Archivos para el tag ‘Canal Sur’

La leña “de” y “a” Wismichu y Auronplay

Francisco Andrés Gallardo | 3 de septiembre de 2016 a las 1:54

Un empresario de la localidad cordobesa de Montemayor cuelga un anuncio en una web :“vendo leña, mucha leña”, que le pareció cómico a dos youtubers, Wismichu y Auronplay (en el vídeo de arriba, desde  el segundo 52). Uno ellos llama y, utilizando helio, bromea con falsa voz infantil pidiendo material para quemar su colegio. La gracieta se convierte en viral porque los youtubers cuentan con millones de seguidores y algunos de ellos, vía buscador, localizan a ese empresario para remedar la broma hasta la naúsea. A su vez, la víctima de este acoso telefónico, múltiple e internacional, denuncia lo sucedido, según dice, con graves pérdidas económicas, en ‘Andalucía Directo’  (vídeo de abajo) y los youtubers terminan defendiéndose con que es un montaje para atacarles y dañar a todos los ídolos del mundo virtual.

La broma en cuestión no deja de ser la simple payasada de unos pipiolos que no calculan cómo pueden torcerse las intenciones. Las bromas telefónicas de toda la vida, entre anónimos, eran fruto de analógicas tardes aburridas. Ahora, siguiendo el rastro de la radio matinal, se convierten en pieza de youtube y mediante el consumo de millones de suscriptores se traducen en un negocio rentable, dinero bien fácil a través de aluviones de visitas, como reconocen los protagonistas, con un ego de no te menees. No consta de que se hayan preocupado realmente de las consecuencias indirectas de esa broma con tan poca gracia. No se debería trolear a la gente que está en su trabajo, ganándose la vida, debería ser al menos una conclusión para ir reorientado el registro humorístico en youtube. Al menos para no dar ideas.
En la abultada anécdota late un conflicto intergeneracional, choque de siglos, ‘jóvenes’ y ‘adultos’, que de no mediar asuntos así viven ajenos a sus respectivas realidades encapsuladas. Los youtubers, que con tanta aritmética engordada parecen desconocer lo relativo de su influencia, creen que los medios tradicionales les atacan por celos y miedo de su competencia (algo hay). Un campo sin puertas como es internet, Oeste del siglo XXI, no puede renunciar al sentido común.

Andalucía: menos pandereta (propia) y más respeto (ajeno)

Francisco Andrés Gallardo | 20 de marzo de 2015 a las 18:56

Hasta Al rojo vivo salta el domingo al terreno de juego del prime time a interesarse por nuestras elecciones. Qué orgullo ¿verdad? Toda España pendiente de nosotros, todo el mundo preocupado por Andalucía y por una vez no es por alguien relacionado con Isabel Pantoja, con Rocío Juradooy con Jesulín de Ubrique. Andalucía interesa hoy a (los medios de) Madrid. Pero no interesa por los andaluces en sí, que sólo valemos nuestro peso en votos y en índices de audencia (a veces ni eso), sino que están mirándonos con lupa para ver hasta dónde llega la riada de Podemos y el imprevisto aluvión de Ciudadanos (Ciutadans en el léxico propio de los peperos más miopes). Somos la avanzadilla de lo que será el futuro, un laboratorio en forma de cortijo perpetuo que hoy dibuja en sus decisiones de qué manera el bipartidismo se convierte en una tarta deconstruida.
Por una vez, por unos días, Andalucía no saldrá en las cadenas por la crónica de sucesos, por los casos de corrupción o por algún personaje que alimenta horas de magacín o de un reality. Al margen de lo que vayan a decir los votos, esta raya que ponemos en la pared de la historia podría servir para que a partir de ahora nos tomemos un poco más en serio a nosotros mismos como pueblo para que así nos tomen más en serio los demás. Que nos hace falta. Aquí sólo nos indignamos si se meten con la Semana Santa, como les pasó a los de La Sexta hace un par de años, pero consentimos que el estereotipo más zafio de Andalucía se pavonee por Casados a primera vista (mayoría andaluza absoluta, con exponentes que nos sonrojan ¿por qué Antena 3 ha consentido algo así?), los grandes hermanos, los sálvames, los adanes y cuanto programa necesite de un anónimo con ganas de exhibirse. De un día para otro no vamos a tomar una actitud germánica porque entonces, peligrosamente, dejaríamos de ser andaluces. Pero es una labor que debemos hacer entre todos: exigir, pero exigir de verdad, un trato más respetuoso de Andalucía y de lo andaluz frente a los demás, en todos los medios; ir dejando de ver contenidos que por muy entretenidos que parezcan nos aportan bien poco y esperar que las cadenas públicas sean las primeras en tomarnos más en serio evitando, por ejemplo, que seamos carne de cachondeo de zapping en las privadas. Somos un histórico pueblo de cumplidores y de gente muy trabajadora. Nada que ver con el arquetipo televisivo. Menos pandereta, menos chufla y menos bajunerío. Una mejor imagen para una tierra que necesita respeto e inversiones de gente seria.

Pantojitos: no se llama copla, se llama caspa

Francisco Andrés Gallardo | 27 de mayo de 2014 a las 0:45

 

La meta de los niños místicos españoles a mediados de los 90 era hacer play back en Menudas estrellas. La caracterización no era imprescindible, los mocosos, siempre tan monos, sólo tenían que contonearse un poco mientras iban disfrazaditos de adultos, moviendo las mandíbulas en un arcano recuerdo de la gesticulación del imitado. El siguiente paso era que los niños cantaran (vídeo de arriba), pero quedaban bien lejos de las actuaciones de los mayores en la Lluvia de estrellas, donde la mayoría de las imitaciones solían dar grima. La primera generación de la Logse apareció en la tele esforzándose todavía en hacer de Travolta y de Gloria Estefan. Los más avezados en cantar llegaron incluso a grabar un disco como los casos de Malú o Tamara. Ante el actual furor del talento infantil Antena 3 va a rescatar el formato como Tu carita me suena, adaptación de los sorprendentes números de los adultos, donde ha habido calidad por parte de algunos de los concursantes famosos.

Los niños del siglo XXI van a volver a sorprendernos, como ya hicieron en La Voz Kids y en Masterchef Junior. Los mocosos de ahora elaboran un suquet que hace llorar a cocineros con estrella Michelin y cantan en inglés con pronunciación de Wisconsin. Un buen aprovechamiento de las nuevas tecnologías abre aún más la mente. Los niños de ahora pueden superar con más facilidad las barreras de idioma y alimentar el cosmopolitismo sin levantarse de la silla. Una ventaja si se cuida y se sabe orientar. No es casualidad que los niños que ahora salen por la tele deslumbren. Esta generación sí que es la más preparada de la historia: al menos tiene muchas más posibildades.

 

De ahí que sea un desperdicio y una limitación la fábrica de Pantojitas que prepara Canal Sur con Se llama copla Junior, y que también presentará Eva González, la de Masterchef. Los niños andaluces pueden cantar de todo, ya lo han demostrado en Menuda noche. Si hay que aguantarlos, que no sea gorgoreando como los cansinos de los sábados. Qué apagón de ideas.

Mariana, entre Cadi y la pensión El Patio

Francisco Andrés Gallardo | 8 de noviembre de 2013 a las 1:15

El fallecimiento de Mariana Cornejo hace revivir los recuerdos de los flacos intermedios de Telesur, cuando el centro territorial de TVE, en aquel chalé de la sevillana avenida de la Palmera, disponía de una hora para repasar lo que pasaba en Andalucía. Y la lejía Los Tres Sietes, todos los días (solía ser el único spot ), jaleaba el almuerzo a ritmo de tanguillo y los ojillos resabiados de Mariana, maruja de delantal, uñas pintadas y rizos de permanente. El desparpajo de la gaditana le llevó a esta popularidad regional mientras zamarreaba a su marido lacio, con un mono blanco lleno de tiznones, y le daba en furecida a la mopa para cantar las virtudes del Bóxer Fregasuelos. Porque Mariana era cantaora, de las buenas, aunque el público de Telesur lo supo muchos anuncios después, mientras soñaban con tener un tercer canal como los catalanes y gente así.

