Archivos para el tag ‘Globomedia’

Aida, 200 capítulos y perdiendo todo el gas

Francisco Andrés Gallardo | 16 de septiembre de 2013 a las 12:07

Si pinchas aquí, puedes ver el capítulo

 

Aida, casi  nueve años después, sufre de estiramiento innecesario, de agonía prescindible. La serie dominical de Telecinco ha perdido muchas de sus cualidades y la mayoría del reparto deambula sin sacar una gota de esencia a los guiones cada vez más ramplones. Aída sobre todo sufre si se la compara con La que se avecina, porque muchas de sus bromas escatológicas parecen evocar a lo que sucede con más garra en Montepinar, y al equipo de Globomedia no le sale igual. Del universo de Esperanza Sur aún mantienen el tipo Mariano Peña-Mauricio Colmenero (el único que podría sostener una secuela si se terciara el proyecto ¿para qué?) y Pepe Viyuela-Chema, que es el que a su vez salva el rol de Miren Ibarguren. Y Paco León, por oficio, aguanta con su empático Luisma. Lo demás, naufraga sin remisión, como se sufrió en el conmemorativo capítulo 200 de bromas napoleónicas. Los niños de la serie han crecido muy mal, metidos con calzador en las tramas con tan mala fortuna como los cameos de este domingo (Coronado nunca estuvo dotado para la comedia). Dani Martínez, que ya venía arrastrando una malaje preocupante, nos tememos que no estará en condiciones de animar los próximos episodios de una décima temporada de Aída que se presiente lánguida. Capaz de congregar grandes simpatías y rechazos absolutos por ese regodeo de las miserias de barrio, en sus buenos momentos esta telecomedia era el aguafuerte de nuestras barriadas, una caricatura social que llegaba a plantear lo mejor y lo peor de la desesperación. Ahora es sólo una rutinaria plataforma para que siga apareciendo sus actores, dedicados a otros encargos más gratificantes. A Aída se le rompió el humor de tanto usarlo.

Los mayores gamberros. Antena 3 se lo podía haber evitado

Francisco Andrés Gallardo | 15 de septiembre de 2013 a las 21:21

Una señora mayor se acerca a un joven y le confiesa que está loquita por él y le propone sexo desenfrenado. El chico, asaltado en pleno parque, declina la invitación, nos imaginamos que entre la compasión y el respeto a las personas de cierta edad. Si algo revela Los mayores gamberros  (arriba, vídeo de muestra) es que nuestra gente joven suele ser respetuosa con las canas. Entre mayores gamberros y ancianos desequilibrados hay un estrecho margen de consideración. Tal vez estas bromas tendrían otro giro si se produjeran un sábado por la noche, pero a plena luz y en centros comerciales los sorprendidos responden más bien con pudor e incredulidad.

Incrédulos porque sobre todo los ancianos de estas bromas de Antena 3 son muy malos actores, no saben aguantar el tipo y la gran mayoría de las situaciones, con sal gruesa de por medio (¿consoladores gigantes?), no tienen ni pizca de gracia. No son ingeniosos. Y si querían reacciones violentas sólo había que cambiar las tornas, como en la provocación del ascensor bloqueado. Ahí me hubiera gustado ver a algún anciano receloso.

En las redes sociales había perfiles adolescentes que confesaban que estaban pasándoselo bomba con estos viejos verdes, pero como si hubieran sido vídeos de monos o pruebas de Jackass. Manuel Summers ya hizo hace treinta años lo de Too er mundo e güeno, adaptación castiza del Objetivo Indiscreto en blanco y negro.

Los mayores gamberros es una decepción mayor y un programa impropio de una cadena nacional como Antena 3. Muchas de esas bromas de cámara oculta no tendrían cabida ni en un magacín de televisión local. El estreno de este viernes puede calificarse como el peor programa de la década, el más cutre, salvo que Telecinco también quiera aspirar al título con Mujeres y hombres.

Después llegó Por arte de magia, con Anna Simón estirada y con Jorge Sanz y Pitingo de aspirantes a Harry Potter en esta revisión del Shalakabula que ofreció Canal Sur. El consuelo, la aparición de Juan Tamariz. Un mayor ocurrente.

Internado de agua dulce

Francisco Andrés Gallardo | 18 de enero de 2011 a las 22:14

Cuando se presentó el proyecto de El barco aquello sonaba como El internado con marineros de agua dulce. Y efectivamente, hay cosas en esta vida que no sólo lo parecen sino que lo son. Ni Globomedia ni Antena 3 han jugado al escondite con los seguidores de aquella Laguna Negra tan agotada y maltratado. El barco es un Física o Química barrido por el temporal, entre trinquetes y cuerdas. Eso sí, la nueva serie retoma todo un clásico de la ficción española:las duchas unisex, donde todos los jóvenes se bañan en pelotas sin miramientos, para obsequiar con los senos de alguna secundaria y el culete de algún protagonista. También tienen a mano la cubierta, para tomar el sol.

El barco juega (era previsible) con las cartas marcadas: adolescentes con las hormonas con más ebullición que un caldo verde de Arguiñano, niñas encantadoras metomentodo, un capitán voluntarioso con un ayudante socarrón, tensión sexual en cada escena y la sonrisa de Mario Casas para arrebatar corazones. También le añaden un joven cura (el antiguo novio torero de Fidel en Aída) y misterios colaterales para estirar y estirar los hilos cuando haga falta.

El punto de partida de El barco es interesante, y meritorio, para una ficción española (el acelerador de partículas de Zurich) y el ritmo del suspense se refrenda en los buenos datos de audiencia de este lunes, porque un estreno no puede tirar solo con torsos desnudos. En manos norteamericanas habrían creado un episodio piloto más sustancioso y con detalles originales, pero en España la trama principal se diluye con las incorporaciones infantiles y el abuso de las relaciones entre adolescentes. Todo esto es un tópico, pero nadie quiere que El barco se salga de tópicos, aunque algunas aristas atisban que se quiere dar un paso adelante en la ciencia ficción cañí.

Viyuela se va despidiendo de ‘Aída’

Francisco Andrés Gallardo | 22 de marzo de 2009 a las 21:46

Este domingo publico en nuestros periódicos una nutritiva entrevista con Pepe Viyuela. El pulsilánime Chema de ´Aída’ es en la vida real un poeta con proyección y un payaso de vocación.

Viyuela está preocupado con el futuro de ‘Aída’. Telecinco y Globomedia no se ponen de acuerdo en el coste de los episodios y la nueva temporada para finales de este año está en el aire…

Telecinco negocia con Globomedia una nueva temporada de ‘Aída’ pero ambas partes discrepan sobre el coste de cada episodio, (700.000 euros). El equipo sigue grabando y Viyuela se muestra prudente. “En junio concluimos la grabación y ahí termina mi compromiso. Estamos al tanto de los altibajos, pero lo que ya puedo decir es que estos años han sido maravillosos”, resume casi a modo de despedida, por si acaso. Sobre la marcha de Carmen Machi, Pepe admite que “quería irse desde hacía tiempo” y no puede sentir pena”porque su adiós no fue traumático, ya que ella quería probar otras cosas”. Viyuela, reconocido también por su papel en el cine como Filemón, hará teatro este verano, que compatiblizaría con la serie si continúa. “Pero un trabajo duro como ‘Aída’ no admite hacer otras cosas”, subraya. Sí seguirá haciendo poesía: “Cuando aún eres náufrago/y los barcos no existen/y tu isla se muere/ entonces/ empiezas a volverte mar”.

Grande Viyuela.

Aquí, en ‘El hormiguero’

Y en este caso, en 1991, cuando tenía algo más de pelo, en TVE…

El vacile de Vasile

Francisco Andrés Gallardo | 6 de noviembre de 2008 a las 23:11

Antonio Lobato se encuentra esta semana negociando el finiquito que le desvincule de Telecinco para marcharse a La Sexta. Todavía aguardarán unos cuantos días para anunciar formalmente la marcha. Puede tardar un poquito más de lo que tarde Fernando Alonso de despejar definitivamente la incógnita de su marcha a Ferrari, de la que queda una rendija de posibilidad aunque haya proclamado su permanencia en Renault.

En esas estaba el consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, mosqueado con esta derrota ante La Sexta, que se la ha llevado el tesoro de los coches y al equipo del calvo, cuando le llegó la ratificación de la sentencia a favor por la que La Sexta no puede emitir imágenes de la competencia en ‘Sé lo que hicisteis’ o ‘El intermedio’, un consuelo a la amargura de perder unos cuantos millones y unos cuantos puntos.

El rechazo al recurso que presentaron los abogados de La Sexta y Globomedia les llegó hoy, por lo que en SLQH han puesto todo su ingenio en la réplica que podemos ver en el vídeo de abajo. Incluso tenían la posibilidad de incluir una entrevista pedestre que PIlar Rubio le hizo ayer a Vasile a las afueras del Santiago Bernabéu. Fijaos en el vídeo cómo Vasile va encarando con filosofía calabresa, de puro vacile, las súplicas de recochineo de la reportera, que se quita sin cortapisas, y con talento, a los patosos que pululan por la escena.

SLQH ya se fue entrenando estas semanas en la pérdida del cachondeo visual de Telecinco. A partir del martes lo deberán llevar a rajatabla. No les influirá ni en contenidos ni en audiencia. El ingenio y la caradura de SLQH es grande, grande.

Emilio Aragón, menos samba…

Francisco Andrés Gallardo | 28 de septiembre de 2008 a las 2:01

Se marchó por su cuenta y riesgo, pero su padre insinuó que se iba del negocio familiar “con más riesgo que cuenta”. Todo pudo ser una simple pose, aunque el papá sabía que los emilios estaban destinados a controlar en exclusiva el programa de los payasos. Al cabo de los años el hijo supo desbaratar los temores. Aquel joven de 24 años, que terminaba la carrera de piano y que no quería ser ya el Milikito que en diciembre de 1976 se presentó ante los niños de la transición mudo y con un cencerro, seguía cada programa una enigmática línea blanca.

La raya termiaba en Globomedia. En ‘Ni en vivo ni en directo’, su debut independiente, con aleteo de mano y la copiada frase “yo soy Emilio Aragón y usted no lo es” Miliki júnior (La Habana, 1959) se transformó en un Benny Hill de chistes blancos para una TVE que no tenía humor. Ni bueno, ni malo. Aquellos gags artesanales estuvieron a punto de ganar un Emmy y todo, pero su autor no salió de casa en varios días por una portada de la viperina revista Sal y pimienta: aparecía en la caricatura con un disparo en el entrecejo y la frase “ni así resultas gracioso”. Tras dos temporadas (entre el 83 y el 84), llegó el vacío. Durante cinco años no sonó el teléfono y eso lo tiene muy presente el actual presidente de La Sexta y su mujer, Aruca. Tuvo años malos, aunque parezca que siempre estuvo ahí. Llenó la cartera como pudo, haciendo programas de radio para la Ser como ‘Chispa y humo’ y, mientras, aprendía mucho.

Aquella mala racha pudo haber sido diferente si Chicho Ibáñez Serrador lo hubiera elegido en 1982 para presentar ‘Un,dos,tres’. Bueno, todos lo recordamos, el padre de Ruperta se decantó finalmente por Mayra Gómez Kemp, y Emilio Tomás, decepcionado, pensó que no volvería a tener una oportunidad así.

