Archivos para el tag ‘años 80’

Grandes momentos de la Humanidad: ‘Rocío y los detonadores’

Francisco Andrés Gallardo | 19 de noviembre de 2008 a las 9:30

En la columna de papel de hoy hablo de la flojísima serie de Antena 3 ‘Generación D.F.’, grabada “al rempujón”, como diría mi madre, pretendiendo hacer algo artístico-von triers como ‘The office’, sin gracia, sin sorpresa, casi sin criterio. Hoy os cuelgo una extravagancia de los tiempos de D.F. (Durante Franco, que no Después), elaborada por Lazarov, ‘Rocío y los detonadores’, a mayor gloria de la chipionera Jurado. Con la excusa de poner en bandeja sus últimos éxitos, en este musical se inventaban un secuestro de la cantante a cargo de una banda espacial. El público D.F. no salió indiferente de este experimiento en los tiempos del monopolio, hecho con mucha guasa.

Y gracias a las maldades rescatadas por ‘La tele de tu vida’ hemos encontrado las primeras imágenes de Ana García Siñeriz, desaparecida en combate en estos meses tras el lacio ‘Channel número 4′. Ana acudió como concursante a ‘Hablando claro’, que entonces presentaba Inka Martí, nuera de la duquesa de Alba, por cierto (esposa de Jacobo). Cuando Inka se marchó a mejores metas, los de ese programa sobre enigmas lingÜísticos, más soso que una lápida de mármol, escogieron una presentadora a la altura del empeño. Aquella estudiante modosita, Anita, que ha tenido casi dos decenios para mejorar aquellas presentaciones. Ojo al debut de la chica, que parece que está alabando las virtudes un cacharro de teletienda. Anita, está claro que todos tenemos un pasado…

Y ya está. Pistas promocionales para La Sexta. El otro día recuperábamos a Marche y Chema con ‘Campeón’, y hoy hemos encontrado la versión de ¡Parchís! Toma, Lobato.

El himno de Fernando Alonso

Francisco Andrés Gallardo | 11 de octubre de 2008 a las 17:13

Gracias al gran Jesús Bablé, vecino de planta, recuperé la memoria y el otro día me reencontré con uno de los temas más churretosos de la transición musical española pre-movida. La pareja es un refrito marchoso de Los Pecos que se llamaba, para olvido de todos, Marce y Chema (que ya había que tener redaños para llamar así a un dúo). Su único éxito (es un decir) de una tarde de verano, del 79, fue este ‘Ganador’ que es digno de convertirse en el nuevo himno de la Fórmula 1. Ya estoy viendo la promo en La Sexta.

Os dejo aquí colgado el vídeo de esa pareja, ojo a la coreografía, cuando actuó en ‘Aplauso’, ruega por nosotros, intercalada con fragmentos de amarillentos reportajes de los bólidos setenteros. Toma ya, Hugo Stuven.

Pese a las crisis y a los defectos que puede arrastrar este país, el vídeo de Marce y Chema, con su cancioncilla martilleante y ratonera viene a demostrar que hemos cambiado mucho. Y a veces para bien. El sonsonete de ‘Ganador’ es el ensueño de un hortera travoltilla que quiere emular a Niki Lauda… Este ‘Ganador’ es el padrastro de Alonso.

Regresando a la realidad, la Fórmula 1 del 2008 está llegando a su fin, con el finiquito de Telecinco y con Lobato pasándose, con una fiabilidad del 90 por ciento, al 6, para seguir contándonos éxitos, fracasos, soberbias, envidias, deslealtades y emociones de Alonso y amiguetes.

Y todo empezó a estropearse…

Francisco Andrés Gallardo | 4 de julio de 2008 a las 11:14

Hoy os rescato a Joe Rígoli. “Yooo, sigo” era su lema en 1973, en sus humorismos de Tarde para todos, cuando Franco aún no padecía ni una triste flebitis. Sólo un poquito de parkinson. Rígoli jugaba a ser Jerry Lewis (el Jim Carrey del epipaleolítico) y era argentino. Por aquí se le acusó de estar compinchado con gente afín a los militares torturadores.

Joe se buscó la vida en España como pudo. Llegó a inventar y comerciar el papel higiénico con chistes dibujados para tener algo entretenido en el váter. Ya apuntaba maneras este chico feo. Qué digo feo, era feo con avaricia. Y manta. José María Íñigo lo llamó para rellenar un rato de sus domingos de Fantástico y en el vídeo lo podemos ver en acción en el concursete Las letras locas, con el cangrejo precursor de Gente con caspa, perdón con chispa. Con gente como Rígoli comenzábamos a oler los formatos chungos que nos iban a traer nuestras privadas y públicas vía Italia y productoras usurerillas. Joé, con Joe todo empezó a estropearse.

Fernando Navarrete, el realizador de Fantástico, llamó a Rígoli para animar su lacio concurso Lápiz y papel, lo que nos puede dar una idea de cómo era aquel programa presentado por el sevillano Ángel Quesada. Antes de volverse para Argentina, las muecas de Rígoli fueron servidas a los escolares españoles en El Kiosco. Después, con la Logse, todo sólo podía ir a peor.

Quede este testimonio audiovisual de uno de los responsables de la tele tan chunga que sufrimos en los 80…

Etiquetas: , ,

Todos tenemos un pasado inconfesable…

Francisco Andrés Gallardo | 9 de junio de 2008 a las 14:08

Tubeando el otro día me encontré con este vídeo que no tiene precio. Procede de La imagen de tu vida, aquel zapeo-homenaje del medio siglo TVE, y en su momento me perdí este fragmento en el que aparece Marta Sánchez en su primera aparición, con carácter pecoso juvenil, en el matinal Sabadabadá. La joven se animó a presentarse con una canción de su autoría, entre Hilario Camacho y Joan Báez, en plan cantautora rebelde pero menos, cuando se despertaban los 80. Todavía no había generado la pechonalidad que la convirtió al instante en mito de la década en Olé, Olé.

Recuerdo las concisas palabras de un compañero de carrera, Alejandro Gandul, la mañana después del estreno de Marta Sánchez sustituyendo a Vicky Larraz y que, si la memoria no me falla, se produjo en el programa Contigo, que presentaba Pedro Rollán: “qué tetas, qué tetas, qué tetas tenía la tía de Olé, olé”. Era un buen observador anatómico. Ahí nació la estrella de Martita, la de la guerra del Golfo, que apareció con jerseicito y canesú en esta su primera intervención televisiva, tan infantil, tan monjil, tan ingenua. Tan de los 80

Etiquetas: , ,