Archivos para el tag ‘Puédamos’

Andalucía: menos pandereta (propia) y más respeto (ajeno)

Francisco Andrés Gallardo | 20 de marzo de 2015 a las 18:56

Hasta Al rojo vivo salta el domingo al terreno de juego del prime time a interesarse por nuestras elecciones. Qué orgullo ¿verdad? Toda España pendiente de nosotros, todo el mundo preocupado por Andalucía y por una vez no es por alguien relacionado con Isabel Pantoja, con Rocío Juradooy con Jesulín de Ubrique. Andalucía interesa hoy a (los medios de) Madrid. Pero no interesa por los andaluces en sí, que sólo valemos nuestro peso en votos y en índices de audencia (a veces ni eso), sino que están mirándonos con lupa para ver hasta dónde llega la riada de Podemos y el imprevisto aluvión de Ciudadanos (Ciutadans en el léxico propio de los peperos más miopes). Somos la avanzadilla de lo que será el futuro, un laboratorio en forma de cortijo perpetuo que hoy dibuja en sus decisiones de qué manera el bipartidismo se convierte en una tarta deconstruida.
Por una vez, por unos días, Andalucía no saldrá en las cadenas por la crónica de sucesos, por los casos de corrupción o por algún personaje que alimenta horas de magacín o de un reality. Al margen de lo que vayan a decir los votos, esta raya que ponemos en la pared de la historia podría servir para que a partir de ahora nos tomemos un poco más en serio a nosotros mismos como pueblo para que así nos tomen más en serio los demás. Que nos hace falta. Aquí sólo nos indignamos si se meten con la Semana Santa, como les pasó a los de La Sexta hace un par de años, pero consentimos que el estereotipo más zafio de Andalucía se pavonee por Casados a primera vista (mayoría andaluza absoluta, con exponentes que nos sonrojan ¿por qué Antena 3 ha consentido algo así?), los grandes hermanos, los sálvames, los adanes y cuanto programa necesite de un anónimo con ganas de exhibirse. De un día para otro no vamos a tomar una actitud germánica porque entonces, peligrosamente, dejaríamos de ser andaluces. Pero es una labor que debemos hacer entre todos: exigir, pero exigir de verdad, un trato más respetuoso de Andalucía y de lo andaluz frente a los demás, en todos los medios; ir dejando de ver contenidos que por muy entretenidos que parezcan nos aportan bien poco y esperar que las cadenas públicas sean las primeras en tomarnos más en serio evitando, por ejemplo, que seamos carne de cachondeo de zapping en las privadas. Somos un histórico pueblo de cumplidores y de gente muy trabajadora. Nada que ver con el arquetipo televisivo. Menos pandereta, menos chufla y menos bajunerío. Una mejor imagen para una tierra que necesita respeto e inversiones de gente seria.