Archivos para el tag ‘tve’

TDT 2.0. La tele que tenemos ¿y nos merecemos?

Francisco Andrés Gallardo | 18 de septiembre de 2011 a las 13:55

Remite la marea y la inundación de logotipos en abierto en el televisor irá menguando y, empresarialmente, concentrándose. A finales de año la TDT española, ese exceso innecesario, como tantos otros que ahora paga el país, estará copada por los dos grandes grupos privados audiovisuales, Mediaset y Antena 3, con una TVE más endeudada (sufriendo en estos meses una surrealista rotación de presidente por orden alfabético) y que afrontará así un giro tan cierto por orientación política como incierto por planificación económica. Las autonómicas, por su parte, penden de un hilo presupuestario y de la contención de gastos de las administraciones, al límite de la asfixia. La mayoría de las locales viven ya en el naufragio de unos ayuntamientos derrochadores y una situación de práctica invisibilidad entre tantas nuevas cadenas; y los canales menores, tipo Intereconomía, 13 TV, Disney Channel o MTV, deberán plantearse qué papel cumplen en el panorama de los tiempos revueltos y las cifras fragmentadas e insuficientes. En el lado de las privadas se van a quedar sin apenas competencia los dos grandes paquetes de canales: los de Telecinco y los de la más que probable fusión (y puede que debamos hablar otra vez de “absorción”) entre Antena 3 y La Sexta, rodillos que pondrán cada vez más difícil la rentabilidad de los solitarios modestos.

En esta temporada se dibuja una segunda etapa tras el apagón de la primavera de 2010 y, tal como ocurriera 20 años atrás, a principios de los 90, de nuevo las audiencias se disputarán entre TVE, Telecinco y Antena 3. Si con la aparición de las privadas la competencia era entre operadores individuales , ahora en la guerra comercial luchan conjuntos de canales temáticos, con la notable diferencia de una cadena pública nacional exenta de la tarta publicitaria y a su vez bajo un modelo de financiación amonestado . Pese a la presente borrasca publicitaria que remueve los cimientos de los medios de comunicación, Mediaset-Telecinco, que agrupa a más de una cuarta parte de la audiencia, obtuvo 85 millones de beneficios en el primer semestre de este año. Antena 3, por su parte, de camino al 20% de cuota conjunta, ha presentado casi 54 millones, algo más de lo que va a acumular de déficit TVE en este 2011, 50 millones (y 66 millones en 2010, su primer año sin publicidad), y con un evidente retroceso de seguidores.

Por el lado de la oferta de programación (y captación así de espectadores y clientes) cada grupo tiene claro la estrategia que van a asumir en este periodo 2.0 de la nueva televisión en abierto. Mediaset cumple un año de gestión de Cuatro y de su ampliación de canales (Boing y el posterior Divinity). Telecinco en estos meses va a fijar aún más su dedicación al mundo del corazón, de sus realities y de los conflictos (Acorralados es el actual motor), ampliando ese tipo de producción propia durante los fines de semanas, con el ‘intermedio’ de los informativos. Pasapalabra y las series en el horario estelar serán las excepciones a una parrilla reconocible por más de un 15% de audiencia adicta e incondicional. Cuatro busca ese otro tipo de público que, por edad o exigencia, ha dejado de identificarse con Telecinco, como sucede con FDF o Divinity, mientras que Mediaset completa su contratación publicitaria con un soporte para niños, Boing, y un futuro canal para hombres, con más deporte, Xtra.

La filosofía de Antena 3 se inspira directamente en la de TVE. La generalista del Grupo Planeta va perfilando una parrilla alternativa a los fieles de La 1: información y magacines durante la mañana, seriales en la sobremesa, concursos en la tarde, series propias y entretenimiento estelar en el prime, y reportajes a medianoche. La cadena aporta de su cuño un filón inamovible como Los Simpson y El Hormiguero traído de la competencia. Neox se va aupando como “la Cuatro” de Antena 3, lo que viene a chocar con la futurible incorporación de La Sexta, más los complementos de Nova y sus telenovelas y Nitro, con acción. La oferta cinematográfica de La Sexta 3 vendría a cerrar un buen conjunto.

