Archivos para el tag ‘Instagram’

Instagram matiza los cambios en sus términos de uso… para dejarlos igual

Susana Caballero | 19 de diciembre de 2012 a las 17:41

Después del revuelo que se armó con las nuevas condiciones de uso de Instagram (si es o no para tanto lo dejo al criterio de cada uno), Kevin Systrom, cofundador de la compañía, ha salido a escena para calmar los ánimos. En un texto en el blog de Instagram, Systrom viene a decir que ha sido todo un malentendido y que lo que ocurre es que, como está escrito con jerga legal, la gente no se ha enterado bien de lo que pone:

Our intention in updating the terms was to communicate that we’d like to experiment with innovative advertising that feels appropriate on Instagram. Instead it was interpreted by many that we were going to sell your photos to others without any compensation. This is not true and it is our mistake that this language is confusing. To be clear: it is not our intention to sell your photos. We are working on updated language in the terms to make sure this is clear.

Es decir,

“…queremos experimentar con anuncios innovadores que encajen en Instagram (…) Se ha interpretado que vamos a vender vuestras fotos a terceros sin compensación. Eso no es cierto (…) No es nuestra intención vender vuestras fotos…”.

Sigamos leyendo:

To provide context, we envision a future where both users and brands alike may promote their photos & accounts to increase engagement and to build a more meaningful following. Let’s say a business wanted to promote their account to gain more followers and Instagram was able to feature them in some way. In order to help make a more relevant and useful promotion, it would be helpful to see which of the people you follow also follow this business. In this way, some of the data you produce — like the actions you take (eg, following the account) and your profile photo — might show up if you are following this business.

Entre otras cosas, en ese párrafo se dice: “…algunos de tus datos —como acciones (seguir una cuenta) y tu foto de perfil— podrían mostrarse si estás siguiendo a una empresa”. O sea, que datos como si seguimos o no a alguien y la foto de perfil (entre otras, porque ese “como” indica que esos dos casos son ejemplos de una lista más larga), se pueden mostrar si un tercero lo requiere (el “Instagram was able to feature them in some way” que sigue es magnífico, como si fuera un misterio cómo se produce esa colaboración).

Si esos datos (fotos incluidas) son nuestros y los publicamos en Instagram y luego Instagram facilita a terceros acceso a esos datos, imagino que a cambio de dinero (aunque a lo mejor negocian con magdalenas, a saber…), Instagram está comerciando con esa información, se pongan como se pongan.

Como decía ayer, en las nuevas condiciones de servicio se entiende bien clarito lo que quieren hacer. Será jerga legal, pero es de lo más sencillito que me he encontrado últimamente (precisamente estoy estudiando inglés legal; sé de lo que hablo):

To help us deliver interesting paid or sponsored content or promotions, you agree that a business or other entity may pay us to display your username, likeness, photos (along with any associated metadata), and/or actions you take, in connection with paid or sponsored content or promotions, without any compensation to you.

En cristiano: “…una empresa nos pague para mostrar tu usuario, tus gustos, tus fotos (y cualquier metadato asociado) y otras acciones (…) sin que recibas ninguna compensación“.

Como decía, bien clarito. No veo dónde se puede malinterpretar, señor Systrom. A lo mejor hay quien ha pensado que con sus fotos iban a hacer camisetas o vallas publicitarias, pero creo que la mayoría nos hemos enterado bastante bien de lo que pone ahí: que van a proporcionar a terceros nuestros contenidos para que los usen en anuncios.

(Que conste que no me parece mal. Entiendo que los servicios gratuitos se financian así, recopilando datos y usándolos para fines publicitarios. Es lo que hay y no me quejo -si no me gusta, me voy y punto-. De lo que sí me quejo es de que intenten tomarme por tonta).

Instagram pone a la venta los datos y las fotos de sus usuarios

Susana Caballero | 18 de diciembre de 2012 a las 18:34

Era cuestión de tiempo. Primero fue la ruptura con Twitter, que de repente empezó a no mostrar bien las fotos de Instagram, lo que obligaba a visitar la web de Instagram para ver las imágenes; después, el anuncio de que empezaría a mostrar publicidad en los perfiles de sus usuarios (que ahora había que visitar para ver las fotos) y ahora la información de que la red comenzará a vender al mejor postor (vamos, a los anunciantes) los datos y las fotos de sus usuarios.


Y todo eso era de esperar desde que Facebook se gastó mil millones de dólares en el servicio para publicar y compartir fotos. Como a cualquier empresa, a Facebook le gusta ganar dinero. En el delicado momento que atraviesa, además, tras su accidentada aventura bursátil, necesita rentabilizar sus inversiones. No creo que sea necesario recordar que Facebook, como Google y tantas otras, recopilan datos de sus usuarios (datos que les damos voluntariamente, que conste) para vendérselos a anunciantes. Porque ahí está su negocio, en los anuncios. Desde el momento en que Instagram se une a Facebook entra también en esa rueda, y por eso a partir de ahora esos datos y fotos que tenemos en Instagram se integrarán en los paquetes de información que vende Facebook.

