Zapatero le pilla el sitio a Chikilicuatre

Francisco Andrés Gallardo | 25 de abril de 2008 a las 11:21

La 1 ha cambiado este lunes por la noche a Chikilicuatre por el presidente del Gobierno. Para este lunes TVE tenía previsto uno de esos programas de servicio público a los que nos tiene acostumbrados, Dansin Chikichiki. En este novedoso formato se iba a elegir el cuerpo de baile femenino que arropará a Rodolfo en su participación eurovisiva. Exprimiendo el tupé, vamos. Pero la dirección de la cadena ha reservado este bombazo para mejor ocasión, que la habrá, y aprovechando el repentino tirón de 59 segundos del otro día con Esperancita, Rodríguez Zapatero aparecerá en el programa de los micrófonos lacios, en prime time, para tranquilizarnos sobre la crisis al ritmo del brikindans. Este país es asín.

De las más de 4.000 versiones que ya andan por el youtube sobre la canción de Chikilicuatre, hemos seleccionado esta versión con los Teletubbies.

Más trampas que en ‘El internado’

Francisco Andrés Gallardo | 25 de abril de 2008 a las 1:18

Este es mi artículo de opinión que hoy viernes aparece en los periódicos del Grupo Joly:

El espectador que sigue El internado acaba cada episodio con la cara tiznada del humo de las antorchas y con un tufo de fosa séptica en la ropa. Es tan deletreada la evolución del relato que se arrastra viscoso, dejando un rastro sofocante para el espectador convencido. Quien se engancha a los secretos y mentiras verdaderas que urden este tapiz tan engorroso pasea hipnotizado, con placer, por los laberintos oscuros que guardan calaveras y actitudes sospechosas. Los guionistas hacen con los seguidores lo que quieren. Ya se veía desde la primera temporada que con tantas rendijas, trampillas y miradas de reojo el misterio se podía expandir y complicar hasta el infinito. En esta tercera etapa, tras una puesta al día a base de impactos, la historia se retoma desde el antro de la organización que investiga, no sabemos con qué fines exactos, el antiguo orfanato, mientras después de las vacaciones navideñas todo vuelve a su lodazal curso. Por eso, a quien le rechina esta serie, no puede soportar tal maraña de naipes enseñados por la punta. Algo parecido le pasa a los seguidores y detractores de Perdidos, salvando las distancias. O engancha, o repele. El riesgo es mantener una angustia que puede acabar rutinaria, a fuerza de repetir pasillos y situaciones.

El internado sigue creciendo y creyéndoselo. Globomedia está entregada a esta estrella de Antena 3, cuidando toda la apariencia de la proudcción, con un elenco, desde la veterana Baró a las dos pequeñas actrices, que reúne un trabajo más que notable. La conseguida atmósfera y los medios vienen a engrandecer una ficción que tiene cuerda para rato, salvo que ese interés por tensar tanto la cuerda la rompa o la deje lacia, inservible. Ahí estarán los golpes de efecto que dicte el productor ejecutivo. La trama a medio contar deja muchas posibilidades, pero deja en el aire un olor a chamusquina tramposa.

Os paso un vídeo con los títulos de crédito del primer episodio de esta tercera temporada en el que aparece el resucitado Cayetano, una trampa más del argumento, o las calaveras de los huérfanos que destapa Héctor (fallo de los guionistas, por cierto, porque unos cadáveres que llevan tantos años enterrados no pueden estar tan cerca de la superficie sin haber aflorado ya).

Y por último, pasen al blog de Ignacio Martínez y lean el post No es poesía. Así se ponen al día de lo que ocurre entre la RTVA y el Consejo Audiovisual. Suscribo cada sílaba de ese artículo.

Etiquetas: ,

Los Patata mandarán a la cama a los niños andaluces

Francisco Andrés Gallardo | 24 de abril de 2008 a las 19:19

papa_y_mama_patata3.jpg

Estos son Los Patata, una familia bien avenida que se emitirá desde este lunes en Canal 2 Andalucía, para mandar a los niños a la cama. Estos sucesores de Los Telerín y Los Lunnis aparecerán también en Madrid y en Castilla La Mancha. Unos mocosos que acudían hoy a La banda le preguntaron a los creadores del programa, que presentaban a los muñecos en rueda de prensa, la razón por la que Los Patata no tienen amigos más allá de su entorno familiar. Los niños, siempre tan espontáneos, suelen ser los más afilados analistas de la pantalla.

