Archivos para el tag ‘Canal +’

Los guiñoles franceses siguen sin tener gracia

Francisco Andrés Gallardo | 10 de febrero de 2012 a las 15:35

Arriba os dejo el último vídeo de los guiñoles de Canal +. Erre que erre con el doping español. No tienen gracia y desde aquí, a mil kilómetros de la frontera, aún menos.

Os añado el artículo de papel de hoy, que habla de estos muñegotes gabachos, tan lacios.

…”La envidia es una declaración de inferioridad”. La frase se le atribuye al genocida, sobrevalorado por los suyos, Napoleón Bonaparte. Hace 200 años, a las puertas de nuestra mayor crisis como reino y cuando empezábamos a cambiar hacia un país moderno, le dábamos para el pelo a las tropas napoleónicas. Los franceses se nos colaron por aquí a lo Merkel, para tutelarnos con el presunto fin de protegernos de nosotros mismos, y acabaron como brazo armado de la filosofía de rapiña de la que los galos han hecho gala durante siglos.

Son nuestros queridos vecinos del piso de arriba, siempre engreídos, con sus ínfulas, y sus resquemores pirenaicos. Nos han sometido en unas cuantas ocasiones y toleran mal que remontemos. Nos sienten como competencia directa ante el resto del planeta. Y silencian o menosprecian los logros españoles en el deporte, vertiente que añade valor a nuestra marca en lo cultural y en lo industrial: en terrenos donde de verdad a los franceses les duele que les pisemos los callos, como la moda, la gastronomía o el turismo.

Los desafortunados sketches de los guiñoles del Canal + galo no son una sorpresa. Son la retransmisión de lo que late en el subconsciente de los medios de comunicación franceses y de lo que late en el sentimiento del patrioterismo francés: pura envidia napoleónica sobre quienes han creído inferiores. Se ríen sin disimulos de nuestros fracasos; pero sonríen por los colmillos ante nuestros éxitos. Estos sketches tan forzados, de un humor tan mezquino, nos han traído a la memoria los guiñoles de nuestro Canal +, tan malajes cuando se ponían al servicio editorial de la casa. Aquellos muñegotes que terminaron muriendo en Cuatro tuvieron momentos brillantes, pero también abochornaban cuando eran el martillo de goma de la cúpula de Prisa. En Francia parecen la voz alta de los pensamientos colectivos.

‘Las muchachas de azul’. Nostalgia yanqui

Francisco Andrés Gallardo | 31 de octubre de 2011 a las 9:27

El auténtico motor de la economía estadounidense, el que les salvó de la gran crisis, fue la guerra. La Segunda Guerra Mundial. Más que el tablero posterior de la Guerra Fría, el propio conflicto bélico fue el que entronizó a Estados Unidos como superpotencia absoluta. Por producción. Por tecnología. Por prosperidad. Por influencia cultural. Y esos idílicos años posteriores de liderazgo indiscutible en el mundo libre son los que buscan evocar, con nostalgia incluso pueril, el público norteamericano con los humos a todo pulmón y las curvas rotundas de Mad men. Cuando todo parecía más sencillo: el hombre blanco no tenía a nadie quien le tosiera y los enemigos estaban razonablemente estabulados tras un telón. Un imperio, fin de la Historia, que ya nunca iba a caer…

Tras el bourbon con hielo de Mad men llegan ahora sus versiones de gominola, las que se han preparado para los canales norteamericanos en abierto. Canal + 1 estrenaba anoche los contoneos de las azafatas de Pan Am, cuando Nueva York era más NYC que nunca, tal como se dibuja en las majestuosas recreaciones virtuales. Unas azafatas con faja obligatoria, sarcástico pasaporte para que fueran mujeres libres. Unas Mad women, hermanas azules de Doris Day,dispuestas a comerse el mundo, la vida, los amantes y los agentes soviéticos. Romance, melodrama y aventuras de guante blanco a bordo de un boeing con caviar, barra libre, maridos casados y desayunos con diamantes.

Pam Am transporta al espectador con alta fidelidad a los años de una élite laboral que disfrutaba muy por delante de su tiempo. Es una ficción sobre moda y geografía humana, donde la música promete ser el mejor vehículo de evocación para los que vivimos esa época por páginas acharoladas y escenas con Cary Grant. Un tiempo pasado que si no era mejor, por lo menos era más reconocible.

(Por cierto, ‘Las muchachas de azul’, del título, era una españolada amabilísima sobre unas chicas que trabajaban en unos grandes almacenes. TVE tuvo que retirar esta película que tenía programada durante la campaña electoral de octubre de 1982, la de la primera victoria socialista, para evistar susceptiblidades. Cosas de entonces).