Mariana Cornejo, Cadi en la garganta, aparecía en los programas flamecos pioneros de Canal Sur. Y recibía fuertes aplausos en la Bienal de Sevilla, con mediación de Chano Lobato, como si fuera una australiana, porque durante mucho tiempo Cádiz estuvo muy lejos de Sevilla. Estuvieron alejadas una de otra. Y no sólo por culpa de los peajes.

La embajadora gaditana fue fichada para la primera telecomedia, que no llegaba ni a garabato de los Álvarez Quintero, de la televisión andaluza. Pensión El Patio, del casinero García-Pelayo. Aquello era realmente abominable, una autoparodia rancia de esa Andalucía que nos encasquetan los demás. Mariana no tenía la culpa. Aquella serie, por calificarla de alguna manera, costaba el minuto más de 130.000 pesetas de 1989. La autonómica andaluza nacía como un inmenso, y caro, spot de la lejía Los Tres Sietes. El modelo no terminó de corromperse hasta extremos valencianos y al menos esa responsabilidad habrá que anotársela a muchos de sus directivos y trabajadores. Y a la propia Junta con su resignación financiera tapando boquetes durante lustros.

 

 

Hacia una demanda contra Pablo Carrasco y ‘Entre todos’

Francisco Andrés Gallardo | 1 de octubre de 2013 a las 12:32

La dirección de Canal Sur hasta ahora había apercibido a su hermana mayor, RTVE, para que retirara Entre todos por plagio. Polémica que ya he tratado en el blog en otras ocasiones. Ahora es el sindicato CGT-RTVA el que mueve ficha y presentará mañana miércoles en los juzgados sevillanos un acto preparatorio procesal para requerir el contrato del anterior director general de la RTVA, Pablo Carrasco, y comprobar sus incompatibilidades para presentar una futurible demanda (en la foto, Carrasco, con gafas y corbata oscura, con el consejo de administración de la casa. Una reunión de ‘amigos’, vamos).

Según la nota enviada por CGT-RTVA va a solicitar al tribunal “los documentos necesarios para poder tramitar demanda por la incompatibilidad que se pudiera generar entre la condición de director general de un ente público, dedicado a la comunicación y difusión de material audiovisual y la posición, apenas un mes después, de administrador único de una empresa del mismo sector y que genera productos que son susceptibles de ser adquiridos por la RTVA. Pablo Carrasco es administrador único de PROAMAGNA, SL. El acto preparatorio es necesario porque CGT no tiene acceso al contrato de alta dirección de Pablo Carrasco. En este deben constar las incompatibilidades generadas por el puesto de director general en consonancia con la Guía de Incompatibilidades de Altos Cargos de la Administración de la Junta de Andalucía”.

La nota añade, quejándose de cierta parálisis de la dirección actual, interina (Joaquín Durán) de la RTVA…

“Es necesario señalar que la empresa ha sido tímida a la hora de defender su patrimonio, limitándose únicamente a pedir un informe al gabinete jurídico de la RTVA sobre el posible plagio de TVE. RTVA deja fuera las posibles responsabilidades del exdirector general ante la ley y por más que anuncia su indignación por la jugada de Pablo Carrasco, no acaba de concretar una acción contra ella. Todo ello hace pensar que la salida de Carrasco fuera negociada. La RTVA y el propio gobierno de la Junta estaban incómodos con Pablo Carrasco al que aún le quedaban dos años de mandato. Su nombramiento, sujeto al Parlamento Andaluz, impedía su destitución. Pocas alternativas, salvo volver a cambiar la ley para que fuera el gobierno de la Junta quién nombrara al director del ente, con el consiguiente refregón político o optar por una salida negociada”.

