Cómo hacer un blog en Blogger (I)

Susana Caballero | 24 de febrero de 2011 a las 21:48

Decía al principio del tutorial de Twitter que a los que llevamos un tiempo enredando (nunca mejor dicho) en internet se nos olvida a veces que al principio no teníamos ni la más remota idea de cómo se usaba Twitter, de cómo iba eso de Facebook y, desde luego, tampoco de cómo se creaba o gestionaba un blog. Pese a que el auge de las redes sociales pueda hacer pensar lo contrario, se siguen escribiendo muchos blogs todos los días en todo el mundo y también se siguen creando muchos más casi cada minuto. Y aunque ahora es mucho más fácil crear uno que hace unos cuantos años (no les voy a aburrir con batallitas, pero cuando yo empecé con mi primer blog no había estadísticas integradas, ni diseños personalizados de plantillas ni otras muchas de las cosas que se pueden hacer ahora con Blogger) sigue habiendo personas que no terminan de lanzarse a esto de los blogs porque no saben por dónde empezar.

No hablaré aquí de la conveniencia de tener o no un blog, ni de cómo hay que escribir, ni con qué frecuencia, ni desde luego sobre qué temas, sino de cómo empezar a hacerlo si es que quien lee esto está decidido a tener uno. Hay unas cuantas plataformas gratuitas (y de pago) más para administrar blogs, pero las dos más populares son Blogger y WordPress. Más adelante puede que haga un tutorial sobre la segunda, pero por ahora vamos a empezar por la primera: Blogger.

Como Blogger pertenece desde hace tiempo a Google, lo primero que necesitamos es una cuenta de Google. Si tiene una de Gmail, puede acceder con ella y configurarla como cuenta de Google, si es que no lo ha hecho ya (para configurar su acceso a Reader, por ejemplo). Una vez haya hecho eso, acceda a Blogger.

Ahí tendrá que indicar el nombre con el que quiere firmar sus textos y aceptar las condiciones del servicio.

En la siguiente página podrá crear su blog o editar, si lo prefiere, su perfil. Al perfil se puede acceder en cualquier momento y contiene las casillas habituales en los servicios de este tipo, así que pasaremos directamente a la creación de un blog. Pulsemos en Crear blog ahora:

Ahora hay que darle un nombre al blog (es el que se verá en la cabecera, como el Redes y cacharros se ve en la entrada a éste) y tenemos que asignarle una dirección. Todas las direcciones que proporciona Blogger terminan en blogspot.com, pero la parte anterior podemos decidirla nosotros. El título del blog y la dirección que le asignemos pueden o no coincidir. El título podremos cambiarlo más adelante si no nos gusta o cambiamos de opinión. Escribimos el título deseado y la dirección que queremos que tenga y comprobamos la disponibilidad. En mi caso, me dice que pruebatutorial.blogspot.com no está disponible, y me ofrece cambiarlo por pruebaparatutorial.blogspot.com. Acepto y creo el blog.

El siguiente paso es escoger una plantilla:

Como indica la propia página, se puede cambiar más adelante e incluso modificarla con el diseñador de plantillas, así que escogemos una cualquiera para ir probando (ya explicaré más adelante los distintos tipos de plantillas y cómo modificarlas).

Ahora podemos asignarle a nuestro blog un dominio personalizado, uno que ya tengamos, o quedarnos con el blogspot.com. Esto también podemos cambiarlo más adelante. También podemos importar un blog de Blogger que ya tengamos para incluirlo en este, configurarlo o empezar a publicar. Si tiene prisa por contar al mundo lo que se le pasa por la cabeza, adelante, pero me gustaría que antes de publicar nada se familiarizasen primero con el menú del blog.

A partir de ahora, cuando entremos en Blogger aterrizaremos en el Escritorio, que tendrá este aspecto:

Si le damos a cualquiera de las opciones (nueva entrada, editar entradas, comentarios, estadísticas…) accederemos al menú del blog propiamente dicho:

En el apartado Creación de entradas podemos añadir textos nuevos, editar otros que ya tengamos hechos (los hayamos publicado o guardado en borrador) y añadir y editar páginas, que no son posts propiamente dichos, sino textos que escapan al flujo habitual de un blog porque son más o menos fijos, como un texto sobre el autor, por poner un ejemplo. Podemos añadir hasta diez páginas diferentes, y podemos hacerlo en cualquier momento, como casi todo lo demás.