Carlos. Hay que verla

Francisco Andrés Gallardo | 12 de abril de 2011 a las 8:55

La muerte compulsiva, la sangre de los demás convertida en coartada, entre la utopía y el egoísmo, el placer del terror y de hacer el amor con un revólver. Añadan unos diálogos cosmopolitas, donde el árabe se entrecruza con el francés o un español con suaves dejes caribeños. O una ambientación tan perfecta de los años 70 y 80, en los escenarios, en las ropas, en los peinados, que nos hace concebir la sensación de que estamos ante una recreación documental, donde se intercalan sin estridencias las imágenes históricas con las perfectas pinceladas de una ficción.

Carlos, la miniserie sobre el terrorista de igual apodo que en mayo estrenará Canal +, es de cinco estrellas. Es otro tipo de hacer televisión, porque es cine mayúsculo y por eso en la Mostra de Valencia se ha estrenado tanto en su formato de película como en su metraje íntegro en producción televisiva, dentro de la extensión del Festival de Series. Fueron cinco horas y media con Carlos. Una proeza para los críticos que hemos estado en tierras levantinas, pero que es una heroicidad asequible por la contundencia con que está narrada la biografía de este cínico con patillas, con tanta jeta como falta de escrúpulos, que escala a lo más alto en el asqueroso mundo del tiro en la nuca y de la bomba de mano tirada por la puerta hacia un local atestado. El cineasta francés Olivier Assayas, en esta serie que luce un Globo de Oro, crea un relato tan vertiginoso, a ratos gástricamente reiterativo, que aligera la carga de tantos acontecimientos acumulados. El mérito clave es el del actor principal, Edgar Ramírez, el jaquetón y osado individuo que con un espaldarazo recibido en las tripas de Beirut va granjeándose su mito a fuerza de no tener ni un resquicio en las entrañas. Carlos es sobrecogedora. Tanto como repulsa del terrorismo como para aquellos desalmados que fueran capaces de encontrar épica en ella.

Etiquetas: ,

Así empezó Antena 3

Francisco Andrés Gallardo | 23 de enero de 2010 a las 20:46

El vídeo de arriba es el de los primeros minutos de Antena 3 Televisión el 25 de diciembre de 1989. Miguel Ángel Nieto, la voz pionera de Antena 3 Radio (pinchad aquí para recordar algunas de sus sintonías), se marcó un mitin en toda regla para dar la bienvenida a los espectadores. Esa perorata de política empresarial es inimaginable a estas alturas. Pero quede constancia de cómo concebía aquella televisión alternativa el equipo de Manuel Martín Ferrand, el consejero general de la empresa nacida en 1979 y que surgió como una quimera en 1966.

Y abajo, la lánguida sintonía, tipo ‘Amo a Laura’, da idea de cómo se concebían montajes y melodías en 1989, verdadera prehistoria de la tele en España.

Y aquí está el comienzo de las “emisiones regulares”, nunca mejor dicho en Antena 3 el 25 de enero del 90.

Este es un buen resumen que la propia Antena 3 ha realizado en 2010 para contar en minuto y medio su historia…

o este repaso a sus series…

Los cambios de accionariado, el navajeo de pasillos, los programas y los zarandeos políticos dan para un libro…

Aqui os dejo el reportaje que hoy escribo en papel…

Leer el resto del artículo »

Lo más esperado, ‘The Pacific’

Francisco Andrés Gallardo | 23 de junio de 2009 a las 7:37

Esto es algo más que Televisión. Cuando está por delante el nombre de “HBO” estamos hablando de asuntos mayúsculos. Con la producción ejecutiva de Tom Hanks y Steven Spielberg, la cadena premium más prestigiosa presentó en la pasada cita de Cannes la miniserie bélica ‘The Pacific’, que narra en diez capítulos la Segunda Guerra Mundial en el frente nipón. Ha costado 120 millones de euros. Nadie es capaz de gastarse de una tacada esa cantidad en la tele. (Como está dando problemas el vídeo de arriba, os dejo este enlace directo a youtube con el tráiler).

El cine está en la tele y la HBO acaba de lanzar el primer tráiler de esa ‘The Pacific’ que podría ser una segunda parte de ‘Hermanos de sangre’, de ocho años atrás, que támbién llevaba la supervisión de Spielberg y Hanks. ‘The Pacific’ se estrenará en otoño en Estados Unidos. En España probablemente la estrenarán en Canal + a finales de añol en versión origianal subtitulada.

Etiquetas: , ,

Las caras de Sadam Hussein

Francisco Andrés Gallardo | 3 de junio de 2009 a las 8:46

QUEDAN 24 HORAS PARA UNA NOTICIA (TELEVISIVA) MUY ESPERADA. MAÑANA, AQUÍ EN EL SOFALÍCOLA.

(Me ha salido un cebo la mar de tomatero. Pero lo dicho, mañana os la cuento).

A lo que iba… “El hombre que es capaz de sacrificar a su mejor amigo es un hombre sin flaqueza. A los ojos de mis enemigos ahora soy más fuerte…”. Son las palabras de un Saddam Hussein de ficción tras haber asesinado a su hombre de confianza en una escalada tan violenta como demente para acaparar el poder absoluto. Da mucho vértigo House de Saddam. Cómo los malos gobernantes y su telaraña de intereses e intrigas puede convertir en desgraciados a millones de conciudadanos. House of Saddam la estrena esta noche Canal +, así que si pueden échenle un vistazo. Es curioso que sea un israelí, Yigal Naor, el que magistralmente interprete al dictador iraquí.

La misniserie es una coproducción entre la cadena premium norteamericana HBO y la pública británica. Y por productos como este, una revisión dramatizada de 30 años en Iraq, se comprende por qué se insiste en decir que la BBC es la mejor emisora del mundo. Aunque a TVE le quiten la publicidad y la financien los cuñados privados y los primos telefónicos, aún le quedan muchos años para tener un engranaje de calidad natural como el de los canales que pagan los británicos a tocateja. Contemplar House of Saddam, o los recientes documentales de Yellowstone, despiertan envidia. Los de la BBC no sólo ofrecen una televisión excelente, sino que además la saben vender y comercializar.

Como si fueran Los Soprano en Mesopotamia, los cuatro capítulos de este Falcon Crest con bigote es la acuarela de un terror que se trajina en simples reuniones familiares. Lo que parece ficción se recubre de recursos documentales y eso es lo que más estremece de House of Saddam: parece travestida de culebrón de lujo, pero por las costuras se le aprecia una realidad que aterroriza, y mucho, al espectador.

(En este vídeo, en versión original, está el fragmento del inicio de la escabechina perpetrada por Sadam para auparse al gobierno absoluto desde la vicepresidencia, comenzando por forzar la dimisión al entonces presidente)

Y para no terminar con tan mal sabor de boca, el otro día me tropecé en google con este montaje de caída a lo ‘Vídeos de primera’. Qué eficaz para la risa es siempre un hostión.

Etiquetas: , ,

Los contenidos porno en velocidad punta

Francisco Andrés Gallardo | 18 de marzo de 2009 a las 10:54

Digital + echa una mano a los aficionados al cine pornográfico y ha incorporado a su oferta un canal multiplantalla, de impacto incansable, el Multi X. En esta oferta se emiten al unísono tres películas pornográficas para colmar a los más golosos espectadores de estos contenidos de pago. El coste del nuevo canal es de 9 euros y el usuario puede elegir entre las tres señales para que ocupe toda la pantalla durante cualquier momento del visionado. El servicio se puso en marcha ayer y los contenidos se irán renovando semanalmente.

Las más contratadas

El pirateo que sufren las películas comerciales han llevado a las cintas pornográficas a ser las más contratadas en las plataformas digitales a través del servicio de taquilla. Pese a que en internet los contenidos subidos de tono están al alcance de un par de teclas, el visionado de las imágenes en buena calidad convierte a la televisión de pago en el soporte favorito para muchos incondicionales de las películas X. Los espectadores del cine pornográfico suelen ser los primeros en alertar de cualquier incidencia en el centro de calidad de Digital +, donde se supervisa la señal de las decenas de canales de la plataforma. En cuanto falla la recepción del satélite las primeras llamadas que se producen suelen partir de espectadores de la taquilla erótica.

Porno a rayas

Canal + (arriba os he puesto el vídeo de sus primeras imágenes) fue la primera cadena generalista nacional, desde sus inicios en 1990, en contar con habituales contenidos de sexo explícito, noches de viernes y sábados, en la programación para clientes, codificada para el resto. La intuición de lo que transcurría en esas emisiones nocturnas a través del rayado de la señal se convirtió en una tradición que contaba con fieles seguidores. Se desataron leyendas como que el visionado de la pantalla a través de un peine daba la sensación de haber eliminado la decodificación. Canal + rebajaba la interferencia en esas noctámbulas horas que congregaban a cientos de miles de seguidores no abonados. Las imágenes codificadas pasaron a la historia en noviembre de 2005, cuando Canal + fue relevado por la cadena en abierto Cuatro.

‘Cine de medianoche’

El primer precedente en España de emisiones eróticas fue en TVE, en 1985 con Cine de medianoche, que de forma quincenal, y con apariencia semiclandestina, se programaba al término de la despedida y cierre en la noche de los viernes. Deliverance y Perros de paja, dos películas de apología de la violencia, dieron paso en la sesión golfa a una mayor carga erótica con Cuentos inmorales (aquella noche, el 20 de septiembre de 1985, España batió el récord de consumo de agua y luz), Portero de noche y El imperio de los sentidos, con las primeras escenas de sexo explícito que aparecieron en un canal nacional.

