CiU apoya el programa ‘España opina’ en TVE , ¿qué raro, no?

Francisco Andrés Gallardo | 26 de febrero de 2015 a las 16:22

Me apetecía incluir hoy este artículo que publico en papel. Gracias a vosotros, sofalícolas, por estar ahí…

A los políticos de derecha (ojo, no sólo los de PP y su cuerda: en el  PSOE, en IU y por supuesto  en Podemos también hay mucha gente de derecha, lo de apuntarse a un club no es vinculante) se les identifica de inmediato porque de forma natural les sale ese empaque, ese gesto, de mirar a los demás por encima del hombro, acostumbrados a tenerlo todo hecho desde chiquetitos, a estar bien criados y malcriados, y a despreciar la opinión y la razón de los demás: esos primarios rasgos inconfundibles de casta término de reproche del que se han adueñado los podemistas. Casta que se une a impunidad y desprecio a los otros. La actitud de querer estar por encima de la gente. En periodismo se les huele a la legua en cualquiera de sus columnas, aunque tengan veterana careta de progres  (por aquí andan un par de blogs de gente de ese característico pelaje). Ernesto Sáenz de Buruaga, que presumía y amenazaba de hilo directo con Aznar, es uno de esos  voceros que mejor representan esta actitud perruna y de  ensalzamiento de los peores valores de la derecha (que no tiene nada que ver con ser conservador o respetuoso con las tradiciones, por ejemplo).

A Buruaga ahora le defienden el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, que se define con su trayectoria; y también una coalición tan clasista y excluyente como CiU. Su consejero, un tal Óscar Pierre, ha dado el visto bueno a España opina. Qué raro que un  representante de Artur Mas  respalde un debate llamado España opina ¿verdad?  No es raro salvo que se tenga intención de empujar al desprestigio a la ya devaluada TVE. Un debate político,  los sábados por la noche, con Sáenz de Buruaga, producido además por una productora externa (clin, clin, clin ¿quién manda en este parné?) es un espacio condenado al fracaso de audiencia y a un despilfarro en una corporación tan deficitaria como RTVE, donde el PP hará despidos a mansalva en cuantito pueda.

Quédense al  menos con unos nombres honestos entre los consejeros populares: María Luisa Ciriza (curioso apellido), Rosario López Miralles y Fernando Navarrete. Por lo menos se han olido que lo de Buruaga no huele limpio. Si en el PP no hubiera hecho caso a  los perros de la derecha en TVE habría periodistas como Ana Pastor o Toni Garrido que, al menos, generaban algo de prestigio y audiencia a una cadena pública.

Etiquetas: , ,

  • Diasporero

    Con este artículo de opinión demuestras tu intolerancia e ignorancia hacia aquellos que somos de derechas, lo que es tan legítimo y democrático como ser de izquierdas.

  • Francisco Andrés Gallardo

    Diasporero, no va contra la gente de derecha que es coherente, conservadora, con valores cristianos, que no trinca y que no humilla a los demás. Es legítimo y democrático ser conservador.