Cinco años del iPhone

Susana Caballero | 9 de enero de 2012 a las 19:00

Un iPod con teléfono, un móvil que permite navegar por internet y ver el correo electrónico, un dispositivo que permite ver la televisión y que además lleva cámara

Estas fueron algunas de las cosas que se dijeron hace ahora cinco años, cuando Steve Jobs se subió al escenario para presentar un aparato con el que Apple “reinventaba el teléfono móvil”. La frase fue pronunciada por el propio Jobs, experto en proporcionar a los periodistas el titular que quería ver publicado y que muchos medios replicaron, obedientes, como encabezamiento de textos cuyo tono dejaba entrever que no se creían demasiado aquello de la “reinvención”.

Pero, como tantas otras veces, Jobs tenía entonces razón.

El iPhone, presentado en sociedad el 9 de enero de 2007, lo cambió todo. Cambió la telefonía móvil, cómo nos relacionamos con los teléfonos y puso en el bolsillo de todo aquel que quisiera (y pudiera permitírselo) un teléfono con el que se podía hacer buena parte de lo que hacemos sentados ante un ordenador y por cuya pantalla, que ocupaba casi toda su parte frontal, podíamos movernos sólo con los dedos. Por no hablar de que ese cacharrito nos permitía llevarnos internet con nosotros a todas partes. Y, como suele ocurrir con los productos salidos de la firma de Cupertino, era extraordinariamente fácil de usar.

Basta con echar un vistazo al mercado de eso que llamamos smartphones para comprobar cuán decisivo ha sido el diseño del iPhone, en el que casi todos los fabricantes se han inspirado con mayor o menor acierto, aunque tan importante como el dispositivo es su sistema operativo, el iOS, que tanto ha inspirado también, por ejemplo, a Android.

Un iPod, un teléfono e internet, decía Jobs. El iPhone es todo eso y mucho más, mucho más que un teléfono, o dispositivo en general. Es un concepto, uno muy bueno, que además gustó mucho al público.

Aunque fue presentado en enero, el iPhone no llegó al mercado estadounidense hasta finales de junio de 2007 (tuvo que ser certificado por la Comisión de Comunicaciones). No sé si antes también se producían colas cuando Apple lanzaba un producto, pero sí recuerdo que fue entonces cuando empezamos a verlas en informativos y periódicos, siempre con alguna coletilla que indudablemente suscitaba en el espectador un “estos americanos están locos”. El iPhone comenzaría a llegar al año siguiente al resto del mundo (no fueron pocos los que aprovecharon un viaje a EEUU para traerse uno o lo encargaron a algún amigo), y en todos los países se fue repitiendo el mismo ritual de colas interminables ante las tiendas (sí, los americanos no eran los únicos que estaban locos).

Tras el iPhone vendrían el 3G y el 3GS. Cada uno fue mejorando los registros de su antecesor, hasta el pelotazo del iPhone 4, que batió todos los récords… hasta la llegada del iPhone 4S, del que se vendieron cuatro millones de unidades en tres días. El iPhone 4S fue el primer producto que la compañía lanzó sin Steve Jobs, que fallecería sólo unas horas después de la presentación. Se dice que cuando la muerte le alcanzó el cofundador de Apple trabajaba en el iPhone 5, del que poco se conoce aunque se augura que, una vez más, volverá a revolucionarlo todo. ¿Apostamos?

Etiquetas: , , ,

  • Juan J,

    Un telefono que sin hablar, cada 18 horas,hay que recargarlo, no me parece un buen asunto. ¿Diriamos lo mismo si cada hora,lo tuvieramos que recargar ?
    A mi me parece un engendro. Es mas, cuando no localizo, pues no se donde lo puedo haber dejado, tengo que llamarle con otro telefono,lo mas pronto posible para localizarle, que en algunos casos es demasiado tarde, pues ya se le terminado la bateria¡¡
    ¡Vaya mierda¡

  • Juan J,

    “..el iPhone 5, se augura que, una vez más, volverá a revolucionarlo todo. ¿Apostamos?”
    Lo que me temo, es que saquen uno que haya que recargarlo cada dos o tres horas….pero ¿¡Donde si estoy en la calle¡?
    Una verdadera revolución, seria mantener a los que hay, CON UNA BATERIA QUE DURASE 10 DIAS ¡ …esto si que seria una Revolución¡¡¡¡
    Tambien parece que vayan a sacar este teléfono con una minuscula Bateria de Combustible, que se recargaria con una pequeña capsula de alcohol.
    ¡¡Bueno,…esto no estaria mal¡

  • Jose

    Y todos esperando a la presentación del Ipad3.

  • Jesús

    Estimado Juan J,: creo que tu comentario es muy pobre y que eres un simple mortal donde no aprecias lo que este aparato revoluciono a travez de la poca trayectoria que se tuvo en tan poco tiempo, realmente un iphone es para gente que le gusta la calidad y no cualquier copia como lo es Android, que pena que Stevge Jobs ya no este aqui porque de seguro que revolucionaria muchisimas cosas mas. Y en cuanto a tu bateria comprate un equipo nuevo de fabrica, o un extensor de bateria y por si no lo sabias para encontrar tu celular hay una aplicacion que se llama “where is my phone”, Aprende a hacer un JAILBREAK….. Bueno saludos desde Bolivia….

  • Shugoran

    Jesús, Jobs sólo era un mercachifle con buen ojo para crear interés entre los seguidores de la secta manzanera.

    Que digas que Android es una copia de iOS me hace pensar que no tienes ni idea de lo que estás hablando, y que como tantos iSectarios, te aterra la idea de que tu símbolo de estatus (que al fin y al cabo no es más que un teléfono) esté amenazado por el auge de Android.

    “Eres un simple mortal”… cágate con el comentario del semidiós.

  • […] de las novedades más esperadas es el cambio del conector, que permanecía inalterable desde el lanzamiento del primer iPhone (desde antes, en realidad, porque era el que llevaban los iPod desde 2003). El nuevo es más […]


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber