Archivos para el tag ‘Vodka negro’

Envoltini de pato y remolacha sobre caramelo de naranja y cebolla de vodka negro

David De Melo Guimerá | 11 de agosto de 2012 a las 3:02

 

INGREDIENTES: 

– 2 obleas de pasta filo
– 1 muslo de pato confitado
– 1 remolacha cocida pequeña
– 1 zanahoria pequeña
– 1 cebolla pequeña
– 250 g de azúcar
– Zumo de 2 naranjas
– Ralladuras de 2 naranjas
– 500 g de cebolla
– 400 g de azúcar
– Media de botella de vodka negro
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta negra molida

 

ELABORACIÓN:

Deshuesar el muslo de pato confitado y picar la carne (exenta de piel) en hebras pequeñas. Cortar la remolacha, la cebolla y la zanahoria finamente. Poner a pochar en aceite de oliva la cebolla, añadir después la zanahoria y por último la remolacha y la carne de pato. Salpimentar y escurrir para eliminar el exceso de grasa. Reservar.

Cortar cada oblea de pasta filo en 4 “triángulos”. En el centro de cada porción de oblea, poner un poco del relleno de pato elaborado. Cerrar de manera que nos quede un triángulo sin orificios en las esquinas. Para sellar la pasta usamos un poco de agua. Hornear hasta que esté crujiente y con un bonito color dorado. (2 minutos a 180ºC son suficientes)

Para el caramelo de naranja, ponemos el azúcar con el zumo de naranja al fuego y dejamos que se haga el caramelo. cuando esté listo, añadimos la ralladura de naranja. Reservar.

Para la cebolla de vodka negro: pelar las cebollas y picar en juliana fina. Poner a sudar al fuego en una cacerola con un poco de aceite de oliva y cubierta a piel con papel sulfurizado. cuando esté tierna y transparente, escurrir muy bien el aceite y devolver a otra cacerola limpia junto al azúcar y el vodka negro. Llevar a ebullición y dejar cocinar a fuego medio removiendo de vez en cuando. Cuando adquiera la textura deseada, retirar del fuego y dejar reposar. Debe quedar caramelizada pero no excesivamente pegajosa.

Montar el plato con el envoltini de pato sobre un espejo de caramelo de naranja y acompañar de una quenelle de cebolla de vodka negro.

 

NOTAS: podéis darle la forma que os guste, no tiene por que ser triangular, yo lo hice así por gusto. Otra alternativa es freirlos en aceite (siempre en sartén baja para que no se abran), aunque quedan un poco grasientos para mi gusto. Es un plato algo elaborado pero el resultado es espectacular. Os animo a probarlo. ¡Buen provecho!