¿Cultura? ¿Ciencia? Eso ya sólo se puede encontrar en La 2 que no pasa del 2% de los espectadores (y Canal Sur 2, poco más del 1%). TVE, con 1.200 millones de presupuesto anual, soporta un modelo de contenidos imposible de sostener económicamente para un operador privado. Disciplinas minoritarias en Teledeporte o información todo el día, con su altísimo coste, en 24 Horas, tienen su refugio en la pública. La transición a la espera de un nuevo gobierno lleva a TVE a la provisionalidad. La actual directiva ha sacado todo el catálogo (programando por ejemplo a la vez Águila Roja y Cuéntame), por un lado para apurar los mejores índices y por otro para dejar las manos libres a la futura dirección.

Canal Sur, con mínimos terroríficos durante este verano, sigue arpretándose el cinturón, opta por la continuidad y aunque oficialmente al director general Pablo Carrasco le quedan años de mandato junto a un posible gobierno del PP, las conjeturas pasan por una renovación integral en la cúpula de la cadena andaluza. La autonómica tiene 1.630 trabajadores y una subvención anual que ahora es de 155 millones. Premisas muy complicadas para presentar en una TDT reconfigurada.

Lady Laura, investígame

Francisco Andrés Gallardo | 1 de junio de 2011 a las 10:12

Buenas, por aquí de nuevo…

Los espectadores de TVE de toda la vida, esos que tienen muchas horas por delante para destrozar el sofá tras haber dedicado muchos años a su trabajo, con la cartera menguada y los nietos dando el estirón, están encantados con Los misterios de Laura. Lo que era un encargo menor se ha convertido en una serie crecidita de La 1. Su secreto:en realidad es una ficción anticuada, de otro tiempo, de corte detectivesco a lo Colombo y puntadas de comedia familiar serranesca. En fin, un producto hecho a la medida de esa fiel mayoría que sostiene a TVE.

Los misterios de Laura  (arriba tenéis un capítulo completo) es correcta, incluso potable y a ratos entretenida, con María Pujalte de Ángela Landsbury con botox y un universo policíaco de comisaría de la esquina. Sin escenas crudas, apenas sin sangre, sin carnes al aire y, por tanto, sin momentos que incomoden a las familias reunidas al completo. Porque Los misterios de Laura es una serie que se puede ver con los padres y con los hijos y eso es un valor en estos tiempos en que se aprietan los golpes de efecto que hagan falta. Los hombres de Paco falleció desangrada porque desde el mismo punto de partida de Lady Laura, tal vez desde una comedia al límite del surrealismo, tomó a la carrera el camino contrario.

Los niños gemelos de Pujalte hasta tienen su aire fresco, lo que no es frecuente en una serie española, y para dar un músculo suplementario, porque sólo con pesquisas no se puede extender un capítulo de duración española, casi hora y media, le han añadido tensiones con el ex marido (Fernando Guillén Cuervo, aquí eficaz) pretendientes y satélites. Pero por ahora sin forzar melodramas o costumbrismos. Los misterios de Laura es la serie de una tranquila mujer detective, con su trastienda mundana. Procedimental, como se dice, y nada del otro mundo, vale. Pero harían falta más Lauras en este mundo televisivo nacional desorientado.

De Lucía a la Puerta del Sol

Francisco Andrés Gallardo | 20 de mayo de 2011 a las 10:47

http://www.youtube.com/watch?v=oBakrZUgbEE
 
http://www.youtube.com/watch?v=MgoXY4ILKxg
 
Las dos últimas imágenes que han recibido los lituanos o los húngaros de nosotros son dispares: un hormiguero de manifestantes que se han dado de bruces con el sabor de la libertad cuando ya no tenían nada más que perder, y una canturreante gallega, con un sonsonente ratonero, que lo perdió todo desde el primer segundo. Las dos estampas parecen de otro tiempo, cuando la gente escapaba de los grises y TVE programaba minutos musicales de un mundo multicolor. Algo se está tambaleando más de la cuenta mientras alguien canta “que me quiten lo bailao, uououoó”. La puerta del Sol vuelve a marcar un nuevo año, como si estuviéramos a la espera de una Nochevieja. Los políticos, los banqueros y sus allegados, los que nos han metido en esta crisis, van a tener que resetear el guión de sus apreturas.

