media piña
  • una zanahoria hermosa
  • 2 chalotas
  • un puñado de brotes de soja
  • una cucharada de miel
  • unas cucharadas de salsa de soja
  • una cucharada de vinagre de arroz o de Jerez
  • una cucharada de harina de maíz
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Vamos preparando y cortando todos los ingredientes antes de empezar a cocinar. Raspar la zanahoria, la despuntamos y se corta en bastoncillos. Pelar las chalotas y las cortamos en tiras finas. Limpiar la piña, retirar la parte dura del centro y la troceamos en dados de tamaño mediano.

A continuación, retirar la grasa de la carne. Cortar el solomillo en dos, a lo largo, y luego vamos haciendo taquitos, todos más o menos del mismo tamaño.

En un wok o en una sartén grande, calentamos un chorrito de aceite de oliva y salteamos, en primer lugar, las chalotas y los bastones de zanahoria. Vamos moviendo y dejamos al fuego durante dos o tres minutos, lo justo para que se hagan, sin ablandarse.

Enseguida, incorporamos los trozos de carne y los dados de piña. Saltear a fuego vivo cinco minutos más, moviendo constantemente.

Cuando vayan tomando color, agregar los brotes de soja, el vinagre, la miel, la salsa de soja y la harina de maíz desleída en medio vasito de agua fría. Mezclamos todo bien y dejamos al fuego cinco minutos más.

Por último, probar de sal y añadir pimienta recién molida. Servir enseguida y acompañar con arroz Basmati o unos fideos de soja.

Estofado de calamares, patatas y piñones

Laura Vichera | 30 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • 600 grs de calamares pequeños
  • 2 patatas medianas
  • 5 tomates de pera maduros
  • un par de ramitas de apio con sus hojas
  • una zanahoria
  • una cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de piñones
  • un vaso de vino blanco seco
  • caldo de pescado
  • 2 hojas de laurel
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de pimentón
  • unos granos de pimienta negra
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Para empezar, limpiamos los calamares cuidadosamente, les damos la vuelta y los rellenamos con sus tentáculos y sus aletas.  Se dejan escurrir mientras preparamos el resto de ingredientes.

En el mortero, machacamos los granos de pimienta con los dientes de ajo, las hebras de azafrán y los piñones. Trabajar hasta obtener una pasta y desleír con el vino blanco.

A continuación, escaldamos los tomates, retirar la piel y las semillas y los troceamos en daditos. Limpiar el apio, lo cortamos en rodajitas y hacer lo mismo con la cebolla. Pelar las patatas y las cascamos.

En una cazuela amplia preparamos un sofrito con el apio y la cebolla. Pochar a fuego suave y cuando estén blanditos, incorporar los dados de tomate y espolvoreamos el pimentón.

Cuando se haya evaporado el jugo de las verduras, agregamos la zanahoria y las patatas, damos unas vueltas y añadimos los calamares. Rehogar todo junto unos minutos, volcar el majado de piñones y ajos y movemos para que se mezclen los sabores.

 Por último, cubrir con el caldo, sacudir la cazuela, bajar el fuego y tapar. Cocemos durante media hora, moviendo de vez en cuando. Servir bien caliente y espolvorear cada uno de los platos con algo más de pimentón.

Ternera estofada con aceitunas

Laura Vichera | 16 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • un kilo de ternera para guiso
  • 4 tomates de pera maduros
  • una zanahoria grande
  • 3 chalotas
  • un puñado de aceitunas verdes sin hueso
  • un par de hojas de laurel
  • unas ramitas de tomillo
  • unas ramitas de romero
  • una cucharada de harina
  • un vaso grande de vino blanco seco
  • un par de vasos de caldo
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, cortamos la carne en dados medianos y reservamos. Con la punta de un cuchillo, hacer unos cortes en la base de los tomates y los escaldamos en agua hirviendo. Se pelan, retiramos las semillas y los cortamos en dados.

También, raspar la zanahoria y la cortamos en taquitos pequeños y picar muy menuda las chalotas. En una cazuela amplia, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogar, en primer lugar, los trozos de carne a fuego vivo hasta dorar bien.

A continuación, añadimos las chalotas y la zanahoria, salpimentamos y espolvorear la harina y vamos moviendo para que se tueste. Unos minutos después, añadimos los dados de tomate, un ramillete hecho con el tomillo, el romero y el laurel y unos granos de pimienta.

Una vez rehogado todo junto, mojar con el vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Agregar el caldo, sacudir la cazuela, tapar y cocer a fuego suave durante una hora y media. Vigilar de vez en cuando por si fuera necesario agregar más líquido.

Unos minutos antes de apartar, incorporar las aceitunas, mezclar y dar un último hervor todo junto. Acompañar con pasta hervida.

