Archivos para el tag ‘Diego Valderas’

Una coalición tocada

Juan Manuel Marqués Perales | 13 de enero de 2015 a las 19:55

La desconfianza se ha instalado entre los socios del Gobierno andaluz, el PSOE no entiende qué busca IU y la federación de izquierdas no sabe qué pretende la presidenta, Susana Díaz. “Así, no se puede durar un año”, explicó ayer a este medio un dirigente socialista en el Gobierno, que confesó su temor a que la coalición comenzarse a proyectar en la opinión pública la misma imagen que otros Ejecutivos de coalición malogrados. Susana Díaz confía en que las relaciones se serenen y regrese la calma, aunque ella misma ha explicado que si IU lleva a referéndum en junio su participación en el Gobierno andaluz, adelantará las elecciones para que sean los votantes quienes se pronuncien. El vicepresidente Diego Valderas y Susana Díaz conversaron ayer sobre el viaje del primero a los campos saharauis, el último motivo de disputa entre los dos partidos. Fue algo muy breve, apenas unos minutos en los que Díaz le dijo a su vicepresidente: “Tú sabes lo que yo pienso, Diego”. Y lo que piensa es que Valderas, como vicepresidente del Gobierno andaluz, no debe ir a Tinduf. Podrá ir como representante de IU, pero no como miembro del Ejecutivo. Valderas comunicó, oficialmente, que ha abierto “un período de reflexión” con sus colaboradores, pero se da por hecho que no habrá visita.
El vicepresidente explicó que decidirá sobre su gira durante este primer trimestre de 2015, y transmitirá su respuesta, primero, a la presidenta, y, posteriormente, al comité de enlace entre el PSOE e IU. En cierto modo, la coalición queda pendiente de este hecho y de la decisión de Valderas, que la tomará de acuerdo con su equipo en la Consejería y también con el coordinador de IU, Antonio Maíllo.
El clima de tensión entre PSOE e IU se demuestra en este distanciamiento entre Valderas y la presidenta. Ambos han mantenido una estrecha relación hasta ahora, pero la presidenta no ha atendido a sus llamadas telefónica durante los últimos días, y por eso ayer fue el primero que volvieron a hablar de un asunto que se creía cerrado desde que el vicepresidente lo retomó en los primeros días de enero. Valderas y Díaz han quedado para seguir hablando de este asunto en una reunión que aún no tiene fecha. Lo de ayer no puede calificarse de reunión.
“La presidenta se ha enfadado bastante”, explicaron fuentes del Gobierno, que justificaron que, ante lo que consideran una salida de tono de Valderas, Susana Díaz dejase en manos de su consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, la relación con los consejeros de IU. Por eso no habían hablado. Valderas y Díaz siempre habían guardado un espacio de entendimiento por encima de los dos partidos, como ocurrió con la crisis de la Corrala de la Utopía. El vicepresidente sostiene que decidió anunciar su visita a los campamentos después de ver cómo su homólogo gallego viajó a Tinduf a mediados de diciembre. La Junta mantiene una línea de ayuda con los campamentos, pero la presidenta no estima conveniente enfadar a Marruecos ahora que se están estrechando lazos con el país vecino.
Aunque el asunto del Sahara parece que ha pasado, la desconfianza se mantiene entre PSOE e IU hasta el punto de que la posibilidad de unas elecciones anticipadas no está descartada. Los comicios deberían de ser en marzo de 2016, pero con este clima es difícil pensar que los dos partidos pasarán todo un año electoral sin más crisis. De momento, Susana Díaz ya ha adelantado que si IU convoca en junio un referéndum entre sus bases para analizar si sigue en el Gobierno, ella, antes, irá a una cita anticipada. IU sólo lo haría en el caso de que no se cumpliese el calendario legislativo del pacto, pero éste es difícil de completar al 100%. Ayer, por ejemplo, no se aprobó en el Consejo de Gobierno la ley de memoria histórica de Andalucía, un proyecto propiciado por IU. Oficialmente, al proyecto de ley sólo le faltan unos flecos, pero lo cierto es que Valderas lo había anunciado para mañana.
Preguntado ayer por esta crisis, el portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, optó por colocar el temporal a modo de condicional: “Hasta ahora, este Gobierno ha funcionado como un solo Gobierno”. En tres ocasiones, elogió la acción del Ejecutivo con un “hasta ahora” por delante.
A los problemas entre los socios, hay que sumar una segunda razón de oportunidad electoral para comprender lo que está ocurriendo. Susana Díaz va por delante en las encuestas, y siempre ha tenido muy en cuenta que fue una presidenta elegida por el Parlamento, no por las urnas. De algún modo, para su carrera en Andalucía o por si prueba la nacional, necesita un refrendo del electorado. Aun así, lo que indican los sondeos es un Parlamento con una mayoría minoritaria del PSOE muy atomizado donde sería muy difícil articular el Gobierno. El caso de IU es más complejo, pero hay una corriente que opina que, para hacer frente a Podemos, es necesario hacerlo desde fuera. Incluso, hay personas que piensan que la única solución de IU pasa por la convergencia con Podemos, y este partido ya ha declarado que nunca pactará con quien pacta con el PSOE.
Los socialistas, además, creen que IU romperá el pacto en junio después de las elecciones municipales, cuando le prevén un resultado adverso. Y a todo ello se añade la desconfianza manifiesta de Susana Díaz con Antonio Maíllo y con el que será cabeza de cartel de IU en las generales, Alberto Garzón.