Lo que va a ser más difícil es que TVE reconfigure su estrategia europea. Vaya por delante que es muchísimo más probable que en los próximos años crezca el empleo entre los jóvenes que una victoria española en Eurovisión. Aritmética y geográficamente es (casi) imposible. Lo de Eurovisión. Pero al menos se debería aspirar a una delegación con posibilidades reales de hacer un buen papel. Fue simpático elegir a Chikilicuatre, intentarlo con Karmele y hacer popular a Lucía Pérez, pero a la convocatoria abierta de TVE habría que añadirle una cuota de finalistas de cierto renombre, con esos intérpretes reconocidos que no se arriesgan a hacer el ridículo frente a un millar de aspirantes en igualdad de condiciones. Para no dar alas al John Cobra de turno por aquí dijimos años atrás que lo suyo sería picar alto y convencer a Shakira. Y ahora sería más fácil, con Piqué jaleando la bandera española: que nos represente una estrella conocida en todo el mundo, con los emigrantes sudamericanos de quintacolumnistas en los votos. Hay que dar otra imagen. Incluso en Europa.

No hubo reflejos para estar en Lorca

Francisco Andrés Gallardo | 12 de mayo de 2011 a las 1:59

Un abrazo muy fuerte a los amigos de Lorca. Y a Julio Muñoz, el reportero.

De un segundo a otro la vida se nos derrumba como un campanario y la manta que nos cobija se desintegra. Fukushima nos evocaba historias de otro planeta y valoramos aún más la tragedia de Japón ahora que hemos sufrido una pequeña sacudida ahí al lado, con nuestras familias, nuestros vecinos, muertos de miedo y durmiendo a la intemperie. Esta vez lo hemos sentido en nuestras carnes.

Pero no en las carnes de los canales de nuestras desdichas, que mantuvieron el miércoles la programación habitual mientras se amontonaban los datos preocupantes de Murcia. No sé si fue por falta de reflejos, falta de escrúpulos, falta de garra, falta de neuronas. O todo a la vez. A los únicos que el terremoto halló con la cámara al hombro fue a los de España directo y a ese chaval, Julio Muñoz, que tuvo suerte de seguir contándolo. Tras escapar casi por centímetros de los cascotes, tuvo hora y media por delante para seguir narrando, con buena voluntad y susto, lo que pasaba en Lorca. Si cayó en obviedades o en comentarios algo pueriles con la presentadora Mercedes Torre por supuesto que se lo perdonamos. Nos imaginamos que Julio Muñoz no fue consciente de sus coqueteos con la muerte hasta que llegó a su casa. En Madrid se empeñaban en reiterar el desplome mientras el equipo en tierras murcianas eran los únicos ojos en la noticia. El espacio de Mediapro, cuestionado por medios y coste, ha sido el que primero pudo contarnos más de cerca lo que pasaba, cumpliendo con su cometido. El trabajo, y el riesgo, de Julio y su gente le sale barato a TVE y a esa plantilla desaprovechada y un tanto inaprovechable. Lo demás sobraba. El “hogar energético” de Alaska en la MTV, apreciación diplomática de Carmen Lomana,  o esa radiografía del continente ficticio y artificial que plasma Eurovisión. Cuando la desgracia llama, toda la frivolidad, como ganar una liga, también se derrumba.

Etiquetas: , , ,

Sergio Ramos le hace el guión a ‘Crackovia’

Francisco Andrés Gallardo | 21 de abril de 2011 a las 11:14

Por estos andurriales hemos defendido a Sergio Ramos y el abuso del programa de TV 3  ‘Crackovia’ sobre la pronunciación andaluza y sus bromas sobre la presunta escasez de neuronas del jugador camero. Visto su numerito, con el desprendimiento de la copa desde el autobús hacia Cibeles, al final Sergio Ramos parece que les escribe el guión a los de  ‘Crackovia’.  Con la derrota del Barcelona (jua, jua) los guionistas estarían preocupados a ver cómo levantaban con humor el programa de la semana que viene. Y en esas Sergio Ramos les vino a echar una mano. O a desprenderse de ella. Vaya metedura de pata, tío.

