Archivos para el tag ‘Telecinco’

Holanda ya se ve

Francisco Andrés Gallardo | 8 de julio de 2010 a las 19:12

http://www.youtube.com/watch?v=h4pKPtsh7Qc&feature=topvideos

Quién lo iba a decir tras la indigestión de los suizos. Menudo reality nos hemos perdido en esos despachos televisivos y publicitarios cuando en principio Sudáfrica olía mal. A estas alturas no se pueden cuestionar las primas a los jugadores porque muchos primos están haciendo su agosto. No estamos hablando de un balón, sino del subidón de autoestima de un país. Está siendo el Mundial de España y, por tanto, también de sus satélites catódicos, con Paco González acertando involuntariamente en el córner de la victoria, con Sara crecidita (tiene derecho) e incluso con J.J. cayéndonos más simpático en nuestra borrachera. Feliz Navidad a todos. Cosas de los goles. Cuatro, pese a que muchos de sus vídeos sincopados son repeticiones de sí mismos, sigue haciendo una información más atinada (con algunas crónicas se aprende fútbol) y efusiva del acontecimiento.

España llega a la final y así queda vengado el honor de Naranjito, cuando sólo nos queda exprimir la Naranja Mecánica. Viva Citronio y Clementina. Puyol ha vengado a Cardeñosa (en Espejo público gafando vía Terra con las camisetas de Alemania y Holanda), a las narices de Luis Enrique y a las manoplas de Zubizarreta. Va por Morientes y sus goles anulados. Por Señor y Butragueño. Por Míchel y por Kiko. Por Amancio y por Di Stéfano, que nunca jugó un partido en un Mundial. Por Zarra y por Matías Prats. Por Lángara, Zamora, Ciriaco y Quincoces. Y por Ramallets, al que entrevistaban en la SER minutos antes del partido contra Alemania, poco antes de nuestra revancha con el pasado.

Cosas tan grandiosamente simples como el fútbol hacen despertar los instintos de tribu y convertimos en dios a un pulpo (las tapas gallegas me darán a partir de ahora otro respeto), protagonista de los telediarios. El Mundial sin la televisión sería sólo un titular en un periódico.

La selección: ilusiones compartida

Francisco Andrés Gallardo | 2 de julio de 2010 a las 12:56

De Emilio Botín a un parado con el futuro opaco. De los funcionarios recortados a los menosdemileuristas más precarios, hay cosas que nos unen a todos. De un niño de 10 años a su abuelo de 70, las frustraciones de la selección de fútbol nos igualan a todos en el desencanto y en las ilusiones. Nos promueve unos sentimientos socializados. Hay sensaciones solidarias, como los éxitos y los fracasos deportivos nacionales, que son patrimonio de la memoria colectiva. Todos los españoles llevamos en la alforja el gustito de hace dos años y ahora nos repartimos los sofocos, cabreos y esperanzas de unos tipos que pululan por Sudáfrica. No soy original pero es así: esa es la grandeza del deporte. La televisión es el soporte más lucido para esta nueva épica y mañana toca modernizar la leyenda de Zarra, los logros de los años del No-do, y que la selección de fútbol alcance de una vez unas semifinales mundiales. Los sueños compartidos, a veces, se convierten en realidad.

Cómo tiene que estar la cosa de chunga en la Cataluña política, con lo del mercadeo estatutario, que hasta el rostro más amable de CiU, Durán Lleida, pronuncia con soltura “Argentina” o “Brasil”, pero frunce la calva y se muerde la lengua para decir “España”. Los laportas que hablan de selecciones autonómicas y cosas como eso de “La Roja”, temen que el pueblo llano tome conciencia de que, realmente, “España” existe. Y ha estado ahí desde siglos atrás. Esos tipos que pululan por Sudáfrica son una representación de lo que fuimos y de lo que somos. J.J. Santos volverá mañana a halagar hasta el baboseo a Sara Carbonero, protegiéndola de los medios extranjeros y de las anginas. Lo que yo daría porque el domingo 11 por la noche Sarita y su pelito se fueran para Iker y se estamparan un morreo de desaire ante todo el mundo.