Angelino, adiós con la misma indiferencia con que vivió

Francisco Andrés Gallardo | 24 de abril de 2008 a las 10:35

Telecinco se ha vanagloriado en los últimos años de tener una parrilla muy “testada”. El buen resultado de casi toda su oferta permitía a sus directivos probar con meticulosidad y antelación cualquier novedad. En tiempos de dificultades es cuando se comprueba si una afirmación así es real. Los primeros meses de 2008 han sido un bofetón de realidad para las cifras de esta cadena que se autoexigía el 20 por ciento mensual. En este nuevo año de sinsabores, al corcel de Aquí hay tomate se le había quebrado la patita y la cadena prefirió sacrificarlo antes de ver cómo menguaban sus seguidores frente a Sé lo que hicisteis y Fama.

La semilla del tomate fue manipulada genéticamente y de ahí surgió una especie cunera y deformada, Las gafas de Angelino. Ya lo dijimos en el papel: el Tomate era maligno, pero lo de Angelino era malo de solemnidad. La Fábrica de la Tele tomatera la pifió con el desdichado muchacho y su compañera Carmen Alcayde ha despejado la duda de que como muleta funciona estupendamente, pero no sabe tomar las riendas cuando ella es la que debe dar la cara. Este Tomatoide agonizó desde el primer momento.

Angelino, el primo del Fidel de Aída, termina este viernes y se marcha con la misma indiferencia con que vivió, sin chispa, sin guiones, sin ideas claras, sin estilo definido. Sólo ha servido para dar carnaza a la competencia, como puede verse en este vídeo de Sé lo que hicisteis, con Ángel Martín como traslación angelina.

Adiós, Angelino, saluda de nuestra parte a tus vecinos de Fuentes del Ebro.

Esperanzas. ’59 segundos’ busca espectáculo

Francisco Andrés Gallardo | 23 de abril de 2008 a las 9:38

http://www.youtube.com/gwOgjm8Ysd4

Este es mi artículo de opinión televisivo de hoy miércoles 23 en los periódicos del Grupo Joly:

Rojo esperanza. La presidenta madrileña fue a 59 segundos a paladear el centrifugado de su ego y se presentó con sus galas más estridentes. Sus altas dosis de protagonismo fueron colmadas en una encerrona con tintes de espectáculo preparada entre la cadena pública y la disidente (pero poquito). Allá se marcharon unos periodistas correosos, para morder el mismo hueso que la ex ministra se empeñaba en no roer. Todos se quedaron con las ganas de hincar el diente y la intervención concluyó en un juego de suposiciones ¿Alzará Espe el puñal como Bruto? ¿Se convertirá el PP en un remedo de La familia Mata? Si no es así, tiene toda la pinta.
Leer el resto del artículo »

Un ganador para el nivel de ‘Tienes talento’

Francisco Andrés Gallardo | 23 de abril de 2008 a las 9:29

Cuatro terminó este lunes su primera edición de Tienes talento, formato que se ha zampado el ‘Tú sí que vales’ de la competencia, Telecinco. El gigantesco casting con jurado malencarado ha terminado con más indiferencia de lo que preveía la cadena y por el escenario ha pasado una galería tan descorcentante y variopinta, como espectacular en contados aspirantes.

El lírico Paul Potts, en el Reino Unido, dejó muy alto el listón para sorprender con “productos impactantes” (como diría Risto), y en la edición española ha faltado un ganador morrocotudo, avasallador, ese talento indiscutible que se buscaba. Los votos dieron como ganador al flamenquito Salva, un chico de 16 años que tiene una voz impropia para su edad, pero que no es ese Camarón en potencia que ha contemplado en un espejismo el jurado del programa. Salva, un cantaor gitano de Albacete, es un chiquillo autodidacto que debería afinarse más y que no será ese fenónemo con el que soñaban en Cuatro para dar notoriedad al espacio plagiado por Telecinco y Gestmusic.

Vuelve ‘V’, lagarto, lagarto

Francisco Andrés Gallardo | 22 de abril de 2008 a las 23:30

Hollywood ha emprendido su misión rescate y rebusca en sus voltios series de otro tiempo para lavarles la cara y hacer nuevas adaptaciones cinematográficas trufadas de efectos por ordenador. La próxima víctima es la invasión de los lagartos de ‘V’, que tanto impresionó a los mocosos de los 80, cuando TVE era aún Una, Mediana y Tutelada. Como aperitivo, el próximo viernes la Warner va a poner a la venta un lote de dvds con los ratones que se comía la alienígena nazi de Diana y las incursiones rebeldes de Donovan. En 5 discos se ofrece la miniserie original y la primera temporada, y en otros 5 la segunda temporada, en la que aquello degeneró una barbaridad. El viernes, a las 12, en la plaza Callao de Madrid, hay por cierto reunión de frikis y forofos de ‘V’. Todo por la pasta de ratón.

