Archivos para el tag ‘Guardia Civil’

“En mi despacho mando yo”

fperez | 22 de agosto de 2016 a las 19:08

Este blog, acostumbrado a no tratar ningún asunto que ocurra más allá de las fronteras de la provincia de Sevilla, trae hoy un vídeo de Ceuta que está corriendo como la pólvora por los teléfonos móviles de policías nacionales y guardias civiles de toda España. El vergonzoso suceso que aparece en el vídeo ocurrió el jueves de la semana pasada, cuando una delegación de Frontex (la agencia europea que coordina las fronteras exteriores de todos los estados miembros de la UE) visitó la ciudad autónoma. El jefe superior de Policía, Alfonso Sánchez, rompió unilateralmente la agenda que estaba establecida y convocó una rueda de prensa que no estaba prevista. Citó a los medios de comunicación en su despacho para posar en unas fotos y hacer unas declaraciones con los miembros de la delegación de Frontex.

Cuentan que envió a unos policías para que sacaran a la delegación extranjera por una pasarela secundaria del barco que la traía desde Algeciras y la trasladaran a la comisaría de Policía para su alternativa rueda de prensa. Mientras tanto, en el muelle principal esperaban varios mandos de la Guardia Civil (entre ellos el teniente coronel Joaquín Castro, de Frontex en Madrid), con varios coches de este cuerpo para llevar a los delegados directamente a visitar la valla en la frontera con Marruecos. Al ver que la delegación no salía, los guardias civiles preguntaron qué ocurría y conocieron que los delegados habían sido sacados del barco por la Policía. Así que los guardias se desplazaron a la carrera a la comisaría para participar en la rueda de prensa montada por el jefe de Policía. Visiblemente molesto porque no le había salido bien la estrategia, el jefe superior intentó alejar a la jefa de Frontex del lado del teniente coronel Castro, para que no salieran juntos en la foto. Como no lo consiguió, decidió anular sobre la marcha la rueda de prensa diciendo: “En mi despacho mando yo”. Activen el sonido cuando vean el vídeo.

Atraco a punta de pistola en San José de la Rinconada

fperez | 12 de agosto de 2016 a las 19:10

El pasado domingo, un hombre entró armado con una pistola en una tienda de comestibles, situada en la calle Madrid de San José de la Rinconada. En ese momento estaban la dueña del negocio y una clienta. El atracador, que lleva un sombrero, se dirige a la caja y exige el dinero a la propietaria de la tienda, a la que encañona y amenaza con disparar. Mete la mano en la caja y huye con el botín. En el camino de vuelta hacia la puerta vuelve a apuntar a la clienta cuando pasa por su lado. Las cámaras de videovigilancia del establecimiento grabaron la escena.

El vídeo sirvió a la Guardia Civil para detener al delincuente, cuya identidad responde a las iniciales J. M. O. F.. El equipo de Policía Judicial de La Rinconada lo identificó y detuvo rápidamente. Ya se encuentra en prisión. Reproducimos sobre estas líneas un vídeo editado del atraco, en el que se han unido dos grabaciones realizadas por dos cámaras distintas ubicadas en el local.

Lo que vale una medalla

fperez | 13 de octubre de 2015 a las 5:00

El vídeo no es nuevo. Tiene más de dos años, de hecho, pero vuelve a ser actual porque a los guardias civiles que aparecen jugándose la vida en él les condecoraron ayer. Las cámaras de la Dirección General de Tráfico captan el momento en el que dos motoristas del destacamento de Tráfico de Dos Hermanas rescatan a un niño de diez años que montaba un caballo que se había desbocado. Era la Feria de Abril de 2013. No está de más volver a verlo para comprobar cómo se la jugaron estos dos motoristas. El caballo había entrado en la SE-30 e iba sin control en sentido contrario al del tráfico. Por la ronda pasaban en ese momento cientos de vehículos, algunos de ellos camiones de gran tonelaje. Uno de los guardias intentaba parar el tráfico mientras el otro llegó a soltar las manos del manillar de la moto para coger al niño. Luego rescataron también al caballo, que estaba a punto de provocar un accidente de tráfico. Todo acabó, milagrosamente, sin ninguna persona herida.

A estos guardias se les entregó ayer, día de la Virgen del Pilar, Patrona del instituto armado, la medalla al mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco. La misma que recibió otro agente que, en La Algaba, y con ayuda de un policía local de este municipio, logró salvar la vida a una niña de tres años en el incendio de su casa. También ocurrió en marzo de 2013. La pequeña estaba ayer en la comandancia de Montequinto viendo cómo le imponían la medalla al agente que la rescató. Con ella estaban su padre, que la protegió de las llamas cubriéndola con su cuerpo (lo que le causó quemaduras en buena parte del mismo, de las que lleva ya 15 operaciones con injertos de piel), su madre y su hermano mayor, que también resultó herido y estuvo seis meses sin poder ir a clase. La familia quiere olvidar el trauma, se ha cambiado de casa y no comenta nada del fuego delante de los niños. Pero ayer Francisco José Liaño y Eva María Pérez, que así se llaman los padres, quisieron agradecerle su acción a los que salvaron a la pequeña.

En la Guardia Civil las condecoraciones van lentas, pero al final llegan, aunque tengan que pasar dos años y medio. Viendo el vídeo del caballo en la SE-30, y hablando con el padre de la niña del incendio, uno se pregunta qué más tiene que hacer un guardia para recibir una cruz con distintivo rojo, una distinción más alta y que además conlleva una pensión. “Soy el padre más feliz del mundo”, dijo el padre de la niña rescatada. Ese es el inmenso valor de una medalla.

Carlos Herrera y otros robos a famosos

fperez | 1 de agosto de 2015 a las 11:39

El periodista Carlos Herrera fue víctima, hace unas semanas, de un robo en su domicilio del Paseo de Colón. Un ladrón escaló la fachada y luego fracturó una puerta con una palanqueta para entrar en la vivienda. Se llevó ocho relojes, 6.000 euros en efectivo y algunas joyas. En la casa no había nadie en ese momento. La Policía cree que el delincuente desconocía quién era el dueño del inmueble porque luego entró a robar en la casa del vecino, un comportamiento que a buen seguro no tendría si su objetivo fuera exclusivamente el periodista. El robo sigue bajo investigación y de momento no ha sido detenida ninguna persona relacionada con él. Los agentes encargados de la investigación han revisado cámaras de seguridad de establecimientos cercanos y buscado a posibles testigos, además de que la Policía Científica ha inspeccionado la vivienda en busca de huellas, pero de momento siguen buscando al delincuente.

Hacía tiempo que los especialistas del Grupo de Robos de la Policía de Sevilla no se enfrentaban a un caso en el que la víctima fuera alguna persona conocida públicamente. Menos hace para los de la Guardia Civil, que en marzo de este mismo año investigaron el robo en casa del ex presidente del Sevilla, José María del Nido, en su chalé de la urbanización Simón Verde, en Mairena del Aljarafe. En aquella ocasión, la casa también estaba vacía (Del Nido ya estaba cumpliendo su condena en prisión) y fue su mujer quien lo descubrió al día siguiente, al llegar a la vivienda y encontrarse la puerta abierta. Los ladrones, que parecían ser algo más profesionales que el de Herrera, habían reventado la caja fuerte con una rotaflex y se habían llevado dinero y joyas.  Previamente habían inutilizado los sistemas de alarma para que ni la empresa de seguridad contratada por el ex presidente sevillista tuviera conocimiento del robo ni tampoco ningún vecino llamara a la Guardia Civil alertado por el ruido de la alarma. El robo a Del Nido todavía permanece bajo investigación.

Los futbolistas han sido, con cierta frecuencia, víctimas de robos en sus casas. En los últimos años, los del Sevilla han tenido peor suerte en este sentido que los del Betis. El que lo pasó peor fue Luis Fabiano, quien ya unos años antes había vivido el secuestro de su madre en Brasil. En febrero del año 2008, sufrió un asalto en su chalé de Montequinto. Mientras él entrenaba con el equipo en la ciudad deportiva, unos ladrones retenían en su casa a su mujer y sus dos hijas, de uno y tres años por entonces. Los delincuentes encañonaron a la esposa del delantero brasileño para llevarse joyas, relojes y una importante cantidad de dinero. Al regresar del entrenamiento, el futbolista se encontró con la puerta de su casa abierta y a su familia retenida en un cuarto.

Aquel mismo mes también hubo un intento de robo en casa del portero Andrés Palop, en el club Zaudín, en Tomares. Los ladrones entraron en el chalé de noche, pero el futbolista se despertó al oír unos ruidos extraños y los asaltantes optaron por darse a la fuga. Otros dos futbolistas del Sevilla también fueron asaltados en sus viviendas. Uno de ellos fue Julio Baptista en enero de 2005, mientras jugaba en Villarreal el partido contra la droga. Los ladrones entraron en su piso, cercano al estadio Ramón Sánchez Pizjuán, y se llevaron media docena de relojes, ropa y zapatos de marca, unos pendientes de diamantes, un DVD y un ordenador portátil. En 2011 le tocó el turno a Daniel Alves, a quien un ladrón le entró en su casa de Dos Hermanas para robarle unos motores de la depuradora y la barandilla de la piscina. La Policía lo sorprendió in fraganti y fue detenido.