La televisión mató a la estrella de la radio

Francisco Andrés Gallardo | 27 de mayo de 2010 a las 20:31

http://www.youtube.com/watch?v=pK1SoDC4etA

Recién fallecido Joaquín Prat, que sufrió su coma irreversible en un plató después de haber participado en un programa con Lola Flores en TVE, hace ahora quince años, las cadenas de televisión se interesaron por quien se señalaba como “heredero” de Prat en la radio: Pepe Domingo Castaño. El animador de Carrusel deportivo tuvo un fugaz reencuentro en la televisión en el otoño del 95 con un concurso en las noches de Telecinco, Número 1. Éxito en radio no significaba necesariamente un buen dato de audiencia en la televisión. Castaño no quiso volver a probar en el prime time nacional, aunque años atrás había presentado 300 millones y fue uno de los pioneros de la televisión gallega. Muchos no quisieron ver en ese ejemplo que la televisión mata a la estrella de la radio. Una voz radiofónica tiene complicado repetir el éxito en su salto a la televisión. Son medios muy diferentes (sobre todo por el ritmo y la magnitud de los equipos humanos) y desde la competencia de las privadas, todos los grandes de la radio que han probado suerte en la televisión se han topado con la dura realidad de los audímetros. Una cosa es acudir de invitados y otra hacerse con las riendas de un proyecto. Pablo Motos llegó también desde la radio y su Hormiguero bebe de su despertador en M-80, pero muchos de sus jóvenes espectadores no le escucharon nunca en el transistor, como también le sucede a Luján Argüelles. (En el vídeo de abajo, Pepe, un purito, cuando cantaba en la época Campaniforme de los 70).

José Ramón de la Morena fue tentado junto a Castaño en aquellos inciertos años 90 para tener su incursión nocturna, que no pasó de la colaboración también en Telecinco. La misma cadena donde ahora su ex compañero en la SER, y con quien no mantenía en los últimos años la mejor de las relaciones, Paco González, recién aterriza para narrar los partidos de la selección. A él se le va a pedir en realidad que adapte a la televisión lo que lleva años haciendo en la radio, que no es lo mismo. Su principal aventura televisiva hasta ahora había sido el remodelado Día después que en Cuatro se llamó Maracaná 05, y que no pasó de un trimestre de andadura.

Iñaki Gabilondo dejó en todo lo alto el matinal Hoy por hoy en la SER, en el verano de 2005, cuando Prisa le pidió que timoneara la vertiente informativa de su cadena en abierto, Cuatro, que comenzó en noviembre de dicho año. Gabilondo no llegó a atraer a los espectadores como hacía con los oyentes y su aventura televisiva ha desembocado en el maratón nocturno Hoy en CNN +, semanas después de la compra de Cuatro a cargo de Mediaset (Telecinco). El director de Radio Sevilla durante la agonía de Franco se estrenó ante las cámaras en la noche del 23 F, al frente de los Servicios Informativos de TVE. Para la cadena pública dirigió varios programas en los años 80, como el espacio de actualidad e historias humanas En familia, entre 1987 y 1989. Para Telecinco también se encargó de una sección de entrevistas dentro los informativos. Leer el resto del artículo »

Paco González retransmitirá el Mundial en Telecinco

Francisco Andrés Gallardo | 20 de mayo de 2010 a las 11:53

paco gonzalez sofalicola

Acaba de firmarse y aquí está la información según confirma y requeteconfirma el entorno del protagonista: Paco González, recién despedido de la Cadena SER, será la voz de los partidos de la selección española en Telecinco. La cadena de Mediaset acaba de firmar el acuerdo con el director y conductor de ‘Carrusel deportivo’ durante 18 años para que sea el encargado de unas retransmisiones que están llamadas a pulverizar récords en la historia de las audiencias de España. JJ Santos sería el coordinador del equipo trasladado a Suráfrica, pero será Paco González quien le ponga la voz a los partidos, tras confirmarse en la pasada final de Europa League que Telecinco necesitaba un estilo más vivo para sus eventos futbolísticos.