No me puedo resistir a estas dos inserciones:

La de arriba, la cabecera de aquella serie que se ofrecía los sábados, con su inquietante banda sonora. Cómo no

La de abajo, el tanguillo de Pepe Da Rosa (poco después falleció, una lástima.). La grabación, que parece ambientada en una caverna psicodélica, pertenece al programa ‘Entre amigos’ de José Luis Moreno, varios siglos antes de que nos atosigara con ‘Escenas de matrimonio’ y churretes similares

Etiquetas: , ,

Belén Esteban, reina del precariado

Francisco Andrés Gallardo | 22 de abril de 2008 a las 9:11

En los periódicos del Grupo Joly, en las páginas de Pasarela, he inaugurado la sección ‘Sombras de la China’ (homenaje al gran Serrat). Nos hemos estrenado con la impagable Belén Esteban…

Cada vez que habla gesticula como una matriarca abandonada en un naufragio, espantando moscas muertas, mosquitas como la que ella misma parecía cuando apareció de la mano de Jesulín.Amortizada su vertiente de self made girl underground, Belén es ejemplo de madre soltera que ha encarado sin ambages los vaivenes de la vida y los columpios del amor. Las abuelas y matronas lloriquean con ella cuando pronuncia sus testimonios con cicatrices en el alma y protagoniza una telenovela imaginaria que algún día acabaría con su reconciliación con el padre de su hija Andrea, aquella niña que no quería comerse el pollo. Ese fin de culebrón es el soñado por mucha de su clientela televisiva que brindó con sidra cuando supo de su boda con Fran, un amigo de barriada, anónimo camarero y nos imaginamos que sufrida pareja.Telecinco y Ana Rosa Quintana quieren montar un belén, por lo menos la boda del medio siglo, para celebrar el enlace de la princesa de geles, de esta autocoronada reina del precariado, que gana una pasta cuando habla en encíclica exclusiva. Nunca ha ocultado su deficiente formación académica, que suple con soltura con su formación profesional de tertuliana gritona. Ella es el yin matinal, y el conde Lecquio, el que propinaba “bofetadas light”, el yang. Ana Rosa es el yen, el dólar y el euro. Se lo lleva calentito con las cuitas de esta oxigenada y dermoestética chica que el día 27 dirá el “sí quiero”. Sí quiero a seguir siendo el personaje que se ha fabricado. Se vista como se visa.

En este vídeo se demuestra el nivelazo artístico de la aludida.

Panorama para matar un monitor

Francisco Andrés Gallardo | 21 de abril de 2008 a las 1:38

mazinger-z.jpg

Bienvenido, compañero de sofá.

Hasta 1990, con la llegada de las emisoras privadas, la televisión era todavía un invento por pulir, aunque los que ya peinamos calvas seguimos evocando unos tiempos idílicos cuando sólo dos canales y medio pululaban por los botones y cualquier programa petardo superaba el 50 por ciento de cuota, cifra que ahora no consigue ni Fernando Alonso acelerando. La justicia infinita de Mazinger siempre llegaba al 100 por ciento. Qué tiempos aquellos del malote Barón Ashler, mitad hombre, mitad mujer. Ahora se pondría las botas en los programas del hígado.

La televisión del siglo XXI apenas se asoma todavía a la alta definición, pero podemos definirla como el ocio más apasionante que tuvo un ciudadano en su casa y un medio que no terminan de aprovechar quienes manejan las cuerdas de esta marioneta, que se afana en vomitar anuncios y programas que justifiquen esa cantidad de vertido publicitario. Internet, este internet que hoy nos une y que se expande imparable desde su big bang interactivo, ganará esta partida en la videoconsola universal, pero aún faltan bastantes años para la derrota final del plasma de baja resolución.

A usted, amigo sofalícola, le hablan de shares, ratings, audiencias y fragmentación (jerga entre lo literario, lo aritmético y lo sociológico), para razonar sobre alzas, auges y decadencias de los programas y de las perpetuas endebleces de nuestra parrilla nacional. Al cabo de casi dos decenios, con la elección en la televisión cumpliendo la mayoría de edad, comprendemos que la cantidad no trajo la calidad. En la variedad no está el gusto y en la uniformidad de estos tiempos el mal gusto campea a sus anchas. Bienaventurados aquellos que son capaces de sorprendernos. Habrá días para reconocerlos como también habrá momentos en este cuaderno de virajes para denunciar a quienes más destrozan nuestro monitor. Esos contenidos con licencia para matar nuestro tiempo y nuestra sensibilidad.