Archivos para el tag ‘Risto Mejide’

El ‘Dinero sagrado’ se cuela en TVE

Francisco Andrés Gallardo | 20 de mayo de 2014 a las 11:48

No todo es complacencia y bandeja a favor del PP en TVE, menos mal. Si se escanean las parrillas incluso nos topamos con contenidos que escapan de la línea facilona de la cadena pública y hay programas que presentan aristas incómodas que delatan que a alguien se les ha colado por la gatera. Lo último ha sido el Jordi Évole que discurrió por el Documentos TV del pasado domingo, Dinero sagrado, un programa británico que desentrañaba, y de forma muy acertada y amena, todo el polvorín financiero que hay bajo la basílica de San Pedro. El profesor John Dickie, con unas pautas similares a la del efectivo follonero de La Sexta, recorría varios países siguiendo la pista a los lucrativos ingresos de determinados obispados y los jugosos negocios de establecimientos romanos, exentos de impuestos, propiedad del Vaticano. Un repaso histórico a la Santa Sede como paraíso fiscal desde que se convirtiera en estado independiente con el tratado firmado por Mussolini. Es compresible que el papa Francisco se haya puesto manos a la obra, ejem, para auditar todas esas cuentas e inversiones a nombre del Espíritu Santo. Su Santidad se está jugando el tipo. Como Dinero sagrado se emitió por La 2 el programa pasó de largo (pero, por ahora, se puede ver en la web de RTVE). Hubiera dado una noche de lujo a La 1, o a cualquier privada, escociendo a toda la rama tecnócrata de la Conferencia Episcopal. TVE, por una vez, nos dio una sorpresa a nuestro favor.

Si pinchas aquí, puedes verlo

El Évole de Salvados obsequiaba este domingo con la entrevista a Pepe Mújica, el presidente uruguayo, que prefiere la sobriedad auténtica, su concepción, a la austeridad sádica. Risto regresaba y se perdía entre dos egos petulantes: Luis del Olmo y Pedro J, coleando con su vídeo. El Chester, para dormitar.

Risto Mejide se come el cartón

Francisco Andrés Gallardo | 4 de octubre de 2011 a las 9:14

La primera vez que al cuervo Rockefeller se le engrasó la pelvis con la expresión “Toooma Moreno” fue en una mañana de domingo de finales del 77, instalada la democracia, la libertad de largar y con una TVE ligeramente relajada (muy poquito, eh) en cuanto a expresiones. Como era un vulgar muñeco, con su picotazo pintado en naranja acrílico, gris para los espectadores, el gesto no disgustó demasiado a los seguidores de Gente joven, un programa tipo OT donde se buscaban los talentos vocingleros del país (de ahí surgieron Isabel Pantoja o Francisco, recuperados para el plasma). En Gente joven daban la oportunidad a los prestidigitadores con pajarita revenida y cantantes “de música ligera” con gomina rancia. La apoteosis la formaban los conjuntos de bailes regionales y el concurso de tunas. Sin anestesia.

En medio de aquella caspa melódica Rockefeller era la repanocha y a los pocos años se aposentó en las noches de TVE e incluso triunfó entre los italianos. Sí, en aquel tiempo tan analógico hasta los muñecos eran líderes. Como ahora. José Luis Moreno, el manipulador e inspirador del bicho, lo rescataba este domingo moviendo como siempre la boca sin ambages (la boca del ventrílocuo). Rockefeller era el reflejo platónico en la caverna de los 80 de la esencia de Risto Mejide, infinitamente más ácido e incorrecto. Tú sí que vales ha reunido a los dos y vistos los sinceros modos, con gotas de mala milk, que se gasta el creativo, Rockefeller no tiene nada que hacer. Moreno quería contratar a todos los que pasaron por la primera gala, mientras Risto, pepito grillo de las OT de niñatos, ponía las cosas en su sitio y no dejaba impresionarse por cantantes, bailarines o contorsionistas.

Kiko Rivera, con vis cómica, y El Sevilla, con greñas, cumplen sus funciones. Pero de buen rollo y sin Risto Mejide Tú sí que vales no duraba ni un brindis en Cheers.