Y el sindicato se despacha…

“Carrasco fue el primer director de la RTVA nombrado por el Parlamento Andaluz en noviembre de 2008. El PSOE lo vendió como un hombre sin perfiles políticos; un profesional tanto en los medios públicos como en los privados. Algunos miembros del Gobierno de Andalucía dijeron de él que era un hombre no que había salido de la mesa de Manuel Chaves. Hoy, con la distancia, y sobre todo con su abrupta salida de la RTVA coge fuerza la teoría de que Pablo Carrasco fue “creado” para ese cambio de paso; para ser nombrado por el parlamento. CGT tuvo conocimiento dos años antes de su nombramiento de que era candidato a la dirección de la RTVA, entonces dirigía ZZJ, no lo creímos, nos parecía del todo imposible. Tan increíble fue su nombramiento como su inesperado salto a TVE en 2005 como jefe de programas y contenido. ¿Se estaba preparando su currículo? Poco después el gobierno andaluz comenzó a vender el cambio de ley de la RTVA que incluía el nombramiento de su director por el parlamento. La evidencia estuvo plasmada en el organigrama de la RTVA durante su mandato al frente de la RTVA. En el organigrama de dirección, al lado del Director General aparecía el Gabinete de la Dirección General, controlado por Antonio Ramírez, peso fuerte de la RTVA y director de los Servicios Informativos durante más de una década, sus aristas políticas le impedían aspirar a la dirección general aunque su intención era dirigirla desde la sombra. Un matrimonio que duró poco…”

 

 

 

Toñi Moreno, ustedes no son formidables

Francisco Andrés Gallardo | 22 de septiembre de 2013 a las 19:54

La Cadena Ser, mucho antes incluso de que naciera el Grupo Prisa, dedicaba una de sus noches a la persuasión elegante de Alberto Oliveras para pedir ayuda a la gente con Ustedes son formidables. Bonito proyecto, a lo Frank Capra, para unos tiempos en blanco y negro, sorteando a la censura en un programa que no terminaba de dejar bien al desarrollismo franquista. Eran un par de horas de una programación que tenía muchos otros ámbitos para formar y sobre todo para entretener (porque informar, en aquellos tiempos, la radio podía informar más bien poco).

Antes de ensuciar el nombre de Alberto Oliveras mejor no comparemos una época con otra. Ni Tiene arreglo ni Entre todos pueden equiparase a las intenciones de Ustedes son formidables y a la sociedad a la que se dirigía. Los programas de Canal Sur y de La 1, que se extienden durante más de doce horas (¡medio día!) a la semana, están pensados para cosechar índices de audiencia a toda costa. Horas, horas y horas de tómbola con exhibición de penas ajenas. Espacios en los que la desgracia y la solidaridad interesan sólo según el rendimiento que den en antena. La miseria y la caridad (con Andalucía imparable, en alpargatas) como espectáculo y negocio, como cuota de audiencia. Como coartada política en RTVE; como justificación política y rendimiento comercial en Canal Sur. Cuando vea que los directivos de RTVE (PP) y los de la RTVA (PSOE-IU), creativos y presentadores se han rebajado el sueldo a la mitad para entregar el resto a los necesitados de esos programas podrá ir creyéndose lo de las buenas intenciones.

Pablo Carrasco dejó Canal Sur porque no estaba de acuerdo con que le tocaran su sueldo anual de 124.000 euros. Se marchó a RTVE para plagiar lo poco que estrenó y le funcionó en su etapa. Eso no es profesional. Ni leal. Se llevó al director y a la presentadora de Tiene arreglo, Toñi Moreno, para hacer lo mismo en Madrid, cobrando bastante bien de una cadena desnortada. No se llama solidaridad. No. Se llama pasta.

¿Es plagio? Claro que sí. Aquí ‘Tiene arreglo’. Canal Sur, presentado por Toñi Moreno

Y aquí Toñi Moreno, con el mismo director y con el ex director general de Canal Sur, detrás, en Entre todos en La 1

Y aquí Tiene arreglo, ahora, sin Toñi Moreno, y con Fernando Díaz de la Guardia, en las mañanas de Canal Sur. Por si quedaban dudas. Y a seguir cobrando a costa de la miseria.

 

Danzad, danzad malditos con vuestras miserias en la tele

Francisco Andrés Gallardo | 20 de septiembre de 2013 a las 10:36

Toñi Moreno tira los zapatos al aire por un hombre dispuesto a pagar la carrera a un joven de una familia necesitada. Nos alegramos por los beneficiados, pero no me alegro de que hay un program que a diario, durante varias horas, horade en las miserias de Andalucía y se regodee en las penurias. Ayer en La Sexta 3 emitían la película Danzad, danzad malditos. Lo que parecen decir los directores de TVE y de Canal Sur con Entre todos y Tiene arreglo. Me he encontrado la película en youtube y os la cuelgo aquí para que veáis esta profecía ambientada en la Gran Depresión..