A muchos puede que les parezca una tontería, porque igual piensan que en Instagram no hay más que fotos de gatitos, de comida y de pies (sobre todo en la playa). Hay mucho de eso, sí, pero también profesionales que usan sus perfiles como escaparate para sus trabajos.

El servicio de fotografía ha anunciado en su blog que el próximo 16 de enero entrarán en vigor sus nuevos términos de servicio, que incluyen, entre otras cosas, este punto:

Some or all of the Service may be supported by advertising revenue. To help us deliver interesting paid or sponsored content or promotions, you agree that a business or other entity may pay us to display your username, likeness, photos (along with any associated metadata), and/or actions you take, in connection with paid or sponsored content or promotions, without any compensation to you. If you are under the age of eighteen (18), or under any other applicable age of majority, you represent that at least one of your parents or legal guardians has also agreed to this provision (and the use of your name, likeness, username, and/or photos (along with any associated metadata)) on your behalf.

En cristiano, y resumido: como necesitan el dinero que les llega de los anunciantes, los usuarios estamos de acuerdo en que cualquier empresa externa les pague por mostrar nuestros nombres de usuario, fotos (y sus metadatos) y otras acciones nuestras sin que recibamos ninguna compensación. Si somos menores de edad (hay que tener 13 años para abrir aquí una cuenta, así que habrá muchos menores), entienden que un progenitor o tutor ha leído estas condiciones y está de acuerdo con ellas.

[Aunque no sea el objeto de este artículo, el siguiente punto también es interesante: “You acknowledge that we may not always identify paid services, sponsored content, or commercial communications as such”. Vamos, que nos van a meter publicidad sin avisarnos de que es publicidad; por desgracia, esto tampoco es nuevo]

Estas nuevas condiciones no son exclusivas de Instagram. Hay otros muchos servicios que se reservan el derecho a hacer con los contenidos que publicamos en ellos lo que les viene en gana. El propio Facebook o Twitter son algunos de ellos. Hace unos meses comenté lo que pasó con Pinterest, que planteó cambios similares (en realidad iban incluso más allá) y tuvo que rectificar tras las protestas de los usuarios.

¿Rectificará también Instagram? Lo dudo. Mi consejo es que, si no están de acuerdo con estos cambios, descarguen una copia de sus fotos y borren su cuenta. Y háganlo antes de que entren en vigor esos cambios el 16 de enero. En este artículo de Wired se explican los pasos (el servicio dispone de un formulario para tramitar esa baja) y se recomiendan herramientas como Instaport para facilitar la descarga de fotos.

Y luego, como dicen en el artículo de Wired, busquen otro sitio donde subir las fotos de sus gatos, sus pies o su comida. Hay muchos servicios similares y algunos de ellos, como Flickr o 500px, respetan la propiedad del contenido, algo que nunca está de más consultar en las condiciones de cualquier servicio antes de publicar contenido en ellos.

Facebook compra Instagram

Susana Caballero | 9 de abril de 2012 a las 19:42

Hace unas semanas, cuando Twitter anunció que compraba Posterous, me preguntaba si nos acercábamos a un punto en el que, hiciéramos lo que hiciéramos en internet, siempre estaríamos en manos de Facebook, Google y Twitter. Hoy estamos un poco más cerca de ese punto: Facebook ha comprado Instagram.

Instagram es, dicho de modo muy resumido, una mezcla entre aplicación fotográfica para dispositivos móviles y red social en la que los usuarios comparten sus fotografías con sus contactos, a los que pueden seguir, comentar y hacer todo lo que uno hace normalmente en una red social. Hasta hace un par de semanas, sólo estaba disponible para los usuarios de dispositivos móviles de Apple (iPhones, iPads, iPods Touch), pero hace unos días lanzó su versión para Android, lo que disparó aún más su ya elevada popularidad (y cierta rivalidad entre usuarios de cacharros de uno y otro sistema operativo, por cierto).

Facebook pagará, entre efectivo y acciones, unos 1.000 millones de dólares por Instagram, según la compañía de Mark Zuckerberg, que espera cerrar el acuerdo este mismo trimestre. Como apunta el New York Times, es la compra más importante de Facebook, que hasta ahora había adquirido empresas o servicios mucho más baratos y sin duda no tan populares como Instagram.

Precisamente esa popularidad es la que, además, puede salvar a Instagram del destino que corrió, por ejemplo, Gowalla, o eso dice Zuckerberg en su anuncio, en el que garantiza que la red fotográfica seguirá funcionando de forma independiente a Facebook y que los usuarios que deseen mantener separada su actividad en ambas redes sociales podrán hacerlo. Desde Instagram, su CEO Kevin Systrom dice básicamente lo mismo, que las aplicaciones serán las mismas y se mantendrán los contactos de cada usuario. Veremos cómo evoluciona la cosa…