El filón de las locales

Las cadenas locales en España apenas superan en la actualidad el 1,5 por ciento de cuota de audiencia. Esas cifras llegan a multiplicarse por 5 cuando se supera la medianoche. Los contenidos pornográficos que, a diario, se ofrecen en las locales en esta franja llegan a ser una alternativa. Con el código de autorregulación son sancionadas aquellas emisiones de carga sexual ofrecidas entre las 6 de la mañana y las 10 de la noche, limitación que hasta última hora no han respetado algunos operadores ilegales.

Locos por los Emmy, por Rockefeller

Francisco Andrés Gallardo | 21 de septiembre de 2008 a las 9:47

Esta madrugada, hora española, se entregan los 60º premios Emmy, los llamados siempre Oscar de la televisión que, efectivamente, cada vez son más Oscar porque lo mejor de Hollywood sabe que donde puede trabajar mejor es para el plasma. Sobre todo en las cadenas de cable

‘John Adams’, como miniserie (la emiten en Canal + y es una biografía del segundo presidente de los Estados Apretados, aún por entonces en guerra con la Gran Bretaña), y ‘Rockefeller Plaza’ (una ácida visión de la televisión desde dentro, en La Sexta, a las tantas, y con Alec Baldwin, son las favoritas para coleccionar estatuillas. También anda por ahí ‘Mad men’ (la podemos ver en Canal +), panorámica vintage de los EEUU pre-Vietnam a través de una oficina de publicidad de Nueva York. Un tesoro. Hay también algún premio casi cantado como el de Glenn Close en ‘Daños y perjuicios’ (‘Damages’, que también se emite en Canal +. Ole por la programación de nuestras cadenas generalistas).

En el apartado de mejor actor de comedia, parece que también lo tiene asequible Alec Baldwin, de ‘Rockefeller Plaza’, aunque puede tener bastantes opciones Steve Carell, por ‘The Office’. Pero vamos, el favorito es el inflado Baldwin, ex de la Bassinger.

En actor de drama creo que el que lo tiene más posible es el veterano Gabriel (“Gravié” le llamarían en mi barriada) Byrne por un minimalista drama. Es el psicoanalista de ‘En terapia’, de la que me huelo que llegará a final de año a La Sexta.

Estas son las principales categorías, de las que os pongo en negrita los candidatos a ser los ganadores de esta noche. Y esta es la lista completa:

Drama: Boston Legal, Mad Men, Dexter, Perdidos, House, Daños y perjuicios.

Comedia: Rockefeller Plaza, The Office, Entourage, Dos hombres y medio, El show de Larry David (Curb your enthuiasm).

Actriz dramática: Glenn Close (Daños y perjuicios), Sally Field (Cinco hermanos), Mariska Hargitay (Ley y orden: UVE), Holly Hunter (Saving Grace), Kyra Sedgwick (The Closer).

Actor dramático: Gabriel Byrne (En terapia), Bryan Cranston (Breaking Bad), Jon Hamm (Mad Men), Michael C. Hall (Dexter), James Spader (Boston Legal), Hugh Laurie (House).

Actriz de comedia: Christina Applegate (Samantha Qué?), Tina Fey (Rockefeller Plaza), Julia Louis-Dreyfuss (Las aventuras de Christine), America Ferrera (Betty), Mary Louise Parker (Weeds).

Actor de comedia: Steve Carell (The Office), Alec Baldwin (Rockefeller Plaza), Lee Pace (Pushing Daisies), Tony Shalhoub (Monk), Charlie Sheen (Dos hombres y medio).

Actriz secundaria de comedia: Kristin Chenoweth (Pushing Daisies/Criando malvas), Jean Smart (Samantha Qué?), Amy Poehler (Saturday Night Live), Holland Taylor (Dos hombres y medio), y qué grande Vanessa, Vanessa Williams (Betty).

Secundario de coemdia: Jeremy Piven (Entourage), Kevin Dillon (Entourage), Neil Patrick Harris (Cómo conocí a vuestra madre), Jon Cryer (Dos hombres y medio), Rainn Wilson (The Office).

Secundario de drama: Candace Bergen (Boston Legal), Rachel Griffiths (Cinco hermanos), Chandra Wilson (Anatomía de Grey), Sandra Oh (Anatomía de Grey), Dianne Wiest (En terapia).

Secundario de drama: William Shatner (Boston Legal), Ted Danson (Daños y perjuicios), John Slattery (Mad Men), Zeljko Ivanek (Daños y perjuicios), Michael Emerson (Perdidos).

Etiquetas: , ,