Una semana y dos días después de haber sido suspendido al frente de ‘Carrusel deportivo’, y después de una gran repercusión en las redes sociales y el resto de medios, Paco González tiene un nuevo destino, que parece provisional, sólo por el Mundial, para dar el salto a otra cadena de radio, probablemente la Cope, para la próxima temporada y acompañado de un buen puñado de colaboradores de su ‘Carrusel’, con Pepe Domingo Castaño deseoso se seguir los pasos de su amigo y director.

Telecinco adquirió los partidos en abierto, los de interés general, del próximo Mundial, por 37 millones de euros a Sogecable, que tenía destinados los partidos a Cuatro, cadena que compró Mediaset a finales del año pasado. Con Paco González, Telecinco refuerza su contenido estrella de este año.

Debajo os dejo la reacción de JJ al saber que habían fichado a Paco González

1zqyp

La televisión sanitaria

Francisco Andrés Gallardo | 2 de mayo de 2010 a las 17:22

facultad sofalicola

Huxtable iba a ser en principio un hombre agobiado en sus penurias de clase media-baja norteamericana. Sin embargo a la cadena NBC no le apetecía en aquellos blandos años 80 hablar de estrecheces. Bill Cosby se convirtió entonces en un doctor especializado en obstetricia, con holgada situación económica (su mujer además era abogado) y este afortunado retrato de una familia afroamericana, para muchos inverosímil, se convirtió en el mayor éxito de la televisión mundial de aquella década. El doctor Huxtable en La hora de Bill Cosby experimentaba en la ficción las nociones pedagogas que en la vida real habían llevado al actor a editar varios volúmenes sobre relaciones familiares. Desapareció un día de la parrilla, pero el esqueleto de aquella serie se lo enfundó Emilio Aragón y la bata le quedaba de maravilla. Médico de familia es la primera serie española de largo recorrido y más allá de la comedia que se convirtió en un fenómeno de audiencias y publicitario. El voluntarioso Martín era un galeno viudo y cuando se casó con su cuñada congregó a 13 millones de españoles, 69,4% de share (ni Alonso ahora). Antes de fenecer, su historia pasó del ambulatorio a una unidad de urgencias. Los tiempos vaticinaban cambios en el gremio sanitario.

La televisión siempre ha coqueteado con el hospital. En Estados Unidos la serie más veterana en estos momentos es el culebrón General Hospital que lleva emitiéndose a diario, en la mañana de la ABC, desde 1963 y que hace unos días ha superado los 12.000 episodios (a su lado, Arrayán es un bebé). Por General Hospital han pasado miles de actores y durante años ha marcado estilo en su género. Un hospital es una colmena de relaciones, de sentimientos extremos, y una máquina incesante de historias humanas. Los guionistas nunca han estado faltos de materia prima y Hospital central tiene cuerda para seguir siendo la serie semanal más veterana de la televisión en España al cabo de diez años y aunque sus índices no sean los de otros tiempos. Jordi Rebellón, que también apareció en Médico de familia, es para todos nosotros Vilches, el doctor más desagradable hasta que descubrimos a Gregory House.

