Archivos para el tag ‘Lazarov’

A Manolo Escobar: marqués del Porompompero y duque de Cine de Barrio

Francisco Andrés Gallardo | 24 de octubre de 2013 a las 13:40

Manolo Escobar forma parte de esas generaciones artísticas que siempre llevaban la sonrisa puesta y la galanura como una flor en la solapa. Figuras que se hacían querer por un público que tenía en la música de siempre una vida de escape y que coloreaba con coplas de la radio las verbenas, refugio antinuclear de existencias remolonas y grises. La voz del cantante almeriense, viril e ibérico, con sus estribillos facilones y sincopados, con los agitados guitarreos de sus hermanos siempre guardándole las espaldas, quitó las penas a milones de españoles, de aquí y de allá. Y con la ocurrencia del bautizo de su hija dio nombre a decenas de miles de españolas nacidas en los 80 que se llaman “Vanessa”, como su retoño.

Don Manuel García, con ese grito patriótico creado por un alemán, “Y viva España” (qué buena excusa para brindar con la penúltima), estrella de un cine muy entrañable, era uno de esos invitados recurrentes de las galas nocturnas de TVE. Ya fuera algún Festival de Benidorm; experimentos como Palmarés, ahora que van a homenajear a su creador, Martí Maqueda; o momentos únicos en el año como los especiales de Nochevieja de Lazarov, donde se rebujaba toda la calaña discográfica y algún cuentachistes. Lazarov, el primer director de Telecinco, contó con Escobar y con todos sus coetáneos, incluida Carmen Sevilla, para amontonarlos por todos esos programas de aquella privada pionera que siempre parecía estar haciendo el mismo programa. Cuando Telecinco pagó por primera vez los derechos de las imágenes ligueras en lugar de hacer un Estudio Estadio a Lazarov se le ocurrió ensamblar, en la media noche de los lunes, Goles son amores, con Manolo Escobar, la carcajada de Loreto Valverde y unas cuantas gachís enseñando el muslamen mientras se entretejía aquello con los mejores momentos del domingo. Una cosa horrenda que para nada nos emborrona la memoria amable que tenemos del señor del Carro. Del duque de Cine de barrio, marqués del Porompompero, vizconde de la Minifalda e hidalgo del manteo de los campeones del mundo. Noble persona. Y buen andaluz.

Descanse en paz.

Y además de su recuerdo, siempre tendremos las parodias-homenaje de José Mota…

 

 

 

Homenaje académico a Lazarov

Francisco Andrés Gallardo | 14 de octubre de 2009 a las 17:49

Este es el cartel del homenaje a Valerio Lazarov que se celebró este miércoles en Madrid. Unos 300 invitados, entre ellos algunos de los nombres más evocadores de la TVE de siempre (José María Íñigo, Alfredo Amestoy, Fernando Navarrete, Concha García Campoy) estuvieron presentes en el recuerdo a uno de los nombres que revolucionó este invento en los años 60 y 70. Por este blog ya recordamos días después de su inesperado fallecimiento a Lazarov, emperador del Zoom y archiduque de la Fanfarria.

Etiquetas: ,

Luis Aguilé. Es una laa-ta, el trabajarrr

Francisco Andrés Gallardo | 12 de octubre de 2009 a las 21:28

A Luis Aguilé, fallecido hace unos días, se le atribuye ser el inventor de la canción del verano y de la banda sonora de las borracheras guiris, ese sonsonete comercial que aparece con el calor, que desaparecía con las lluvias y que, como crisálida, reaparecía fulgurante en el Especial Nochevieja antes de su inminente muerte por olvido (arriba, con ‘El tío Calambre’, políticamente incorrecta por su gitaneo y su guasa con los tratajas. Por ahí por casa anda el disco de Movieplay que asesiné después de tantas sesiones de tocadiscos y tantas aceleraciones a 78 rpm).

La pose de niño bueno de Aguilé, ese yerno virginal, era la estampa festera de una España que despertaba al turismo cuando aún era un país de toquilla y de rosario en familia. Luis, el de ‘Juanita banana’, se fue haciendo un hombretón, con su acento porteño y su propia discográfica, mientras España cambiaba de aspecto y esencias. Poco antes de morir Franco, Aguilé presentaba el musical vespertino ‘Llegada internacional’, graciosote y amabilísimo, con tintes de telecomedia, que es más recordado por su canción de apertura: “Es una la-ta el trabajar, todos los días te tienesss que levantar…”.

Una serenata campante para la dura crisis del 73. El problema que tuvo Aguilé, parodiado por sus corbatas y sombreritos imposibles, era que se quedó anticuado muy pronto. Nunca más volvió a estar de moda, como el clavicémbalo barroco.