Por cierto la prórroga de la final de la Copa del Rey en La ! ha sido más vista en Andalucía que la final del Mundial entre España-Holanda. 2,4 millones de andaluces, en pleno Miércoles Santo, vieron la prórroga. La final fue seguida por casi 2,2 millones. Cifras de selección española.  En España la cifra total de la prórroga fue de casi 14,2 millones (La 1 y TV3) , el séptimo programa más visto de la histioria de las audiencias.

“Mou, res” (Mou, nada) soñaban los de Crackovia. Jua, jua.

Etiquetas: , , , ,

Todos somos humanos. Y Ana Blanco, también

Francisco Andrés Gallardo | 5 de abril de 2011 a las 12:21

Os quería enlazar con este vídeo de ‘El intermedio’ sobre Ana Blanco, pillada al despiste en un Telediario 1. Tiene algunos meses la anécdota, pero me apetecía ponerlo…

Etiquetas: , ,

Viva ‘La República’

Francisco Andrés Gallardo | 27 de enero de 2011 a las 9:53

Tiene momentos de factura impecable y es de agradecer los esfuerzos virtuales por retratarnos en color el Madrid de los años 30; también tiene escenas donde los diálogos se amodorran, ampliando los minutos con teatralidad. La República tiene las mismas virtudes y defectos que La Señora, su empaque de telenovela cara pero su empeño en ofrecernos un producto cuidado y muy por encima de lo que hay en la pantalla, pese a las mejoras en la ficción nacional. En Diagonal, la productora, saben aprovechar las ambientaciones y son expertos en construir castillos de tramas, aunque este primer capítulo tenía momentos algo farragosos, a fuerza de querer presentar todas las historias.

Con unos cuantos personajes traídos desde Asturias (sigo sin creerme el militar de Raúl Peña), la secuela viene a traer nuevas carambolas de amor y poder, lucha de clases, arriba y abajo, con el mal rollito sociopolítico de los años 30. Algunas frases parecen que están defendiendo al PSOE actual, pero no tengamos malicia, que esto es una ficción. En otros periódicos andan indignados con que se haya hecho una serie para el gran público ambientada en los años previos a la Guerra Civil. No debe de ser algo malo. Ojalá también hubiera redaños para hacer una serie sobre los Comuneros y una biográfico sobre el Cid y otra sobre Almanzor. No deberían haber temas molestos en una ficción española salvo que se quieran ver fantasmas donde sólo hay culebrón.

El veterano Héctor Colomé, grande, siempre eficaz, es el patriarca y centra ahora el juego de las intrigas. Su retoño es el personaje de Félix Gómez, señorito vivales y malcriado, pero buena persona, dispuesto a dejar corazones rotos por el camino. Ojo también con Álex Angulo, el guardés.

Malos y buenos en cada estamento social, todos contra todos, hay República para rato. Si no llega la guerra civil a TVE.

Pincha aquí para ver el primer capítulo de ’14 de abril. La República’ íntegro

¿Que no se acabe el mundo?

Francisco Andrés Gallardo | 17 de enero de 2011 a las 1:59

Hoy publicamos en papel la repercusión que tuvo hace 20 años el especial Nochevieja de TVE ‘Telepasión’, con Julia Otero de vampiresa y conductora ideal de la muerte, y aquella canción coral que se convirtió en himno contra la guerra de Kuwait, ‘Que no se acabe el mundo’. Lo que no querían en verdad en la pública era que se les acabar el chollo del monopolio: las privadas empezaban a mordisquearle los tobillos. El declive y el despilfarro de RTVE sólo fue cuestión de unos meses, los peores años que se vivieron en Torrespaña.

Para curiosos, descubridores, o simplemente nostálgicos, aquí os enlazo vía youtube algunos de los fragmentos de aquel Telepasión, tan pretencioso como ingenuo, que fue el pionero de una criatura navideña de autobombo que estuvo antena durante casi quince años.