Un día resonó el góndola de su despacho y Tomás Summers le invitó a probar con un nuevo programa en una nueva emisora, cuando los canales no pasaban de dos. Con ‘Saque bola’ , en Canal Sur, Milikito, en 1989, a sus 30 tacos, y 13 después de su primer cencerrazo, comenzó de nuevo y fue ya entonces para no perderse de vista. En el otoño de 1990, ya maduro y amigo de Mané el del tupé, se marchó a Telecinco a sustituir a José Luis Moreno en un concurso diario que se llamaba VIP,o algo parecido (no me acuerdo, hombre), que se emitía a todas horas y en distintas versiones: ‘VIP normal’, ‘VIP Noche’, ‘VIP Guay’, ‘VIP Marbella’, ‘Coctelera VIP’. Los Estudios Roma, donde los niños ahora cuarentones lo habían saludado con un “bieeen”, se convirtieron de nuevo en su casa, anunciando el mentiroso Cacao Maravillao y luciendo esmoquin y zapatillas a lo Arsenio Lupin. Ay,esos ojeos yanquis que siempre le han cundido.

Allí todos formaban una familia, como bien saben sus compadres Belén Rueda y Daniel Écija (Dani,el realizador), que se conocieron allí y se casaron (y después se ‘separtaron’). En la convivencia de tantas horas combustibles para Telecinco se forjó la idea de la productora que ahora guía el canal blanquiverde. Emilio sacó partido al concurso y a sus composiciones musicales, las más churretosas de su extenso repertorio. “Te huelen los pies”, decía. Él olía a pasta y hasta tenía fans.

La competencia, que hasta entonces lo seguía llamando Milikito, se fijó en él. Antena 3, reconvertida por el grupo Zeta y Mario Conde, lo fichó en el 92 por bastantes ceros. En principio su show de humor,muy sextero por cierto, ‘Noche Noche’, decepcionó. Se dio una ueva oportunidad con ‘El juego de la Oca’. Así,sí.Pero ya estaba harto del esmoquin. Quería su ficción. Con Dani se cambió por una bata. Pergeñaron una comedia familiar, intergeneracional, amable, sin besos con lengua ni palabrotas. Otra vez el riesgo, en una desconocida Telecinco. ‘Médico de familia’ (1994-1999) era un ambulatorio de algodón dulce, con una envidiable familia en una unifamiliar. Globomedia iba aprendiendo de sí misma,sumando a partes iguales talento y dinero. De la inicial cosecha del doctor Martín irían surgiendo por gemación creativa otros emblemas de la productora como ‘Periodistas’ o ‘Siete vidas’ y experimentos pioneros como ‘Inocente,inocente’, ‘El informal’ o ‘CQC’. Emilio, limpio, yernísimo, apolítico, sin fisuras, se marchó a oxigenarse a Estados Unidos y cuando regresó se dio cuén de que el médico le marcaba la imagen. Intentó por dos veces sendas series alejadas de su estereotipo medicinal, pero no cuajaron.Ni ‘Javier ya no vive solo’ , en Telecinco, ni ‘(Casi) perfectos’, enAtena3. Su satisfacción reciente la goza en otras aristas como la música o el circo, pero también en las cifras de Globomedia, que antes de La Sexta lucía ya 62 millones de euros anuales de facturación, donde se incluyen series, magacines, debates y programas de telerrealidad realizados para toda la competencia. En fusión con Televisa, Mediapro, El Terrat o Bainet, ahora preside su propia televisión, sin su consentimiento.

Prefiere que la imaginación le llegue en el plató, como proponía su programa de improvisaciones, ‘Los irrepetibles’, exitoso formato teatral también. Si Emilio fracasa algún día en otra cosa, no será por desinterés. Ya lo pronosticaba él mismo en su parodia bananera: “Menos samba e mais trabalhar” .

(Bueno, y lo que he contado se resume perfectamente en este fragmento de la gala de los TP del año 1997… Ah, también anda por ahí Anita, Mira quién figura…

http://www.youtube.com/watch?v=TpAfDGLmJ5w http://www.youtube.com/watch?v=ila765j7jG4

Y os dejo unas tomas falsas…

http://www.youtube.com/watch?v=ieoo7vy783Q

¿Sabes más que un guionista de Primaria?

Francisco Andrés Gallardo | 30 de julio de 2008 a las 18:21

El fallo clamoroso se detectó este lunes. Ramontxu preguntó al concursante, siempre pánfilo como marca el libro de estilo de ¿Sabes más que un niño de Primaria? , en Antena 3, “quién era el autor del cuadro La familia de Carlos III”. El participante, siempre sagaz, respondió “Velázquez”, mientras los vivarachos y repelentes niños del concurso le miraban con mohínes. Todos, obedientes al Gran Hermano del programa producido por Globomedia, respondieron “Goya”.

En toda la Historia del Arte no existe ningún cuadro de “la familia de Carlos III”. Y mucho menos pintado por Goya, que era un recién llegado cuando Carlos III dejó el tabaco. Si me apuran, junto a Las Meninas, el otro gran retrato de una familia real es el de La familia de Carlos IV. Y efectivamente ese sí es de Goya. En fin: el rigor a veces no es el fuerte de los guionistas de Primaria. Entre los concursantes zotes, el presentador repipi, los niños lamiosos y una mecánica lenta, ¿Sabes más…? podría ser un concurso resultón, simpático. Pero la versión española del éxito norteamericano no deja de ser una chirriante velada. Y además, con pifiazos.

‘Los Serrano': suicidio, sueño y eutanasia catódica

Francisco Andrés Gallardo | 18 de julio de 2008 a las 1:52

Globomedia ha cortado por lo sano, o por lo suicida, a Los Serrano. ¿Estamos ante un caso de eutanasia sin regularizar? En el fondo es una forma de desligarse totalmente del proyecto y que Telecinco no rescate nunca a la patulea jamonera. El final de la serie ha sido sorprendente por la contundencia: Diego se tira por un puente después de sumar fracasos y añadirse una falsa inculpación de un accidente para salvar a su hijo. Después se despierta y aparece en la cama con Lucía en la mañana posterior a su noche de bodas. Toma castaña. Vaya tomadura de pelo.

Desenlace extremo que mis redactoras, (mi) Juani y (mi) Alicia cuestionaron in person a Daniel Écija, que hábil y tramposamente negó el final del suicidio, que al final es que se ha impuesto.

El bucle onírico final, entre el surrealismo de Buñuel, las maniobras culebroneras y el olfato de los charlatanes de la penúltima verbena, se ha perpetrado.

Teníamos a Chanquete y ahora a Diego. Hace unos días Globomedia lanzaba por los aires al Lucas de Los hombres de Paco. Qué peligro con Écija.

Que lo lloren bien.

Etiquetas: ,

El maestro de esgrima

Francisco Andrés Gallardo | 15 de junio de 2008 a las 0:19

Mis compañeras Alicia Valiente y Juani Amaya publican hoy en las páginas de Televisión de los periódicos del Grupo Joly una interesante entrevista a Daniel Écija, el productor ejecutivo de los proyectos de ficción de la productora más creativa de España, Globomedia, cuando éste fue homenajeado recientemente en Islantilla. “Dani”, como le llamaba a las nubes Emilio Aragón en VIP Noche, es un artesano de la televisión y uno de los más sabios de lo que se plasma en la pantalla. En la entrevista no se pone paños calientes sobre algunos de sus recientes fiascos, como Gominolas, de la que admite que era aburrida, aunque tenga el marchamo de “incomprendida”. Saca el florete para charlar con mucha sabiduría sobre televisión. Como les digo a Ali y a Juani, hablar con figuras como Daniel Écija es estar haciendo un máster a cachitos.

