Cómo hacer un blog en Blogger (III)

Susana Caballero | 1 de junio de 2011 a las 18:37

Después de haber visto cómo crear y configurar un blog en Blogger y cómo familiarizarnos con el panel de escritura de artículos, en esta entrega veremos cómo personalizar la plantilla de nuestro blog sin necesidad de saber html. Evidentemente, si se conoce las opciones son más amplias, porque no sólo se puede modificar lo que tengamos, sino también crear lo que se ajuste a nuestros deseos. Pero por ahora lo haremos sin html.

Para cambiar la plantilla podemos usar el diseñador de plantillas de Blogger o instalar alguna que hayamos creado o hayamos encontrado en cualquiera de los numerosos sitios que ofrecen plantillas (gratuitas y de pago). En páginas como Blog and Web explican, además, como instalarlas, aunque, en resumen, se accede desde la opción Edición de html del menú de diseño del blog. Ahí se sube la plantilla y después se le hacen las modificaciones necesarias (si alguien tiene alguna consulta al respecto, no tiene más que dejar un comentario).

En cuanto al diseñador de plantillas (en la pestaña de Diseño), una novedad incluida por Blogger hace relativamente poco, permite cambiar de forma sencilla los modelos de plantilla que proporciona de serie (agrupados en seis bloques: Sencillo, Picture window, Fantástico SA, Filigrana, Etéreo y Viajes). Basta con escoger un modelo de cualquiera de los bloques e ir cambiando cada uno de sus aspectos. Veremos qué es lo que se puede cambiar.

Como escogimos en su momento una del bloque Sencillo en el blog en el que estamos haciendo las pruebas, seguiremos con ella para modificarla.

En el apartado Fondo podemos seleccionar una gama de colores principal. Eso significa que todos los colores que usemos en los distintos elementos de nuestro blog combinarán, aunque más adelante podremos cambiar individualmente cada uno de esos elementos. También podemos escoger una imagen de fondo. Si no nos gusta el catálogo que nos ofrece Blogger, podemos subir una que nos guste.

En Ajustar ancho, obviamente podemos determinar el ancho de todo nuestro blog y también el de la columna de la derecha, aunque si no es ese diseño predeterminado el que queremos conservar, porque preferimos tres columnas, o sólo una, por ejemplo, será mejor que volvamos aquí cuando tengamos eso claro. Vamos, pues, a Diseño. Creo que no hace falta explicarlo mucho más, porque las imágenes son lo suficientemente elocuentes, así que dejo una captura del menú: podemos cambiar la distribución (y cantidad) de las columnas laterales (o menús) y también el pie de página (lo que va a los pies del blog).

En esto, como en otras muchas cosas, soy una clasicista, así que la opción que me gusta es la de un bloque central con un menú, con una sola columna a la derecha (en alguna ocasión he necesitado, eso sí, una segunda columna, pero siempre al lado de la otra), aunque me decantaré aquí por una opción algo menos ortodoxa para que vean las posibilidades: doble columna a la izquierda y el pie de página en tres bloques. Volvemos al apartado de diseño para ajustar el ancho del blog y el del bloque de columnas de la izquierda a nuestro gusto, y lo que tenemos es lo que podemos ver en la imagen de la izquierda (click para ampliar).

El último apartado es el Avanzado. Ahí veremos distintos elementos (texto de la página, fondos, enlaces, título del blog, descripción del blog, texto de la pestaña, fondo de las pestañas, título de entrada, cabecera de fecha, pie de página de la entrada, gadgets, imágenes, acentos y añadir CSS).

A esos elementos (conforme los vayamos seleccionando se irán destacando en la previsualización que tenemos abajo, para saber siempre por dónde andamos) podemos cambiarles aspectos como la fuente de la letra (y ponerla en cursiva o negrita si así lo deseamos), su cuerpo (el tamaño) y el color. Blogger nos indica qué colores son los que están en esa plantilla y cuáles son los que encajan con el patrón cromático de nuestro diseño, pero si no tenemos miedo a las combinaciones osadas de colores, podemos coger cualquiera que nos plazca. A las fotos, además, podemos cambiarles el borde con que se muestran en el blog, o ponérselo o quitárselo, según lo que nos ofrezca la plantilla que hemos escogido. Y con un par de cambios aquí y allá, lo hemos dejado como se puede ver en la imagen de la izquierda (click para ampliar).

En la siguiente entrega seguiremos con el diseño, pero esta vez a partir de los bloques de la página.

Etiquetas: , , ,

  • Uno

    Hay que coger colores sencillos para el blog, diseños normales. Hacen que sea más fácil la lectura del blog.

  • Drea

    Está muy bien que lo expliques con todo lujo de detalles, a personas como mi padre le irá genial. Lo que sí que está estupendísimo es que por fin nos podamos suscribir a los comentarios :D

  • Susana Caballero

    Gracias, Drea. Esa es la idea, que le sea útil a la gente que está poco familiarizada con estas cosas y que puede que le tenga un poco de miedo, cuando en realidad gestionar un blog hoy en día es de lo más sencillo ;) Sí, jeje, escucharon tu sugerencia de los comentarios. Me alegro de que te guste.

    Cierto, Uno. Lo mejor son siempre los colores sencillos, sobre todo en el bloque central de texto. Es incomodísimo leer si un blog tiene según qué combinaciones de colores. Yo siempre prefiero el negro sobre blanco. Me resulta la opción más cómoda. Gracias por pasar por aquí y un saludo.

  • Diseño web cadiz

    Me parece que esta información es completa e importante para manejar bien en todo lo que trate del tema


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber