Archivos para el tag ‘Eurocopa’

Queremos estar juntos. El partido más visto

Francisco Andrés Gallardo | 27 de junio de 2008 a las 9:02

Casi 13 millones de españoles vieron ayer el mejor partido de la selección de toda la historia (diría que el mejor segundo tiempo que le he visto a un equipo español, selección o club, en mi vida), de los que 2 millones y medio eran andaluces. Aunque no es el récord de los cuartos ante Italia, no comparemos 10 minutos con casi 2 horas, publicidad incluida, de juego. Estamos ante el partido más visto de la historia de la televisión en España. No nos obsesionemos con la aritmética pura.

Hoy en los periódicos del Grupo Joly hablo sobre la revalorización de los acontecimientos. En estos tiempos de fragmentación, que cada cual ve la televisión que quiere, todos deseamos estar juntos en torno al programa que nos une…

Con 30 canales gratuitos con la TDTy más de 150 cadenas para seleccionar por las plataformas de pago, el usuario se decanta cada vez por elegir menos y dejarse llevar “por lo que haya que ver”. Los acontecimientos se revalorizan, como demuestran los picos de audiencia de la presente temporada. Ante la fragmentación de ofertas, la especialización para cada habitante de la casa, el espectador español está cada vez más interesado en seguir aquel partido o programa del que al día siguiente se va a hablar. El público esperaba “romper el maleficio de los cuartos”, como unánimemente se consideró el duelo de Italia, y el partido reventó los audímetros, logrando el récord en la historia. Con los penaltis se congregaron casi 15,4 millones (77,5 por ciento de la audiencia), pero ya durante todo el partido había 11,5 millones ante el televisor (de ellos, 2 millones de andaluces).

La Eurocopa 2008 va a ser la más vista de la historia no sólo por el hito de la selección, sino por el interés que despierta el torneo entre el público en general, que “no quiere perderse” lo que está de moda. De hecho, hasta la competencia ha tenido que reconocer que ante un acontecimiento como el fútbol sólo se pueden replegar las velas.

En Estados Unidos, el país más veterano en la fragmentación de las audiencias, la final de la Superbowl llega a reunir más de 100 millones de espectadores. A modo de Día de Acción de Gracias, se ha convertido en tradición reunirse en familia para seguir el encuentro en el que se resuelve la liga de fútbol americano. Las finales de la NBA, como los próximos Juegos Olímpicos, están marcados en rojo.

En España las grandes audiencias se garantizan con el fútbol de primer nivel y la Fórmula 1. El último Real Madrid-Barcelona emitido en abierto, a través de Telecinco, reunió 9 millones de espectadores, pese a que la liga estaba resuelta y el morbo estaba en “el pasillo”. Cuando los equipos españoles llegan lejos en Europa son sinónimos de buenos resultados de audiencia. Incluso el modesto Getafe. Sus cuartos contra el Bayern superaron también los 9 millones, en la emocionante prórroga.

Pero existen otros acontecimientos que pueden reunir grandes cifras para el público español. Eurovisión, que levanta pasiones el continente, tras la frustración de Rosa ha resucitado este año con Chikilicuatre (10,6 millones y 62,8 de cuota). Si TVE se lo toma en serio seguirá siendo un programa esperado cada año. Se creó expectación en torno a los debates electorales Zapatero-Rajoy y se convirtieron en dos de los espacios más vistos de la temporada. El interés ciudadano se unió con la pura curiosidad: 13 millones entre los distintos operadores (aunque la audiencia se decantó por la más tradicional, TVE).

Las ficciones tienen el recurso de fabricar grandes momentos. Lo ha corroborado Telecinco con Yo soy Bea (8,2 millones). Con un capítulo habitual, sólo Aída es capaz de superar los 6 millones.

Etiquetas: , ,

Uno, due, tre… ¡Cuatro!

Francisco Andrés Gallardo | 23 de junio de 2008 a las 10:12

Lo más visto en la historia del catodicisimo andaluz. La clasificación a semifinales de la selección este domingo tuvo 2,8 millones y un 77,9 de cuota, lo que significa un rating (audiencia respecto a la población total) estratosférico del 37,4. El partido lo vieron 2,2 millones y un 72,1. La final de Se llama copla, el récord de Canal Sur, se quedó más de medio millón atrás. A nivel nacional, Rosa de España también se quedó menguada. Su record eurovisivo de 2002 se quedó 2 millones atrás respecto a los penaltis de Viena, con casi 15,4 millones de espectadores y un 77,5. El partido, por su emoción, estuvo millón y medio por encima de las expectativas de audiencia media, con 11,5 millones (68,8 de share). En Andalucía fueron 2,2 millones (72,1).

Con la derrota por penaltis de Italia se disiparon los malos espíritus, la frustración del codazo a Luis Enrique, tantas trampas romanas y tantos complejos. A los italianos, por fin, se les acabó la potra y las oraciones a San Catennaccio. Había en el estadio una pancarta que decía “Ciao Italia”. Yo hubiera puesto otra más explícita que hubiera obligado a medio continente a tirar de un traductor de barriada.

Mucho se recordó en estos días pasado de aquella última victoria ante Italia en Amberes, hace 88 años. Por fin han sido al menos consolados aquellos coetáneos del difunto Pichichi (todos ellos hace tiempo que dejaron el tabaco), cuando Italia nos eliminó en los Juegos de París del 24, en los Juegos de Amsterdam del 28 y, sobre todo, en el Mundial del 34. En aquella ocasión Italia se clasificó por canelones para que la FIFA agradara a Mussolini. Los italianos ganaron a base de partir piernas y costillas españolas (entonces selección de la II República, ya que hay que tener memoria histórica). Con el equipo español suplente, la selección de Mussolini sólo pudo ganarnos con ayuda arbitral en el partido de desempate.

Que nadie nos quite ya lo bailao de haber saboreado el pase a semifinales a costa de una Italia cutrecilla. Hemos tenido que esperar a ver cómo se jubilaba José Ángel de la Casa (en persona en Zona Cuatro). Pero mereció la pena tantos años de mocos sorbidos para disfrutar de la nochecita de ayer. Y los de Cuatro, ni te digo… (Por cierto, qué maravilla de promos).

Etiquetas: ,

La Eurocopa de los guiñoles

Francisco Andrés Gallardo | 2 de junio de 2008 a las 8:53

Cuatro tiraba el stand por la ventana anoche para ir calentando el ambientillo eurocopero. El domingo tocaba especial sobre el despliegue esférico. TVE le hacía el sábado el trabajo sucio ofreciendo el sábado un insufrible España-Perú. La cadena de las burbujitas ya tiene todo montado en la plaza Colón y están deseando que la selección pise ya terreno austríaco. Cuaro ha sido la cadena que se ha pegado un mayor hostión en el mes de mayo. Han perdido 1,2 puntos de audiencia media mensual y eso es muy fuerte cuando se pasa de coquetear con el 9, a sufrir en el cogote el aliento del 7. Lo que han construido en lo que llevamos de 2008 lo han perdido en un mes. Todo por la Fama, el reality bailarín que lo han echado de menos desde el primer día.

Cuatro podrá reaccionar gracias a la Eurocopa y también gracias al almacén de series que vienen a apuntalarles el verano. Pero, claro, en este negocio donde se perrea tanto, la competencia no se va a quedar de brazos cruzados.

Para ir animando al personal han preparado sobre la Eurocopa unas promos muy divertidas en las que aparecen Camacho y Quique Flores, los entrenadores en paro contratados para la ocasión, organizando al equipo de reporteros. Aparece por allí también el director del diario As, Alfredo Relaño, que igual comenta con TVE que con Cuatro. Qué capacidad de trabajo, illo. Me recuerda más bien a un número de los guiñoles esta efectiva campaña (ay, Angels Barcelo nos oculta las piennas y va en chándal, mecachis).

Etiquetas: ,

Alguien nos quiere engatusar. Fíjate

Francisco Andrés Gallardo | 28 de mayo de 2008 a las 8:56

En Cuatro llevan más de un mes recordándonos con insistencia que serán ellos quienes nos ofrezcan la nueva decepción nacional. La Eurocopa está al caer y es comprensible que la cadena, mientras busca aupar su share a la baja desde que se fue Fama, nos intente engatusar con el lema “Podemos”. Podemos ¿qué? ¿Mantenernos en el sofá impávidos mientras vemos cómo pasamos la primera fase a trompicones? ¿Podemos estar compungidos por quedar eliminados en cuartos o podemos volver a soñar durante unos minutos para después partirnos los piños con alguna pifia de uno de los nuestros?

Cuatro está en su deber de ilusionarnos. Para eso se han gastado una pasta en los derechos de la Eurocopa, pero no nos engañemos, nos espera más de lo mismo. Tal vez mientras, lo mejor será creernos nuestras mentiras y jalear a los rostros de la cadena. Al menos el bluff de la Eurocopa va a permitir reforzar a los de Sogecable su imagen corporativa y hacerse más frecuente en el mando. Si al menos la Eurocopa sale como el desastre aragonés previsto, siempre nos quedará el amor por el fútbol y recordar que en el número 6 del mando está Cuatro.

Además de la promoción actual de “Podemos”, recordemos que durante unas semanas Cuatro ha intentado intrigarnos con el misterioso “Innsbruck”. Aquí está la resolución al enigma eurocopero. España no se rompe, pero quedará eliminada prontito. Al igual que la muerte de Chanquete, nos toca otra vez llorar.

Etiquetas: , , ,