En la pestaña comentarios se irán almacenando todos los que vayamos recibiendo en los textos que publicamos. Como veremos enseguida, podemos configurar que los comentarios aparezcan publicados tal como se reciben o dejarlos sin publicar hasta que lo autoricemos. En cualquier caso, todos ellos aparecerán siempre ahí (esta es, por cierto, otra de las novedades implementadas por Blogger en los últimos tiempos).

En el apartado de configuración vamos a llevarnos un rato. Si pulsan en la imagen podrán verla ampliada. Vayamos por partes.

Ya hemos explicado someramente lo que es importar un blog (traer contenido de otra publicación en Blogger), y creo que se entiende también lo que es exportarlo y suprimirlo. Aquí podemos cambiarle el título si el que hemos puesto de inicio no nos gusta y añadir una descripción, que normalmente se verá en la cabecera del blog, bajo el título (hay plantillas que no admiten la descripción en ese espacio, pero sí en el lateral, por ejemplo).

Es recomendable tanto añadir el blog a las listas de Blogger como hacerlo visible a los motores de búsqueda, si es que queremos que alguien entre en él. También es recomendable mostrar la edición rápida, porque permite editar un texto desde el propio blog, sin tener que ir primero al panel de administración, y utilizar el editor actualizado, para no perdernos ninguna de las nuevas funciones incorporadas. Lo de los enlaces de envío de entradas es más a gusto del consumidor, aunque en mis blogs personales sí que lo incluyo. El botón de contenido para adultos se explica por sí mismo. Cuando haya terminado aquí, guarde la configuración antes de pasar al siguiente apartado.

En Publicación podrá cambiar, como decía antes, el dominio blogspot.com por uno personalizado. En Formato podrá indicar cuántos textos quiere que se vean en su página principal (cuando tecleamos la dirección de cualquier blog vemos en portada unos cuantos posts, uno encima del otro; este punto se refiere a esa cifra de textos), el formato de fecha y de hora, la zona horaria o el idioma, entre otras cuestiones.

Pasemos al apartado de comentarios. Ahí puede seleccionar si se muestran o no, quién puede comentar en su blog (todo el mundo, sólo usuarios registrados, sólo usuarios de Google o sólo los miembros del blog). Esto también es cosa de cada uno, pero yo prefiero que comente todo el que quiera (no aquí, porque este sitio está sujeto a la misma política editorial que los diarios y hay que aprobar lo que se publica). Esto también lo puede cambiar si ve que entra demasiada morralla o si no le gustan los comentarios anónimos. Aquí puede además indicar dónde quiere que aparezca el formulario de comentarios, si en una ventana emergente, en una página completa o a continuación del propio post, escoger si quiere que sus textos admitan o no comentarios y configurar los enlaces de retroceso (cuya naturaleza se explica en la propia página).

Más abajo podemos añadir, si lo deseamos, un mensaje para que lo vean quienes accedan al formulario de comentarios (del tipo “gracias por pasar por aquí y decirme lo que opinas”, por poner un ejemplo tonto), indicar si queremos habilitar la moderación de comentarios (si queremos autorizarlos antes de que se publiquen), si se muestra una palabra de verificación para poder dejar un comentario (para evitar los dejados por máquinas), si queremos o no que se vea la imagen de perfil de quienes nos comenten y, por último, una dirección de correo en la que recibamos los avisos de nuevos comentarios (por defecto sale la cuenta con la que hemos creado el blog).

En Archivo hay poco que comentar aparte de lo que se ve, así que saltamos al Feed del sitio. Por ahora nos quedaremos en el modo básico, donde configuraremos cómo recibirán nuestros lectores lo que escribamos si usan un lector de feeds (del tipo Google Reader) para estar al tanto de las actualizaciones. En el propio Blogger se indica qué significa cada una de las opciones que podemos escoger. Mi consejo, no vinculante, claro, es que se permita el envío completo. Así pierdo visitas a mi blog, puede pensar. Es posible, pero hay mil y una formas de esquivar los feeds truncados y leer cualquier post completo sin tener que entrar en el blog del que procede, y que se corte el texto a la mitad, o tras el primer párrafo y que tengamos que ir a otro sitio a terminar de leerlo es un incordio que no hará que tengamos más lectores ni desde luego que les caigamos mejor. Si lo que publicamos es interesante vendrán a decírnoslo en los comentarios. Aquí también se puede añadir un pie de página para que lo vean quienes estén suscritos al Feed.