En 1978 preparó su último musical en TVE, un programa que hubiera comprado lustros después cualquier privada, ‘El hotel de las mil y una estrellas’. Era un pestiño gordo. Desconfíen de cualquier trampa de la memoria que quiera o pueda edulcorar aquel programa ambientado en los entresijos de un hotel por el que discurrían algunas estrellas y aspirantes del momento. El guionista, por cierto, era Carlos Pumares, el de los rugidos radiofónicos, que siempre ha ido de purista cinematográfico.

Como se pasaron en el presupuesto, llegaron sólo a hacer 11 programas, pero después se emitieron sólo 9. La dirección de TVE decidió cancelarlo (cuando entonces no se cancelaban los programas, hablamos de febrero de 1979) cuando tras un aluvión de críticas apareció un streptease figurado de una monja que interpretaba Eva León (la que aparecía en Cine de barrio, hermana de la cantarina Rosa León). El fracaso del Hotel hizo emigrar a Luis Aguilé a Argentina. Otro difunto reciente, Valerio Lazarov, por igual motivo con Sumarísimo, se marchaba semanas después a Italia. Unas vidas paralelas que se reencontraron en las crónicas obituarias de 2009.

Marisol y Lazarov. Y en esas llegaron los de la tele

Francisco Andrés Gallardo | 8 de marzo de 2009 a las 0:59

A finales del 71 un aparatoso equipo de TVE, con el gurú Valerio Lazarov, el primer rumano que se oreó por estos lares, fichado por Adolfo Suárez (entonces mandamás de la tele) para que dejara plantado a Ceaucescu, aparecía por la provincia de Cádiz para grabar un especial musical con mucho zoom a mayor gloria de Marisol-Pepa Flores, que de niña a mujer le intentaban relanzar la carrera, artística claro.

Lazarov, siempre tan inquieto, aprovechó cualquier rincón pintoresco de Cádiz y sus alrededores para crear sus ancestros de videoclips de ‘360 grados en torno a Marisol’. Como publico hoy en ‘Diario de Cádiz’, un programa de ínfulas creativas para hacer creer a los autóctonos que vivían en un país libre y a los de fuera, hacerles creer que España no sólo era diferente sino que era un país moderno.

Este programa emitido en 1972 tiene para mí un cariño especial porque es mi primer recuerdo de la televisión. Recuerdo en casa la expectación que había cuando se ofrecían los avances del especial y reconocía los lugares que aparecían de mi ciudad, El Puerto de Santa María.

Arriba, en este fragmento del programa gaditano podemos ver, entre otras curiosidades el cementerio de coches del Barrio Jarana en Puerto Real, el puente Carranza con su peaje y todo, el museo de carruajes de la Bodegas Terry y varias estancias bodegueras de esta empresa. El vídeo de abajo se grabó en plena playa de Vistahermosa (Santa Catalina), en El Puerto. En este mismo lugar, en cine, se grabó el desembarco de Alhucemas, por cierto.

Abajo, el número musical de Mamy Panchita que se grabó en el paseo de Canalejas, regado para que brillaran las majorrettes que movían el culette. Qué nostalgia, entonces no había obras…

Y este es el segmento más conocido, el rodado en la torre eléctrica de Puntales en el que Marisol vaticina su futuro en el 2001 cantando en inglés y en chino (toda una profecía) el Porompompero.

Nadie le puede negar imaginación y recursos a Lazarov, un talentoso en el país de los tuertos (aunque después la terminó de liar con Telecinco y después con ‘Hostal Royal Manzanares’). Un último vídeo gaditano del ‘360 grados’ de Marisol, el surrealista ‘No me quiero casar’ que se grabó en Arcos…

Por último os dejo aquí el avance de la miniserie que Antena 3 emitirá dentro de unas semanas sobre una biografía de Marisol.

Lo de Marisol será una tv movie de dos capítulos, creada por la productora Sagrera. Recrea la trayectoria de la cantante malagueña desde su niñez, cuando es descubierta por Goyanes, hasta su retiro definitivo en 1987. Tres actrices encarnan a Marisol. La niña Ana Mena, en la adolescencia Elsa Pinilla, y en la adulta, Teresa Hurtado de Ory (que la podemos recordar por la serie policiaca Cuenta atrás). La miniserie la ha dirigido Manuel Palacio, que quiere contar la evolución un mito del tardofranquismo que llegó a militar en el Partido Comunista desde años anteriores a la transición.

Etiquetas: , , , ,