 

Sobre la nueva estrategia cicatera y cateta de RTVE, os rescato esta crónica que firmaba días atrás en los periódicos…

 

Cadena pública necesitada de espectadores busca parados, amas de casa y pensionistas andaluces para mejorar sus índices de audiencia. De paso, de forma indirecta, podría desacreditar la labor del gobierno de aquella comunidad.  Si el presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, amigo personal de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, hubiera publicado un anuncio por palabras en la prensa no lo habría redactado tan claro. TVE necesita imperiosamente subir sus vapuleados índices de audiencia y la estrategia de emergencia acude a lo facilón: a Andalucía, la comunidad con más parados y, por tanto, con más consumo de TV (en septiembre volverá a subir con más de 4 horas por día y habitante).

Más bajo en los índices de audiencia no puede caer ya TVE, (terminará agosto sobre el 9% y eso gracias a las Supercopas), ni tampoco en  intención.  El espacio vespertino Entre todos, calcado del (siempre criticado) Tiene arreglo  de Canal Sur, es el ariete de esta estrategia encaminada a buscar espectadores a granel.  A mejorar como sea unos índices que han de estar sobre los dos dígitos mensuales. Lo contrario es dejar a RTVE a los pies de la oposición y a la justificación de un ERE. La solución asumida por el equipo de González-Echenique es tomar del vivero de Canal Sur, incluido un espacio producido por el ex director general de la cadena andaluza, Pablo Carrasco.  Los medios afines al PP piropean ahora a Toñi Moreno cuando pisoteaban ese mismo magacín cuando se emitía en Canal Sur: todo un síntoma. Entre todos, además, dibuja una comunidad andaluza donde la justicia social queda en evidencia.

La estrategia sureña ha obligado a TVE a adelantar su parrilla respecto a la comptencia privada. Entre todos arrancaba este lunes y en su segundo día bajaba en número de espectadores (en Andalucía obtuvo un 8% de cuota frente al 12,7% de La tarde de Juan y Medio). A su vez  esta precipitación llevaba a adelantar en una semana el regreso de Mariló Montero en La mañana de La 1. En este magacín, tercera opción con diferencia frente a Griso y Ana Rosa, se ha producido una renovación de rostros colaboradores y se encamina en esta etapa más hacia los temas de salud, sucesos y lo que llaman crónica social. Montero, fichada de Canal Sur, se mantiene porque se le supone un rostro reconocible por la audiencia andaluza. Las escaletas del matinal mirarán con descaro hacia el Sur. El plan de la cadena pública presidida por González-Echenique sólo acaba de empezar. Regresan las corridas de toros y Los Morancos celebrarán la Nochevieja junto al logotipo de TVE.

La 1 ha descendido en 3 puntos desde hace un año, desde que entró la nueva dirección nombrada directamente por el PP. En agosto de 2012 la primera cadena lucía un 12,2% de cuota mensual que pasó a 11,2% en septiembre, cuando se hicieron efectivos los primeros cambios en los informativos. La 1 lucía un 13,9% de cuota en septiembre de 2011 que le permitiría en estos tiempos ser líder de audiencia. Para remontar la elección no ha sido mejorar en la calidad de los informativos o programas. Más bien lo contrario. A lo fácil: pescar andaluces.

¿Tiene arreglo precisamente Canal Sur?

Francisco Andrés Gallardo | 20 de septiembre de 2013 a las 10:25

 

Hoy hablo en papel de la nueva petición de Canal Sur para que TVE retire el programa Entre todos de La 1 por ser un plagio de Tiene arreglo. Hombre, si lo produce el ex director general de la RTVA, que se marchó porque decía que cobraba poco, con el mismo formato, misma presentadora y mismo director (y casi los mismos pobres) es para mosquearse. Pero tampoco la RTVA está haciendo un trabajo que nos haga sentir orgullosos a la mayoría de los andaluces. Esta es mi columna de papel de hoy…

 