Ojo que al final de este fragmento de abajo anda Tom Martín Benítez en plan director de orquesta. Karadjan con bigote. Je, je, je. Qué poco pudorcete. Y antes, el olvidado y olvidable culebronero Carlos Mata.. .

Aquí va el ‘Que no se acabe el mundo’. Tan tontorrón.

Suegros al mando

Francisco Andrés Gallardo | 9 de enero de 2011 a las 12:16

Un pijama más feo que un colaborador de El Hormiguero o unos calzoncillos más pasados de moda que la humildad de Álvarez Cascos. Los desinformativos e informativoides se han ensañado en estos territorios de la epifanía con los regalos poco afortunados que suelen endosar padres mayores y, sobre todo, suegros. Los magos de unos presentes dignos de unos reyes republicanos que acaban en el cajón del olvido o la reventa por los ebayes y similares. Con ese argumento, no crean, los noticiarios y magacines matinales han tenido para estirar bastantes minutos.

El poco olfato o la desidia regaladora de los suegros han sido cebo para unos comentarios jocosos pero también para alguna reflexión sociológica. Los detalles desfasados o de psicología ingenua tienen detrás a personas de cierta edad que el tiempo les ha pasado por encima como un rulo, y con él, las tendencias y las falsas necesidades, en un mundo que gira tan deprisa que parece que se ha parado. Esos mayores de paga corta y ocio largo son también espectadores complacientes y fieles a la pantalla de siempre. Tras los calcetines horrorosos envueltos en celofán late cualquier espectadora de las tardes de Juan y Medio, los arrayanes y los tiempos revueltos. Tras las batas espantosas, dispuestas a acurrucar las pelotillas, hay muchas personas que siguen llamando “parte” al Telediario y escuchan con solemnidad de silencio a Roberto Arce, a Leonardo Sardiña, a Pepa Bueno y a David Cantero (qué fichaje más acertado tuvo Telecincuatro).

Y los que a su vez han recibido tantos frascos de colonia elegidos a desgana se pirran por un debate caldeado por cualquier tontería, se embelesan con las recetas en directo y se preocupan con cualquier suceso convertido en forzosa portada. La televisión debería tener más ternura y respeto con tantos suegros vulnerables.

Informe Semanal, el mejor resumen del año

Francisco Andrés Gallardo | 3 de enero de 2011 a las 23:17

Los informativos están poblados en estos tiempos por un menudeo de publirreportajes, de no-noticias que en realidad son promociones comerciales, y de varios puñados de inserciones, de lo gastronómico a lo esotérico, que tienen más relación con los magacines de conexiones o con espacios de banalidades varias. La información de calado apenas se queda en la superficie de los noticieros del nuevo siglo. Será por no incomodar a la audiencia o porque en realidad ya no se sabe cocinar un análisis que vaya más allá del aquí te pillo, aquí te mato y aquí te pongo un testimonio callejero sin más. Todo lo que no sea sensacionalismo y amarilleo se suele quedar en los cinco primeros minutos de los informativos, por imperativo de sentido común periodístico, pero sin mayor concesión a los interesados por una actualidad más nutritiva. Los Telediarios de TVE y los boletines del Canal 24 Horas, por ahora, aguantan en parte. La supresión publicitaria tiene algunas ventajas para la casa pública.

En la tele de toda la vida quedan rastros de tiempos distintos, cuando los periodistas no tenían por qué ocultarse ante el plasma. En este fin de semana de uvas y refritos Informe Semanal ofreció un resumen del año que se convierte en uno de esos trabajos que servirían de manual para las facultades. La panorámica de 2010, sin caer en lo sesudo, rastreó de forma amena y rigurosa el calendario de este año tan dramático y apasionante. Se puede contar la actualidad y la historia inmediata sin caer en el infantilismo o en la frivolidad. O en la petulancia, que es el pecado de quienes van de puristas. O el partidismo. Eso: informar, formar y entretener. Entretener, es decir, más bien, no-aburrir, con respeto y rigurosidad. En TVE hay un nido de excepciones. Nidos de esperanzas para esta profesión. Si quieren… www.rtve.es

Etiquetas: , ,