En diciembre del año 2008 fue la gerente del Real Club de Golf de Sevilla, Claudia Hernández, hija de Elías Hernández, conocido empresario del sector de la alimentación, quien sufrió un asalto en su vivienda de Condequinto, en uno de los chalés integrados en el mismo club de golf. Los ladrones se llevaron 42.000 euros tras acceder al interior de la casa por una ventana y despertar a las personas que dormían dentro. Tras amenazarlas repetidamente, los delincuentes se marcharon con el botín sin llegar a emplear violencia física.

Pero si hubo un robo a un famoso que llamó la atención fue el que sufrieron los atletas Maurice Greene y Larry Wade en el año 1999. Nada más aterrizar en Sevilla, adonde habían venido para participar en el Mundial de Atletismo, un ratero echó mano a la bolsa de Wade y echó a correr. Probablemente no sabía que le estaba robando a los velocistas de la selección de EEUU, es decir, a los tipos más rápidos de la Tierra. Greene, quien por entonces ostentaba el récord mundial de 100 metros, salió a correr en pos del ladrón de su compañero y amigo y lo atrapó antes de que avisaran a la Guardia Civil.

Otras veces se ha recuperado en la provincia de Sevilla algo que han robado a algún famoso en otra provincia. Por ejemplo, el caso del coche de Carmen Janeiro, la Jesulina, a quien le sustrajeron su flamante Porsche Carrera 4S en la localidad gaditana de El Bosque y lo recuperó la Policía en una calle de Cerro Blanco, uno de los barrios más deprimidos de Dos Hermanas. Y en otras ocasiones, aunque las menos, no son los famosos las víctimas, sino los autores de los robos. José Fernando Ortega abandera sin duda este apartado. Pero quizás sus andanzas den para otra entrada de este blog.

La banda de los robos express

fperez | 20 de mayo de 2015 a las 5:00

En poco más de un minuto, estos cuatro ladrones que aparecen en el vídeo son capaces de arrancar una persiana metálica de seguridad, romper a patadas una puerta de cristal y acceder hasta el interior de la tienda, de donde se llevan varios teléfonos móviles de última generación. El vídeo corresponde a un robo con fuerza sufrido por un negocio de telefonía de un municipio próximo a Sevilla. Está grabado por una cámara de seguridad pocos minutos antes de las cinco de la mañana del 22 de abril. Los ladrones, encapuchados, aparcan en la puerta del comercio y disimulan cuando pasa algún vehículo cerca. Luego, haciendo uso de la fuerza bruta, arrancan la persiana. Uno de ellos propina varias patadas al cristal de la puerta hasta que éste cede. Los delincuentes entran en la tienda y sólo pasan unos segundos en su interior, buscan los teléfonos más caros y se van a la carrera.

Los autores de este robo han perpetrado, presuntamente, ochenta parecidos a éste en distintos puntos de las provincias de Sevilla y de Cádiz. Otro de ellos fue el que cometieron en la tienda de Movistar de la Ronda de Capcuchinos esquina con la carretera de Carmona, de donde se llevaron más de cien teléfonos móviles de última generación. Además, robaban en naves industriales y estancos, así como coches de alta gama que utilizaban para cometer estos delitos y huir a toda velocidad. Para ello tenían sistemas que les permitían codificar llaves de BMW. En alguna ocasión, como ocurrió tras el asalto a un estanco en Pilas, fueron perseguidos por la Policía y la Guardia Civil, que llegaron a detenerlos pero pronto fueron puestos en libertad.

Tras recibir decenas de denuncias, la Policía y la Guardia Civil llegaron a crear un grupo conjunto sólo para acabar con esta banda, que llegó a perpetrar hasta tres robos en la misma noche en municipios tan alejados como Rota y Estepa. Desde noviembre, estos delincuentes han sustraído decenas de coches, algunos de ellos valorados en 150.000 euros, han reventado naves industriales por toda la provincia, han desvalijado estancos y tiendas de telefonía móvil… La investigación conjunta de las Fuerzas de Seguridad del Estado dio sus frutos y fueron detenidas hace unas días once personas por su presunta participación en más de ochenta robos con fuerza.

Los once han quedado en libertad. Se demuestra una vez más que en España ningún juez envía a prisión preventiva a nadie por un robo con fuerza. Ni por uno (ya se vio tras el caso de Pilas), ni por ochenta. Hasta que no empiecen a acumular condenas, estos ladrones seguirán libres.