El único estreno con ciertas miras de prestigio y credibilidad de la nueva temporada de Canal Sur, @Debate, apareció este martes al filo de la medianoche. La Champions en la competencia retrasó el 75 Minutos y empujó a la hora de la cama al plató de análisis de Rafael Fernández (¿no les correponde a las públicas dar el primer paso para unos horarios más razonables?). Por mucho o poco share que consiga un programa como @Debate no es lógico que la dirección de la RTVA lo mande a las deshoras cuando el resto de noches las tenemos invadidas por folclorismo al peso, cine de Hollywood y abuelerías y florituras redundantes. La copla podía ser un género bonito, muy nuestro y todo eso, pero tras seis años a perpetuidad se encuentra tan manoseada que hasta a los que nos gustaba comenzamos a repudiarla. Se llama falta de ingenio. Y deberían pensar en todos los andaluces, no sólo a los que se mueren por una bata de cola. Si todavía alguien anda preguntándose por qué la audiencia andaluza se olvida los fines de semana de Canal Sur, que palpen un poco la calle.

@Debate se pierde en la modorra para hablar de la actualidad política (¿ por eso interesa que se justifique a deshoras?, abajo lo puedes ver íntegro a cualquier hora) y abrió enlazando con las vivencias gibraltareñas de 75 Minutos para completar la coartada. ¿Y para qué repiten las imágenes de un programa que acaba de concluir?

Los reportajes del equipo de Beatriz Díaz regresaban este martes pisando las calles gibraltareñas, escapando de la bronca o de la parodia de las cadenas nacionales. Se agradece. Comprobaron que, por ejemplo, a las amas de casa del Peñón les encanta ver Juan y Medio. Gibraltar es un chanchullo histórico y socioeconómico muy grande, que ha sobrevivido mientras todos han hecho la vista gorda. Pero a nosotros no nos va seguir el juego del patrioterismo. Habrá que solucionar la caradura llanita de otra manera. No nos pega la actitud que encienden desde Madrid y avivar una imagen de miseria y cabreo cañí que no nos merecemos.

La Nochevieja de dos tontos muy tontos

Francisco Andrés Gallardo | 2 de enero de 2012 a las 18:31

Este es la crónica de la Nochevieja televisiva que hoy aparece también en papel…

La que llevaba el traje azul era Paz Padilla, con Prat, y juraría que era el vestido que lucía Belén Esteban hace un año. Las que se fueron a tomar por uvas se decantaron esta vez por el color rojo, sin atender a las exigencias de Angela Merkel. Rojo con chorreras y brillos, como Anne Igartiburu; con estilo Gilda, como Carolina Martín en Canal Sur, viva la Pepa; o con adornos fractales en el caso de Isabel Pantoja. Jorge Javier cambió de pareja. Mandan millones. La viudísima, la ex alcaldesa de Marbella, fue tomada de la mano para asomarse a saludar a la Puerta del Sol y de las Pelucas. Como una Evita clamando por los descamisados, “Maribel” podría haber cantado No llores por mí, Argentina, pero después al piano entonó con su maromo A mi manera, con su hijo Kiko de testigo. La Pantoja y Paquirrín desearon un feliz año en 1989. Entonces eran Martes y Trece. La versión original es más inclasificable. Kiko, aprendiendo la soltura de carrerilla, proclamó su pesar ante toda España de la ruptura con su ex novia y ex portada de Hola. Vuelve a casa, vuelve, decía Kiko, el primo de Rivera más listo. Y si Isabel era Evita, Jorge Javier tenía un punto de Carmen Polo: intrigando y controlando. De buena gana se hubiera puesto los collares. En La Sexta acababa Dos tontos muy tontos, de lo más recomendable en la noche, cuando Jorge Javier parecía sacar del museo de cera a la artista sevillana.

