Archivos para el tag ‘María Teresa Campos’

Terelu y Belén, al salón, a salvar

Francisco Andrés Gallardo | 11 de octubre de 2013 a las 10:54

“Campooooos de España” , exhalaban los pelotas cuando se encontraban a María Teresa en la sala de maquillaje en aquellos tiempos imperiales de Hermida. Cuando el sol salía para todos, pero en especial para el onubense, mientras crecía a la sombra de sus pantorrillas el fenónemo de esta Teresa, con sus hijas al lado, viendo y aprendiendo. Campos de España, pisando firme. Y a Dios ponía por testigo, mientras alzaba el puño aún teñido de rojo sociata.

Terelu (arriba, en el vídeo, en el zapping catalán Alguna pregunta més?) tuvo su oportunidad a la vera de mamá y nunca pudo despegarse de ese origen. Pepe Navarro, también en los buenos tiempos del palmeño (que los llegó a tener y todo), se sacó de la manga lo de su hijo postizo, Pepelu, en Antena 3 y después en Telecinco, cuando nadie le tosía a Teresita en las mañanas de la Primera Cadena. Era una parodia osada.

Terelu voló por su cuenta, sola y también junto a esos novios que le salían y que cobraban un pastizal por sus confesiones. Llegó el acoso tomatero y se terminó de estropear el viaje de las malagueñas. Regresaron a Telecinco y la Campos junior ha sabido tirar de oficio cuando la cadena le enseñó las riendas. Ahora, tras pasar por la enfermedad y encarar horas personales bajas, Terelu salta a la cancha para contar sus penas, mejorar su vida y, de paso, auparle unas décimas a Telecinco.

Para que la cadena de Mediaset gane en audiencia a la de Antena 3 en octubre tiene que avivar el fuego de la tarde. Si Sálvame toca el 20% de audiencia tendría la victoria casi garantizada. Y allá van, a salvar, Terelu, Kiko Rivera y sus carambolas sentimentales; y próximamente, la despechada de Ambiciones. No renunciarán a todo lo que ayude. Ha llegado el mes de oro de los salvadores, porque en Telecinco hace ya semanas que sonaron las alarmas.

Un ruego a Sálvame: que fichen a Montoro y que se quede allí, creciendo moderadamente. Escupe contra el cine y contra quien sea. Ya en su momento, cuando quiso deshacerse de RTVE, decía que la tele era una “cosa para pasar el rato”. Es un convencido del talento ajeno.

Reconocimientos para Paco Valladares

Francisco Andrés Gallardo | 17 de marzo de 2012 a las 21:47

Era la voz, la voz más nuestra, además de dominar todos los registros interpretativos con una solvencia admirable. Durante años armaba el teatrillo matinal junto a María Teresa Campos, formando un matrimonio de mentirijillas, a la riña con su consorte televisiva, a lo Valderrama-Abril. Esa animación de los años 90, en TVE y en Telecinco, retomaba su andadura en los primeros años de la televisión. El pileño Paco Valladares fue de los iniciales rostros en asomarse a la pantalla, con Jesús Álvarez o Laura Valenzuela, en aquellos tiempos pioneros donde había que pronunciar, y hasta improvisar, en directo incluso los anuncios. A sus espaldas lucía un bagaje inigualable en experiencia tantos en los escenarios y en los platós. Algún despistado podría sólo relacionarlo con aquellos sketches mañaneros, pero Valladares era de los grandes, de nombre tan mayúsculo como su empaque. María Teresa Campos y su gente en Qué tiempo tan feliz, no podían ayer contener la emoción en antena tras anunciarse el fallecimiento. Emociones que también transmitía Valladares en sus declamaciones poéticas. No hay nadie que haya recitado como este actor sevillano. Capaz, con su retranca de humor, de sacar un partido lírico insospechado a vulgares canciones veraniegas, en aquellos encargos de Guillermo Summers cuando TVE empezaba a ser azuzada por la cizaña vulgar.

Se nos va quien protagonizó la primera serie española rodada en formato de cine. Paco protagonizó Diego de Acevedo, la biografía de un héroe del ejército, y que se estrenó en octubre de 1966. La televisión empezaba a tomar un rumbo ambicioso y aquella voluntariosa producción experimental es la tatarabuela de lo que ahora puebla el horario nocturno. Valladares era de la familia, por su papel en David Copperfield, sus apariciones en las zarzuelas y en tantos Estudio 1 que reflejan una trayectoria admirable. Aunque tarde, habrá que homenajearle y reconocerle como se merece.