Pollo con apio y uvas

Laura Vichera | 8 de diciembre de 2016 a las 8:13

  • un pollo de corral grande
  • 200 grs de uvas sin semillas
  • unas ramitas de apio con sus hojas
  • 3 zanahorias
  • 2 cebolletas
  • un puñado de almendras
  • caldo de verduras o de ave desgrasado
  • 2 cucharadas de miel
  • un manojo de culantro fresco
  • unas hebras de azafrán
  • una pizca de comino molido
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Para empezar, troceamos el pollo, retiramos la piel y la grasa, lo enjuagamos bien y dejamos en un escurridor. Quitar las hebras a los tallos de apio y los cortamos en rodajitas. Pelar las cebolletas y las cortamos en aritos o en tiras finas. Despuntar las zanahorias, las raspamos y se cortan en bastones.

Luego escaldamos las almendras unos minutos en agua hirviendo. Las pasamos a un cuenco con agua fría y, cuando se les arrugue la piel, las pelamos y se reservan.

En una cazuela amplia rehogamos, en primer lugar, las cebolletas y los trozos de pollo salpimentados. Doramos a fuego medio y espolvorear el comino molido.

A continuación, añadimos las rodajitas de apio, las hebras de azafrán y los bastones de zanahoria y rehogamos para que todo vaya tomando color.

Pasados unos minutos, agregar la miel, unas hojas de culantro picadas y mojar con un par de vasitos de caldo templado. Tapar y cocer a fuego suave durante cuarenta y cinco minutos.

Diez minutos antes de apartar, incorporamos las uvas, peladas o no y añadimos también las almendras, enteras o fileteadas, como más nos guste. Sacudir suavemente la cazuela agregar algo más de culantro picado y dejamos reposar fuera del fuego antes de servir.

Sopa de pollo, verduras y jengibre

Laura Vichera | 29 de septiembre de 2016 a las 8:13

  • 200 grs de pechuga de pollo de corral
  • 100 grs de fideos chinos
  • 3 tallos de apio con sus hojas
  • 2 zanahorias
  • 2 nabos pequeños
  • 2 patatas pequeñas
  • un trozo de calabaza
  • una cebolleta
  • una nuez de jengibre fresco
  • caldo de verduras o de ave desgrasado
  • unas hebras de azafrán
  • unas ramitas de perejil y culantro frescos
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Una vez limpia de grasa, enjuagar la pechuga, secamos con papel de cocina y troceamos en daditos que dejamos en un cuenco, con una pizca de sal y pimienta y el jengibre pelado y rallado. Tapar y reservamos en el frigorífico.

Luego, preparamos las verduras: pelar las patatas y se cortan en cubitos, hacemos lo mismo con los nabos y las zanahorias. Retirar la corteza de la calabaza y la cortamos del mismo modo. Quitar las hebras a los tallos de apio y se cortan en rodajitas.

En un cazo ponemos el caldo a calentar, a fuego suave. Aparte, en otra cazuela honda, calentamos un chorrito de aceite de oliva y rehogamos la cebolleta picada muy fina hasta que comience a ablandarse.

Pasados unos minutos, incorporar los dados de pollo y los doramos ligeramente. Mojar con el caldo caliente, añadir las verduras, las hebras de azafrán, una pizca de sal y pimienta y también un puñado de hojas de culantro y perejil picadas.  Mezclar bien, tapar y cocinar a fuego medio durante treinta minutos.

Antes de apartar, incorporamos los fideos chinos troceados y dar un último hervor todo junto. Servir muy caliente.

 

Pechuga de pollo a la naranja

Laura Vichera | 2 de junio de 2016 a las 8:13

  • 700 grs de pechuga de pollo de corral en filetes
  • 2 naranjas
  • un limón pequeño
  • unas bayas de enebro
  • una cucharada de  harina
  • unas hebras de azafrán
  • unos granos de pimienta rosa
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

PARA ACOMPAÑAR

  • 150 grs de quinoa
  • un calabacín pequeño
  • una zanahoria pequeña

 

Antes de empezar, limpiar los filetes de pollo de grasa y los enjuagamos. Dejamos en un escurridor, los secamos luego con papel de cocina y se cortan en tiras, a lo largo.

A continuación, enjuagamos las naranjas, frotar con un cepillo y sacamos tiras finas de piel que blanqueamos un par de minutos en agua hirviendo. Se enjuagan y escurrimos. Exprimir las naranjas y colar el zumo.

En una fuente, colocamos las tiras de pollo, salpimentar y enharinar ligeramente. En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y vamos friendo las tiras de pollo, a fuego vivo, dejando que se doren por todas partes.

Hecho esto, se sacan a la fuente y desglasar la sartén con el zumo de las naranjas. Incorporar las bayas de enebro y los granos de pimienta ligeramente machacados y también añadimos las hebras de azafrán.

Unos minutos después, incorporar nuevamente las tiras de pollo, agregar la juliana de piel de naranja y unas gotas de zumo de limón. Sacudir suavemente la sartén para que se traben todos los ingredientes. Probar de sal y damos un hervor todo junto.

Mientras, cocer la quinoa y la salteamos con el calabacín y la zanahoria picados en daditos. Servir con el pollo, napar con la salsa y acompañar también con una ensalada.