La personalidad de los médicos protagonistas fue cambiando con los lustros. En los años 60 las versiones de lujo de General Hospital eran Doctor Kildare, con Richard Chamberlain varios siglos antes de ser el cura de El pájaro espino, y Marcus Welby. En ambas series los protagonistas entraban en conflictos intergeneracionales con otros compañeros, una constante de las series médicas. Mientras Kildare-Chamberlain era el jovencito doctor que traía nuevos métodos, Welby-Robert Young era un viejuno moderno que llevaba por la calle de la amargura al novato, Kiley-James Brolin (que, con toda la razón, acabó retirado en Hotel). El pináculo de este arquetipo fue Centro Médico. Chad Everett era el cirujano Joe Gannon, que tenía sus diferencias con el jefe, el doctor Loechner. Del doctor Gannon estaban enamoradas todas las féminas españolas que vivían en los años 70 y sus “ojos de azul cielo”, como le canturreaban aunque viéramos aún la televisión en blanco y negro, impactaban en la noche de los sábados.

Los médicos irreverentes estaban entonces en la guerra de Corea y mientras Franco estuviera vivo era imposible que TVE programara MASH (cuya versión cinematográfica se ambientaba en Vietnam), que se despidió en 1983 en Estados Unidos ante más de 100 millones de espectadores. La cuadrilla del doctor Pierce-Hawkeye (Alan Alda) apareció por España a principios de los 80, con el jefe, Larry Linville, que era el mayor Burns que inspiró a Matt Groening para reconvertirlo en el millonario de Los Simpson. Además de Radar y del falso loco travestido de Maxwell, la jefa de las enfermeras era Loretta Switt, Morritos Calientes, eje de bromas y seducciones.

Las relaciones doctor-enfermera fueron una de las claves argumentales de estas ficciones durante decenios, hasta que las mujeres también pudieron ser doctoras, incluso en el Oeste, como Jane Seymour-Quinn. Anatomía de Grey es, simplemente una versión avanzada y revisada de General Hospital. Ya en los 80 (fue emitida en sus inicios por Canal Sur) la serie Hospital era un retrato descarnado de los quirófanos.

Los doctores dejaban de ser también un dechado de humanidad y Ted Danson en la dramedia Becker fue uno de los pioneros. El médico podía ser también el bicho raro, o el más desdichado, del pueblo, como sucedía en el remoto Cicely (Alaska) con el doctor Joel Fleischmann, abuelo del Doctor Mateo que esta noche vuelve a Antena 3 en la piel de Gonzalo de Castro.

Las series de médicos retomaron músculo a partir de la repercusión del doctor Doug Ross. Sin George Clooney Urgencias hubiera sido una excelente ficción, igual de maltratada en España, pero no estaría en el olimpo de los buenos recuerdos. Los doctores seguirán centrando series e historias, de sosegados psiquiatras como Gabriel Byrne en En terapia a forenses inquietantes como Dexter. Los ha habido detectives, como Dick Van Dyke, el de Mary Poppins, en Diagnóstico asesinato, y chirriantes niñatos prodigios como Doogie Howser. Los que llevan más tiempo en su consulta sin visos de jubilación son el doctor Hibbert y el fraudulento Riviera. En Los Simpson.

Así empezó Antena 3

Francisco Andrés Gallardo | 23 de enero de 2010 a las 20:46

El vídeo de arriba es el de los primeros minutos de Antena 3 Televisión el 25 de diciembre de 1989. Miguel Ángel Nieto, la voz pionera de Antena 3 Radio (pinchad aquí para recordar algunas de sus sintonías), se marcó un mitin en toda regla para dar la bienvenida a los espectadores. Esa perorata de política empresarial es inimaginable a estas alturas. Pero quede constancia de cómo concebía aquella televisión alternativa el equipo de Manuel Martín Ferrand, el consejero general de la empresa nacida en 1979 y que surgió como una quimera en 1966.

Y abajo, la lánguida sintonía, tipo ‘Amo a Laura’, da idea de cómo se concebían montajes y melodías en 1989, verdadera prehistoria de la tele en España.

Y aquí está el comienzo de las “emisiones regulares”, nunca mejor dicho en Antena 3 el 25 de enero del 90.