Campos: Born in the CSA

Francisco Andrés Gallardo | 27 de abril de 2011 a las 11:46

Es un OT sandunguero, o un Se llama copla con más focos, con Rocío Jurado en la memoria y en las referencias. No ha sido un encargo que haya nacido así como así en Canal Sur. Ha habido compromisos y recomendaciones para que se ponga en marcha este Nacidas para cantar, el debut de María Teresa Campos en la RTVA. Y por ese flanco no hay sorpresas. La otrora matinal, la madre de Terelu y de todos los corrillos y tertulias de merendolas, estaba tan despeinada como suelta por el fosforescente plató, de la mano de su sobrina televisiva, Rocío Carrasco, peripuesta y cascabelera, dentro de la emoción de estar en un proyecto con su madre como lucero. Ambas anfitrionas estaban encantadas con reencontrarse, de recuperar el tiempo de sus sanos comadreos, y de llevar de un lado para otro a las cantarinas concursantes, remedos de poderíos y vozarrones. No les fue complicado acoplarse a la mecánica simple y clonada del talent.

Nacidas para cantar es como mínimo una deuda moral que la Junta tenía pendiente con Rocío Jurado y ahí está ese programa los lunes por la noche. No viene a traer descubrimientos en el formato (eso lo damos por descontado tratándose de las noches andaluzas) y el programa que tiene al frente a Fidel Albiac, pareja de Carrasco, de Rocío Carrasco, viene a ser una continuación de la copla y de todas las lluvias de estrellas y meteoritos. La puesta en escena del espacio de Cibeles es notable, tal vez exageradamente festivalera, pero con empaque de programa carísimo para atraer a su audiencia potencial de los lunes. Más allá de los fogonazos y la retahíla de cantantes, NPC se presenta rutinario. Nos aguardan otras noches de maratones de canciones y más canciones con remate de votación eurovisiva y amigos en promoción. Nada nuevo en lo nuevo.

¿No hay nadie en Canal Sur que haya nacido para innovar?

A.R.-M.T.C. Choque de egos

Francisco Andrés Gallardo | 10 de junio de 2009 a las 0:01

“Qué bonita combinación”, fueron las primeras palabras fatales de María Teresa Campos. Su mejor enemiga, Ana Rosa Quintana, con el fusil preparado, pensaba que se estaba refiriendo al corte de su vestido, creyendo que le estaba criticando por su aspecto de ropa interior. La Campos aclaraba que era una “bonita combinación… de colores”, mientras que La Quintana malinterpretó el cumplido. “A ver qué le digo para que me suelte una bordería (sic)”, llegó a admitir Ana Rosa sobre su actitud de ataque preventivo para dar carnaza. La entrevista quería ir en son de paz, pero la anfitriona no estaba por la labor de bajar la guardia, aunque intentó piropear a la destronada, que iba a hablar de su libro por orden de arriba.

Un encuentro entre las dos matronas más exitosas de la televisión en España (con Susanna Griso al asalto) como el de ayer no podía pasar desapercibido. “En pelotas ganaríamos muchísimo”, bromeó Ana Rosa sobre retoques en photoshop, como los de la portada del libro, y sobre el buen aspecto que ambas veteranas mantienen para sus respectivas edades.

María Teresa Campos volvió a recordar su grave enfermedad y desveló que la primera sustitución de Yolanda Benítez se produjo de forma inesperada, ante una repentina recaída por el tratamiento. La presentadora de La mirada crítica no pasa por un buen momento de popularidad, pero su compañera-rival le reconoció que es capaz de “reinventarse”. La malagueña podría concluir en esta temporada su periplo a primera hora de la mañana y se conformaba ayer “con un poquito” en un buen horario, brindando la oportunidad de formar parte de El programa de AR. Quiso ser diplomática sobre su pasado, pero llegó a decir que el programa en el que arrancó su popularidad, el matinal de Hermida, era más de “marujas” que los espacios que dirigió ella años después. Todavía le debe doler aquella bronca que tuvo Hermida.

Viendo el retintín de María Teresa con quien le dio su verdadera oportunidad televisiva, recuerdo esta frase sobre favores y desprecios. “¿Por qué me odias?… ¿Tal vez te hecho algún favor?”

Aquella bronca, la del vídeo de abajo, fue auténtica telerrealidad… Ah, Campooos de España. Ein Teresita?