La RTVE que se encuentra José Antonio Sánchez

Francisco Andrés Gallardo | 23 de octubre de 2014 a las 11:36

 

jose antonio sanchez sofalicola

José Antonio Sánchez Domínguez, tras pasar por Telemadrid con su ERE de más de 700 trabajadores, es ya el nuevo presidente de RTVE. Sus antecesores no han pasado más de dos años y medio en el ‘trono de hierro’ de Prado del Rey. Él mismo estuvo algo menos de dos años en su anterior etapa (2002-2004), con Alfredo Urdaci de escudero en Informativos. Esta es la RTVE con que se encuentra ahora diez años después…

 

Ha perdido la mitad de la audiencia en 10 años

Cuando Sánchez dejó la dirección general de RTVE en 2004, La 1 tenía un 21,4% de auidencia y La 2, 6,1%, 27,5 entre ambas. En septiembre La 1, gracias a la selección, apuró hasta el 10%, pero en julio tuvo su mínimo histórico, 8,9%. La 2, registró un 3% y entre todos los canales (Teledeporte, en riesgo de clausura, Clan y 24 Horas) suman en total un 17%, poco más de lo que registra Telecinco. Cuando llegó González-Echenique en julio de 2012 La 1 tenía un 12,2% y ha perdido más de 2 puntos en 2 años pese a que se recortaron el número de canales de la TDT.

Los Telediarios ya no son líderes de audiencia

En el período anterior de Sánchez los informativos conducidos por Urdaci eran líderes. La prolongada etapa de Fran Llorente vivió un descenso que se remontó con creces. Desde que está Julio Somoano los Telediarios han perdido el primer lugar frente a los de Telecinco y son superados los fines de semana por los de Antena 3. En 2012, el último año con Llorente, los Telediarios tuvieron una media de 2,3 millones de espectradores, 16%(los de Telecinco, 1,8 millones, 13,1%). En la actualidad los noticiarios de La 1 los ven 1,8 millones de media, 13,2% y Telecinco lidera con 1.867.000 de media, con 14,4% de cuota. Los de Antena 3 se acercan a los 1,7 millones, 13%. Otros espacios informativos como Informe Semanal o Los desayunos viven sus momentos más discretos, aquejados de críticas desde el seno de la redacción.

Una deuda en efectivo de 328 millones de euros

Desde 2007, año en que se creó la corporación, RTVE suma un déficit de 716 millones, de los que 388 millones pertenecen a depreciación inmobiliaria. La deuda acumulada en impagos hasta Echenique es de 328 millones. Antes de la incorporación del primer presdiente nombrado por el PP la deuda era de 162 millones. La plantilla de RTVE la forman más de 6.500 trabajadores (la mitad que la RAIitaliana pero 6 veces más de los empleados de Telecinco). Los sindicatos temen un ERE, que se produciría tras las elecciones generales.

Una reducción de ingresos públicos del 40%

La losa deficitaria que tuvo que encarar González-Echenique se debió a la reducción en un 40% de la dotación pública, con 250 millones de transferencia. El presupuesto se ha reducido en 21,6% y se ha pasado de los 1.200 millones de ingresos en 2009 a los 940 millones (que se quedarán sobre los 820 millones) de 2014. Los ingresos por tasas a cadenas privadas y empresas de telecomunicación se fueron reduciendo con la crisis. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado nuevas fórmulas de financiación frente a la rubricada en 2009, cuando se quitó la publicidad en TVE. La SEPI aún ha de aportar 130 millones de auxilio para enjugar el déficit.

Una programación sin carisma ni atractivos

Salvo series veteranas como Águila Roja o Cuéntame, no hay programas en prime time que lideren. La columna vertebral de La 1 la forman Mariló Montero, Anne Igartiburu o Toñi Moreno. Faltan conductores de prestigio y carisma en las parrillas de TVE y RNE.

Los comentarios están cerrados.