Archivos para el tag ‘Dulces’

Natillas de tocino de cielo al anís – receta

David De Melo Guimerá | 9 de marzo de 2013 a las 1:18

 

INGREDIENTES:

– 11 yemas de huevo
– 2 huevos enteros
– 300 g de agua
– 500 g de azúcar
– Azúcar para el molde
– Nata para montar (35% m.g.)
– 1 copa grande de anís
– Sirope de fresa para decorar.

 

ELABORACIÓN:

Con el agua y el azúcar hacer un almibar a punto de hebra fuerte, (controlar con termómetro, debe estar a 105ºC). Mezclar levemente las yemas con los huevos y añadir el almibar sobre las mismas en forma de hilo y sin dejar de remover con las varillas para evitar que cuajen. Pasar esta mezcla por un chino.

Hacer un caramelo rubio con el azúcar reservado. Caramelizar un molde y enfriar hasta que endurezca. Añadir la mezcla del tocino dejándola caer desde unos 3 cm. de altura y cubrir bien el molde con papel aluminio. Deben estar muy bien cerrados para evitar que entre agua o vapor. Si lo necesitais podéis reforzar el molde con film después del aluminio.

Cocer en el horno a vapor durante unos 35 minutos. Recordad que no debe cuajar del todo como un tocino de cielo, ya que ahora vamos a hacer una crema. Tenemos que conseguir un punto exacto de cocción pero sin llegar a cuajar.

Mezclar la nata a temperatura ambiente con el anís. Usaremos una cantidad variable de nata según la cremosidad que queramos obtener y dependiendo fundamentalmente de lo cuajado que esté el tocino de cielo. Así obtendremos una crema mas o menos espesa.

En la thermomix , o con una batidora, triturar bien el tocino de cielo una vez frío. Nos debe quedar una crema homogénea. Añadir la nata anisada y mezclar con una varilla. Vamos añadiendo hasta conseguir la consistencia deseada. Dejar enfriar en nevera.  Decorar cada copa con sirope de fresa o al gusto.

 

NOTAS: Si os suponer un problema calcular la cantidad de nata, agregad primero la copa de anís a la crema de tocino y vais echando nata poquito a poco. Como mínimo necesitará 300 ml. si os sirve de referencia. Es cuestión de ir probando porque la densidad del tocino de cielo variará la cantidad de nata necesaria. La decoración es al gusto. Yo he puesto el sirope pero cada uno pondrá a su elección. Para dibujar la flor decorativa, haréis dos circulos de sirope, y con la ayuda de un palillo, colocado en el centro de la copa, dibujareis una linea recta hacia afuera y otra hacia adentro, una hacia afuera y otra hacia adentro, y así hasta completar el círculo entero. Es cuestión de práctica nada más. ¡Buen provecho!

Cookies – receta

David De Melo Guimerá | 30 de agosto de 2012 a las 2:56

 

INGREDIENTES:

– 100 g de mantequilla fundida
– 40 g de azúcar glas
– 100 g de azúcar moreno
– 1 cucharadita de azúcar vainillado
– 1 huevo “M”
– 160 g de chocolate en pepitas
– 160 g de nueces peladas
– 200 g de harina
– 5 g de levadura química
– 1 pizca de sal

 

ELABORACIÓN: 

Mezcar la mantequilla con los 3 azúcares y trabajar, añadir el huevo y mezclar. Agrega a esta mezcla la harina junto con la levadura tamizadas y la sal. Mezclar.

Añadir el chocolate en trocitos o pepitas y las nueces peladas y rotas. Amasar bien y hacer un rulo con ayuda de un papel sulfurizado. Conservar en frío hasta que la masa endurezca. Retirar el papel de hornear y cortar en rodajas de 1 cm. de grosor aproximadamente.

Hornear a 200ºC durante unos 8 minutos. Deben quedar secas y doradas. Dejar enfriar antes de comer para que adquieran la consistencia y dureza adecuada.

 

NOTAS: la masa de estas ricas galletas tan famosas y conocidas en el mundo es dura, similar a la de un alfajor, por lo que podremos hacer un rulo sin problemas y cortarlo de una manera cómoda. Son ideales como merienda o aperitivo de media mañana, aunque algo calóricas. Espero que os gusten, ¡Buen provecho!