Anne Igartiburu, mala cara, y José Mota, en la auténtica cadena oficial de las uvas, La 1, se ha convertido en una pareja cansina. Da recochura decirlo, pero fue así. Les faltó chispa. Mota repitió algunos de los chistes ya lanzados en su inmediato especial, el notable Seven: los siete pecados… Con el recorte de 200 millones en RTVE Águila Roja se convertirá este año en Gallina Blanca y Gran Reserva en Tinto con Casera. El humor de Mota va a seguir siendo en los próximos siglos el mejor regalo para la cena de Nochevieja. Con Rajoy y Zapatero de investigadores de Seven (eso sí, referente pelín antiguo y demasiado visto), los abundantes cameos eran un aliciente añadido entre las siempre celebradas imitaciones del Rey, Rubalcaba o la nueva Desazones de Cospedal. En los colegios españoles ya no se hablará del Siglo de Oro sino del de Baño de Alpaca, como mucho. La crisis extrema da para reírnos a carcajadas. Bien lo sabe el maestro Gila. Como paradoja humorística, Igartirburu condujo el especial musical, extremadamente rutinario, cambiando de traje con cada presentación. Sólo en vestuario de la “Corazones” ya tenemos ahorrados los 200 millones del ala.

Carolina Cerezuela (debilidad de aquí el cronista), la más guapa en la noche, optó por el malva para acompañar a Sobera en Antena 3. Para la cena los de la nueva fusión crearon un autozapping y para el cotillón, un karaoke con actuaciones de ayer, hoy y nunca. La Sexta, lo dicho: los tontos y en las uvas, a Wyoming y Usun grabados. Otra autoparodia. Para refrito con sustancia y guasa, el de La 2, Cachitos de hierro y cromo, con Luis Aguilé o Rafaella Carrá. Qué noche.

Canal Sur siempre celebra esa fiesta que es para los copleros de la familia, mientras el resto de los posibles invitados nos quedamos en la puerta, sin ganas de entrar en esa sala de fiestas del siglo pasado. No, no queremos más marisco congelado, apartamos el plato del mando cuando se nos aparece algún canturreo de Canal Sur. Nos quedamos mejor en Cádiz, con el pito de Modesto, amable, con retranca, qué gran tipo; y los guantes de Débora. Digo, Carolina. En una espléndida plaza gaditana de San Juan de Dios habían muchos menos pamplinosos que en la Puerta del Sol, donde siempre parece escenificarse un carnaval chungo. Y con dos tontos asomados al balcón.

El himno como banda sonora. La Historia, por fin

Francisco Andrés Gallardo | 28 de octubre de 2011 a las 12:15

El día en que un programa de TVE tenga como sintonía de cabecera el himno nacional, ay, que me lo estoy viendo venir, creo que habrá llegado un buen momento para ‘innos’ a Andorra. Los himnos se llevan en el corazón y son para oírlos en momentos de respeto y con motivo del mensaje navideño del Rey. Me da grima que La respuesta está en la historia arranque con la voz de Rocío Jurado y el himno de Andalucía, nada más despedirse Arrayán. Suena a patrioterismo. A cartón piedra, como la locución madrileñísima de Ramón Langa (¿pretendido estilo No-do?)  para responder, como en El libro gordo de Petete, curiosidades de nuestras huellas andaluzas pasadas. ¿Se imaginan a un actor andaluz narrando en andaluz el devenir de los catalanes en TV3?

La respuesta también está en la historia de Canal Sur, donde los programas de divulgación cultural no han solido aparecer por el horario estelar, pese a la repercusión de trabajos como Andalucía es su nombre, por ejemplo. Un programa sobre nuestro pasado, con amenidad y cercanía, ya tenía que ser veterano en la programación. Los notables resultados confirman ese ayuno que tenía la audiencia. La respuesta… es apreciable. Y mejorable. Por lo pronto en presupuesto, que es bien corto a todas luces; le falta naturalidad en los sketches y le sobra ese puntito garbancero. “Efectivigüonder”, afirmaba uno de los conductores hace dos lunes.

La respuesta a su futuro la debe dar Canal Sur en programas como el que precede a Los Morancos. Un espacio que despierte un interés sano por conocer y enorgullecernos de un pueblo que tiene que recurrir a una camiseta para reforzar su autoestima ante los demás. Un pueblo que aparece en las cadenas nacionales en las páginas de sucesos o en los zappings, con sus ancianos y sus niños redichos. Tenemos historia para dar y tomar. Los jefes de la RTVA se ponen como unas castañuelas con La respuesta… y presentan como una joya lo que es, todavía, bisutería cultural.