Archivos para el tag ‘Gran Hermano’

Los falsos lametones de Noemí en ‘Campamento de verano’

Francisco Andrés Gallardo | 10 de agosto de 2013 a las 18:15

 

Aquí el enlace del vídeo en cuestión

Nadie lamió a nadie en Campamento de verano. Al pobre de Joaquín Prat, deseando presentar buenos índices de audiencia, tal vez le hacía ilusión, e invitaba a acercarse a la guarreada Noemí, encendida en su magra dignidad. En las redes sociales y foros así hablan de lametones, pero igual que lo del perrito Ricky, todo es producto de la imaginación y de las lenguas viperinas. Y en esas, una web con forma de plataforma ciudadana, Hazteoir.org, promueve un boicot contra Telecinco en el que una cadena de hamburgueserías, que no se destaca precisamente por su calidad culinaria, se ha sumado quién sabe por qué.
Campamento de verano es un mal programa, planificado por los creativos más torpes de La Fábrica de la Tele, y lo de duchar con chocolate a Noemí  Merino es una de esas bromas con poca gracia que terminan por estropearlo todo. En las cadenas españolas hemos visto a gente comiéndose cada domingo por la noche bocadillos de pelo y cosas así. Inspirados de mala manera en Humor amarillo y, sobre todo, en Fear Factor, a los del Campamento de cabreados se les ocurrió lo del chocolate. Eligieron a la mencionada Noemí, que no aparece en Telecinco porque sea experta en Hegel o doctora en biopsiquiatría, sino porque fue concursante de Gran Hermano. En Brasil la conocen más desnuda que vestida, porque cuando visitó la casa de los cariocas se le olvidaba siempre ponerse las bragas. Es decir, el día en que Telecinco se le ocurra de bañar con chocolate a Eduard Punset  empezaremos a preocuparnos de verdad.
Lo de la plataforma que boicotea cadenas huele un poco mal, como a maíz tostado pasado de temperatura. Burger King tiene el derecho de quitar sus spots de Campamento de verano porque el programa es un pestiño, pero no tiene derecho a liderar campañas de moralina.
Siempre, señoras y señores, viva la libertad individual. La que en la intimidad, ante la pantalla, nos permite elegir entre Campamento de verano, Homeland, Los Lunnis, Los Morancos o Testimonio.

El pobre de Arístides

Francisco Andrés Gallardo | 11 de febrero de 2012 a las 10:59

Parece fácil, pero después entran muchos factores. Cualquiera le pueda dar patadas a un balón, pero sólo unos pocos están en condiciones de jugar en la élite del fútbol. Pues para entrar en la casa de ‘Gran Hermano’, igual. No todo el mundo está en condiciones para ser un ‘personaje televisivo’, un miembro activo de la comunidad Sálvame y que la gente, así en general, te acepte. Tiene su presión, su miga, su estómago apretado y sus nervios de acero.  Hay que tener el rostro muy duro o pálido, hay que  tener la sangre gélida para seguir un juego psicológico ante millones de espectadores y no caer en el autoexilio o el asesinato colectivo. Y no todo el mundo está en condiciones de aguantar un interrogatorio con Mercedes Milá. La reacción de una persona con sentido común sería huir en sentido contrario a la efigie de la matriarca.

Un joven vasco, Arístides, nos ha servido de moraleja. En su cuenta bancaria muchos habrán escarmentado. Este criador de perros, eso decía, ha tenido el suicidio social de gastar ahorros y préstamo por valor de casi 70.000 euros para ingresar en la casa de Guadalix. Y sólo ha durado una semana. Entre todos se lo comieron, incluida Milá, y él solito se murió. Arístides iba de Cizaña de Astérix, predispuesto al mal rollo, al enfrentamiento, a tirar piedras y esconder la mano en la vergüenza ajena.  Jugaba a todo cuando era un pobre mortal que terminó arrugándose. Y la audiencia no tuvo piedad con el pulgar, como sucedía en aquel programa, ‘El rival más débil’, “adiós”. La manada que a distancia sigue GH, olió que era el ñu propiciatorio para que fuera deglutido por el cocodrilo telefónico. Por lo visto debe de dar gustito empujar a la ruina a un tipo que no sabía dónde se metía en verdad. Ya ven, precio de suite en los emiratos: 10.000 euros por noche por vivir la experiencia de GH. Sólo Jorge Javier podría, con misericordia, aliviar la bancarrota del pobre Arístides.

Sobre pichas, con perdón

Francisco Andrés Gallardo | 23 de octubre de 2008 a las 23:19

Me he escapado un momento del plasma para incluiros este artículo que hoy publico en Diario de Cádiz en una sección que he llamado ‘Atlas’ y en la que escribo, como se diría en otros tiempos, sobre “miscelánea”. En este caso dedico la reseña a un asunto genital que se ha convertido en una palabra estrechamente vinculada al léxico de los gaditanos, “picha”…

Picha universal. La palabra “picha”, aunque ahora parezca patrimonio gaditano, es un antiguo término onomatopéyico para aludir a lo que hace “psss”. En deformación romance dio paso al “picha” o “pija/pijo” castellano o al “pixa” (“pixar”=mear) catalán. La pronunciación gaditana de la “ch” fricativa, “pisha”, se parece más al término original del latín tardío. Cádiz más bien ha “puesto en valor” (es un decir) la exclamación multiusos “picha”, sobre todo a raíz de la difusión del humor carnavalero y de la exportación de actores televisivos. Aunque siempre habrá un antes y después para “picha”, desde el fenómeno de Ismael Beiro en Gran Hermano, en el año 2000. Sin la connotación sexual, “Picha” es un apodo afectivo en países francófonos y un director belga, Jean Paul Walravens, es conocido mundialmente como Jean Paul Picha, el Picha más universal. En Lieja pueden degustar algún bocadillo en la Sandwichería Picha (en la foto), en fast food con clase, donde reponen fuerzas los espectadores de la Ópera de Valonia. Si van por allí la dirección es: Galería de la Ópera 106. En Chile, en Viña del Mar, radica una afamada marca de empanadas, De Picha. Para que la conozcan mejor, vean un vídeo sobre esta empresa en http://videos.orange.es/video/iLyROoafY1Id.html o en la web www.picha.cl

Pichas oficiales. A lo que íbamos, en España hay censados 16 ciudadanos que se apellidan Picha, lo que sería un honor para algunos y un gran cachondeo para bastantes. Todos estos apellidados Picha son inmigrantes de países suramericanos, mientras que hay 22 apellidados Pito, que son españoles de cuna. Otra palabra muy del léxico gaditano, Sieso, es el apellido para 149 compatriotas. Y la palabra Mojón la llevan en sus documentos 385 censados. Y en concreto hay 3 españoles que lo llevan por duplicado, son los señores Mojón Mojón.

(Y si alguien no sabe con qué apodo es conocido Ismael Beiro en este país, aquí os dejo esta pista del ‘Gran Hermano 10′)

http://www.youtube.com/watch?v=huf7EEEsgW8