Rosquillas glaseadas y de chocolate – receta

David De Melo Guimerá | 2 de junio de 2012 a las 17:52

 

INGREDIENTES (14 UNIDADES APROX.):

– 500 g de harina de media fuerza (especial repostería)
– 80 g de azúcar
– 5 g de sal
– 25 g de leche en polvo
– 25 g de levadura de panadería
– 220 g de agua fría
– 1 huevo
– 40 de aceite de girasol
– 1 cucharadita de azúcar vainillado
– Fideos de colores para decoración

Glaseado azúcar:

– 3 cucharadas de agua caliente
– Unas gotas de zúmo de limón
– Azúcar glass (a demanda)

Glaseado de chocolate:

– 200 g de cobertura de chocolate
– 40 g. de aceite de girasoL

 

ELABORACIÓN:

Hacer una masa con todos los ingredientes de la misma y trabajarla muy bien. Al principio será un engorro porque se pega a las manos, luego irá despegándose hasta adquirir la consistencia y textura adecuadas. Una vez conseguida, tapar con un paño limpio y dejar reposar hasta que triplique su volumen. Volver a amasar para quitarle el aire y dejar reposar unos 10-15 minutos hasta que pierda la elasticidad.

Untar una mesa de trabajo con aceite y estirar la masa con la ayuda de un rodillo, dejándola de 1 cm de grosor aproximadamente. Cortar, con ayuda de 2 cortapastas o similar el tamaño de la rosquilla y el agujero central. Formar los roscos y colocarlos sobre una bandeja de horno provista de papel sulfurizado. Dejar fermentar hasta que doblen su volumen.

Freír en aceite de girasol no muy caliente hasta que estén dorados. Escurrir sobre papel absorbente o rejilla.  Cuando estén templados, bañar con las glasas preparadas que explicamos a continuación. Dejar enfriar y secar, decorar y servir.

Para la glasa de azúcar, mezclar el agua caliente con el limón, añadir 2 cucharadas de azúcar glass y disolver removiendo, ir añadiendo azúcar poco a poco hasta que adquiera la textura adecuada. Cubrir la superficie de los donuts con ayuda de una brocha o pincel de silicona. Para la de chocolate, derretir el mismo junto con el aceite en el microondas, pero sólo lo justo para tenerlo líquido. Mezclar bien hasta homogeneizar y cubrir la superficie de la rosquilla al gusto con ayuda de una cuchara. Dejar secar y enfiar, decorar y servir.

 

NOTAS: estas deliciosas rosquillas se pueden cubrir de la glasa o baño que mas nos guste, bien usando chocolates o colorantes alimentarios de repostería. Para decorar también hay múltiples opciones, según vuestro gusto e imaginación. Debéis cuidar la temperatura del aceite a la hora de freír, pues si está muy fría se abren y si está muy caliente, se vuelven crujientes por fuera. Para fermentar, buscad un lugar cálido y ayudaos de estufas si es necesario. ¡Buen provecho!

Bizcocho de cacao y nueces – receta

David De Melo Guimerá | 23 de marzo de 2012 a las 20:29

 

INGREDIENTES:

  • 5 huevos grandes (si son pequeños 6)
  • 2 yogures naturales
  • 2 medidas (de vaso de yogur) de aceite de girasol
  • 3      ”                    ”                de harina
  • 1      ”                    ”                de maicena
  • 2      ”                    ”                de azúcar
  • 60 g de coco rallado
  • 1,5 sobres de levadura química (24 g.)
  • 75 g de chocolate negro rallado (más de 70% de pureza)
  • 150 g de nueces peladas

ELABORACIÓN:

Para empezar debemos atemperar los ingredientes fríos sacándolos de la nevera al menos una hora antes. Cascar los huevos de uno en uno e introducirlos en un perol. Añadir el aceite y los yogures. Tamizar juntas la harina, la maicena y la levadura y mezclar con los huevos. Añadir el azúcar y el coco y el chocolate rallados. (Utilizar como unidad de medida el vaso de yogur según cantidades descritas en los ingredientes).

Remover enérgicamente hasta obtener una mezcla homogénea. En ese momento, añadir las nueces peladas. Volver  a mezclar. Precalentar el horno a 180ºC.

Encamisar un molde apto para horno con mantequilla y harina. Verter la mezcla dentro y hornear a 180ºC  45 minutos. Durante el proceso de horneado NO debemos abrir el horno. Para comprobar si está cocido, introducir la punta de un cuchillo en el centro; ésta debe salir limpia. Si precisa un poco de mas cocción se le da, aunque normalmente es suficiente.

