Archivos para el tag ‘Alaya’

Ninguno de los señalados en los ERE va en las listas del PSOE

Juan Manuel Marqués Perales | 10 de febrero de 2015 a las 13:00

Ninguno de los ex consejeros de la Junta que han sido preimutados por la juez Mercedes Alaya en el caso de los ERE va en las listas del PSOE a las elecciones autonómicas del 22 de marzo. Una vez que se constituya el nuevo Parlamento, estas cuatro personas, que siguen aforadas porque son miembros de la diputación permanente de la Cámara, quedarán en manos de Alaya. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) se declarará incompetente ya que los señalados por la juez no serán, por entonces, parlamentarios autonómicos. De este modo, la ex consejera de Hacienda Carmen Martínez Aguayo, el ex consejero de Economía Antonio Ávila, el ex consejero de Empleo Manuel Recio y el ex consejero de Innovación Francisco Vallejo, dejarán de ser parlamentarios en la próxima legislatura.

El PSOE de Jaén termina esta tarde de confeccionar sus listas, y en ellas no irá ni Vallejo ni Ávila, militantes de esta provincia. Martínez Aguayo no va por Córdoba y Recio se cae de la de Jaén. Fuentes socialistas explicaron a este medio que ésta ha sido una decisión que tomaron en común todos los secretarios provinciales. No obstante, la voluntad de la presidenta Susana Díaz es que no figurasen en la nómina, a pesar de que ninguno de ellos está imputado por el TSJA.

Lo que sí hizo el PSOE es blindarlos durante la campaña electoral para que la juez Alaya no instruyera contra ellos durante estos días tan sensibles desde el punto de vista político. En el PSOE hay preocupación por el destino de estos compañeros, debido a la dureza con la que Alaya se emplea con los imputados políticos, a los que ha impuesto fianzas civiles millonarias,  acarreándoles una dura situación económica.

Contra Martínez Aguayo y Francisco Vallejo, Alaya supone que conocían las irregularidades de las que alertó el interventor general de la Junta. Recio, sin embargo, fue consejero cuando ya había saltado el escándalo, colaboró con la juez, pero la instructora entiende que las modificaciones legales que hizo del sistema también eran ilegales. La participación de Ávila es aún más confusa.

Sólo se libraría de Alaya en el caso de que el Tribunal Supremo creyese que algunos de ellos deben incorporarse al caso que ha abierto sobre Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Adiós al caiga quien caiga

Juan Manuel Marqués Perales | 26 de octubre de 2014 a las 5:00

Expliquemos  cómo fracaso la estrategia del caiga quien caiga. Cuando la juez Mercedes Alaya inició su instrucción sobre el caso de los ERE, el presidente andaluz José Antonio Griñán puso a su consejera de Presidencia, Mar Moreno, al frente de una estrategia de defensa: colaboradora en las formas con la instructora y refractaria a las peticiones de socorro de algunos antiguos compañeros de Gobierno, caso del ex consejero Antonio Fernández. “Caiga quien caiga” no se cansaba de repetir María del Mar Moreno, y a los leones iban cayendo Fernández, José Antonio Viera, Agustín Barberá y un largo etéctera de personas ligadas a la extinta Consejería de Empleo.
Pero como la juez quería subir y subir, también cayeron en sus imputaciones o preimputaciones el propio Griñán, Manuel Chaves, Carmen Martínez Aguayo, José Lozano, Antonio Ávila. Por caer caer, hasta cayó la propia Mar Moreno, que se encuentra a la espera de que el Tribunal Supremo decida si la imputa. Su caso es el más extraño, porque ella no estuvo al frente de nada relacionado con los ERE, aunque durante su mandato en Presidencia sí se concedieron ayudas a los ex trabajadores de los astilleros de Huelva. Por cierto, que se entregó las ayudas en presencia de notario.
Como cayeron todos, no quedaba nadie más de peso, a excepción de Susana Díaz, que fue consejera de Presidencia y, después, presidenta. Díaz nunca firmó ni estuvo en Consejo de Gobierno alguno que tuviera que ver con los ERE. Pero la juez Alaya ha cogido uno de los casos de los cursos de formación, y ya se sabe, a priori, a dónde conducen los caminos de Alaya, siempre a lo más alto.
Después de que Alaya le preguntase a su testigo súperprotegido, Tedoro Montes, si entendía que los cursos servían para financiar el PSOE, y éste se fuera por los cerros de Úbeda, porque realmente no sabe nada de eso, los socialistas pidieron amparo al Poder Judicial. Esto ha supuesto un punto de inflexión. En San Vicente, sede del PSOE, mantienen que no le van a pasar actuaciones gratuitas a la jueza. ¿Un cambio de estrategia? Eso parece, puesto que Alaya, ya en verano, se marcó como objetivo Susana Díaz. Por tierra y mar, por los ERE o por los cursos.

Etiquetas: , ,