Una persecución de película

fperez | 8 de mayo de 2015 a las 11:24

pic-20150502064228S4565P4

((((EL VÍDEO DE ESTA ENTRADA HA SIDO RETIRADO POR PETICIÓN EXPRESA DEL AUTOR))))

Una furgoneta Renault Trafic entra en Sevilla a toda velocidad, en ocasiones se llega a poner a 180 kilómetros por hora. Le siguen varios patrulleros de la Guardia Civil, a los que luego se incorporan varios vehículos más de la Policía Local de Sevilla y de la Policía Nacional. En total se juntan al final más de 25 coches. La furgoneta entra en la ciudad por el Patrocinio, tras bajar la cuesta de Castilleja sorteando el tráfico. El conductor muestra una pericia envidiable. Varios patrulleros se le colocan a la altura y se plantean incluso cerrarle el paso, pero hay demasiado tráfico y quizás pueda haber consecuencias fatales. La furgoneta llega al Patrocinio, sigue por el puente de la Expiración, gira a la izquierda en Plaza de Armas. Aquí se le echa encima un coche de la Guardia Civil pero el conductor logra encontrar un hueco para pasar y continua por Torneo, donde finalmente es interceptada. En todo este trayecto se saltan nueve semáforos en rojo y tres en ámbar.

Es el relato de lo que ocurrió la noche del 30 de abril al 1 de mayo en Sevilla. La furgoneta había sido robada a un frutero la noche antes en Mercasevilla. Los ladrones iban a perpetrar un robo en Huelva cuando fueron detectados por la Guardia Civil. Desde Huelva los venían persiguiendo, en una fuga que se prolongó más de 90 kilómetros y terminó con los dos autores del robo detenidos en la calle Torneo. Todo salió bien en esta intervención policial: los dos sospechosos detenidos y ninguna persona herida, pese al grave riesgo que corrieron agentes, ladrones y las personas que circulaban con su coche a esa hora (eran poco más de las doce de la noche) por los lugares por donde transcurrió esta huida de película. Sirva el vídeo, grabado desde un patrullero y que ha corrido estos días por las redes sociales, como documento excepcional del trabajo de quienes la protagonizaron.

El Cuervo. Primer resbalón de Sanz

fperez | 12 de marzo de 2015 a las 6:00

El SEVILLA,11/03/2015.de El Cuervo ha sido el primer crimen del año 2015 en la provincia de Sevilla. Un suceso dramático protagonizado por Visitación Sánchez, una vecina con depresión por la muerte traumática en accidente laboral de su marido en el año 1981. Nunca superó aquello y, pese a que rehízo su vida, volvió a recaer. Esta mujer degolló la noche del martes al miércoles a su compañero sentimental, Juan Suárez, con el que vivió más de 25 años, mató a su perro y se quitó la vida después. Una historia que ha conmocionado a este pequeño pueblo limítrofe con la provincia de Cádiz, pero que policialmente está prácticamente resuelta. Al estar muerta la presunta autora del crimen, se cierra el caso. Quizás haya en El Cuervo quien piense que mejor que no haya detención ni juicio porque eso ahondaría en la herida de una familia destrozada por lo ocurrido.

El crimen deja también la primera metedura de pata de Antonio Sanz como delegado del Gobierno en Andalucía. Es muy habitual que, cuando se produce un suceso de estas características, los periodistas pregunten por el asunto al delegado (como máximo responsable político de la Policía y de la Guardia Civil que es en la comunidad). Los políticos generalmente suelen decir poco o nada, y salir del paso con frases hechas del tipo “la investigación continúa abierta”, “el caso está en manos del juzgado” o “sólo se puede confirmar que hay indicios de violencia”. Dignas todas del mismísimo Perogrullo. En esto era un auténtico maestro Juan José López Garzón, que era capaz de pasarse minutos hablando sin decir gran cosa.

Los informadores ya saben que estas preguntas poco aportan a la hora de elaborar su información, y que mucho más rico es desplazarse al pueblo y hablar con testigos, familiares o vecinos, pero una declaración del político suele venir muy bien a las cadenas de televisión y, por qué no, la esperanza en que alguna vez se dé información relevante es lo último que se pierde.

No fue el caso del estreno de Antonio Sanz en estas lides. El nuevo delegado del Gobierno dijo a los periodistas que los primeros indicios recogidos por la Guardia Civil apuntaban a un “posible caso de violencia doméstica”. Luego matizó que no estaba confirmado que se tratara de un crimen machista, para terminar diciendo que “pudiera ser”. Sanz debió darse cuenta del jardín en el que se estaba metiendo y añadió una frase más para concluir su declaración: “Los estudios forenses están determinando qué ha podido ocurrir, mientras se investigan las circunstancias familiares y de convivencia de este matrimonio”. Es decir, una obviedad.