Este es un buen resumen que la propia Antena 3 ha realizado en 2010 para contar en minuto y medio su historia…

o este repaso a sus series…

Los cambios de accionariado, el navajeo de pasillos, los programas y los zarandeos políticos dan para un libro…

Aqui os dejo el reportaje que hoy escribo en papel…

Leer el resto del artículo »

Pipi… caca, culo, pedo

Francisco Andrés Gallardo | 1 de diciembre de 2009 a las 9:09

Pippi Calzaslargas da los buenos días en Antena 3. La chica del liguero tardofranquista embarca en una ingenua nostalgia a los padres cuarentones. Y el otro Pipi, quién va a ser, el ex campestre, el Estrada, intenta sobrevivir en el fango para fatiga de las veinteañeras adictas a Mujeres y hombres y viceversa. El que fuera cronista deportivo con cierta credibilidad naufraga ahora en las sobremesas tonteando con su ex, Lucía Lapiedra, o Miriam, o como se llame, entre los gritos del maromo protagonista y sus pélvicas aspirantes a novietas.

Mujeres y hombres no pasaría ningún filtro parental (como el churretoso vídeo de abajo, ojo) por lo que se cuenta, por lo que se sobreentiende y por algunas bromas a destiempo, como las que perpetraba ayer el propio Pipi, jugando a hacer el amor con muñequitos junto a su demandada ex pareja. Sí. Eso de cumplir con el código de autorregulación por parte de las cadenas en horario de protección infantil es una utopía más. Si los organismos y defensores no reciben más quejas (el número de protestas que se formulan es ridículo) es por desidia, por cuajo, de los propios espectadores.

Mujeres y hombres fue uno de esos programas que redescubrió la senda de la actual Telecinco, que tras su crisis tomatera empapela la parrilla de tronistas de diverso calibre y sálvames. Un formato de polémicas y griteríos, en el que la improvisación fabrica conflictos y salidas de tono, mientras el debate discurre en círculos que se repiten a sí mismos. Con ese trazado de mosqueos y encontronazos dialécticos, De buena ley encuentra su perfecto entorno para desarollarse y destacar. En este caso se elaboran disputas mundanas, con actores que simulan perfectamente su papel de víctimas y verdugos a pie de calle, con el código civil como árbitro de esas peleas de vecinas que siguen calando en este patinillo común que es el plasma.

http://www.youtube.com/watch?v=MHNrlpaPNII

Bofetada a La Sexta: Telecinco ficha a Pilar Rubio

Francisco Andrés Gallardo | 12 de noviembre de 2009 a las 14:34

El otro miércoles le pregunté a Jorge Javier Vázquez si estaba en condiciones de fichar a Pilar Rubio. Como a Vázquez-Mermelada le gusta dividir, iba pregonando a los cuatro vientos que le gustaba Pilar Rubio en vez de Patricia Conde, pero ya veo que la maniobra iba más allá y en serio. Telecinco acaba de anunciar el fichaje de Pilar Rubio para su cadena, que se incorporaría en enero de 2010 y menuda bofetada mediática le acaba de dar a su enemigo ‘Sé lo que hicisteis’. Los de SLQH saldrán también de esta, pero hombre, algo les escocerá. Como reportera, Pilar es excelente. Como presentadora… tiene que mejorar. Os recuerdo que el concurso ‘Quién es quién’ en Canal Sur 2 pasó con más indiferencia que otra cosa.