Arriba os dejo con un fragmento de Si te he visto no me acuerdo, el especial Fin de Año de TVE en 1985 (antes del maratón en directo que elaboraba Fernando Navarrete). Los montajes de vídeo, las mezclas a lo videoclip del espacio de Ignacio Salas y Guillermo Summers estaban en buena parte a cargo de un joven Daniel, que remontó el vuelo desde entonces. Al principio del vídeo de arriba aparece precisamente un momentito de Ni en vivo ni en directo de Emilio Aragón. No sabían entocnes ambos que el destino, seis años después, los iba a unir en Telecinco, en el VIP que dejaba tirado José Luis Moreno. Emilio y Dani formaron pareja profesional desde entonces. Uno ponía los aullidos y el otro las cámaras movidas. Después pusieron el talento en ebullición. No se podía sospechar que de aquellas prolongadas naderías iba a surgir una de las factorías más eficientes del plasma.

Noche, noche y El juego de la Oca, ambos en Antena 3 (el primer medio fracasó, el segundo medio triunfó) dejó insatisfecho a ambos. Con Globomedia de punto de partida, Emilio, Dani y otro cerebro, José Miguel Contreras, vieron que el camino bien podía ser la ficción, visto el éxito que tenía Antonio Mercero con Farmacia de guardia. Una ficción familiar, con humor, costumbrismos y gotas de drama. Con el doctor Martín abrieron el yacimiento de Periodistas, Siete vidas o Los Serrano

La cabecera de Médico de familia, como toda la serie en sí, supuso un año cero para la producción televisiva contemporánea. Las historias amables y elaboradas iban a ser el mayor filón de las cadenas durante los siguientes años. Y en esas estamos. Daniel Écija, no hace falta proclamarlo por aquí, es olfato con mucho trabajo y equipo detrás.

‘La tira’ del tirón

Francisco Andrés Gallardo | 14 de mayo de 2008 a las 7:31

Los diálogos y situaciones a retazos se han convertido en un recurso facilón y efectivo para crear telecomedias diarias, con vistas a que se conviertan en un rito familiar. El fenómeno de Camera café, y su desvirtuación, Escenas de matrimonio, ha animado nuevas aventuras como La tira, estrenada este lunes en La Sexta. El concepto de la serie es un zapping de ficción, que convierte el espacio en un televisado tebeo (de los de antes, de los nuestros), para que se vaya cogiendo cariño y fidelidad a los personajes y paisajes que parpadean por cada episodio. El espectador puede subirse o bajarse en cualquier momento y en cualquier día. Globomedia, que fracasó sorprendentemente en proyectos similares como el infausto Cafetería Manhattan, perpetrado para Antena 3, ha tirado de sus mejores galas guionistas para esta Tira de humor blanco. La telecomedia es una cantera de rostros que baquetea la productora para futuros encargos, como ocurre con las cajeras del supermercado o las madres que aguardan la salida del colegio. Tal vez la situación que más promete es la de la pareja de porteros de discoteca, con un impasible Fernando Gil (ex Noche Hache). La cuarta pata corre a cargo de Eva González, que hace de mujer al borde de un ataque de nervios debido a las obras que invaden su casa. A la modelo le va como anillo al dedo este histerismo contenido frente a unos previsibles émulos de Manos a la obra. La tira va a apuntalar la franja de La Sexta frente a los informativos. Sin embargo está al caer otra baja en La 1, la de Fuera de lugar. Ni el buen trabajo de Lola Herrera y José Luis García Pérez salvan el escollo de la pinza CSI-Mata (drama-comedia consolidados). Tras la precipitada baja de Plan América, si TVE no tiene paciencia, cada programa que coloque en la noche lunes será como llevarlo al matadero.

Este es el artículo que publico hoy en los periódicos del Grupo Joly

Etiquetas: , ,