Los apartados Correo electrónico y móvil y OpenID vamos a saltarlos por ahora. En el punto Permisos podemos añadir hasta 100 autores para que colaboren en el blog y establecer quién puede leer lo que hagamos. La pestaña monetizar integra AdSense, para gestionar la publicidad de nuestro blog, si es que queremos que incluya anuncios.

Y en Estadísticas, otra de las incorporaciones recientes (antes había que acudir a servicios como Analytics si queríamos saber si entraba alguien en el blog) podemos ver por momento, día, semana, mes o en cualquier momento (siempre) cuántas visitas tenemos, y ver cuáles son los textos que leen, de dónde vienen (fuentes de tráfico) y cómo son nuestros lectores (por países, por navegadores y por sistemas operativos).

Si ha llegado hasta aquí puede que esté un poco abrumado y se pregunte para qué todos estos pasos si ni siquiera ha publicado nada. Puede que aún no lo haya hecho, pero si ha llegado al final de esta escalera, al menos puede decir que ya tiene un blog. Enhorabuena.

En la siguiente entrega veremos cómo publicar artículos, con todas las variantes y complementos que se me ocurran y, si no me enredo mucho (algo que no puedo prometer), hablaremos también del diseño.

Etiquetas: , , ,

  • Drea

    Jo, lo haces mucho mejor que lo hacía yo en Cibervoluntarios…

  • Augusto Pérez

    ¿Porque con Google? Hay plataformas mejores para este tipo de aplicaciones con WordPress, y también son gratis.
    Y no hay ningún tipo de interés oculto, es simple curiosidad.

  • Susana Caballero

    No creo, Drea. Además, sentarse y escribir es mucho más fácil que explicarle a la gente las cosas en directo. Para eso, por ejemplo, confieso que no tengo paciencia ninguna :D

    Como digo al principio, Augusto, he decidido empezar con Blogger, pero eso no significa que no vaya a hablar más adelante de WordPress. Tampoco en mi caso hay intereses ocultos ;) Saludos.

  • Edgar Bolivar

    Hola a todos,
    hombre, es claro que existen alternativas igual de gratuitas que Blogger para publicar un blog, pero por algún sitio había que comenzar. Se supone que ya habrá tiempo de hacer entradas sobre WordPress, Tumblr, Posterous, Movable Type y algun servicio más. Por lo demás, estupendo post, muy asequible a todos y bastante claro para los primerizos. Espero los siguientes ;-)

    Gracias y saludos.

  • Susana Caballero

    Muchas gracias, Edgar. Me apunto todos los que mencionas. Me estáis amontonando entre todos una buena lista de deberes, jeje. Saludos.

  • Abogado Marbella

    Gracias por esta entrada, es una gran ayuda para dominar de una forma efectiva el tan necesario hoy dia internet..que es un mundo desconocido para muchos…Visitaré más a menudo este blog!! Un saludo

  • Susana Caballero

    Gracias, Abogado. Saludos.

  • Gaditano

    Felicidades por el post,que le vendrá muy bien a los que quieran iniciar la aventura de crear un blog en Blogger.

    Por otra parte y contestando al señor Augusto Pérez:

    La diferencia de Blogger y WordPress es que el primero es totalmente gratuito y dispones de almacenamiento de imágenes ilimitado que se consigue con un (sencillo truco).Y el segundo al con trario para poder brindar este servicio gratuitamente, en ciertas ocasiones muestran anuncios de texto de Google en tu blog, pero sólo muy raramente.Para poder eliminar la publicidad de tu blog tienes que hacer una suscripción anual.Saludos.

  • Susana Caballero

    Gracias, Gaditano. Saludos ;)

  • Germen

    Aquí les dejo mi blogger por si les interesa. Saludos

  • […] la primera entrega vimos cómo crear y configurar un blog en Blogger. Ahora veremos cómo escribir un artículo, […]

  • marta

    hola!
    muchas gracias x todos estos datos…
    es fascinante este mundo
    estoy tratando de crear un blog sobre tarot y la verdad me es dificil ya q tengo conocimientos basicos
    pero gracias a vosotros esta siendo mas liviano…
    gracias!