En el vídeo podéis ver al titular Sofalícola preguntándole a Jorge Javier Vázquez sobre Pilar Rubio. El calvo que achica los ojos en la pregunta, ese soy yo. Je, je.

http://www.youtube.com/watch?v=D5Tiy5xBBbs

Miénteme, Julián

Francisco Andrés Gallardo | 8 de noviembre de 2009 a las 19:41

http://www.youtube.com/watch?v=CnZrvLs1HvI
Ya están los pobres reporteros enviando sus crónicas desde pueblos perdidos de Burgos y Palencia, cubiertos de nieve y poniendo cara de estar pasando mucho frío, porque para eso abren los informativos y tienen que justificar el despliegue. Los noticieros de ayer, como los de Antena 3, atemorizaban diciendo además que “ahora viene lo peor”. Hace unos días los telediarios estaban quejándose de las altas temperaturas y del cambio climático y ahora parece que sobreviene un apocalipsis de hielo y ventiscas. “Lo peor”. La información televisiva, como los mismos rigores meteorológicos que sufrimos, no admite tibiezas. Todo es alarma griposa, económica, social o climática. Como un primo cenizo, los informativos tienen la consigna de poner mal cuerpo cuando no se trata de dar sitio a las promociones musicales, cinematográficas o gastronómicas, todo ese baúl gordo de nimiedades que discurre entre las noticias alarmistas y lo que pasa en el Real Madrid. Si se fijan, los informativos de las cadenas generalistas dejan de contar historias para proferir amenazas con suavidad engolada.

El doctor Lightman (Tim Roth), de Miénteme, se iría por la pata abajo contemplando a los Piqueras en sus exageraciones. Lightman, un polígrafo andante, detecta a través de un simple parpadeo si el confesor está distorsionando sus historias. Si lo hubieran invitado este viernes al plató de Sálvame hubiera estado en su salsa con los gestos esquivos de Julián Muñoz y Belén Esteban, líderes del despecho y ahora bien pagados. (Por cierto, ¿en qué inopia estaban los marbellíes cuando votaban al cínico este del bigote?). Sálvame es un imperativo suplicante que esconde un programa de arrogancia. Miénteme es la invitación aguerrida de una serie que se caerá un día de estos. Y será un pena. Véanla en Antena 3 antes de que la manden al limbo de la TDT.

Los primos de Nueva Guinea

Francisco Andrés Gallardo | 25 de octubre de 2009 a las 20:51

dhttp://www.youtube.com/watch?v=3Ov_dQyvaLc

Los antepasados del ex futbolista Karembeu fueron exhibidos en una atracción de zoo durante una exposición parisina a principios del pasado siglo. Puf. Aquellos aborígenes de Nueva Caledonia se presentaban casi como primos de los chimpancés en el contexto de una muestra fascistoide que alababa la grandeur colonial francesa. El tipo que contrató a los Karembeu no les pagó lo acordado durante aquellas semanas de pose zoológica. Lo de la égalité y la fraternité se quedaba para el escudo.

Una pequeña deconstrucción del zoológico de indígenas es lo que ha implantado Gran Hermano. Durante varios días unos miembros de una tribu de Nueva Guinea, de la etnia ndani, se han ido a convivir con los habitantes de la jaula, como si fuera el partido de vuelta de Perdidos en la tribu. ¿Fusión Telecinco-Cuatro? Los residentes, con paternalismo de superioridad, juguetean con estos vecinos de la Oceanía más profunda que tienen toda la pinta de haber recibido muchos tiros turísticos. El exotismo de ellos, con sus taparrabos, regalan escenas estrambóticas, y la estampa de la neoguineana vestida de chulapa este viernes no lo hubiera igualado ni el más inspirado Berlanga. Los españoles gritan y gesticulan mucho para hacerse entender. Creen que están en Benidorm. Y uno de los antípodas, a lo Martínez Soria, sólo desea que le besen, poniendo morros.

Gran Hermano es un estómago audiovisual que deglute lo que le echen, como una mascota insacible. Absorbe todos los psicópatas y frikies que se les agregue y admite sin estridencias cualquier extravagancia, como la de colocar a estos rousseaunianos salvajes entre lagartas y petardos. A fuerza de sorprender, ya no nos sorprende nada en este zoológico. Ni aunque mandaran a los antepasados de Karembeu que maravillaban a la racista Francia de los años 30