Sanz no ha tenido suerte en su estreno a la hora de informar de los sucesos. En la pareja de El Cuervo no hay ningún antecedente de violencia doméstica, al menos que los juzgados y las Fuerzas de Seguridad conozcan. Tampoco la escena del crimen indicaba un homicidio de este tipo, aunque nunca está de más recordar que los investigadores no descartan ninguna hipótesis y que siempre hay que tener la precaución de esperar a que lleguen los resultados de las autopsias. Sanz quiso tirar de manual en su respuesta y terminó diciendo justo lo contrario de lo que había sucedido, esto es, que en este caso fue la mujer la que mató al hombre.

Parece que el nuevo delegado sigue, con declaraciones de este tipo, el camino marcado por su predecesora, Carmen Crespo. La almeriense destacó en su paso por la sede de la Plaza de España por unos cuantos patinazos parecidos. Por ejemplo, achacó a causas naturales la muerte de una menor en una atracción de feria en Maribáñez, una pedanía de Los Palacios, cuando la Guardia Civil ya tenía confirmado que sufrió una descarga eléctrica. O mostró su deseo de que los huesos aparecidos en Camas pertenecieran a Marta del Castillo, cuando ella ya debería saber (se supone que la Policía informa primero a sus responsables) que había más de 200 piezas y que todas ellas eran muy antiguas. O prometió novedades inmediatas en la investigación del crimen del agricultor de La Rinconada, que no se resolvería hasta varios meses después con la detención del hermano de la víctima. En estos casos, quizás sea mejor no decir nada.

Vaciar el mar con un colador

fperez | 4 de marzo de 2015 a las 10:00

 

IMG-20150303-WA0005Lo que aparece en la foto es una centralita de arranque de coches BMW. Sirve para poner en marcha vehículos de esta marca sin necesidad de utilizar la llave de contacto. Se la incautó la Policía la madrugada del lunes en Dos Hermanas a cinco tipos que probablemente no tenían la intención de abrir un concesionario a deshoras. Los sospechosos se deshicieron de ella antes de ser detenidos, cuando vieron que la Policía los perseguía, precisamente después de que uno de ellos se bajara de un BMW cuyo robo acababa de ser denunciado en Santiponce.

Si además los detenidos llevaban consigo toda una serie de herramientas como extractores de bombines, llaves fijas, llaves allen o punzones, si además entre los cinco suman medio centenar de detenciones anteriores, y si además resulta que en las últimas semanas se han sustraído unos cuantos coches de esta marca en la provincia de Sevilla, el último precisamente minutos antes en Santiponce… todo apunta a que estamos ante una banda organizada de ladrones de vehículos de alta gama.

Si además pasa que uno de los cinco detenidos fue arrestado sólo cinco días antes por su presunta participación en un robo con fuerza en un estanco de Pilas, si además después de ese golpe mantuvo, junto con otros tres ladrones, una persecución durante más de 50 kilómetros con la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local de este municipio, en la que se saltaron varios semáforos en rojo a toda velocidad y no pararon hasta que se les cruzó un coche camuflado de la Policía en mitad de la carretera… todo apunta a que estos delincuentes pueden resultar en ocasiones peligrosos, porque en una de estas fugas igual provocan un accidente y hay víctimas inocentes.

Por todo ello, no se entiende demasiado que un juez de Sevilla los haya puesto en libertad provisional, como también es difícil de comprender que otro juez dejara libres a los cuatro que desvalijaron el estanco de Pilas la semana pasada. La sensación que estas decisiones judiciales provocan entre los miembros de las Fuerzas de Seguridad es de hastío, de que difícilmente así se puede acabar con la delincuencia y de que su trabajo no vale para nada. Cierto es que no cometieron delitos de sangre, pero que se lo cuenten a la estanquera o al que le han robado el coche. Al menos el de Santiponce ha podido recuperar el suyo, pero, ¿y los otros?

Habrá agentes que se pregunten para qué diablos cruzar un coche en mitad de la carretera para frenar la huida de unos prófugos, para qué jugarse el tipo si luego los delincuentes sólo van a estar encerrados los dos días que se pasen en los calabozos de la comisaría, si tal como los lleven esposados a los juzgados saldrán libres por la otra puerta. La sensación debe ser la de quien intenta vaciar el mar con un colador. Si al menos les dieran un cazo…