Garbanzos con sofrito de setas

Laura Vichera | 2 de febrero de 2016 a las 18:05

  • 250 grs de garbanzos extra
  • ¼ kilo de setas shi-itake
  • una cebolleta
  • una zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • un par de vasos de caldo de verdura
  • un atadillo hecho con un par de hojas de laurel, unas ramitas de tomillo y perejil
  • una guindilla pequeña
  • sal y pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva

 

La víspera tenemos los garbanzos en remojo. En el momento de prepararlos, se enjuagan bien y los pasamos a una olla. Agregar la cebolleta y la zanahoria limpias y cortadas en trozos grandes.

También agregamos el ramillete de tomillo y laurel, una pizca de sal, un chorrito de aceite de oliva y cubrir con agua fría. Cocer hasta que la legumbre esté tierna.

Mientras, limpiamos las setas, retiramos la parte final del pie, se enjuagan, las secamos con papel de cocina y se cortan en cuartos o en láminas.

En una sartén amplia, calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva y vamos rehogando, a fuego medio, dos dientes de ajo muy picados hasta que vayan tomando color. Incorporar las setas y la guindilla, subir un poquito el fuego y saltear. Apartamos.

Cuando los garbanzos estén a punto, los escurrimos de su agua, retiramos las hierbas y las verduras y volcamos nuevamente en la cazuela. Agregar las setas y cubrir con el caldo de verduras. Sacudir suavemente para que todo quede bien mezclado y cocer a fuego suave unos diez minutos más todo junto.

Servir bien caliente y agregar unas gotas de aceite de oliva crudo sobre cada uno de los platos.

 

Crema de pescado con alioli

Laura Vichera | 1 de diciembre de 2014 a las 19:51

  • un kilo de mezcla de pescado para caldo: congrio, merluza, rascacio, salmonete
  • 2 cebolletas
  • un bulbo grande de hinojo
  • una zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • unas ramitas de tomillo
  • dos hojas de laurel
  • unas ramitas de perejil
  • unas hebras de azafrán
  • un par de cucharadas de concentrado de tomate
  • sal y unos granos de pimienta negra

PARA ACOMPAÑAR

  • 4 rebanadas de pan del día anterior
  • un huevo
  • un diente de ajo
  • aceite de oliva suave o de girasol

Un buen rato antes, preparamos el caldo. Limpiar y cortar el pescado en trozos grandes. Pelar las cebolletas, se cortan en gajos y limpiar también el hinojo y la zanahoria y los cortamos del mismo modo.

En una cazuela grande, calentar un chorrito de aceite y rehogar el pescado con las cebolletas, el hinojo y los dientes de ajo, a fuego medio, sin dejar de mover, para que todo vaya tomando color.

Luego, incorporar el concentrado de tomate y las hebras de azafrán. Añadimos también un manojito hecho con el laurel, el tomillo y las ramitas de perejil. Cubrir con litro y medio de agua templada y cocer durante tres cuartos de hora.

Mientras, preparamos el alioli y lo mantenemos en el frigorífico. Tostar las rebanadas de pan y reservar.

Una vez hecha la sopa, colamos el caldo. Desmenuzar el pescado y lo incorporamos de nuevo a la cazuela, así como las verduras. Triturar hasta obtener una crema fina, probar de sal y poner nuevamente al fuego.

Servir muy caliente y sobre cada uno de los platos colocamos una rebanada de pan con una cucharadita de alioli encima.

 

Ensalada de pollo, quinoa y zanahoria

Laura Vichera | 18 de septiembre de 2014 a las 8:13

  • 300 grs de pechuga de pollo
  • 100 grs de quinoa
  • 3 zanahorias medianas
  • un bulbo grande de hinojo
  • medio limón, ralladura y zumo
  • unas ramitas de tomillo
  • una cucharada de mostaza
  • una cucharadita de pimentón
  • sal y pimienta negra molida
  • aceite de oliva

 

Unas horas antes de preparar la ensalada, limpiar el pollo de piel y grasa, enjuagar y secar con papel de cocina. Cortar luego en daditos de tamaño mediano que pasamos a un cuenco con la ralladura y zumo de limón, el tomillo desmenuzado y la mostaza. Agregar una pizca de sal, mezclar bien, tapar con film y dejamos en el frigorífico.

Para la ensalada, enjuagar la quinoa en abundante agua fría y la dejamos escurrir. La pasamos a un cazo, agregar un pellizco de sal, cubrir con agua fría y arrimar al fuego.

Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y cocer durante doce minutos aproximadamente. Luego, volcar en un colador, refrescar con agua fría y reservamos.

Luego, raspar las zanahorias y las cortamos en bastones o en daditos pequeños que escaldamos en agua hirviendo unos minutos, de modo que se hagan ligeramente, pero queden crujientes.

A continuación, limpiar el bulbo de hinojo, lo cortamos en tiras finas y lo escaldamos igualmente. Pasar todas las verduras a un escurridor y dejamos que se enfríen.

En una sartén con muy poco aceite, saltear los dados de pollo, a fuego vivo, para que se doren. Apartar del fuego y cuando estén templados los pasamos a una ensaladera.

También incorporamos la quinoa y las verduras. Aderezar con una pizca de sal y pimienta negra, espolvorear el pimentón y un chorrito de aceite de oliva. Mezclar bien y dejamos reposar a temperatura ambiente antes de servir.