Sacar del horno y dejar enfriar antes de desmoldar. Espolvorear con azúcar glas si se desea y decorar con algunas nueces peladas enteras la superficie del bizcocho.

 

NOTA: para elaborar este bizcocho es necesario que el chocolate tenga un alto contenido en cacao. Y como en todas las elaboraciones de repostería los ingredientes deben estar a temperatura ambiente (si no se especifica lo contrario). La realización es bastante simple y el resultado formidable. ¡Buen provecho!

Baqlawa – receta

David De Melo Guimerá | 21 de marzo de 2012 a las 17:55

 

INGREDIENTES:

– 1 paquete de 500g. de pasta filo
– 400 g. de pistachos
– 100 g. de mantequilla
– 100 g. de azúcar
– 1/2 cucharada de canela molida
– 1/2 cucharada de cardamomo molido

Para pintar entre capas: 100 g. de mantequilla

Para el almibar:

– 400 g. de azúcar
– 250 g. de agua
– Unas gotas de zumo de limón
– 2 cucharadas de agua de azahar

 

ELABORACIÓN:

En primer lugar, tostar los frutos secos y trocearlos groseramente. Ponerlos en un cuenco junto con la mantequilla, el azúcar, la canela y el cardamomo. Mezclar muy bien y reservar.

Fundir la mantequilla y pintar el fondo de un molde rectangular. Poner la primera capa de pasta filo.  Ir colocando capas de pasta filo pintando siempre con la mantequilla. Cuando tengamos unas 6 capas, extender el relleno homogéneamente.

Repetir la operación con las restantes hojas de pasta. Se termina pintando con mantequilla. Plegar los bordes hacia adentro, haciendo presión sobre ellos y cortar todo en cuadrados regulares. Hornear a 180ºC hasta que tenga un bonito color dorado.

Mientras se hornea hacer el almibar hirviendo todos sus ingredientes juntos. Sacar el baqlawa del horno e inmediatamente bañar con el almibar hirviendo. Dejar enfriar.

 

NOTAS: este postre, típico de oriente medio, se puede realizar con diversos frutos secos como nueces, avellanas etc. Es ideal también para acompañar el té o el café a media tarde. Les recomiendo lo prueben pues no les dejará indiferente. El cardamomo molido es una especia muy dificil de encontrar. Casi siempre se vende en semilla que nosostros mismos podemos moler en casa. ¡Buen provecho!

Tarta de queso horneada – receta

David De Melo Guimerá | 13 de febrero de 2012 a las 17:58

INGREDIENTES:

– 500 g de queso crema
– 200 g de azúcar
– 60 g de harina de trigo
– 3 huevos
– 3 yemas de huevo
– 100 ml de nata líquida
– 100 g de mermelada de frutos rojos
– 2 hojas de gelatina
– Mantequilla para engrasar el molde

ELABORACIÓN:

Engrasar un molde de tarta de unos 26 cm de diámetro con mantequilla y meter en el congelador. En un bol, mezclar los huevos, las yemas y el azúcar y montar con la varilla. Sin dejar de remover, verter la nata, luego la harina y por último el queso crema. Homogeneizar bien.

Sacar el molde del congelador y verter dentro el batido preparado anteriormente. Hornear a 180º C durante 40 minutos aproximadamente. Para comprobar que ya está terminada, introducir la punta de un cuchillo en el centro de la tarta. Ésta debe salir limpia. Una vez horneada, desmoldar en el plato donde se vaya a servir.

Hidratar las hojas de gelatina en agua fría al menos 10 minutos. Calentar la mermelada al fuego y cuando esté caliente, añadir la gelatina perfectamente escurrida y diluirla. Cubrir la superficie de la tarta y dejar enfriar para que cuaje. Reservar en frío hasta el momento de su consumo.

NOTAS:  esta fantástica tarta es una más de las múltiples variedades de tarta de queso que existen. El resultado final es una masa compacta, de intenso sabor y textura “gomosa” fácilmente masticable. La cobertura de frutos rojos le confiere un contraste de sabor agradable. Si lo deseáis podeis incluir otro tipo de mermelada a vuestro gusto. Es muy fácil de preparar y el resultado bastante bueno.  Ideal para sorprender en un cumpleaños o celebración con amigos. Espero que la disfruten. ¡Buen provecho!