Archivos para el tag ‘Tocino de Cielo’

Natillas de tocino de cielo al anís – receta

David De Melo Guimerá | 9 de marzo de 2013 a las 1:18

 

INGREDIENTES:

– 11 yemas de huevo
– 2 huevos enteros
– 300 g de agua
– 500 g de azúcar
– Azúcar para el molde
– Nata para montar (35% m.g.)
– 1 copa grande de anís
– Sirope de fresa para decorar.

 

ELABORACIÓN:

Con el agua y el azúcar hacer un almibar a punto de hebra fuerte, (controlar con termómetro, debe estar a 105ºC). Mezclar levemente las yemas con los huevos y añadir el almibar sobre las mismas en forma de hilo y sin dejar de remover con las varillas para evitar que cuajen. Pasar esta mezcla por un chino.

Hacer un caramelo rubio con el azúcar reservado. Caramelizar un molde y enfriar hasta que endurezca. Añadir la mezcla del tocino dejándola caer desde unos 3 cm. de altura y cubrir bien el molde con papel aluminio. Deben estar muy bien cerrados para evitar que entre agua o vapor. Si lo necesitais podéis reforzar el molde con film después del aluminio.

Cocer en el horno a vapor durante unos 35 minutos. Recordad que no debe cuajar del todo como un tocino de cielo, ya que ahora vamos a hacer una crema. Tenemos que conseguir un punto exacto de cocción pero sin llegar a cuajar.

Mezclar la nata a temperatura ambiente con el anís. Usaremos una cantidad variable de nata según la cremosidad que queramos obtener y dependiendo fundamentalmente de lo cuajado que esté el tocino de cielo. Así obtendremos una crema mas o menos espesa.

En la thermomix , o con una batidora, triturar bien el tocino de cielo una vez frío. Nos debe quedar una crema homogénea. Añadir la nata anisada y mezclar con una varilla. Vamos añadiendo hasta conseguir la consistencia deseada. Dejar enfriar en nevera.  Decorar cada copa con sirope de fresa o al gusto.

 

NOTAS: Si os suponer un problema calcular la cantidad de nata, agregad primero la copa de anís a la crema de tocino y vais echando nata poquito a poco. Como mínimo necesitará 300 ml. si os sirve de referencia. Es cuestión de ir probando porque la densidad del tocino de cielo variará la cantidad de nata necesaria. La decoración es al gusto. Yo he puesto el sirope pero cada uno pondrá a su elección. Para dibujar la flor decorativa, haréis dos circulos de sirope, y con la ayuda de un palillo, colocado en el centro de la copa, dibujareis una linea recta hacia afuera y otra hacia adentro, una hacia afuera y otra hacia adentro, y así hasta completar el círculo entero. Es cuestión de práctica nada más. ¡Buen provecho!