Archivos para el tag ‘almacenamiento’

Google Drive, la oscura ‘nube’ de Google

Susana Caballero | 25 de abril de 2012 a las 19:24

Tras varios meses de rumores, Google al fin se ha decidido a lanzar Drive, su aplicación para almacenar archivos on line. Como suele ocurrir con los productos estrella de Google (recordemos que durante mucho tiempo se necesitaba invitación para crear una cuenta de Gmail) hay lista de espera para probarlo, aunque se supone que poco a poco irán incorporándolo a todas las cuentas de Google. Drive ofrece a sus usuarios cinco GB de espacio gratuitos. Si se desea incrementar esa capacidad de almacenamiento, hay diversos planes de datos con los que, previo pago, se pueden alcanzar hasta 16 TB.

A simple vista, Google, que parece que últimamente va siempre un paso por detrás (o varios) de sus competidores, no ofrece nada que no ofreciesen ya servicios como Dropbox, SkyDrive de Microsoft, Box o el propio iCloud de Apple, por poner sólo cuatrolos tres ejemplos más conocidos. Tampoco ofrece mayor capacidad (sin pasar por caja, claro), así que ni siquiera queda ese consuelo (SkyDrive ofrece siete GB -hay una oferta por tiempo limitado para que los que ya son usuarios puedan ampliarlos hasta 25-, iCloud cinco, en Dropbox, aunque de inicio proporciona dos, es muy sencillo llegar hasta esos cinco invitando a amigos o instalando la aplicación en dispositivos móviles, por ejemplo, y algo similar ocurre con los cinco GB iniciales que ofrece Box).

En cuanto a su funcionamiento, es similar al de Dropbox. El usuario descarga un programa en su ordenador o dispositivo móvil que, al instalarlo, creará una carpeta en nuestro disco duro para compartir archivos desde ahí. Si queremos subir algo a Drive, sólo tenemos que ponerlo en esa carpeta y se sincroniza con nuestra cuenta y con las carpetas que tengamos en todos los dispositivos en los que lo tengamos instalado. Si queremos compartirlo con alguien, podemos hacerlo desde el propio Drive. Pero tiene una pega: por ahora no está disponible para dispositivos con iOS (iPad, iPhone, iPod Touch), así que habrá que esperar.

La novedad es que Drive permite editar on line los documentos que tengamos subidos ahí, gracias a que integra Google Docs. En realidad lo que ha hecho ha sido absorberlo, como comprobarán los usuarios de teléfonos o tablets con Android que usen Docs, que verán que al actualizar la aplicación se transforma en Drive:

La aplicación para móviles de Google Drive es la nueva forma de acceder a los documentos de Google Docs y a Google Drive desde tu dispositivo o tablet Android. Con la aplicación de Google Drive, podrás acceder a tus documentos y modificarlos sin necesidad de utilizar un navegador. La versión anterior de la aplicación, Google Docs, se actualizará a Google Drive con la próxima actualización en Google Play.

Obviamente, la actualización nos permitirá subir y disponer on line de más tipos de archivos de los que hasta ahora soportaba Docs, pero no me gusta esta política de Google de obligarte a usar sus nuevos servicios, quieras o no (algo similar a lo que ocurrió con Google+). Si a mí me va bien con Docs y con Dropbox, por ejemplo, ¿por qué tengo que usar Drive? En la web (desde el ordenador) es por ahora voluntario, pero si uno tiene un dispositivo móvil y usa Docs y le gusta tenerlo actualizado, a partir de ahora tendrá que usar Drive, lo quiera o no. Sin duda, acciones como esa ayudan a maquillar las cuentas de resultados. Puede que llegue un momento en que adjudiquen a todos los usuarios de Google una cuenta de Drive. Y, claro, los contarán como clientes de Drive, lo utilicen o no.

Pese a que la recepción general del anhelado disco duro virtual de Google ha sido discreta, cinco millones de dispositivos han descargado Drive en sus primeras 24 horas en la Red. ¿Cuántas de esas descargas habrán sido ‘actualizaciones automáticas’ de Docs? ¿Cuántas personas se habrán pegado un rato buscando Docs entre sus aplicaciones hasta que se han dado cuenta de que ahora lo que deben usar es Drive? Y, lo más importante: de esos cinco millones de personas (prefiero hablar de personas a hacerlo de cacharros, aunque la cifra se refiera a los segundos), ¿cuántas se han leído las condiciones de uso?:

Algunos de nuestros servicios te permiten enviar contenido. Si lo haces, seguirás siendo el titular de los derechos de propiedad intelectual que tengas sobre ese contenido. En pocas palabras, lo que te pertenece, tuyo es.

Ahora bien:

Al subir contenido o al enviarlo por otros medios a nuestros Servicios, concedes a Google (y a sus colaboradores) una licencia mundial para usar, alojar, almacenar, reproducir, modificar, crear obras derivadas (por ejemplo, las que resulten de la traducción, la adaptación u otros cambios que realicemos para que tu contenido se adapte mejor a nuestros Servicios), comunicar, publicar, ejecutar o mostrar públicamente y distribuir dicho contenido.

Las condiciones de uso se aplican por igual a todos los productos de la compañía (las unificaron hace unas semanas), pero hay productos en los que esto es más trivial y otros en los que no lo es en absoluto. No sé ustedes, pero a mí esto no me anima a usar esos cinco GB, sobre todo porque compañías como Dropbox no me piden una “licencia mundial” para hacer lo que les plazca con mis cosas.

Por si no lo leyeron en su día, les recuerdo que Pinterest tenía unas condiciones de uso similares que cambió tras las protestas de los usuarios. Si creen que las condiciones que impone Google son abusivas, quéjense o, lo que es mejor, no usen sus productos. Recuerden que no tienen por qué hacerlo. Hay mundo más allá de Google. Al menos por ahora…

—————————————–

PD: Además de Drive, Dropbox, iCloud, SkyDrive y Box, hay muchos otros servicios que ofrecen espacio de almacenamiento en la nube. Por ejemplo, SugarSync (cinco GB gratuitos), CloudApp (para Mac) o Ubuntu One (también cinco GB gratuitos).